Abrir menú principal

En farmacología, los inhibidores de la proteasa son un grupo de medicamentos antivíricos que actúan como inhibidores competitivos de las proteasas que utilizan los virus para la ruptura de polipéptidos, dando lugar por lo tanto a viriones alterados que no son infecciosos, evitando de esta forma la multiplicación del virus. Se emplean en el tratamiento de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y el virus de la hepatitis C.[1][2]

MedicamentosEditar

ReferenciasEditar