Abrir menú principal

Incendio del Real Alcázar de Madrid

El incendio del Real Alcázar de Madrid fue un incendio que destruyó por completo al Real Alcázar de Madrid, salvo por la Casa del Tesoro,[1]​ entre la Nochebuena y el día de Navidad de 1734.[2]​ Solo hubo una víctima mortal del incendio, una mujer.[3]​ Aunque se pudieron salvar las joyas más emblemáticas de la Corona, como la perla Peregrina y el diamante El Estanque[3]​ y 1038 obras de arte,[4]​ más de 500 lienzos desaparecieron en el incendio,[2]​ junto con numerosos documentos pertenecientes al Archivo de las Indias, bulas pontificias y otros papeles de Estado,[3]​ además de innumerables estatuas y esculturas de madera, mármol, bronce, etc.,[5]​ y toda la colección de música sacra de la Capilla Real.[6]​ También se perdieron por completo las llamadas «colecciones americanas».[7]​ Otras importantes pérdidas incluyen numerosos frescos realizados por maestros como Angelo Michele Colonna y Agostino Mitelli.[8]

El Real Alcázar, además de ser la residencia oficial de la Familia Real española, siendo en aquel entonces rey Felipe V, albergaba una gran colección de obras de arte, incluyendo unos 2000 cuadros de pintores destacados, piezas de orfebrería de ornamentos religiosos y piedras preciosas, además de muchas reliquias procedentes de tiempos de Felipe II.[9]​ Adquisiciones más recientes incluían obras de Tiziano, Tintoretto, Ribera, Durero, Leonardo y Brueghel.[4]

A los cuatro años del incendio, empezaron en el solar del antiguo alcázar las obras para la construcción del actual Palacio Real de Madrid, del arquitecto italiano, Filippo Juvara, e inspirado en el palacio del Louvre de París.[3]

Por otra parte, es conocido que a Felipe V, nacido en el palacio de Versalles, no le gustaba el Alcázar, y el hecho de que la familia real, que normalmente celebraba los maitines de Nochebuena en la Capilla Real del Alcázar,[3]​ se encontrase fuera al tiempo de declararse el incendio, ligado con el traslado previo de algunas obras de arte al palacio del Buen Retiro —que se convirtió en la residencia oficial del monarca hasta terminarse las obras de construcción del nuevo palacio[10]​— dejaron algunas dudas respecto a las causas del siniestro.[3]

Índice

El incendioEditar

Se piensa que el incendio se originó en los aposentos del pintor de Corte Jean Ranc, donde, al parecer, mozos de palacio se habían embriagado al calor de la festividad navideña, desatendiendo en su extravío a una furiosa chimenea holgada de leños ardientes, y se propagó rápidamente.[4]​ Fue detectado sobre las doce y cuarto de la noche, cuando la guardia vio llamas en el lienzo de la Priora, a poniente. El tañido de las campanas del convento de San Gil que alertaron en señal de incendio, se confundieron con la llamada para la Misa del Gallo.[3]

Las obras que se salvaron se trasladaron a las Casas Arzobispales (del Arzobispo de Toledo) y en las Casas de Bedmar (del marqués de Bedmar),[11]​ al Convento Real de San Gil, a la Armería y a las iglesias y otras casas cercanas.[12]

El 28 de diciembre, por orden del marqués de Villena, se elaboró un inventario de las pinturas rescatadas —«libertado del fuego»—.[5]

Por otra parte, existen dudas sobre la presencia, o no, en el Alcázar de algunas obras que se suponen dañadas por el fuego, como es el caso de La fábula de Aracne, de Velázquez.[13]

Salón de los EspejosEditar

Las obras más importantes del Alcázar se encontraban en el Salón Nuevo o Salón de los Espejos, en el centro de la fachada sur del edificio.[2]​ Los primeros cuadros en ocupar la estancia fueron unos Tizianos traídos desde el palacio del Pardo y los expresamente encargados para el Salón que trajo Rubens a Madrid en 1628.[14]

Allí se encontraban obras como La Religión socorrida por España,[2]Felipe II ofreciendo al cielo al infante don Fernando[2][15]​ y El emperador Carlos V a caballo en Mühlberg,[2][16]​ junto con otros retratos ecuestres; de Felipe IV por Diego Velázquez y Pedro Pablo Rubens, del que existe una copia en la Galería Uffizi,[17]​ y de Carlos II por Luca Giordano, estos tres últimos retratos desaparecidos.[2]

De los doce leones de bronce dorado que Velázquez, por deseo de Felipe IV, encargó a Matteo Bonuccelli, y que decoraron los seis bufetes del Salón de los Espejos, se salvaron once.[12]

Obras rescatadasEditar

Además de estas, también lograron sobrevivir otras pinturas de Caravaggio, Durero, Murillo, Rafael, Ribera, Rubens, Tinttoreto, o Veronese, entre otros.[2]​ En total, aproximadamente mil obras pudieron ser rescatadas, mientras que más de 500 pinturas quedaron reducidas a escombros.[3][4]

Obras desaparecidas o destruidasEditar

Luca GiordanoEditar

  • Retrato ecuestre de Carlos II[2]

El GrecoEditar

Giulio Cesare ProcacciniEditar

  • Andrómeda[23]
  • Sansón cuando le sacaron los ojos[24]

