Abrir menú principal
Territorios controlados por Alemania en el mundo, hacia 1914.
Mapa diacrónico de las colonias de Alemania.

Imperio colonial alemán (en alemán, Deutsches Kolonialreich) es el nombre que recibe el conjunto constituido por las colonias de ultramar, las dependencias y los territorios de la Alemania imperial, y los intentos de colonización de corta duración por parte de estados alemanes individuales que ocurrieron en los siglos anteriores. Según el artículo 1 de la Constitución del Reich alemán, no formaban parte del territorio del Reich, sino que eran posesiones en el extranjero de Alemania. Los alemanes emigrados fundaron asentamientos en el extranjero, a veces denominados "colonias alemanas", pero no ejercían derechos soberanos del país de origen.

Los esfuerzos coloniales cruciales solo comenzaron en 1884 con la lucha por África. Alemania reclamó gran parte de las colonias que aún no se habían reclamado en el reparto de ese continente, y logró construir el tercer imperio colonial más grande después de los británicos y los franceses, en ese momento.[1]​ En términos de población, fue el cuarto imperio después de las colonias holandesas. [2]

Alemania perdió el control de sus colonias cuando comenzó la Primera Guerra Mundial en 1914 y la mayoría de sus posesiones fueron capturadas por sus enemigos en las primeras semanas de la guerra. Sin embargo, algunas unidades militares resistieron un poco más: el África del Sudoeste Alemana se rindió en 1915, Kamerun en 1916 y el este de Alemania solo en 1918 al final de la guerra. El imperio colonial de Alemania fue oficialmente confiscado con el tratado de Versalles de 1919 después de la derrota de Alemania en la guerra, y las distintas posesiones se convirtieron en mandatos de la Sociedad de Naciones bajo la supervisión (pero no su propiedad) de las potencias victoriosas: Francia, Reino Unido, Bélgica, Unión Sudafricana, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Portugal.

Este «modesto» imperio colonial controlaba colonias en África, Asia y Oceanía. El período de colonización alemana fue muy corto. Tanto que Kössler Reinhart, un experto en sociología política y en historia de África, ha llegado a hablar de una "amnesia colonial" en la memoria colectiva alemana.[3]

Índice

HistoriaEditar

Confederación Alemana y unión aduanera alemanaEditar

En los estados de la Confederación Alemana (fundada en 1815) y en la Unión Aduanera Alemana (fundada en 1833), surgió la iniciativa por parte del sector privado de fundar colonias alemanas, especialmente a partir de la década de 1840.[4]​ Pero no hubo tal aspiración por parte del estado. En 1839 se fundó la Sociedad Colonial de Hamburgo por parte de inversionistas privados, que quería comprar las islas Chatham al este de Nueva Zelanda para asentar allí a los emigrantes alemanes, pero Gran Bretaña apeló a reclamos más antiguos sobre las islas. La ciudad de Hamburgo necesitaba la protección de la Marina Real británica para comerciar por todo el mundo y, por lo tanto, renunció al apoyo político de la sociedad colonial.[5]​ Algo exitoso fue la Asociación para la Protección de Inmigrantes Alemanes en Texas, fundada en 1842, que quería expandir los asentamientos alemanes en Texas y establecer la colonia de "Nueva Alemania" (en alemán, Neu Deutschland), pero la anexión de la República de Texas por los Estados Unidos de América en 1845 hizo que esta sugerencia fuera anulada.

Los puntos decisivos para la falta de interés por parte del estado alemán en la creación de colonias fue la limitación del pensamiento político del momento, las problemáticas que tenía Alemania en Europa y la falta de un poder naval alemán, que no podía ofrecer apoyo político en la adquisición de colonias en el extranjero.[6]​ Con el establecimiento de la flota austriaca y la flota prusiana a partir de 1848, se crearon tales medios de poder.

Primeros intentos de adquisiciones coloniales a nivel estatal (1857-1862)Editar

En 1857, la fragata austriaca Novara salió de Trieste para una expedición, que incluía la exploración y ocupación de las islas Nicobar en el océano Índico. En 1858, el Novara recorrió las Nicobar, pero no llegó a una toma de posesión efectiva.

 
El Thetis, uno de los barcos de la escuadra de Asia Oriental.

