Abrir menú principal

Impuesto sobre el patrimonio en España

(Redirigido desde «Impuesto sobre el Patrimonio en España»)

El impuesto sobre el Patrimonio es un tributo correspondiente al sistema tributario español, de devengo anual, carácter directo y naturaleza personal que grava el patrimonio neto del que fuesen titulares las personas físicas a fecha de 31 de diciembre de cada año.

Índice

HistoriaEditar

El Impuesto sobre el Patrimonio fue técnicamente suprimido con vigencia desde el 1 de enero de 2008 por la Ley 4/2008. Esta norma dispone la eliminación del gravamen sobre el patrimonio; técnicamente se ha establecido una bonificación general del cien por cien de la cuota, sin eliminar el impuesto. También se suprimió la obligación de presentar la declaración correspondiente a este impuesto.[1]​ Sin embargo, para los ejercicios entre 2011-2015 se ha restablecido el impuesto debido a la crisis económica.[2]

Nació en virtud de la Ley 50/1977, de 14 de noviembre, con la reforma tributaria que estableció el Impuesto sobre la renta de las personas físicas, aunque actualmente la normativa básica del tributo en España descansa en la Ley 19/1991, de 6 de junio, reformada con la mencionada Ley 4/2008.

Con fecha 17 de septiembre de 2011, se ha restablecido el Impuesto sobre Patrimonio exclusivamente para los años 2011 y 2012, mediante la publicación del Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre, por el que se restablece el Impuesto sobre el Patrimonio, con carácter temporal (B.O.E. 17/9/2011), esto supone en la práctica, la obligación de presentar la declaración en junio de 2012 y 2013, ampliándose posteriormente a los ejercicios 2014, 2015 y 2016.

NovedadesEditar

Entre las novedades más importantes introducidas destacan las siguientes:

  • Se eleva el importe de exención parcial de la vivienda habitual a efectos del impuesto, estableciéndose en 300.000 euros.
  • Se establece un mínimo exento, en el caso de que las Comunidades Autónomas a las que está cedido el tributo no lo hubieran establecido, de 700.000 euros.
  • Están obligados a presentar declaración los sujetos pasivos cuya cuota tributaria, determinada de acuerdo con las normas reguladoras del Impuesto y una vez aplicadas las deducciones o bonificaciones que procedieren, resulte a ingresar, o cuando, no dándose esta circunstancia, el valor de sus bienes o derechos, determinado de acuerdo con las normas reguladoras del impuesto, resulte superior a 2.000.000 euros.

Hecho imponibleEditar

El hecho imponible, según el artículo 3 de la Ley 19/1991, es la "titularidad por el sujeto pasivo en el momento del devengo del patrimonio neto". Así pues, la base imponible será el valor del patrimonio neto del sujeto pasivo, entendiendo por patrimonio neto el conjunto de los bienes y derechos con contenido económico de los que sea titular el sujeto pasivo, una vez se le reste el valor de las cargas y gravámenes que recaigan sobre los bienes, así como las deudas u obligaciones personales de las que deba responder.

CesiónEditar

El impuesto sobre el Patrimonio está cedido a las comunidades autónomas, de manera que éstas obtienen el total de la recaudación, se encargan de su gestión y pueden regular su mínimo exento, su tarifa y sus deducciones. Algunas, como por ejemplo, la Comunidad de Madrid ha establecido bonificaciones del 100% en la cuota del impuesto. El resto de comunidades tienen a fecha de 2018 las siguientes cuotas de impuesto de patrimonio: Andalucía, Cantabria y Galicia, del 0,24% al 3,03% Asturias, del 0,22% al 3% Baleares, 0,28% al 3,45% Cataluña, del 0,21 al 2,75% Extremadura, del 0,3% al 3,75% Región de Murcia, del 0,24% al 3% Comunidad Valenciana, 0,25% al 3,12%

De esta forma , la mayoría de comunidades autónomas se colocan a la cabeza del mundo en el impuesto de patrimonio, por delante de países como Noruega con cuotas del 1.1%, habiendo sido suprimido en la mayoría de los países.

Se trata de una de las figuras impositivas más criticadas, afirmando que produce múltiples casos de doble imposición, y que supone una penalización del ahorro. Todo ello, junto con su escasa capacidad recaudatoria, hace que se trate de una figura susceptible de ser suprimida a nivel estatal.


Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar