Abrir menú principal

Ildefonso Velásquez

Abogado y político mexicano

Ildefonso Velásquez Martínez (Toluca, Estado de México, 1912) es un abogado y político mexicano, militante del Partido Revolucionario Institucional. Estudió la Licenciatura en Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y ocupó diversos cargos en la Administración Pública Federal, como Agente del Ministerio Público de la Federación, Jefe de Caminos y Puentes Federales, Jefe de la Oficina de Pesca, entre otros. Como abogado, fue miembro de la Academia Mexicana de Derecho Internacional.[1]

Ildefonso Velásquez
Ildefonso Velásquez - 01 diciembre 1962.jpg

Tijuana, Mexico, COA, Escudo.jpg
4º Alcalde de Tijuana
1 de noviembre de 1962-31 de octubre de 1965
Predecesor Xicoténcatl Leyva Alemán
Sucesor Francisco López Gutiérrez

Información personal
Nacimiento 1912 Ver y modificar los datos en Wikidata
Bandera de México Toluca, Estado de México
Fallecimiento Bandera de México Tijuana, Baja California
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político PRI logo (Mexico).svg Partido Revolucionario Institucional
Información profesional
Ocupación Abogado, Político

Gracias a su amistad con el Presidente Adolfo López Mateos, a quién conocía desde su juventud,[2]​ fue postulado por el Partido Revolucionario Institucional como candidato a Presidente Municipal de Tijuana, B.C., cargo que desempeñó del 1o. de diciembre de 1962 al 30 de noviembre de 1965 al encabezar el IV Ayuntamiento de Tijuana, B.C.

Ayuntamiento: Síndico, Lic. Conrado Acevedo Cárdenas;[3]​ regidores: Juan Flores Ruiz (dirigente del STIC- CTM), Profa. Aída Baltazar Martínez (lídez social y miembro de la CNOP),[4]​ Lic. Ricardo Zamora Tapia (académico de la UABC y miembro de la Logia Ignacio Zaragoza núm. 3),[5]​ Ricardo Torres, Cruz Villavicencio.

El gabinete se conformó de la siguiente manera:

Gabinete Tijuana 1962-1965
Dependencia Name
Secretario del Ayuntamiento. Lic. Manuel Corzo Blanco.
Tesorero. C. Silverio I. Romero.
Oficial Mayor. C. Jorge Matamoros Tadeo.
Jefe del Departamento de Obras Públicas. Ing. Rubén Lavín Ontiveros (dic 1962-7 diciembre 1963); Ing. Juan Ojeda Robles.
Subjefe del Departamento de Obras Públicas. Arq. Homero Martínez de Hoyos.
Oficial del Registro Civil. Prof. Ángel Arreola; Juan González Cobián.
Jefe de Tránsito. C. Antonio Mercado Guzmán (ex Presidente del CDM del PRI en Tijuana).
Subjefe de Tránsito. C. Eugenio Gilbert Zamorano; C. Carlos Serrano (9 enero 1964).
Comandante de Policía. Mayor Raúl Pérez Arceo (dic 1962-13 diciembre 1963); C. Francisco Krauss Morales (padre de Francisca Ana Krauss Velarde).
Subcomandante de Policía. C. Alfredo Gómez Cisneros; Tte. Cor. Alfonso Ballesteros.
Secretario de la Comandancia de Policía. C. David Pulido, C. Enrique Romero Irigo; C. David Pulido (segundo periodo 19 diciembre 1963).
Jefe del Servicio Secreto de la Policía Municipal. C. Jaime Monroy Romero; C. Evencio Vielma Rodríguez; C. Luis Guerrero Ugalde (ex agente PJE y PJF, 18 diciembre 1963).
Jefe de Patrullas. Capitán Eloy Medina Barragán; C. Eugenio Gilbert Zamorano (19 diciembre 1963).
Director de la Cárcel Municipal. C. Hilario Muñoz (líder sindical).
Subdirector de la Cárcel Municipal. C. Sergio García Ferro.
Jefe del Departamento de Bomberos. C. Samuel Meléndez Marín.
Director de Acción Cívica y Cultural. Prof. Rubén Vizcaíno Valencia.
Subdirector de Acción Cívica y Cultural. Prof. José María Márquez Arce.
Jefe de Información Municipal. C. Óscar Genel González.
Abogado Consultor. Lic. Rafael Castillo Castro.
Director de Servicios Médicos. Dr. Ismael Llamas Amaya.
Delegado Municipal en La Presa. Lic. Francisco Javier Martínez.
Delegado Municipal en San Antonio de los Buenos. C. Mariano Martín del Campo; C. Jesús Guzmán.
Delegado Municipal en Rosarito. C. Jesús González Reyes; C. Clemente Contreras González (agricultor de la CNC); C. Mario Guzmán; C. Clemente Contreras González (regresa el 15 enero 1964).
Secretario Particular. Lic. Eduardo Cruz Colín.
Ayudante de la Presidencia. Dr. José Soto.

Entre los principales hechos y obras destacados de su trienio, se pueden mencionar las siguientes:

Recepción de la administración municipal.Editar

  •  
    Lic. Ildefonso Velásquez y Manuel Quirós Labastida, cuarto y segundo presidentes municipales de Tijuana. Año de 1963.
    Contexto político: En aquella época, el sistema político mexicano era de tipo autoritario, con un sistema de partido hegemónico, en el que el Partido Revolucionario Institucional dominaba el Gobierno Federal, los treinta y un gobiernos estatales y todos los gobiernos municipales; el Presidente de la República en turno tenía la facultad metaconstitucional de controlar los poderes legislativo y judicial y de designar a todos los gobernadores de los estados y a los presidentes municipales de las principales ciudades. El control político de la sociedad se realizaba por medio del sistema corporativo del partido hegemónico, organizado en sectores obrero (CTM, CROC, CROM y otras), campesino (CNC) y popular (CNOP), y los líderes de estos sectores eran beneficiados con posiciones políticas y cargos en los administraciones públicas de los tres niveles de gobierno. En el caso particular de Tijuana, la clase política gobernante de la ciudad se agrupaba alrededor de la Logia Ignacio Zaragoza núm. 3, fundada en 1923 y perteneciente al Rito Nacional Mexicano, y a la cual habían pertenecido los tres primeros presidentes municipales de Tijuana de 1953 a 1962 -Gustavo Aubanel Vallejo, Manuel Quirós Labastida y Xicoténcatl Leyva Alemán- y pertenecerían los presidentes municipales de 1965 a 1970 -Francisco López Gutiérrez y Ernesto Pérez Rul-.[6][7][8][9]​ En 1963, el entonces abogado Ildefonso Velásquez fue beneficiado por la decisión del Presidente Adolfo López Mateos -también Maestro masón del Rito Nacional Mexicano- con la designación como candidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia Municipal de Tijuana, pero era ajeno a la élite política gobernante de la ciudad, lo que le ocasionaría fricciones con algunos grupos políticos locales; intentaría buscar equilibrios con la designación de Silverio I. Romero (miembro fundador de la logia y ex delegado de gobierno en Tijuana) como Tesorero Municipal -renunciaría en diciembre de 1965- y la designación de Manuel Quirós Labastida como consejero del Municipio. Llevó una relación productiva con los empresarios Miguel Bujazán y Miguel Calette, también miembros de la logia, quienes realizarían importantes aportaciones de recursos para la realización de obras públicas y prestación de servicios. El Cabildo fue conformado de acuerdo al sistema de cuotas a los grupos políticos, por lo que de las cinco regidurías una correspondería a la CTM, unaa la CNOP y otra más a la Logia. El fundamento del poder político real del Presidente Municipal Ildefonso Velásquez residiría en su amistad cercana con el Presidente Adolfo López Mateos y el apoyo del gobernador Eligio Esquivel Méndez, a cuyo amparo buscaría llevar a cabos sus proyectos de mejora de la Administración Pública Municipal -manejada hasta entonces de manera patrimonialista- con un equipo de funcionarios públicos ajenos en su gran mayoría a la clase política tradicional de la ciudad, buscando la actualización de la normatividad municipal, la eficiencia de las funciones administrativas y la disciplina en el manejo de recursos -"que el gobierno sea una casa de cristal"-, teniendo como sus principales operadores al Síndico Municipal Conrado Acevedo Cárdenas, destacado promotor cultural, y el abogado Manuel Corzo Blanco, como Secretario de Gobierno. Tras la conclusión del periodo de gobierno del Presidente Adolfo López Mateos (30 de noviembre de 1964) y la muerte del gobernador Eligio Esquivel Méndez (31 de octubre de 1964), perdería a sus protectores políticos y disminuiría su capacidad para maniobrar políticamente -de hecho, el gobernador sustituto Gustavo Aubanel Vallejo, favorecería la designación como próximo Presidente Municipal tijuanense a Francisco López Gutiérrez, otro miembro destacado de la Logia Ignacio Zaragoza-.
  • El primer conflicto político ocurrió al inicio de su encargo, al romper con la regla no escrita de la clase política gobernante de Tijuana de encubrir las irregularidades de su antecesor en el cargo, exhibiendo las irregularidades detectadas. El enfrentamiento con su predecesor en la Presidencia Municipal, Xicoténcatl Leyva Alemán, fue consecuencia de señalamientos relacionados con encontrar al Gobierno Municipal con un déficit de $1,573,353 pesos (un millón quinientos setenta y tres mil trescientos cincuenta y tres pesos), consecuencia de partidas agotadas y desvíos, lo que obligó a solicitar un crédito de medio millón de pesos -con el aval de Gobierno del Estado- para cumplir con el pago de salarios y aguinaldos del mes de diciembre de 1962, y solicitar autorización al Congreso del Estado para una transferencia de partidas por 496,553.36 pesos y un aumento al Presupuesto de Egresos por 1,420,034.38 pesos.[10][11]​ También se exhibió en los medios la detección de decenas de personas que estaban en la nómina municipal sin prestar servicios de manera efectiva (coloquialmente conocidos como "aviadores"), mismos que fueron despedidos;[12]​ se señalaron extorsiones de funcionarios municipales de la anterior administración hacia comerciantes y particulares, en perjuicio del erario municipal. Además, se presentó una denuncia por parte del anterior Síndico Municipal, Enrique Paulín Rodríguez, relacionada con el manejo de la hacienda municipal en la administración precedente. El ex presidente municipal Xicoténcatl Leyva alegó haber manejado los fondos públicos con honradez y calificó los señalamientos como infundios con perversidad y mala fe, ataques políticos a base de ruindad e intrigas.[13][14][15][16]​ El conflicto con el grupo político del ex Presidente Municipal traería por consecuencia ataques a la persona del alcalde en la prensa afín.[17]​ Entre los adeudos pendientes de la anterior administración estaba el correspondiente a gasolina, que ascendía a 82,699.28 pesos a favor de Comercial Santa Fe, el cual se tuvo que pagar de manera paulatina a lo largo del año 1963, sin embargo la empresa decidió reclamar el pago por la vía judicial y se embargó el vehículo del Presidente Municipal.[18][19]
  • El grupo político desplazado, en voz de Francisco López Gutiérrez -miembro de la logia y futuro presidente municipal-, criticaría la conformación del gabinete, alegando que para puestos públicos se deben nombrar personas nativas o residentes, y en la administración entrante figuraron funcionarios desconocidos para los tijuanenses, como el Jefe de Obras Públicas, el Director de Acción Cívica y Cultural, el Oficial del Registro Civil y el Secretario Particular.[20]
  • Entre los señalamientos negativos que hubo al inicio de su trienio destacan el otorgamiento de un contrato al diputado local Miguel Ángel Sáenz para proveer de papelería al Gobierno Municipal.[21]
  • Ataques al Síndico Municipal Conrado Acevedo.[22][23][24]

