Inclusión fluida

Las inclusiones fluidas (inclusiones de fluidos, del término original en Inglés: "fluid inclusion) son fluidos que se encuentran atrapados dentro de un mineral con estructura cristalina. Ocurren en cristales que se forman a partir de fluidos (por ejemplo agua o magma) y no suelen sobrepasar 0.1 mm de diámetro.[1]​ Según sus orígenes se pueden distinguir tres tipos de inclusiones fluidas:

  • Primarias: Estas inclusiones se forman durante el crecimiento del cristal y pueden ocurrir aisladas, en pequeños grupos de inclusiones fluidas sin orientación particular o alineadas paralelamente a las zonas de crecimiento del cristal.[2]
  • Secundarias: Se forman en fracturas en cristales que han sido penetradas por fluidos para luego sellarse mediante la autoreparación del cristal. Ocurren como lineamientos de inclusiones que llegan a tocal la superficie del cristal e incluso a veces continuar en cristales aledaños.[2]
  • Seudosecundarias: Se trata de inclusiones que por sus lineamientos parecen secundarias aunque en realidad se trata de inclusiones primarias. Se les considera un subgrupo de las inclusiones primarias.[2]
Inclusión fluida del diámetro de un pelo humano.

De las inclusiones fluidas se puede obtener información como la temperatura y presión a la cual se formó el mineral que contenedor además del tipo se fluido del cual se formó y la densidad de tal fluido.[3]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Analysis of Fossil Fluids and Gases From Tiny Time Capsules, USGS. Revisado el 29 de agosto de 2012.
  2. a b c Hansteen, T.H. y Klügel, A. 2008. Fluid Inclusion Thermobarometry as Tracer for Magmatic Processes. Reviews in Mineralogy and Geochemistry, p. 143-149.
  3. INCLUSIONES FLUIDAS Archivado el 31 de marzo de 2010 en Wayback Machine.. Universidad de Chile. Revisado el 15 de marzo de 2013.