RiberaEditar

  • Eneas y Anquises[25]
  • Jael y Sísara[26]
  • Platón[27]

Pedro Pablo RubensEditar

 
Retrato ecuestre de Felipe IV (copia de la obra original de Rubens). Posiblemente realizada por Martínez del Mazo, salvo la cabeza del monarca, que según José López-Rey, habría sido ejecutada por Velázquez. Galería Uffizi.[17]
  • Retrato ecuestre de Felipe IV[2]
  • Hércules matando al león de Nemea[28]
  • La serpiente de metal[29]
  • Muerte de Acteón (Pedro Pablo Rubens y Frans Snyders)[30]
  • Muerte de Adonis (Pedro Pablo Rubens y Frans Snyders)[31]

Frans SnydersEditar

  • Bodegón de pescados[32]
  • Caza de zorras[31]
  • Escena de caza[33]

Massimo StanzioneEditar

  • El Niño perdido y hallado en el templo[34]

TintorettoEditar

  • Cabaña de pastores[35]
  • Píramo y Tisbe[36]
  • Venus y Adonis[36]

TizianoEditar

VelázquezEditar

  • Psique y Cupido[20]
  • Apolo, Adonis y Venus[4]
  • Apolo y Marsias[39]
  • La expulsión de los moriscos[4]
  • Retrato ecuestre de Felipe IV[2]
  • Retrato de dama (paradero desconocido, probablemente dañado en el incendio)[13]

VeroneseEditar

  • Damas venecianas[40]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Maier Allende, Jorge. Noticias de Antigüedades de las Actas de Sesiones de la R.A.H.a (1738-1791), Volumen 4, pág. 16. Real Academia de la Historia, 2011. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  2. a b c d e f g h i j k l Morán Turina, Miguel. Enciclopedia: Alcázar de Madrid, Real. Fundación de Amigos del Museo del Prado. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  3. a b c d e f g h i j Cervera, César. «Así fue el misterioso incendio que destruyó el Alcázar de Madrid y cientos de cuadros.» 14 de noviembre de 2014. ABC. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  4. a b c d e f Fraguas, Rafael. «Un incendio que cambió la historia» 9 de octubre de 2006. El País. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  5. a b Tárraga Baldó, María Luisa. «La restauración de las esculturas de bronce elegidas por Velázquez en Italia para decorar el Alcázar.» Pág. 177. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  6. Pajares Alonso, Roberto L. Historia de la música en 6 bloques, Volumen 4, pág. 163. AEBIUS, 2010. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  7. Martínez Ruiz, Enrique. Ilustración, ciencia y técnica en el siglo XVIII español, pág. 155. Universitat de València, 2011. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  8. Harris, Enriqueta. Velázquez, pág. 156. Ediciones AKAL, 2003. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  9. Fraguas, Rafael. «Símbolo, joya y relicario.» 9 de octubre de 2006. El País. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  10. López Gómez, Antonio Madrid desde la Academia, pág. 239. Real Academia de la Historia, 2001 En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  11. Herrero Sanz, María Jesús. «Las esculturas de Velázquez para el Salón de los Espejos del Alcázar. Los leones de Matteo Bonucelli.» Pág. 157. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  12. a b Arias, Elena y Laura Alba. «Los leones de Matteo Bonuccelli conservados en el Museo Nacional del Prado. Aportaciones a la historia desde el incendio del Alcázar hasta la actualidad a través de su restauración.» Págs. 331-2. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  13. a b c Morán Turina, Miguel e Isabel Sánchez Quevedo. Velázquez, pp. 72, 210, 250. Ediciones AKAL, 1999. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  14. Barbeito, José Manuel. Velázquez y la decoración escultórica del Alcázar, pág. 113. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  15. Falomir, M. El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte, p. 192. Museo Nacional del Prado, 2010. Museo Nacional del Prado. Consultado el 17 de mayo de 2016.
  16. a b Checa Cremades, Fernando. «Emperador Carlos V, a caballo, en Mühlberg, El [Tiziano].» Fundación de Amigos del Museo del Prado. Consultado el 17 de mayo de 2016.
  17. a b Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 701.
  18. 20minutos.es (2012). «La Gioconda del Prado, el nacimiento de una estrella». Consultado el 25 de mayo de 2016. 
  19. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 509.
  20. a b Morán Turina, Miguel. Velázquez, pág. 46. Ediciones AKAL, 1993. En Google Books. Consultado el 16 de mayo de 2016.
  21. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 476.
  22. (En inglés.)Ficha.
  23. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 592.
  24. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 436.
  25. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 264.
  26. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 717.
  27. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 214.
  28. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 563.
  29. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 502.
  30. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 326.
  31. a b Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 327.
  32. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 237.
  33. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, pp. 236-237.
  34. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 332.
  35. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 207.
  36. a b Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 712.
  37. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 197.
  38. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 520.
  39. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, p. 718.
  40. Martínez Leiva y Rodríguez Rebollo, 2015, pp. 292-293.

BibliografíaEditar

  • Martínez Leiva, Gloria; Rodríguez Rebollo, Ángel (2015). El Inventario del Alcázar de Madrid de 1666. Felipe IV y su colección artística. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas/Polifemo. ISBN 978-84-00-10039-1.