Cultura y educaciónEditar

  • La adopción del escudo de la ciudad de Tijuana, como resultado de un concurso convocado por el Ayuntamiento. En la convocatoria del 18 de enero de 1962 se indicó que el escudo debería tener la frase "Aquí empieza la patria", dicha por del Presidente de la República Lic. Adolfo López Mateos para referirse a Tijuana.[25][26]​ El escudo sería diseñado por el pintor Salvador Zapata y el arquitecto Homero Martínez de Hoyos.[27]
  • El establecimiento de la Dirección de Acción Cívica y Cultural, cuyo primer director sería el Prof. Rubén Vizcaíno Valencia quien, además, sería el Presidente de la Corresponsalía Tijuana del Seminario de Cultura Mexicana, establecida en una asamblea constitutiva celebrada en el salón de Cabildo el 30 de mayo de 1963.[28][29]​ La Dirección estaría a cargo de organizar festejos, actos luctuosos y ceremonias del calendario cívico, y en conjunto con el Seminario de Cultura Mexicana se organizarían exposiciones artísticas y conferencias.
  • Programa de televisión semanal, a cargo de la Dirección de Acción Cívica y Cultural, transmitido en el canal 12, y que sirvió para proporcionar información a la ciudadanía sobre los problemas, tareas administrativas, acciones y logros del Gobierno Municipal.
  • La construcción del Monumento al Libro de Texto Gratuito en el lugar que ocupaba la original Torre de Agua Caliente.[30][31][32]​ Los miembros del Cabildo tuvieron que realizar aportaciones para terminar de costear la construcción del monumento, que ascendió a 180 mil pesos.[33]​ La construcción del monumento fue muy criticada, no sólo porque implicó el desmantelamiento de la Torre de Agua Caliente, considerada entonces el símbolo de la ciudad de Tijuana,[34]​ sino porque el gobierno municipal enfrentaba serios problemas financieros y un gasto de esta naturaleza se consideraba una frivolidad y un derroche de los escasos recursos públicos, al grado que en el periódico Excelsior se le calificó como "una muestra de cursilería, adulación en extremo barata al Presidente de la República".[35]​ Finalmente, el proyecto se ejecutó: el diseño estuvo a cargo del Arq. Homero Martínez de Hoyos, su construcción por el escultor Joaquín Chiñas y el mural por el pintor Joel González Navarro. El monumento fue inaugurado por el Presidente Adolfo López Mateos el 26 de septiembre de 1963.[36]
  • La firma del primer convenio laboral entre el Ayuntamiento de Tijuana y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para proteger los derechos de los profesores y trabajadores administrativos del Sistema Educativo Municipal, toda vez que el Congreso del Estado había desconocido el convenio celebrado por el anterior Ayuntamiento con los profesores municipales.[37][38]
  • Turismo: Carnaval Internacional de Tijuana.[39][40][41]

DeportesEditar

  • La construcción de la Unidad Deportiva "Casa de la Juventud", después denominada CREA.[42][43]
  • La construcción de la Unidad Deportiva Reforma, misma que se logró con la participación conjunta del Gobierno Municipal y Gobierno del Estado con asociaciones deportivas y particulares. El Patronato Pro Deportes y Atletismo del Estado estuvo encabezado por el Secretario del Ayuntamiento, Lic. Manuel Corzo, y realizaron aportaciones la Asociación Estatal de Futbol Soccer (Juan Reyes), Miguel Calette, MIguel Bujazán, Alfonso Bustamante, el Coronel Carlos I. Serrano, la Cervecería Cuauhtémoc (donativo 125,000 -10,000 dólares- a través del Gerente Leandro Leal Marroquín), entre otros.[44][45][46][47]

Servicios públicos y equipamiento urbanoEditar

  • La ampliación de las oficinas de Palacio Municipal y el remozamiento del edificio ya existente, toda vez que se había recibido muy deteriorado y en condiciones deplorables.[48][49][50][51][52]
  • Ampliación de la oficina del Registro Civil.[53]
  • Ampliación del alumbrado público. Al inicio del trienio, se recibió la ciudad con carencias de alumbrado y deficiencia de las luminarias existentes, inclusive en el primer cuadro de la ciudad, de ahí que en las noches la poca iluminación disponible provenía de los negocios y casas.[54][55][56][57]​ El primer año de gobierno se instalaron lámparas mercuriales en el Puente México (37 lámparas), cortina de la Presa Rodríguez (28 lámparas), Parque Cuauhtémoc y Avenida Quetzalcóatl (14 lámparas), rampa y escaleras y frente de escuela Álvaro Obregón de la Colonia Altamira, en la rampa Allende de la Colonia Independencia (28 lámparas), Blvd. Cuauhtémoc (39 lámparas), en la Avenida Revolución se logró rehabilitar el alumbrado mercurial gracias a la colaboración de la CANACO y los comerciantes de la zona, quienes donaron las luminarias y el Gobierno se encargó de su instalación.[58][59][60][61][62][63][64][65][66][67][68][69]​ Al parecer, para corresponder a la colaboración de la CANACO, el Gobierno Municipal instruyó la afiliación forzosa de los comerciantes a dicho organismo al exigir que, para la revalidación de la licencia fiscal municipal, debían forzosamente ingresar a la CANACO.[70]
  • Conservación y mantenimiento de vialidades. Pavimentación. Deficiencias.[71][72][73][74]​ Acciones.[75][76][77][78][79]
  • El caso del servicio de limpieza y recolección de basura. Deficiencias.[80][81][82][83][84][85]​ Acciones.[86][87][88][89][90][91][92][93][94][95][96][97]
  • Tras once meses de gobierno, Sindicatura Municipal realizó un reunión con titulares de las dependencias para conocer las debilidades de las áreas a su cargo, destacando las siguientes: 1) Delegación San Antonio de los Buenos: no hay ingresos, se requiere escuela y un profesor, los caminos están intransitables, no hay ambulancia y hay frecuentes accidentes en la curva de La Gloria; 2) Delegación La Presa: se carece de servicios elementales, se requieren escuelas, vigilancia y policías; 3) Servicios Médicos Municipales: descontrol absoluto, no cuentan con local a pesar de la partida de 70 mil pesos; 4) Acción Cívica y Cultural: se cuenta con menos de 5000 mil pesos de presupuesto, el director expone que "la cultura no es un lujo, sino una necesidad"; 5) Abogado: se requiere reunión de trabajo con Comandante de Policía y Jefe de Tránsito.[98]
  • A principios del mes de diciembre de 1963, los miembros del Ayuntamiento entregaron un escrito al Presidente Municipal en el que pedían el cese de Rubén Lavín, Jefe de Obras Públicas, para que sirviera para imponer disciplina a los Jefes de Departamento que no obedecen las órdenes dadas por el Cabildo.[99]​ Como medida de presión, los regidores no asistieron a la siguiente sesión de Cabildo.[100]​ El Jefe de Obras Públicas renunciaría al día siguiente y sustituido por el entonces Delegado en Tijuana de la Secretario de Obras Públicas del Estado, Juan Ojeda Robles.[101][102]
  • Ampliación de la semaforización en vialidades.[103][104][105][106]
  • El caso de los estacionómetros.[107][108]
  • El problema del ambulantaje.[109][110][111][112][113][114]
  • La constitución del Patronato Pro Bomberos, a petición del Jefe de Bomberos Samuel Meléndez .[115][116][117][118][119][120][121][122]
  •  
    vínculo=Archivo:Fragmento_de_la_primera_plana_de_%22El_Heraldo_Baja_California%22_del_7_de_febrero_de_1963.jpg
    Cierre del viejo rastro municipal, para otorgar permiso del servicio a la Empacadora de Tijuana, operada por Impulsora Clímax, S.A. de C.V., lo que ocasionaría conflicto con criadores de ganado y comerciantes, por el incremento de los costos en el sacrifico de animales y problemas para surtir de carne al mercado tijuanense. El Presidente Municipal justificó la decisión al señalar la insalubridad de las instalaciones del viejo rastro, inadecuados procedimientos en el sacrificio y manejo del ganado e irregularidades en el control de los ingresos, mientras que las instalaciones de la Empacadora de Tijuana cumplían con la normatividad; al subir de tono el conflicto, sería citado a comparecer por Congreso del Estado para informar de su decisión. Las partes involucradas, Impulsora Clímax, los criadores de ganado (Unión de Tablajeros, Introductores de Ganado y Comerciantes en Grasas, Animales y Productos Similares del Estado de Baja California, A.C.) y los expendedores de carne (Supermercardo Cali-Max, Supermercado Limón y otros) desarrollarían una "guerra" de desplegados en los periódicos de la ciudad para informar a la opinión pública sobre su postura, llegando a solicitar la intervención del Gobernador del Estado. La Unión de Comerciantes al Mayoreo y Menudeo en Frutas, Verduras y Cereales apoyaría las quejas por el desabasto de carnes, mientras que la CTM apoyaría la acción del alcalde; la CANACO pediría la solución al desabasto de carne.[123][124][125][126][127][128][129][130][131][132][133][134][135][136][137][138][139][140]
  • Quejas de crueldad animal en campaña antirrábica llevada a cabo, de manera conjunta, por la Jurisdicción Sanitaria y el Gobierno Municipal.[141][142][143][144][145][146][147][148]

Seguridad públicaEditar

  • Estado de fuerza: en la Ley de Egresos del Municipio de Tijuana, B.C., para el ejercicio fiscal de 1963,[149]​ se autorizó presupuesto para ciento sesenta y cinco elementos de la Policía Municipal, sesenta y ocho elementos del Departamento de Tránsito, ocho elementos en la cárcel pública y veintidós elementos del Cuerpo de Bomberos. Los responsables de las áreas no estaban relacionados jerárquicamente y respondían directamente al Presidente Municipal, aunque, en la práctica, algunos miembros del Cabildo llegaron a arrogarse, en lo individual y de manera indebida, facultades de mando sobre los mandos y elementos.
Estado de fuerza 1963.
Policía Tránsito Cárcel pública Bomberos
1 Comandante.

1 Subcomandante.

5 Oficiales.

3 Sargentos.

5 Cabos.

150 Agentes.

1 Jefe.

1 Secretario.

3 Oficiales.

20 Motociclistas.

4 Oficinistas.

39 Agentes.

1 Alcaide.

7 Celadores.

1 Jefe.

1 Oficial.

2 Cabos.

18 Bomberos.

Total: 165. Total: 68. Total: 8. Total: 22.
 