El siguiente intento de adquirir una colonia por parte de los alemanes sucedió en 1859, cuando Prusia quiso adquirir la isla china de Formosa. Prusia aseguró la aprobación del emperador francés Napoleón III para la compañía, ya que Francia simultáneamente quería adquirir colonias en el este de Asia. Como Francia estaba interesada en Vietnam, pero no en Formosa, Prusia podía tomar posesión de la isla. Una escuadra prusiana, que abandonó Alemania a fines de 1859 y debía concluir tratados comerciales en Asia para Prusia y todos los demás estados de la Unión Aduanera Alemana, tenía como objetivo ocupar Formosa, pero debido a las débiles fuerzas de la escuadra, y para no poner en peligro un acuerdo comercial con China, no se ejecutó la orden. Con la orden del gabinete del 6 de enero de 1862, acompañando a la escuadra, el embajador Friedrich zu Eulenburg fue «eximido del cumplimiento de las órdenes que se le dieron para la determinación de un asentamiento prusiano en el territorio de ultramar».

Sin embargo un barco de la escuadra prusiana, el Thetis, se encontraba en las costas de la Patagonia en Sudamérica y con el liderazgo naval prusiano se pensaba crear una base naval en la costa sudamericana. La Thetis ya había llegado a Buenos Aires, pero tras el agotamiento de la tripulación después de años de viaje al extranjero y la necesidad de una revisión de la nave misma, el comandante ordenó el regreso a casa.[7]

El rechazo de Bismarck a la adquisición colonial (1862-1879)Editar

 
Factoría de la empresa Woermann en Camerún. Desde la década de 1830, los armadores alemanes habían estado negociando con África y estableciendo fábricas allí, y desde la década de 1850, el comercio y la gestión de plantaciones en los mares del sur habían sido operados por compañías alemanas. Algunas de estas empresas económicas en el extranjero finalmente se convirtieron en puntos de partida para su adquisición como una colonia alemana.[8]

Después de la guerra germano-danesa de 1864, los círculos coloniales en Prusia buscaron tomar posesión de las Nicobar danesas.[9]​ Por su parte, Dinamarca ofreció en vano a las Antillas danesas en 1865 para evitar la pérdida completa de Schleswig. En 1866 y nuevamente en 1876, el sultán de las islas Sulu, que se encuentra entre Borneo y Filipinas, hizo una oferta para poner a sus islas bajo la protección de Prusia, o el Imperio alemán, pero esto fue rechazado en ambas ocasiones.[10]​ El sultán de Witu le pidió al viajero Richard Brenner en 1867 que obtuviera un protectorado prusiano sobre su país, que ni siquiera fue considerado en Berlín.[11]

En la constitución de la Confederación de Alemania del Norte, que entró en vigor en 1867, el artículo 4 punto 1, incluía la "colonización" como uno de los asuntos bajo la "supervisión de la Confederación" y este artículo 4 punto 1 no se modificó en la constitución del Reich alemán de 1871.

A petición de Otto von Bismarck, el buque de guerra Augusta navegó al Caribe en 1867/68 para enarbolar la bandera de la Confederación de Alemania del Norte. A instancias personales del comandante en jefe de la Confederación, Adalberto de Prusia, y sin el consentimiento de Bismarck, el comandante del Augusta, Franz Kinderling, negoció una base naval en Puerto Limón con el presidente de Costa Rica. Bismarck rechazó la oferta, por respeto a la doctrina Monroe de los Estados Unidos. Su deseo de no desafiar a los Estados Unidos le hizo rechazar una oferta de los Países Bajos para establecer una base naval en la isla holandesa de Curazao frente a la costa venezolana.[12]

La política de la Confederación de Alemania del Norte no era en este momento la adquisición de colonias, sino de bases navales individuales. Desde ellos, la política de cañoneras y el espíritu de un imperialismo informal debería proteger el comercio mundial del estado. En 1867 se decidió instalar cinco estaciones extranjeras. Así en 1868 se compró tierras para un hospital naval alemán en el puerto japonés de Yokohama, que existió hasta 1911. Tsingtau (actual Qingdao) fue adquirido por el Imperio en 1897 y llegó a estar disponible como puerto naval en China, en tanto Yokohama siguió siendo una base para la flota alemana en el este de Asia. En 1869, la Ostasiatische Station (Estación de Asia Oriental) se convirtió en la primera estación en el extranjero establecida por la marina como un área marítima ocupada constantemente por buques de guerra alemanes, que más tarde demostraron ser útiles para adquirir las colonias en el Pacífico y de Kiau Chau.[13]