Nueva placa del Servicio Secreto de la Policía Municipal de Tijuana 1963.
  • En aquella época, existía una división de la Policía Municipal conocida como Servicio Secreto, con funciones relacionadas con la inteligencia para prevención de delitos, ejecución de operativos y, de manera extraordinaria, investigación de delitos, ya fuera por encargo del Agente de Ministerio Público del Fuero Común o, de plano, por decisión unilateral del Comandante de la Policía. Los agentes vestían de civil y utilizaban una credencial con placa (coloquialmente conocida como "charola") cuando requerían identificarse como agentes de la policía. El medio preferido de las autoridades para mantener control sobre las actividades delictivas era el arresto administrativo, que en aquella época podía prolongarse hasta por quince días, de ahí el verbo "quincear". De esta manera, como los agentes ya tenían plenamente detectados a delincuentes consuetudinarios,como ladrones, carteristas, pedigüeños y vendedores de estupefacientes, organizaban redadas para detenerlos y se les sancionaba con arresto de quince días para evitar que se dedicaran a sus actividades, especialmente en temporadas festivas, como fiestas patrias o decembrinas.[150][151][152][153]​ Esto dio lugar a abusos por parte de agentes, y la prensa publicó notas sobre casos en que los agentes llegaban a acuerdos con delincuentes para permitirles operar.
  •  
    vínculo=Archivo:Primera_plana_de_%22El_Heraldo_Baja_California%22_del_2_de_marzo_de_1963.jpg
    Reorganización y depuración de la Policía Municipal de Tijuana. Al inicio del nuevo gobierno municipal se nombraron mandos con perfil militar y se procuró reorganizar y depurar la corporación, por lo cual hubo rotación de mandos, se dio la instrucción de investigar y cesar a los policía contra quienes se presentaran quejas ciudadanas y se previó contratar más personal, además de dotar de nuevos uniformes, reparar las patrullas averiadas y comprar nuevas unidades.[154][155][156][157][158]​ En junio de 1963, el alcalde había aprovechado el pase de revista anual de la Policía para conminar a los miembros de la corporación a cumplir con la función encomendada; pero, a los días de dicha arenga, se presentaron señalamientos en contra del Jefe del Servicio Secreto que lo relacionaban con una banda de carteristas y acusaciones contra otros agentes, lo que motivó a cesar a siete agentes del Servicio Secreto y seis de la Policía Preventiva, además de pedir la renuncia del Jefe del Servicio Secreto, y se anunció que las vacantes serían cubiertas por egresados de la Escuela de Capacitación de la Policía.[159][160][161][162][163][164][165]​ Sin embargo, fue difícil acabar con viejos vicios y continuaron quejas relacionadas con el incumplimiento de las obligaciones y con abusos policiacos,[166][167][168][169][170][171][172]​ las más graves fueron vertidas en sesión de Cabildo por los regidores Juan Flores Ruiz y Cruz Villavicencio, quienes expusieron que el Comandante era responsable de la anarquía al interior de la corporación, ya que los policías se dedicaban a vigilar cabarets y prostíbulos, además de volver a permitir la plaga de limosneros, limpiadores y niños en la zona turística de la ciudad; el Cabildo determinó conminar al Comandante a que hiciera cumplir el Bando de Policía y Buen Gobierno y se vigilara las zona populosas, especialmente la Zona Norte .[173][174]​ Inmediatamente después de la reunión con Cabildo, ocurrirían dos incidentes que involucraban al regidor Juan Flores Ruiz, el primero como resultado de encarar a un agente que aparentemente había ingerido bebidas alcohólicas, y el segundo cuando ordenó a agentes que aprehendieran a un extranjero sin razón alguna, y luego que fungieran como sus vigilantes en un cabaret.[175][176][177]​ Además de las dificultades de poner orden en la corporación, se sumaba el problema de la conocida como Policía Auxiliar o vigilantes que, sin pertenecer al Gobierno Municipal, efectuaban labores de seguridad pública y se recibían quejas en su contra.[178][179][180][181]
  • Problemas de operación derivados de la falta de recursos. En junio de 1963 se instruyó la reducción de los recorridos para ahorrar gasolina.[182]​ En octubre de 1963 el Gobierno Municipal realizó un recorte del personal de la Comandancia de Policía y el Departamento de Tránsito, lo que perjudicó la operación de la corporación y desmotivó al personal pues, además, los ceses de dieron por sorteo y sin tomar en cuenta antigüedad y hoja de servicio; 23 policías, 4 motociclistas y 10 agentes de tránsito perderían su trabajo.[183][184][185][186][187]
  • El 7 de noviembre de 1963, a propuesta de la CANACO, inició funciones la Policía Bilingüe, antecedente de la Policía Turística, que prestaba servicio en la zona turística del centro de la ciudad y estaría a cargo de la atención a extranjeros.[188][189]​ La medida tuvo por objetivos proporcionar información útil a turistas, evitar maltratos y abusos, evitar molestias por parte de limosneros y establecer un centro para recepción de quejas en la caseta de turismo municipal.[190][191]
  • Para el mes de diciembre de 1963 continuaron los operativos,[152][192]​ pero los problemas al interior de la corporación se recrudecieron por el retraso en el pago de los salarios al personal -las dos quincenas de noviembre, a las que luego se sumarían las dos quincenas de diciembre-[193]​ y la ciudad continuaba sufriendo una ola de robos a casa habitación y a comercios,[194]​ por lo que el Mayor Raúl Pérez Arceo y los mandos con perfil militar presentarían su renuncia y serían sustituidos por el Comandante Francisco Krauss Morales, quien ya se había desempeñado al frente de la corporación durante la gestión del gobernador Alfonso García González y era un policía conocido por haber perseguido y detenido al asesino William Cook, y por mandos civiles con carrera policiaca.[195][196][197][198]​ De acuerdo al editorial del periódico El Heraldo Baja California, el Mayor Raúl Pérez Arceo era un caballero y con grandes méritos, pero las funciones de policía son especializadas y la ciudad requería de un buen policía para luchar contra la delincuencia local y organizada, como era el caso de Krauss, experimentado y conocedor del ambiente.[199][200][201]​ Ante las quejas recibidas en contra de agentes, se anunció, una vez más, una depuración de la Policía,[202]​ pero sin pago de salarios, continuaron las quejas.[203][204][205][206]​ Para principios de 1964, continuaron los operativos, la falta de pago a los policías, los robos y quejas por sobornos.[207][208][209][210][211]
  • Al inicio de su gobierno, se emprendió una campaña de "moralización", consistente en la aplicación de la normatividad municipal relacionada con la venta de alcoholes y espectáculos en comercios y giros negros, a efecto de sancionar la venta clandestina de bebidas alcohólicas, espectáculos sin licencia, espectáculos no permitidos (mujeres bailando desnudas), prostitución no regulada y la prostitución de mujeres menores de edad, así como redadas para retirar a limosneros y menores de edad de la vía pública. Los operativos estuvieron a cargo del Mayor Raúl Pérez Arceo, Comandante de la Policía Municipal. Posteriormente, la Policía Judicial del Estado se encargaría de estos operativos en bares, cabarets y prostíbulos clandestinos.[212][213][214][215][216][217][218][219][220][221]​ En agosto de 1965, ante la demanda de padres de familia y del Inspector de la IV Zona Escolar Federal, Profr. Ramón Alcaraz Gutiérrez, de crear zonas “moralmente limpias” alrededor de las escuelas, la autoridad municipal procedió a clausurar noventa y nueve comercios –loncherías, cantinas y centros nocturnos- que vendían bebidas alcohólicas en las inmediaciones de las escuelas.[222][223][224][225]
  • Tránsito Municipal.
  • Tránsito Municipal. Educación vial.[226][227]
  • Cárcel pública.[228][229][230][231]
  • Menores en situación de calle y delincuencia juvenil.[232][233][234][235][236][237][238][239]
  • El establecimiento de la Dirección de Servicios Médicos en 1963, a cargo del Dr. Ismael Llamas Amaya, cuyas funciones serían el prestar servicios médicos y medicinas a los miembros del Sindicato Único de los Trabajadores al Servicio de los Gobiernos del Estado y Municipios de Baja California, a ciudadanos de escasos recursos. El mismo año se instaló un consultorio en la Comandancia de Policía Municipal para que los médicos extendieran certificados médicos relacionados con lesiones e intoxicaciones, y evitar así que los detenidos tuvieran que ser trasladados al Hospital Civil.

El caso de los predios de la familia de Dolores E. Argüello.Editar

  • Fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de marzo de 1963[240]​ que suspendió definitivamente el Acuerdo del 7 de noviembre de 1929 del Presidente Emilio Portes Gil por el cual declaraba la nulidad plena de todo contrato o enajenación de terrenos baldíos realizados en Tijuana desde 1821 -el título que dio origen al Rancho de Tijuana, a favor de Santiago Argüello, data de 1829, y sus herederos habían dividido la propiedad en dos partes, la Norte se fraccionó para su venta el 11 de julio de 1889 y dio origen a la ciudad de Tijuana, la porción Sur correspondió a Dolores Argüello- y los títulos expedidos por los presidentes Benito Juárez y Porfirio Díaz, y por el cual despojaba a la familia de la señora Dolores E. Argüello de la propiedad de los predios localizados en la parte sur del municipio.[241]​ El acuerdo presidencial había sido expedido con el objetivo de regularizar las invasiones promovidas por líderes del Partido Nacional Revolucionario en los predios de la familia Argüello en la ciudad,[242]​ y fue impugnado por medio de juicio de amparo promovido por la señora Susana Lucero viuda de Regnier a su nombre y en representación de la sucesión de la familia Argüello, quién, posteriormente, vendería sus derechos litigiosos a la sociedad "Urbanizadora, Acondicionadora y Constructora del Noroeste, S.A.". La resolución restituía a la quejosa de 10,535 hectáreas, que ahora abarcaba la zona urbanizada del sur de la ciudad de Tijuana, como La Mesa y La Presa, y afectaría predios rústicos.[243]​ En el incidente de ejecución de sentencia, el Juez de Distrito Vicente Aguinaco Alemán resolvió que el quejoso debía entrar en posesión de los predios ya ocupados en la zona urbana de Tijuana, lo que ocasionó un grave conflicto con la empresa inmobiliaria encargada de la comercialización de los predios "Compañía Inmuebles Californianos, S.A.", y ciudadanos perjudicados se agruparon en el Comité Pro Defensa de la Propiedad de la ciudad de Tijuana, que organizó protestas contra dicha empresa y gestiones ante los tres niveles de gobierno para defender sus derechos.[244][245]​ El Presidente Municipal, el Síndico Conrado Acevedo Cárdenas y la Regidora Aída Baltazar Martínez serían acusados por el Comité Pro Defensa de favorecer los intereses de la empresa inmobiliaria, e inclusive presentaron denuncia de jucio político ante el Congreso del Estado contra éstos dos últimos.[246][247][248][249][250][251][252]​Finalmente, un Tribunal Colegiado de Circuito, al resolver un recurso de revisión contra la resolución del Juez de Distrito, determinaría que se entregara al quejoso los terrenos enajenados por la Presidencia y la Secretaría de Agricultura, pero no en la ciudad de Tijuana.[253][254]
  • Tragedia en fiestas patrias de 1963. En la noche del 15 de septiembre de 1963, después de la coronación de la reina de las fiestas patrias y la Ceremonia del Grito de la Independencia Nacional, realizadas en un predio cercano al antiguo Puente México, entre el Río Tijuana y las inmediaciones de la línea internacional, la estructura del juego mecánico conocido como "rueda de la fortuna" se desplomó, ocasionando la muerte de seis personas que se encontraban en el mismo. Los peritos de la Secretaría de Obras Públicas del Estado dictaminaron que el desplome de la estructura obedeció al reblandecimiento del suelo, consecuencia de las lluvias que un día antes habían caído sobre la ciudad.[255]
  • Accidente del Presidente Municipal. El 3 de marzo de 1963, el alcalde se vio involucrado en un accidente de tránsito tipo volcadura, a la altura del poblado de La Rumosora, cuando conducía su vehículo con dirección a la ciudad de Mexicali, acompañado por su ayudante, el Dr. José Soto. De acuerdo a su declaración, al perder el control del vehículo, éste dio cuatro vueltas sobre sí y cayó sobre sus llantas; lograron salir del vehículo y fueron auxiliados por un conductor, el cual los trasladó de vuelta a la ciudad de Tijuana. El alcalde sufrió la luxación de la clavícula.[256]
  • Veto de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) a la ciudad de Tijuana.
  • Celebración de la Convención Nacional de Hoteleros que, a la postre, serviría para levantar el veto de la ANDA.[257]
  • Turismo.[258][259][260][261]
  • Finanzas públicas.
  • Servicios públicos.

De esta época, Don Óscar Genel recuerda, tal vez idealizando el pasado:

Tijuana era chiquita, es cierto, pero los policías eran poquitos. No necesitaba más. Todos hacían su trabajo y lo hacían bien. ¿Cuándo se perdió la emoción de gobernar bien? Antes se hacía mucho con poquito. Ildefonso Velásquez hizo el CREA y muchas obras importantes que perduran, con un presupuesto que ahora hace reír a los gobernantes y la seguridad pública siempre fue buena, porque la prevención era muy buena. No entendemos la visión de los expertos que vinieron a contar historias de proyectos imposibles. Con inteligencia, con honradez, con emoción en el servicio, se alcanza siempre la meta que reclama la población.[262]

Después de su gestión y hasta su fallecimiento, se dedicó al ejercicio de la abogacía.

FamiliaEditar

Su padre fue el profesor normalista Ildefonso Velásquez Hernández, originario del municipio de Zinacantepec, Estado de México. Fue sobrino del pintor Pastor Pedro Velásquez Hernández -hermano de su padre-, destacado acuarelista y diseñador del escudo del Estado de México. Su esposa fue la señora Isabel Ruiz, con quien procrearía tres hijas y un hijo, Emilio Ildefonso Velásquez Ruiz, el cual seria un destacado activista por los derechos de la comunidad LGBT y de personas infectadas con VIH, hasta su muerte, acaecida el 29 de septiembre de 2006.[263][264][265][266]