En 1870, Bismarck le dio al enviado de la Confederación de Alemania del Norte en Pekín la tarea de negociar con el gobierno chino una base para la flota de la Confederación. Pero con el estallido de la guerra franco-prusiana, los buques de guerra alemanes en la estación de Asia Oriental, Hertha y Medusa, tuvieron que retirarse a Japón frente a la supremacía francesa en aguas chinas, por lo que el enviado Guido von Rehfues ni siquiera negoció esta posición. Después de la guerra, Bismarck se abstuvo de adquirir una base en China.[14]

La propuesta de compensación francesa después de la guerra franco-prusiana de cambiar Alsacia-Lorena por la colonia francesa de Cochinchina, fue rechazada por Bismarck y la mayoría de los diputados del Reichstag de la Confederación de Alemania del Norte en 1870. Después de la fundación del Reich en 1871, mantuvo esta opinión. En el transcurso de la década de 1870, sin embargo, la propaganda colonial en Alemania ganó cada vez más publicidad. En 1873 se fundó en Alemania la Afrikanische Gesellschaften (Sociedad Africana), cuya tarea principal era la exploración geográfica de África. En 1878 se fundó la Centralverein für Handelsgeographie und Förderung deutscher Interessen im Auslande (Asociación Central para la Geografía, el Comercio y la promoción de los intereses alemanes en el extranjero), que quería adquirir colonias para Alemania, y en 1881 se fundó la Westdeutsche Verein für Colonisation und Export (Asociación de Colonización y Exportación de Alemania Occidental), en cuyo estatuto se destacó la "adquisición de colonias cultivables y comerciales para el Reich alemán". En 1882 se fundó la Deutscher Kolonialverein (Sociedad Colonial Alemana), que se consideraba un club de intereses para la propaganda colonial. En 1884 surgió la Deutsch-Ostafrikanische Gesellschaft (Compañía Alemana del África Oriental), que se fijó el objetivo de la colonización práctica. Ambos clubes se fusionaron en 1887 con la sociedad colonial alemana.[15]

Bismarck permaneció cerrado a estos argumentos y prefirió un imperio de comercio informal en el cual las empresas alemanas con territorios no europeos los comercializaron exitosamente y los penetraran económicamente, pero sin ocupar sus territorios o establecer su propia condición de estado.[16]​ Por lo tanto, los primeros casos de expansión colonial en el extranjero también fueron muy reacios: en 1876, se completó un tratado de amistad entre el Reich alemán y Tonga para la construcción de una estación de carbón en Tonga, que contaba con el grupo de islas Vava'u. El Reich alemán tenía garantizados todos los derechos de libre uso de la tierra que necesitara. La soberanía del rey de Tonga, sin embargo, debía permanecer intacta.[17]​ La colonización como tal no sucedió. El comandante del buque de guerra SMS Ariadne, Bartolomé de Werner, ocupó el 16 de julio de 1878 los lugares Falealili y Saluafata en la isla de Upolu en Samoa "en nombre del Imperio". La ocupación alemana de las aldeas se revirtió en enero de 1879, mediante la conclusión de un "tratado de amistad" con los gobernantes locales.[18]​ El 19 de noviembre de 1878, Werner concluyó un contrato de privilegios con los jefes principales de Jaluit y el archipiélago Ralik, Lebon y Letahalin, con la inversión exclusiva de una estación de carbón alemana. La estación se convirtió oficialmente en la colonia alemana de las islas Marshall en 1885.[19]​ Werner también adquirió un puerto en las islas de Makada y Mioko en el grupo Duke of York, que se colocaron en 1884 como parte del futuro protectorado de Nueva Guinea Alemana.[20]​ El 20 de abril de 1879 firmaron el comandante del SMS Bismarck, Karl Deinhard, y el cónsul imperial alemán para las islas del Mar del Sur, Gustav Godeffroy Junior, con el gobierno de la isla de Huahine en las islas de la Sociedad, un acuerdo de amistad y comercio, entre otros. La flota alemana también otorgó anclaje en todos los puertos de la isla.[21]​ En septiembre de 1879, el cónsul alemán en Samoa, junto con los cónsules de Gran Bretaña y los Estados Unidos, asumió la administración de la ciudad y el distrito de Apia en la isla samoana de Upolu. Las islas del oeste de Samoa con la capital Apia se convirtieron en colonia alemana en 1899.[22]

Territorios coloniales alemanesEditar

 
Colonias alemanas en África, 1884-1919.
 
Las colonias alemanas en el Pacífico y su reparto tras la Primera Guerra Mundial.