  1. «“Personajes de nuestra historia: Lic. Ildefonso Velásquez”». Periódico El Mexicano. 11 de diciembre de 2012. 
  2. Blancornelas, Jesús (14 de mayo de 2005). «De todos no se hace uno». Crónica. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
  3. Santana, Vianka R. (11 de septiembre de 2015). «Creadores y Forjadores, Conrado Acevedo Cárdenas». La Jornada Baja California. Consultado el 21 de marzo de 2019. 
  4. Martínez Cuevas, Roberto (31 de marzo de 2002). «Murió la profesora Baltazar Martínez». El Mexicano. Consultado el 21 de marzo de 2019. 
  5. «Ricardo Zamora Tapia. Profesionista y promotor cultural». Identidad, suplemento de El Mexicano. 25 de septiembre de 2016. Consultado el 21 de marzo de 2019. 
  6. Villa, Elizabeth (2 de agosto de 2017). «Prácticas de sociabilidad en el medio siglo tijuanense». La Jornada Baja California. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  7. Uriarte, Daniel (3 de mayo de 2007). «Tribuna de los liberales». El Mexicano. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  8. Sin nombre (16 de enero de 2009). «75 años, una vocación para el oficio de masón». El Mexicano. Consultado el 15 de abril de 2019. 
  9. Sin nombre (14 de septiembre de 2013). «La logia masónica Ignacio Zaragoza cumplió 90 años». Sitio Web de la Logia Simbólica Mariano Arista. Consultado el 15 de abril de 2019. 
  10. «Medio millón de pesos prestados al Municipio. Fue hecho por el Banco de B.C., con el aval del Gobierno del Estado.». El Heraldo de Baja California. 15 de diciembre de 1962. 
  11. «Decreto No. 7 de la IV Legistura del Estado de Baja California del 21 de diciembre de 1963». Periódico Oficial. Órgano del Gobierno del Estado de Baja California (328). 31 de diciembre de 1962. 
  12. «Cesaron a 29 empleados de la Tesorería Municipal.». El Heraldo de Baja California. 18 de diciembre de 1962. «Los cesados eran ejecutores de la Tesorería Municipal, recomendados del ex presidente municipal Xicoténcatl Leyva Alemán, que se dedicaban a extorsionar causantes, según quejas presentadas.» 
  13. «Total reorganización en las oficinas municipales.». El Heraldo de Baja California. 4 de diciembre de 1962. «Los cambios comprenden Registro Civil, Tesorería, Secretaría de Gobierno. Se informa que el número de coyotes y "testigos" supera al de meritorios; en Obras Públicas se reportó que de 92 sindicalizados, 24 tenían plaza de chofer, a pesar de la falta de vehículos.» 
  14. «El ex Presidente Municipal, Sr. Leyva afirma que su administración no dejó déficit, como se dice». El Heraldo de Baja California. 12 de diciembre de 1962. 
  15. «Nuevos oficiales en el Departamento de Tránsito Municipal». El Heraldo de Baja California. 18 de diciembre de 1962. 
  16. «Se pospuso la sesión de ayuntamiento.». El Heraldo de Baja California. 24 de diciembre de 1962. «Se revisará el dictamen del Síndico Conrado Acevedo relacionado con la denuncia en contra del III Ayuntamiento que presentó el ex Síndico Enrique Paulín Rodríguez». 
  17. «Editorial. La crítica sana y justa no debe hacerse a base de vulgaridades». El Heraldo de Baja California. 20 de diciembre de 1962. 
  18. «Responde por deuda municipal. Una gasolinera exige el pago de crecida suma». El Heraldo Baja California. 12 de diciembre de 1963. «El abogado de la acreedora, acompañado por el actuario del Juzgado, reclamaron el pago de 52,823.40 pesos y embargaron un auto Mercedes Benz del alcalde, el cual designó como depositario al Lic. Manuel Corzo Blanco». 
  19. «Es un error el embargo de un auto del Ayuntamiento». El Heraldo Baja California. 13 de diciembre de 1963. «El vehículo señalado para embargo es oficial. Comercial Santa Fe pretende cobrar un adeudo del III Ayuntamiento que ascendía a 82,699.28 pesos, que ya se ha pagado de manera paulatina y sólo resta por pagar 20,147.88 pesos». 
  20. Rodríguez Arreola, Miguel (27 de mayo de 1963). «Columna». El Heraldo Baja California. 
  21. «Dan jugosa concesión a un diputado». El Heraldo Baja California. 5 de diciembre de 1962. 
  22. «Síndico Municipal Lic. Acevedo rectifica un reportaje publicado por un matutino mal informado». El Heraldo Baja California. 30 de mayo de 1963. «Carta a Rubén Téllez Fuentes, director de "El Mexicano", sobre la nota publicada "Indiferencia del Síndico a la ciudadanía", donde se le acusa de no asistir a oficinas, no recibir al público y abandonar Palacio Municipal por una salida secreta». 
  23. «Editorial. La misión informática de la prensa no debe apartarse de la verdad». El Heraldo Baja California. 1 de junio de 1963. 
  24. «Editorial. Propósito de altura y plausibles iniciativas dentro del Ayuntamiento». El Heraldo Baja California. 17 de junio de 1963. «El Síndico Municipal Conrado Acevedo tiene una actuación progresista, buscando una ordenada y cuidadosa inversión de los recursos públicos. Se evita indebidas complacencias a recomendados y favoritos, premios a supuestos merecimientos, pago de servilismos vergonzosos a algún séquito parasitario y oportunistas. La función del cargo público es servir. La prensa debe tener una función orientadora al ofrecer "información apegada a la verdad", con periodistas honestos, serios y desinteresados. No otorgar elogios o censura para esperar recompensa o un pago por aplausos». 
  25. Hernández, Pabel (2017). "Escudo de Tijuana: Historia y Significado". Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  26. «Convocatoria para crear el escudo de la ciudad de Tijuana, de 18 de enero de 1962». El Heraldo de Baja California. 24 de enero de 1963. 
  27. Velásquez, Ildefonso (1 de diciembre de 1963). Primer informe de Gobierno del Presidente Municipal del IV Ayuntamiento de Tijuana: 10 http://ppsald.blogspot.com/2016/10/ildefonso-velazquez-1963.html |url= sin título (ayuda). Consultado el 28 de abril de 2019. 
  28. León-Portilla, Miguel (2011). Baja California. Historia breve (2a. edición). Fondo de Cultura Económica- El Colegio de México-Fideicomiso Historia de las Américas. 
  29. «50 aniversario. Seminario de cultura mexicana.». Identidad. Suplemento de El Mexicano. 2 de junio de 2013. Consultado el 15 de marzo de 2019.. 
  30. «La Torre de Agua Caliente de Tijuana». Agencia Fronteriza de Noticias. 30 de junio de 2014. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  31. Rivera Delgado, José Gabriel (3 de noviembre de 2018). «Monumento al libro de texto gratuito». Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  32. Óscar, Genel (26 de septiembre de 2013). «Columna Primera Plana. Libro de texto, 50 años después». Frontera. Archivado desde el original el 11 de febrero de 2014. 
  33. «Cooperan los regidores para el monumento». El Heraldo Baja California. 11 de mayo de 1963. 
  34. Norzagaray, Jael (21 de octubre de 2013). «Torre de Agua Caliente: un campanario para la ciudad». Frontera. Consultado el 10 de abril de 2019. 
  35. «Una injusta crítica se hace a Tijuana». El Heraldo Baja California. 25 de septiembre de 1963. 
  36. «Emocionante fue el acto de la develación del Monumento al Libro de Texto Gratuito». El Heraldo Baja California. 27 de septiembre de 1963. 
  37. «Los maestros del Sistema Municipal celebrarán un nuevo convenio hoy con el Ayuntamiento». El Heraldo de Baja California. 10 de enero de 1963. 
  38. Ortiz Villacorta Lacave, Mario (16 de octubre de 2017). «"Sistema Educativo Municipal, 60 años II"». Periódico Frontera. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  39. «Se desea instituir en Tijuana la celebración del carnaval». El Heraldo de Baja California. 16 de enero de 1963. 
  40. «Editorial. Primer Carnaval Internacional de Tijuana. Nuevos recursos para atraer más visitantes a esta ciudad.». El Heraldo de Baja California. 22 de febrero de 1963. 
  41. «Continúan alegres las fiestas del carnaval. El Ayuntamiento se ha esforzado por el mayor lucimiento de la fiesta». El Heraldo de Baja California. 25 de febrero de 1963. 
  42. González Martínez, Rafael S. (5 de septiembre de 2016). «Unidad Deportiva CREA: “Conrado Acevedo”». Semanario Zeta. Consultado el 13 de mayo de 2019. 
  43. «El Ayuntamiento se esforzará por construir la Casa de la Juventud en esta población». El Heraldo Baja California. 19 de abril de 1963. 
  44. «Pronto empezarán los trabajos de construcción de la Unión Reforma». El Heraldo Baja California. 15 de abril de 1963. 
  45. «Será una realidad la construcción de la Unidad Deportiva Reforma». El Heraldo Baja California. 18 de abril de 1963. 
  46. «Cooperación para construir la Unidad Deportiva». El Heraldo Baja California. 12 de noviembre de 1964. «El Departamento de Obras Públicas del Estado aportó 119,915 pesos». 
  47. «Valioso donativo para Unidad Deportiva Reforma. Don Leandro Leal entregó cheque por $125,000 pesos al Lic. Manuel Corzo Blanco.». El Heraldo Baja California. 12 de diciembre de 1963. 
  48. «En esta semana terminará la construcción del nuevo edificio del Ayuntamiento.». El Heraldo de Baja California. 14 de enero de 1963. 
  49. «Se reformará el edificio del Ayuntamiento.». El Heraldo de Baja California. 19 de enero de 1963. 
  50. «Será remozado el palacio municipal». El Heraldo de Baja California. 21 de enero de 1963. 
  51. «Actividad en la obra del Palacio Municipal». El Heraldo de Baja California. 12 de febrero de 1963. 
  52. «La reparación al palacio está casi terminada». El Heraldo de Baja California. 26 de febrero de 1963. 
  53. «Ampliación de la Oficina del Registro Civil». El Heraldo Baja California. 30 de noviembre de 1963. «Inversión de 75 mil pesos». 
  54. «Que se ponga alumbrado en la colonia Independencia.». El Heraldo Baja California. 23 de marzo de 1963. «Las lámparas existentes han sido vandalizadas.» 
  55. «Los comerciantes de la Av. Revolución hablarán de obras públicas con el Presidente Municipal.». El Heraldo Baja California. 8 de abril de 1963. «Sin luz en Av Revolución de la calle primera a tercera. Se requiere luz mercurial.» 
  56. «La Avenida Revolución se halla a obscuras y llena de hoyancos». El Heraldo Baja California. 20 de agosto de 1963. «Obras Públicas tiene en abandono el alumbrado de luz mercurial que fue colocado hace años con la cooperación de los comerciantes. Hay baches en el tramo de la Av. Revolución entre calles Tercera y Cuarta». 
  57. «Piden mejoras en la Col. Independencia. Pavimento, alumbrado y drenaje». El Heraldo Baja California. 21 de noviembre de 1963. 
  58. «Proyecto para mejorar la ciudad. Alumbrado, limpieza y vigilancia». El Heraldo Baja California. 12 de enero de 1963. «En colaboración con la CANACO se proyecta la instalación de alumbrado mercurial en la calle Segunda y la instalación de quince semáforos en los principales cruceros de la ciudad.» 
  59. «Pie de foto. Instalación de alumbrado mercurial en Puente México.». El Heraldo Baja California. 13 de enero de 1963. 
  60. «Luz mercurial y pavimento en la Col. Altamira.». El Heraldo de Baja California. 21 de enero de 1963. «Los residentes de la colonia planean obras en conjunto con el ayuntamiento, consistente en pavimento y alumbrado en Av. París y Av. Londres. El proyecto será enviado al ayuntamiento.» 
  61. «Pie de foto. CANACO y Presidente Municipal revisan plano para instalación de lámparas de luz mercurial.». El Heraldo Baja California. 23 de enero de 1963. 
  62. «Editorial. Autoridades y comercio abrigan propósito de mutua cooperación.». El Heraldo Baja California. 23 de enero de 1963. 
  63. «Grandes obras de alumbrado». El Heraldo de Baja California. 20 de marzo de 1963. «Proyecto conjunto del Municipio y la CANACO que asciende a un millón de pesos. Comprendería calle Segunda, Av. Revolución, Blvd. Agua Caliente, calle Décima, incluye instalación de líneas y postes.» 
  64. «Editorial. Encomiable esfuerzo para lograr el mejoramiento de nuestra ciudad». El Heraldo Baja California. 9 de abril de 1963. «Problemas relacionados con los aludes, lodo y basura consecuencia de las lluvias y necesidad de alumbrado. El municipio sembrará hiedra en taludes para disminuir riesgo de deslaves.» 
  65. «Hoy se tratará del alumbrado». El Heraldo Baja California. 15 de abril de 1963. «Pláticas de Municipio y comerciantes para dotar de alumbrado mercurial a la Av. Revolución.» 
  66. «Alumbrado mercurial en Altamira.». El Heraldo Baja California. 20 de abril de 1963. «Instalado en rampa Altamira y alrededor de la escuela Álvaro Obregón y la rampa de la calle Novena hacia la Col. Independencia.» 
  67. «Pie de foto. Instalación de alumbrado mercurial en calle Segunda, entre avenidas Niños Héroes y Revolución, gracias a la cooperación de comerciantes». El Heraldo Baja California. 4 de octubre de 1963. 
  68. «Cuatro modernos semáforos en la calle Segunda». El Heraldo Baja California. 26 de noviembre de 1963. «CANACINTRA aportó el 50 por ciento del costo. Instalados en crucero de calle 2a. y Av. I.» 
  69. «Alumbrado mercurial en la Revolución». El Heraldo Baja California. 28 de noviembre de 1963. «Instalados en Av. Revolución entre calles 3a. y 6a. con inversión de 32,500 pesos». 
  70. «Protestan por una orden municipal». El Heraldo Baja California. 2 de junio de 1963. 
  71. «Pie de foto. Calles intransitables, mal estado del pavimento en crucero de calle Coahuila y Av. C.». El Heraldo Baja California. 12 de mayo de 1963. 
  72. «Está agotada la partida de Obras Públicas del Ayuntamiento». El Heraldo Baja California. 28 de mayo de 1963. «Desde mediados del mes las obras están suspendidas». 
  73. «Solicitan pavimentación de las calles de una populosa colonia». El Heraldo Baja California. 11 de noviembre de 1963. «Residentes de la Col. Revolución». 
  74. «Muchas calles intransitables por las lluvias». El Heraldo Baja California. 21 de noviembre de 1963. 
  75. «Pavimentación de calles en varias colonias». El Heraldo Baja California. 11 de marzo de 1963. 
  76. «Habrá jefes de manzana para auxiliar al Ayuntamiento.». El Heraldo Baja California. 17 de abril de 1963. «El Prof. José Ramírez Cisneros será el Presidente del Comité Coordinador de Juntas de Mejoramiento Moral, Cívico y Material.» 
  77. «El sábado dio principio la obra de bacheo». El Heraldo Baja California. 9 de diciembre de 1963. «Gobierno del Estado proporcionará el material y el Ayuntamiento la mano de obra». 
  78. «Cuarenta y cinco días para el bacheo de las calles». El Heraldo Baja California. 11 de diciembre de 1963. 
  79. «Editorial. Se anuncia la reparación de las calles; pero que lo hagan bien». El Heraldo Baja California. 12 de diciembre de 1963. «Se rehabilitarán 7000 m2 de pavimento dañado, labor de reparación y bacheo que había sido pospuesto, se utilizará asfalto frío y concreto. Debe hacerse bien, porque el año pasado, en el III Ayuntamiento, el Gobierno del Estado arregló las calles, obras con valor de 500.000 pesos, pero los trabajos fueron deficientes y se usaron materiales de mala calidad y, en menos de un año, las calles están destrozadas. También se requiere reparar banquetas». 
  80. «Hoyos y basura en calles de la ciudad». El Heraldo Baja California. 4 de mayo de 1963. «Mal aspecto de calle Coahuila, calle Segunda y Av. Negrete, inmediaciones del Hospital Civil. El servicio de limpia brilla por su ausencia.» 
  81. «Pie de foto. Basurero en crucero de calle Coahuila y Av. C.». El Heraldo Baja California. 9 de mayo de 1963. 
  82. «Feo aspecto del parque Guerrero». El Heraldo Baja California. 10 de mayo de 1963. 
  83. «Pie de foto. Contraste en la línea internacional. Basura a la vista en Tijuana.». El Heraldo Baja California. 30 de mayo de 1963. 
  84. «Editorial. Empleados de segunda categoría que desacreditan al Ayuntamiento». El Heraldo Baja California. 5 de octubre de 1963. «Los empleados de limpia cobran; los policías dan protección a clubes nocturnos; los inspectores levantan infracciones.» 
  85. «Son particulares los que cobran por recoger basura de la ciudad. Pero esta situación ha sido creada porque no hay servicio de limpia». El Heraldo Baja California. 6 de octubre de 1963. «La empresa privada es de Carlos Kennedy y presta el servicio de recolección de basura desde el Ayuntamiento anterior, pero lo hace porque no hay servicio de limpia. Los camiones de limpia jamás se ven fuera del primer cuadro de la ciudad». 
  86. «Pie de foto. Adquisición de patrullas y camiones recolectores de basura.». El Heraldo Baja California. 21 de enero de 1963. 
  87. «Por fin habrá servicio de limpia aquí». El Heraldo Baja California. 15 de marzo de 1963. «Adquisición de tres camiones y dos barredoras; reparación de los tres camiones recibidos, que estaban parados. Antes se alquilaban camiones a las centrales obreras.» 
  88. «Pala mecánica para el Departamento de Limpia Municipal». El Heraldo Baja California. 23 de marzo de 1963. «Costo de 37,500 pesos.» 
  89. «Hay que limpiar de basura los terrenos baldíos». El Heraldo Baja California. 30 de mayo de 1963. «Circular del Ayuntamiento al público en general. Se da un plazo de 25 días para que propietarios de predios baldíos desmonten la hierba y limpien basura para evitar incendios en verano. Quienes sean omisos, serán infraccionados.» 
  90. «Se remozará el parque Teniente Guerrero». El Heraldo Baja California. 1 de junio de 1963. «Con la colaboración de personas y de Miguel Bujazán para hacer un centro de recreo para las clases populares. Se instalarán columpios, toboganes, resbaladilla y una biblioteca infantil en el kiosko.» 
  91. «Millares de arbusto para parques». El Heraldo Baja California. 5 de julio de 1963. «Se sembrarán jacarandas en parques y camellones». 
  92. «Se trató en Cabildo lo de los basureros». El Heraldo Baja California. 4 de octubre de 1963. «Hay quejas de que personal de limpia cobra por recolección de la basura; si no hay cuota, no se llevan la basura. El próximo lunes se llamará a Jefe de Talleres Municipales, al Subjefe de Limpia y al Jefe de Camiones». 
  93. «Al fin será recogida la basura». El Heraldo Baja California. 2 de noviembre de 1963. «Se colocarán avisos sobre los días y horas de la madrugada en que las barredoras automáticas limpiarán las calles del centro de la ciudad. También será publicado en los periódicos el horario en que se hará la recolección de basura; los camiones recolectores se anunciarán por medio de una campana». 
  94. «Actividad en el parque Guerrero». El Heraldo Baja California. 18 de noviembre de 1963. «Limpia y siembra de árboles». 
  95. «Pie de foto. Llegó la limpieza: Barrido del frente de sus establecimientos comerciales,». El Heraldo Baja California. 19 de noviembre de 1963. 
  96. «Novecientos multados por no barrer». El Heraldo Baja California. 19 de noviembre de 1963. «De 10 a 15 pesos de multa por no barrer el frente de su local». 
  97. «Multas a los que no barran». 4 de diciembre de 1963. «Inspectores de Obras Públicas realizarán recorridos. Se informa de horarios de camiones recolectores de basura y horas del recorrido de las barredoras, en las que estará prohibido estacionarse». 
  98. Lozano, Ofelia (12 de noviembre de 1964). «Grandes deficiencias en las oficinas municipales. Muchos de los Departamentos se encuentran en las más malas condiciones». El Heraldo Baja California. 
  99. «Piden el cese del Jefe de Obras Públicas». El Heraldo Baja California. 5 de diciembre de 1963. 
  100. «No se celebró la sesión de Cabildo». El Heraldo Baja California. 6 de diciembre de 1963. «Estaba agendada para el día de hoy a las 9:00 horas. Sólo asistieron el Presidente Municipal, el Síndico y el Secretario del Ayuntamiento.» 
  101. «Afirma el Ing. Lavín que renunció y rechaza los cargos que le han hecho». El Heraldo Baja California. 7 de diciembre de 1963. «Expone que trabajó durante 14 años en Cuernavaca, nunca utilizó dinero público, que el Municipio no cuenta con materiales y que no se construyó una residencia». 
  102. «El Ing. Ojeda en Obras Públicas Municipales». El Heraldo Baja California. 7 de diciembre de 1963. 
  103. «Juego de semáforos inaugurado ayer en la Colonia Libertad». El Heraldo Baja California. 5 de marzo de 1963. «En el crucero de Serdán y Octava.» 
  104. Rodríguez Arreola, Miguel (29 de mayo de 1963). «Columna Pulsaciones». El Heraldo Baja California. «El empresario MIguel Bujazán donó juego de semáforos en crucero de calles que dan a las residencias del Presidente Municipal y de Bujazán. Este último "se ha soltado el pelo en eso de importantes donaciones"». 
  105. «En un peligroso crucero habrá ya semáforo». El Heraldo Baja California. 10 de junio de 1963. «Con la colaboración de los comerciantes se sustituyó el semáforo antiguo por un juego de semáforos en el crucero de Av. Revolución y calle Primera». 
  106. «Semáforo en Revolución y Calle Novena». El Heraldo Baja California. 17 de agosto de 1963. «Instalado con la cooperación de la iniciativa privada». 
  107. «Investigación acerca de estacionómetros». El Heraldo Baja California. 11 de junio de 1963. «La empresa operadora obtuvo su concesión el 23 de noviembre de 1960 por la III Legislatura del Estado a propuesta del III Ayuntamiento de Tijuana. El 50 por ciento de los ingresos debían ser para el Municipio; sin embargo, los inspectores de la empresa cobran dos dólares semanales a las personas que quieran estacionarse frente a sus locales comerciales. La concesión vencerá el 30 de noviembre de 1963». 
  108. «Que la Tesorería Municipal reciba las multas por no pagar estacionamiento». El Heraldo Baja California. 19 de noviembre de 1963. «Anarquía en estacionómetros». 
  109. «Batida contra vendedores ambulantes en esta ciudad». El Heraldo Baja California. 21 de junio de 1963. «Se retiró a vendedores ambulantes que no tenían permiso». 
  110. «Editorial. La opinión pública aplaude otro fallo del Juez M. Gómez Mercante». El Heraldo Baja California. 3 de julio de 1963. «No otorgó amparo a ambulantes de puestos fijos y semifijos a los cuales el Dr. Óscar Goycoolea Guerrero retiró de la vía pública por no cumplir las normas de higiene. Se requiere coordinación para que el Munnicipio no otorgue permisos sin autorización de las autoridades sanitarias». 
  111. «Que sean retirados los puestos del primer cuadro de la ciudad». El Heraldo Baja California. 10 de octubre de 1963. «Deben ser retirados de la calle Segunda y avenidas Constitución y Niños Héroes». 
  112. «El Cabildo tratará el asunto de comerciantes ambulantes». El Heraldo de Baja California. 15 de octubre de 1963. «Hay quejas de comerciantes establecidos». 
  113. «Editorial. El problema de puestos callejeros lejos de resolverse, se agudiza». El Heraldo Baja California. 24 de octubre de 1963. «Los ambulantes han sido reubicados a la Av. Martínez, luego a la Av. Mutualismo, después al Parque Teniente Guerrero y, finalmente, se les permitió regresar al primer cuadro de la ciudad. Todos pertenecen a alguna organización del PRI (CTM, CROC, CNOP) y hay interés político en permitirles trabajar». 
  114. «Ciento cincuenta puestos retirarán de la vía pública». El Heraldo Baja California. 15 de noviembre de 1963. 
  115. «Posiblemente se constituya un Patronato Pro Bomberos.». El Heraldo de Baja California. 16 de febrero de 2018. 
  116. 26 marzo 1963. «Se formó el Patronato Pro Bomberos». El Heraldo de Baja California. 
  117. «Pie de foto. Carro tanque y extinguidora donados a la Delegación La Presa por la Cervecería Tecate y el Coronel Serrano.». El Heraldo Baja California. 22 de abril de 1963. 
  118. «Pie de foto. La señora Bertha Torres dona un lote al Patronato Pro Bomberos.». El Heraldo Baja California. 4 de mayo de 1963. 
  119. «Se establecerá en la colonia Herrera una subestación de Bomberos en breve tiempo». El Heraldo Baja California. 17 de junio de 1963. «De acuerdo al Jefe de Bomberos, Samuel Meléndez Marín, son necesarias subestaciones y el personal es insuficiente, pues sólo se cuenta con 22 elementos, divididos en dos turnos, y 22 bomberos voluntarios (cuerpo auxiliar de voluntarios)». 
  120. «El Día del Bombero, que es hoy, pasó inadvertido: nadie se acordó de ellos». El Heraldo Baja California. 22 de agosto de 1963. 
  121. «Mejora para el Departamento de Bomberas». El Heraldo Baja California. 15 de octubre de 1963. «Se adquirieron tres pitones con costo de mil pesos cada uno. Estos permiten regular el flujo de agua que rocían las mangueras». 
  122. «Varias mejoras materiales en Rosarito». El Heraldo Baja California. 8 de noviembre de 1968. «Se establece una subestación de bomberos. La iniciativa privada donó la motobomba y el carro tanque. Se reúnen materiales para contruir el edificio de la estación». 
  123. «El rastro dejará de ser una vergüenza. Impulsora Clímax se encargará del rastro.». El Heraldo de Baja California. 2 de febrero de 1963. 
  124. «Editorial. Llegó por fin la desaparición del antihigiénico rastro municipal.». El Heraldo de Baja California. 6 de febrero de 1963. 
  125. «Tratan de regularizar al rastro. Trabajadores municipales del rastro platican con Clímax.». El Heraldo de Baja California. 12 de febrero de 1963. 
  126. «Se cancela la concesión dada por el alcalde a Impulsora Clímax.». El Heraldo de Baja California. 14 de febrero de 1963. 
  127. «La concesión a Clímax se dio casi en privado. Regidores protestaron porque no se les tomó su parecer en el asunto.». El Heraldo de Baja California. 15 de febrero de 1963. 
  128. «El Ayuntamiento estudiará a fondo la cuestión del rastro.». 15 febrero 1963. 16 de febrero de 1963. 