Tras la unificación alemana de 1871Editar

Aparte de la metrópoli, localizada en Europa, que poseía 540.766 km² en 1910, el Imperio alemán mantuvo territorios coloniales en África, Asia y Oceanía que fueron perdidos tras la Primera Guerra Mundial.

Territorio Periodo Área (aprox.) Países actuales Estatus
África Occidental Alemana (Deutsch-Westafrika) 1884–1919 582 200 km²[23] Camerún  Camerún
Nigeria  Nigeria
Chad  Chad
Guinea  Guinea
República Centroafricana  República Centroafricana
Ghana  Ghana
Togo  Togo
La colonia se subdividía en Togolandia (87 200 km²) y Kamerun (495 000 km² en 1910, incluyendo el territorio de Neukamerun cedido por Francia en 1911 llegaba hasta 790 000 km²).
África del Sudoeste Alemana (Deutsch-Südwestafrika) 1884–1918 835 100 km²[23] Namibia  Namibia Equivalía al actual territorio de Namibia con excepción de Walvis Bay, que quedó en manos del Reino Unido; pasó a ser gobernada por la Unión Sudafricana tras la Primera Guerra Mundial.
Nueva Guinea Alemana (Deutsch-Neuguinea)
(incluyendo Samoa Alemana)
1884–1918 247 092 km²[23] Papúa Nueva Guinea  Papúa Nueva Guinea
Islas Salomón  Islas Salomón
Palaos  Palaos
Micronesia  Micronesia
Nauru  Nauru
Islas Marianas del Norte  Islas Marianas del Norte
Islas Marshall  Islas Marshall
Samoa  Samoa
Estaba compuesta por los territorios menores de Kaiser-Wilhelmsland, Islas Salomón, Marshall, Carolinas, Marianas, Palaos, Nauru y Samoa Alemana (Deutsche Samoa).
África Oriental Alemana (Deutsch-Ostafrika) 1880–1919 995 000 km²[23] Burundi  Burundi
Kenia  Kenia
Mozambique  Mozambique
Ruanda  Ruanda
Tanzania  Tanzania
La colonia la formaban los territorios menores de Tanganica, Ruanda-Urundi, Witulandia (3000 km²) (Deutsch-Witu) incorporada a Kenia y Triángulo de Kionga (1000 km²) (Kionga-Dreieck) desde 1916 parte de Mozambique.
Kiautschou 1898–1914 515 km²[23] China  China Concesión alemana en China, arrendada por la dinastía Qing.
Tientsin 1901–1919 China  China Concesión alemana en China, arrendada por la dinastía Qing.
Total 2 659 392 km²

Anteriores a 1870Editar

 
Territorio concedido a la familia alemana Welser entre 1528 y 1545, que corresponde a parte de la actual Venezuela.
Territorio Periodo Países actuales Estatus
Klein-Venedig 1528–1545 Venezuela  Venezuela Fallido intento de explorar y colonizar una parte de Venezuela por la familia alemana Welser el objeto de saldar una deuda. El territorio nunca dejó de ser español.
Costa del Oro prusiana 1683–1718 Ghana  Ghana Colonia de Brandeburgo-Prusia.
Arguin 1685–1721 Mauritania  Mauritania Colonia de Brandeburgo-Prusia.
Saint Thomas 1685   Islas Vírgenes de los Estados Unidos Concesión brandeburguesa para vender esclavos africanos, siendo la isla propiedad de Dinamarca.
Gambia 1651–1661 Gambia  Gambia Colonia del Ducado de Curlandia
Tobago 1637, 1642, 1654–1659, 1660–1689 Trinidad y Tobago  Trinidad y Tobago Colonia del Ducado de Curlandia, gobernado desde la Edad Media por alemanes