  129. «Un acuerdo que acabará con la escasez de carne. Los abastecedores están dispuestos a absorber una parte de los costos.». El Heraldo de Baja California. 19 de febrero de 1963. 
  130. «Varios acuerdos sobre la cuestión del rastro». El Heraldo de Baja California. 20 de febrero de 1963. 
  131. «Editorial. El problema del rastro orientado a asegurar beneficios públicos». El Heraldo de Baja California. 20 de febrero de 1963. 
  132. «Opina sobre el rastro el Delegado de Industria». El Heraldo de Baja California. 21 de febrero de 1963. 
  133. «Editorial. Encomiable resolución para no reabrir el rastro municipal.». El Heraldo de Baja California. 21 de febrero de 1963. 
  134. «Desde ayer hay en esta, carne de Mexicali». El Heraldo de Baja California. 22 de febrero de 1963. 
  135. «No se dio concesión, sino permiso a la Impulsora Clímax». El Heraldo de Baja California. 23 de febrero de 1963. 
  136. «Solucionarán el problema del rastro en esta ciudad». 26 febrero 1963. 2 de marzo de 1963. 
  137. «Editorial. Un esfuerzo conciliador daría a Tijuana el rastro que necesita». 26 febrero 1963. 9 de mayo de 1963. 
  138. «La Legislatura llamó al Lic. Velásquez para que declare acerca del rastro». El Heraldo de Baja California. 24 de mayo de 1963. 
  139. «La Legislatura exhoneró de cargos al alcalde». El Heraldo de Baja California. 25 de mayo de 1963. 
  140. «Ya no aguantan la peste del rastro». El Heraldo Baja California. 5 de diciembre de 1964. «Vecinos de la col. Revolución. El rastro sólo fue bardeado.» 
  141. «Se intensifica en Tijuana campaña antirrábica». El Heraldo Baja California. 20 de mayo de 1963. «Serán exterminados 16 mil perros callejeros y vacunación de animales con dueño». 
  142. «Llamado de la Sociedad Protectora de Animales». El Heraldo Baja California. 22 de mayo de 1963. 
  143. «Lépera actitud de un policía que tripula una perrera». El Heraldo Baja California. 22 de junio de 1963. «Se robó un perro del interior de un domicilio». 
  144. «Debe investigarse el proceder de policías y encargados de de la perrera municipal». El Heraldo Baja California. 23 de junio de 1963. «Se señaló a Alejandro Jaime Flores y dos ayudantes». 
  145. «Continúa el sacrificio de canes callejeros». El Heraldo Baja California. 24 de junio de 1963. «El Jefe de la Jurisdicción Sanitaria reporta 3000 perros sacrificados. Dice respetar los perros de casas particulares.» 
  146. «Perros muertos tirados en la Colonia Villa». El Heraldo Baja California. 11 de julio de 1963. «Salubridad envenena perros y no los levanta, dejando los cadáveres en la vía pública». 
  147. «Arbitrario manejo de los envenenadores de perros». El Heraldo Baja California. 21 de septiembre de 1963. «Se les acusa de lanzar carne envenenada a perros de casa». 
  148. «Editorial. Beneficios y errores de la campaña contra la rabia». El Heraldo Baja California. 24 de noviembre de 1963. «Ahora se tuvieron dos casos en 15 días, antes se tenían más de veinte. Funcionarios del Ayuntamiento se han conducido con crueldad y despotismo. "Los perros sacrificados quedaban tirados a media calle y en los jardines hogareños, rodeados de niños llorosos y asustados del barbarismo mostrado".» 
  149. «Ley de Egresos del Municipio de Tijuana, B.C., para el ejercicio fiscal de 1963». Periódico Oficial. Órgano del Gobierno del Estado de Baja California (328 sección VIII). 31 de diciembre de 1962. pp. 1-13. Consultado el 1 de marzo de 2019. 
  150. «Veintiún detenidos en redada policiaca». El Heraldo Baja California. 9 de junio de 1963. «Los detenidos por portación de arma blanca serán sancionados con quince días de cárcel o multa en su defecto». 
  151. «Razia de vagos y malvivientes. Todos los centros donde se reúnen los maleantes visitaron los policías». El Heraldo Baja California. 16 de junio de 1963. «Los operativos se realizaron en Zona Norte y Col. Libertad. Se detuvieron a cuarenta y cinco personas». 
  152. a b «Redada de vagos hecha por la Secreta». El Heraldo Baja California. 1 de diciembre de 1963. «Redada de carteristas y cristaleros conocidos en cantinas y cervecería. Se pedirá 'quincearlos'». 
  153. «Redada de carteristas». El Heraldo Baja California. 20 de diciembre de 1963. «Seis detenidos; se pedirá que sean 'quinceados' y no se les impongan multas para que no abandonen prisión en fiestas decembrinas». 
  154. «Habrá más remociones en la Comandancia de Policía». El Heraldo de Baja California. 24 de diciembre de 1962. 
  155. «Niegan haber extorsionado unos agentes.». El Heraldo de Baja California. 12 de enero de 1962. «Dos agentes del Servicio Secreto cesados por extorsión». 
  156. «Fotografía. Adquisición de patrullas y camiones recolectores de basura». El Heraldo Baja California. 21 de enero de 1963. 
  157. «Uniformes para agentes de la Policía». El Heraldo de Baja California. 10 de febrero de 1963. 
  158. «Dos agentes secretos cesados». El Heraldo de Baja California. 4 de abril de 1963. 
  159. «Editorial. Arenga del Jefe de la Comuna local al cuerpo de Policía de la ciudad». El Heraldo de Baja California. 6 de junio de 1963. 
  160. «Depuración de la Policía Municipal». El Heraldo de Baja California. 18 de junio de 1963. 
  161. «Grave acusación contra agente de la Secreta». El Heraldo de Baja California. 18 de junio de 1963. «Se denuncio a un agente por sustraer a dos niñas de 11 y 12 años de edad de su domicilio y llevarlas a un motel para violarlas». 
  162. «Continúa la reorganización policiaca». El Heraldo de Baja California. 24 de junio de 1963. 
  163. «Editorial. Se han iniciado trabajos para la reorganización de la Policía Municipal». El Heraldo de Baja California. 25 de junio de 1963. 
  164. «Renuncia el Jefe del Servicio Secreto». El Heraldo de Baja California. 30 de junio de 1963. 
  165. «Los rateros intensificaron sus actividades». El Heraldo Baja California. 30 de junio de 1963. 
  166. «Editorial. Molestas turbas de mozalbetes por diversas partes de la ciudad». El Heraldo Baja California. 22 de julio de 1963. 
  167. «Editorial. Carta que señala graves abusos que lesionan hondamente a Tijuana». El Heraldo Baja California. 6 de agosto de 1963. «Se denuncia extorsión a turistas en la Av. Revolución». 
  168. «Agentes secretos acusados de cometer arbitrariedades». El Heraldo Baja California. 24 de agosto de 1963. «Su auto obstruía la entrada a cochera de una casa y, cuando el dueño les reclamó, pretendieron detenerlo». 
  169. «Se defienden agentes de la Secreta». El Heraldo Baja California. 24 de agosto de 1963. 
  170. «Niegan cargos unos agentes patrulleros». El Heraldo Baja California. 1 de octubre de 1963. 
  171. «Orden de aprehensión contra cuatro policías. Se dedicaban a extorsionar en la playa». El Heraldo Baja California. 2 de octubre de 1963. 
  172. «Se queja la CROC por una redada de músicos». El Heraldo Baja California. 6 de septiembre de 1963. «La Policía Municipal obligó a los músicos de la Plaza Santa Cecilia a ir a Ensenada para que tocaran en las festividades en honor a la Primera Dama, Eva Sámano de López Mateos. Exponen que, inicialmente, se les pidió su apoyo para tocar en la ciudad de Tijuana, por lo cual accedieron a acudir a la festiidad; pero al final se les indicó que dicho festejo sería en la ciudad de Ensenada, por lo que perderían el día de trabajo. La Policía Municipal utilizó la fuerza para subirlos a los vehículos oficiales y trasladarlos a la ciudad de Ensenada.» 
  173. «Graves cargos lanzados al Comandante de Policía». El Heraldo Baja California. 20 de septiembre de 1963. 
  174. «Que no se han hecho cargos al Comandante de Policía». El Heraldo Baja California. 21 de septiembre de 1963. 
  175. «Policía preso por agredir a un Regidor». El Heraldo Baja California. 23 de septiembre de 1963. «El regidor Juan Flores Ruiz se encontró en el hipódromo al agente Víctor Castro Mendoza, en servicio y aparentemente alcoholizado, por lo que lo reprendió y ordenó que se presentara en la Comandancia. Más tarde, el regidor se encontró con el agente en el crucero de la Av. Revolución y calle Primera, y al reclamarle, el agente lo tomó por el saco. El agente sería arrestado ocho días.» 
  176. «Otro escándalo atribuido al Regidor Juan Flores Ruiz». El Heraldo Baja California. 24 de septiembre de 1963. «El regidor hizo arrestar ilegalmente a un italiano en el Hotel Capri y a los agentes que inicialmente se habían negado a obedecer su ilegal instrucción. En la misma noche, ordenó a otros agentes que lo cuidaran durante su visita a un cabaret.» 
  177. «Renunció el agente que atacó a Flores Ruiz». El Heraldo Baja California. 3 de octubre de 1963. 
  178. «Detenidos por repartir propaganda». El Heraldo Baja California. 6 de julio de 1963. «Vigilantes detuvieron a dos jóvenes que repartían folletos del "Frente Electoral del Pueblo", del ex gobernador Braulio Maldonado, en los cuales se critica al Presidente López Mateos por tener presos políticos». 
  179. «Joven balaceado por un auxiliar». El Heraldo Baja California. 10 de agosto de 1963. 
  180. «Se queja de que lo golpearon los auxiliares». El Heraldo Baja California. 22 de agosto de 1963. 
  181. «Malos agentes en el cuerpo de "auxiliares"». El Heraldo Baja California. 31 de octubre de 1963. 
  182. «Los patrulleros no andarán en circulación». El Heraldo Baja California. 17 de junio de 1963. «Las patrullas estarán estacionadas en ciertos lugares para ahorrar combustible». 
  183. «Veinticinco agentes de la Policía Municipal cesados porque hay que economizar». El Heraldo Baja California. 10 de octubre de 1963. 
  184. «Ceses a granel en el Departamento de Tránsito Municipal.». El Heraldo Baja California. 11 de octubre de 1963. 
  185. «Pedirán amparo varios policías cesados». El Heraldo Baja California. 13 de octubre de 1963. 
  186. «Editorial. Causan disgusto e inquietud al pueblo los ceses en masa de agentes policiacos». El Heraldo Baja California. 14 de octubre de 1963. 
  187. «Posiblemente sean repuestos en sus empleos unos policías. Regidor Juan Flores inconforme.». El Heraldo Baja California. 26 de octubre de 1963. «Declara el regidor que cesaron a los buenos, no a los malos». 
  188. «Que sea creada la Policía Turística». El Heraldo Baja California. 27 de julio de 1963. 
  189. «Desde anoche funciona la policía bilingüe». El Heraldo Baja California. 8 de noviembre de 1963. 
  190. «Editorial. Comercio y autoridades harán realidad beneficiosos proyectos». El Heraldo Baja California. 8 de noviembre de 1963. «- Policía bilingüe. - Desalojo de puestos ambulantes sin permiso. - Observación de nuevo Reglamento de Limpia. - Comerciantes de la Av. Revolución pagarán costo de alumbrado mercurial. - Recepción de quejas en caseta de turismo para proporcionar información útil y evitar maltratos, abusos y molestias.» 
  191. «Instrucciones a los agentes bilingües». El Heraldo Baja California. 15 de noviembre de 1963. 
  192. «Dos traficantes de drogas balaceados por policías». El Heraldo Baja California. 9 de diciembre de 1963. 
  193. «Angustiosa situación de los policías». El Heraldo Baja California. 24 de diciembre de 1963. «A la fecha se les adeudan tres quincenas». 
  194. «Editorial. Causan honda inquietud los frecuentes robos y asaltos». El Heraldo Baja California. 2 de diciembre de 1963. «Han asaltado dos panaderías y licorerías. Hay inseguridad en el centro comercial y zonas residenciales por la impunidad, que es consecuencia de la ineficacia de los encargados de la prevención y represión del crimen». 
  195. «Krauss Morales, nuevo Jefe de la Policía Municipal». El Heraldo Baja California. 13 de diciembre de 1962. 
  196. «Renuncian otros oficiales policiacos». El Heraldo Baja California. 13 de diciembre de 1963. 
  197. «Luis Guerrero Ugalde, nuevo jefe de la Secreta». El Heraldo Baja California. 18 de diciembre de 1963. 
  198. «Nuevo jefe de patrullas de la policía». El Heraldo Baja California. 19 de diciembre de 1963. 
  199. «Editorial. Con beneplácito general, vuelve a la policía el Comandante Krauss». El Heraldo Baja California. 14 de diciembre de 1963. 
  200. «Nombramientos en la policía». El Heraldo Baja California. 16 de diciembre de 1963. 
  201. «Editorial. Ocasión para la reorganización efectiva del cuerpo policiaco». El Heraldo Baja California. 17 de diciembre de 1963. «Hay un incontrolable crecimiento de la delincuencia. No hay que seguir con la vieja costumbre de que al comandante le impongan a sus colaboradores». 
  202. «Habrá total depuración en la Policía Municipal. El regidor Flores Ruiz dispuesto a acabar con los malos elementos.». El Heraldo Baja California. 23 de diciembre de 1963. 
  203. «Actúan como asaltantes agentes de la Secreta. Tres tipos con placa de la Secreta detienen a los automovilistas». El Heraldo Baja California. 21 de diciembre de 1963. «Los agentes acusan a las personas de supuestas violaciones de tránsito, y si no hay arreglo, entonces los conducen a Tránsito Municipal para se multados. El señor Cecilio Salcido Delgado perdió diez dólares». 
  204. «Niegan unos patrulleros haber robado». El Heraldo Baja California. 23 de diciembre de 1963. «Lino Gutiérrez Rivera los acusa de robarles 1,050 dólares. Los patrulleros fueron detenidos». 
  205. «Editorial. Afrentoso proceder de agentes de la Policía Secreta». El Heraldo Baja California. 23 de diciembre de 1963. 
  206. «Patrulleros consignados por robo». El Heraldo Baja California. 24 de diciembre de 1963. «Patrulleros consignados por robo y Lino Gutiérrez Rivera consignado por usurpación de funciones, por hacerse pasar por agente federal para extorsionar a un cantinero». 
  207. «Cae una banda de carteristas». El Heraldo Baja California. 17 de enero de 1964. «El servicio secreto detuvo cinco carteristas». 
  208. «Ola de robos en la ciudad. A la falta de agentes de policía se atribuye el notable aumento de robos». El Heraldo Baja California. 27 de enero de 1964. «La vigilancia es nula fuera del primer cuadro de la ciudad». 
  209. «Un mes de sueldo deben a la policía». El Heraldo Baja California. 30 de enero de 1964. «Un policía declaró: "¿Cómo quieren que se tenga una policía bien organizada, si no se nos paga. No queda más remedio que morder cuánto se pueda?"». 
  210. «Redada de pedigüeños en la frontera». El Heraldo Baja California. 16 de febrero de 1964. «Se trató de menores localizados en la línea fronteriza». 
  211. «Tres quincenas adeudan a la Policía Municiapl». El Heraldo Baja California. 20 de febrero de 1964. «Ya ni siquiera reciben vales que luego pueden cambiar con 3 o 4 dólares de comisión. Consideran injusto que su sueldo sea muy bajo y no lo reciban, mientras que funcionarios se pasean.» 
  212. «Veintiún piqueros clausurados por los agentes secretos. En las "cervecerías" había mujeres y toda clase de aguardientes"». El Heraldo de Baja California. 14 de diciembre de 1962. 
  213. «Siguen cerrando piqueros la Policía Secreta Municipal. Ayer clausuraron siete de esos centros de vicio, disfrazados de fondas.». El Heraldo de Baja California. 17 de diciembre de 1962. 
  214. «Las 21 piqueras clausuradas se reabrieron mediante el pago de multas por valor de $60,000.». El Heraldo de Baja California. 21 de diciembre de 1962. 
  215. «Más píloros aprehendidos por la policía». El Heraldo de Baja California. 
  216. «Batida municipal contra el vicio de las píldoras». El Heraldo de Baja California. 2 de marzo de 1963. 
  217. «Más de cien limosneros son detenidos». El Heraldo de Baja California. 22 de abril de 1963. «Proceden del estado de Puebla». 
  218. «Editorial. Tijuana debe ser liberada de la intolerable plaga de limosneros». El Heraldo de Baja California. 24 de abril de 1963. 
  219. «Redada de vagos hecha por la policía». El Heraldo de Baja California. 19 de mayo de 1963. 
  220. «Que acabarán con las loncherías-prostibulos». El Heraldo Baja California. 20 de septiembre de 1963. «El Cabildo tratará de frenar las actividades ilícitas, venta de cerveza y licor clandestinos al Sur de la ciudad y en Rosarito». 
  221. «Pie de foto. Redada de vagos y malvivientes en centros de vicio». El Heraldo Baja California. 20 de octubre de 1963. 
  222. «Funciona un billar cerca del colegio». El Heraldo Baja California. 9 de julio de 1963. «Se localiza en Av. F entre calles Primera y Segunda». 
  223. «Editorial. No deberían permitirse cerca de las escuela salas de billar». El Heraldo Baja California. 12 de julio de 1963. 
  224. «Ramón Alcaraz Gutiérrez, educador». Identidad. Suplemento Cultural de El Mexicano. 27 de octubre de 2013. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
  225. Villa Pérez, Josefina Elizabeth (Agosto de 2017). Prácticas asociativas y discursos públicos en Tijuana, 1942-1968. Tesis para obtener el grado de Doctora en Historia. p. 217. 
  226. «Pie de foto. Alumnos de la Escuela Primaria Gabriel Ramos Millán integran el primer escuadrón de Educación Vial que organiza el Departamento de Tránsito. El Director de Educación Vial es Norberto Gómez». El Heraldo Baja California. 4 de octubre de 1963. 
  227. «Beneficiosos resultados de una campaña educacional de tránsito». El Heraldo Baja California. 13 de noviembre de 1963. «Participan 200 jóvenes, un grupo por escuela. Realizan actividades los fines de semana. Indican a los peatones a cruzar las calles únicamente cuando la luz de los semáforos se lo permiten.» 
  228. «Asean un poco el interior de la cárcel». El Heraldo Baja California. 3 de septiembre de 1963. «El director Hilario Muñoz remozó la instalación con recursos propios». 
  229. «"Coyotaje" en la cárcel municipal. Con mordida se arregla todo cuanto se quiera en la casa de detención». El Heraldo Baja California. 16 de octubre de 1963. «En la cárcel hay "mandaderos" que prestan servicios a los reos. Se cobra hasta veinte dólares para arreglarse». 
  230. «Un norteamericano se queja de que los 'llaveros' le robaron en la cárcel municipal». El Heraldo Baja California. 13 de diciembre de 1963. «Robo de 155 dólares, un anillo y un reloj». 
  231. «Mejoras para la celda de los menores». El Heraldo Baja California. 13 de noviembre de 1964. 
  232. «Muchachos viciosos de 10 a 14 años detenidos». El Heraldo de Baja California. 14 de marzo de 1963. 
  233. «Comenzará a funcionar ya aquí la Asociación de Protección a la Juventud, A.C.». El Heraldo Baja California. 15 de junio de 1963. «El objetivo de frenar la delincuencia juvenil. Será presidida por el Lic. Mario Gómez Mercante, Juez de Distrito en la ciudad». 
  234. «Editorial. Molestas turbas de mozalbetes por diversos rumbos de la ciudad». El Heraldo Baja California. 22 de julio de 1963. 
  235. «Editorial. Se inician las actividades del Comité de Protección Juvenil». El Heraldo Baja California. 10 de agosto de 1963. «Se designan dieciséis jueces calificadores para menores». 
  236. «Albergue para menores inaugurado». El Heraldo Baja California. 16 de octubre de 1963. «Ubicado en colonia Chapultepec, a cargo del Comité de Protección Juvenil, A.C.» 
  237. «Editorial. Paso efectivo hacia la protección de los jóvenes descarriados». El Heraldo Baja California. 17 de octubre de 1963. 
  238. «Funciona un dormitorio para menores de edad». El Heraldo Baja California. 6 de noviembre de 1963. «Se estableció el dormitorio para varones del Comité de Asistencia Social, encabezado por la Regidora Aída Baltazar Martínez, con la cooperación de la iniciativa privada». 
  239. «Importante junta para tratar el problema de delincuencia juvenil». El Heraldo Baja California. 16 de noviembre de 1963. 
  240. «Reclaman la propiedad de casi toda Tijuana. Falla la Suprema Corte en favor de la Sra. viuda de Regnier». El Heraldo Baja California. 6 de marzo de 1963. 
  241. «Acuerdo por el cual se establecen los requisitos que deberán llenarse para legalizar la posesión de terrenos del rancho de Tijuana, Baja California del 7 de noviembre de 1929». Diario Oficial de la Federación. 23 de noviembre de 1929. 
  242. Santiago Guerrero, L. Bibiana (enero 2001-diciembre 2004). «Colonias antiguas de Tijuana». Calafia. Revista de la Universidad Autónoma de Baja California I (1-8). Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  243. «El fallo de la Suprema Corte sólo afecta predios rústicos. Los títulos de predios dentro de la ciudad van a ser respetados». El Heraldo Baja California. 7 de marzo de 1963. 
  244. «Visitará al alcalde los de los "Inmuebles"». El Heraldo Baja California. 9 de julio de 1963. 
  245. «El Síndico Lic. Acevedo verá que se respete la propiedad municipal». El Heraldo Baja California. 12 de julio de 1963. 
  246. «El Comité Pro Defensa censura al alcalde. Que está de parte de los que quieren ser los propietarios de la ciudad». El Heraldo Baja California. 17 de julio de 1963. 
  247. «El Ayuntamiento asume la defensa de Tijuana. El Alcalde no está del lado de la Compañía Inmuebles Californianos». El Heraldo Baja California. 18 de julio de 1963. 
  248. «Protestas por los ataques al Alcalde Ildefonso Velásquez». El Heraldo Baja California. 8 de agosto de 1963. «Contra los ataques vertidos por Genaro Castro en el mitín del 6 de agosto organizado por el Comité Pro Defensa del Patrimonio de Tijuana, apoyaron la actuación del alcalde el Sindicato de Burócratas (Daniel Figueroa Díaz y Ernesto Riedel), la Dirección de Acción Juvenil Municipal del PRI (José Calleros Domínguez y José Quiñonez Velázquez) y la CNOP (Manuel Medina Hernández, Humberto Góngora González, Manuel Díaz Reyes, Raymundo Flores, Romeo Tirado Osuna y el Dr. Carlos Celorio Valle». 
  249. «Acusan a funcionarios municipales». El Heraldo Baja California. 10 de agosto de 1963. «El señor Francisco López Gutiérrez, Coordinador del Comité Pro Patrimonio, acusó al Síndico Conrado Acevedo y a la Regidora Aída Baltazar Martínez de apoyar a la Compañía Inmuebles California». 
  250. Acevedo Cárdenas, Conrado (18 de septiembre de 1963). «Desplegado. Telegrama del Síndico Conrado Acevedo al Diputado Ing. Armando Lizárraga, Presidente de la IV Legislatura del Estado». El Heraldo Baja California. 
  251. «Que no procede la acusación presentada contra Síndico Acevedo y la Regidora Baltazar». El Heraldo Baja California. 20 de octubre de 1963. «La IV Legislatura desestimó la denuncia presentada por el Comité Pro Defensa contra los ediles». 
  252. «Desplegado. Denuncia del Comité Pro Defensa de la ciudad de Tijuana a la IV Legislatura». El Heraldo Baja California. 23 de octubre de 1962. «Se acusa al Síndico Conrado Acevedo y a la Regidora Aída Baltazar de que sus declaraciones en medios fomentan la aceptación popular de la interpretación engañosa al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el juicio de amparo 1503-933. Se pide que se les suspenda de sus cargos públicos hasta por tres meses». 
  253. «La SC da la razón al pueblo de Tijuana. Tribunal Colegiado del I Circuito declara ilegal la orden del Juez Aguinaco que daba a Inmuebles la posesión de la ciudad». El Heraldo Baja California. 29 de octubre de 1963. «Se entregarán a la empresa ICSA los terrenos enajenados por Presidencia y por Secretaría Agraria, fuera de la ciudad». 
  254. «Editorial. Fue rectificada la orden del Juez Vicente Aguinaco Alemán». El Heraldo Baja California. 30 de octubre de 1962. 
  255. «Otra de las víctimas de la trágica "rueda" se halla hoy sumamente grave». El Heraldo Baja California. 17 de septiembre de 1963. 
  256. «El alcalde lesionado en accidente de tránsito». El Heraldo Baja California. 4 de marzo de 1963. 
  257. 12 junio 1963. «El Presidente Municipal ofrece todo su apoyo a la Conferencia Hotelera Nacional». El Heraldo Baja California. 
  258. «Proyecto que deberá realizarse para aumentar el turismo». El Heraldo Baja California. 28 de enero de 1963. «El Presidente Municipal propone establecer expendios de artesanías y arte popular.» 
  259. «Editorial. Tijuana reclama preferente lugar como importante centro turístico». El Heraldo Baja California. 13 de junio de 1963. «El principal problema de la ciudad son los abusos, maltratos, engaños e inconvenientes que sufre el turista, y las molestias de limosneros y cuida carros». 
  260. «Editorial. Una iniciativa merecedora de todo respaldo por su gran significación». El Heraldo Baja California. 2 de julio de 1963. «Se propone un Comité Pro Centro de Artes y Cultura de Tijuana, en el que exista una exposición permanente de arqueología». 
  261. «Editorial. Tijuana debería convertirse en sede de congresos y convenciones». El Heraldo Baja California. 8 agosto |1963. 
  262. Genel, Óscar (24 de septiembre de 2012). «Columna Primera Plana. Qué difícil es prevenir los delitos». Frontera. p. 20 A. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
  263. Mino, Fernando (noviembre de 2006). «Columna VIHvencias: In memoriam». Letra S. Consultado el 14 de junio de 2019. 
  264. Matthews, Neal (1o. febrero de 1990). «The early years of AIDS in Tijuana. Emilio will take care of them». San Diego Reader. Consultado el 14 de junio de 2019. 
  265. Bertrán, Antonio (2017). Damas y adamados: Conversaciones con protagonistas de la diversidad sexual. México: Ediciones B. ISBN 9786075291147. Consultado el 14 de junio de 2019. 
  266. «Murió el activista de Tijuana Emilio Velásquez Ruiz». La Jornada. 12 de octubre de 2006. Consultado el 13 de septiembre de 2019.