Otros territoriosEditar

Territorios de la Antártida
  • Nueva Suabia (1939-1945): territorio explorado por Alfred Ritscher sin realizar reivindicación de soberanía.
  • Tierra de Guillermo II (1902-1904): territorio explorado por Erich Dagobert von Drygalski sin realizar reivindicación de soberanía.
Territorios en el Mar Caribe
  • Caribe alemán (1888): breve ocupación e intento de construcción de una base militar y comercial en la isla de Klein Curazao que sería abandonada poco después.
  • Cayo Ernest Thaelmann (1972): ofrecimiento simbólico del gobierno cubano al de la República Democrática Alemana.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Diese deutschen Wörter kennt man noch in der Südsee, von Matthias Heine "Einst hatten die Deutschen das drittgrößte Kolonialreich [...]"
  2. James Mitchell (Hrsg.): Große illustrierte Weltgeschichte. Von der französischen Revolution bis zur Gegenwart. Parkland, Stuttgart, 1990, ISBN 3-88059-379-5, p. 66.
  3. Kössler. «Awakened from colonial amnesia? Germany after 2004». www.freiburg-postkolonial.de. Consultado el 24 de noviembre de 2018. 
  4. Michael Fröhlich: Imperialismus. Deutsche Kolonial- und Weltpolitik 1880–1914. dtv, München 1994, ISBN 3-423-04509-4, pp. 18 y 22.
  5. Walter Nuhn: Kolonialpolitik und Marine. Die Rolle der Kaiserlichen Marine bei der Gründung und Sicherung des deutschen Kolonialreiches 1884–1914. Bernard & Graefe, Bonn, 2002, p. 27.
  6. Washausen, Hamburg und die Kolonialpolitik des Deutschen Reiches, p. 21.
  7. Lawrence Sondhaus: Preparing for Weltpolitik. German Sea Power Before the Tirpitz Era. Naval Institute Press, Annapolis, 1997, p. 68.
  8. Percy Ernst Schramm: Deutschland und Übersee. Der deutsche Handel mit den anderen Kontinenten, insbesondere Afrika, von Karl V. bis zu Bismarck. Ein Beitrag zur Geschichte der Rivalität im Wirtschaftsleben. Georg Westermann Verlag, Braunschweig, 1950, Seitenzahl fehlt.
  9. Franz Theodor Maurer: Die Nikobaren: Colonial-Geschichte und Beschreibung nebst motivirtem Vorschlage zur Colonisation dieser Inseln durch Preussen, Carl Heymanns Verlag, Berlín, 1867.
  10. Percy Ernst Schramm: Deutschland und Übersee. Der deutsche Handel mit den anderen Kontinenten, insbesondere Afrika, von Karl V. bis zu Bismarck. Ein Beitrag zur Geschichte der Rivalität im Wirtschaftsleben. Georg Westermann Verlag, Braunschweig 1950, p. 92.
  11. Hans-Ulrich Wehler: Bismarck und der Imperialismus. 4. Auflage, dtv, München 1976, ISBN 3-423-04187-0, p. 367.
  12. Lawrence Sondhaus: Preparing for Weltpolitik. German Sea Power Before the Tirpitz Era. Naval Institute Press, Annapolis, 1997, p. 98.
  13. Cord Eberspächer: Die deutsche Yangtse-Patrouille. Deutsche Kanonenbootpolitik in China im Zeitalter des Imperialismus 1900–1914, Verlag Dr. Dieter Winkler, Bochum, 2004, p. 24.
  14. Cord Eberspächer: Die deutsche Yangtse-Patrouille. Deutsche Kanonenbootpolitik in China im Zeitalter des Imperialismus 1900–1914, Verlag Dr. Dieter Winkler, Bochum, 2004, p. 62.
  15. Zum Folgenden Winfried Speitkamp: Deutsche Kolonialgeschichte. Reclam, Stuttgart, 2005, p. 18 f.
  16. Hans-Ulrich Wehler: Deutsche Gesellschaftsgeschichte, Bd. 3: Von der „Deutschen Doppelrevolution“ bis zum Beginn des Ersten Weltkrieges 1845/49–1914. C.H. Beck, Munich, 1995, p. 980 f.
  17. Freundschaftsvertrag zwischen dem Deutschen Reich und Tonga, Wikisource
  18. Hermann Joseph Hiery: Die deutsche Südsee 1884–1914. Ferdinand Schöningh, Paderborn, 2001, p. 2.
  19. Norbert Berthold Wagner: Die deutschen Schutzgebiete. Erwerb, Organisation und Verlust aus juristischer Sicht. Nomos, Baden-Baden, 2002, p. 94–96.
  20. Hermann Joseph Hiery: Die deutsche Verwaltung Neuguineas 1884–1914
  21. Hermann Joseph Hiery: Die deutsche Südsee 1884–1914. Ferdinand Schöningh, Paderborn 2001, S. 3 und 6.
  22. Hermann Joseph Hiery: Die deutsche Südsee 1884–1914. Ferdinand Schöningh, Paderborn 2001, pp. 649 y 694.
  23. a b c d e «Statistische Angaben zu den deutschen Kolonien». www.dhm.de (en alemán). Deutsches Historisches Museum. Consultado el 29 de septiembre de 2016. «Sofern nicht anders vermerkt, beziehen sich alle Angaben auf das Jahr 1912.»