Inmigración china en Filipinas

Los filipinos chinos, a menudo denominados chinos filipinos (y en filipino como Pilipinong Tsino, Tsinoy, [tʃɪnoɪ] o Pilipinong Intsik [ɪntʃɪk]), son ciudadanos filipinos de ascendencia china, en su mayoría nacidos y criados en Filipinas. Los filipinos chinos son una de las comunidades chinas de ultramar más grandes del sudeste asiático. En 2013, había aproximadamente 1,35 millones de filipinos con ascendencia china. Además, los sangleys, filipinos con al menos alguna ascendencia china, comprenden una proporción sustancial de la población filipina, aunque no se conocen las cifras reales.[1][2][3]

Los filpinos chinos están bien representados en todos los niveles de la sociedad filipina. Muchos filipinos chinos también juegan un papel importante en el sector empresarial filipino.[4][5][6][7][8]

HistoriaEditar

Cuando los españoles llegaron a Filipinas, ya existía una población importante de migrantes de China, todos varones debido a la relación entre los barangays (ciudades-estado) de la isla de Luzón y la dinastía Ming. El primer encuentro de las autoridades españolas con inmigrantes chinos no fue del todo agradable: varios piratas chinos bajo el liderazgo de Limahong, que procedieron a asediar la recién establecida capital española en Manila en 1574. Trató en vano de tomar la ciudad de Manila y posteriormente fue derrotado por las fuerzas combinadas españolas y nativas bajo el liderazgo de Juan de Salcedo en 1575. Casi simultáneamente, el almirante imperial chino Homolcong llegó a Manila donde fue bien recibido. A su partida, llevó consigo a dos sacerdotes, que se convirtieron en los primeros misioneros católicos en China desde Filipinas. Esta visita fue seguida por la llegada de barcos chinos a Manila en mayo de 1603 con funcionarios chinos con el sello oficial del Imperio Ming. Esto llevó a sospechar por parte de los españoles que los chinos habían enviado una flota para intentar conquistar las islas casi indefensas. Sin embargo, al ver la ciudad tan fuertemente defendida como siempre, los chinos no hicieron ningún movimiento hostil.

ReferenciasEditar

  1. Buchholt, Helmut (1993). Sangley, Intsik und Sino : die chinesische Haendlerminoritaet in den Philippine. Universität Bielefeld. 
  2. Carter, Lauren (1995). The ethnic Chinese variable in domestic and foreign policies in Malaysia and Indonesia (Tesis de Master of Arts). Simon Fraser University. Consultado el 23 de abril de 2012. 
  3. Macrohon, Pilar (January 21, 2013). «Senate declares Chinese New Year as special working holiday». PRIB, Office of the Senate Secretary, Senate of the Philippines. 
  4. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas auto
  5. Chua, Amy (2003). World On Fire. Knopf Doubleday Publishing. pp. 3. ISBN 978-0385721868. 
  6. Gambe, Annabelle (2000). Overseas Chinese Entrepreneurship and Capitalist Development in Southeast Asia. Palgrave Macmillan. p. 33. ISBN 978-0312234966. 
  7. Folk, Brian (2003). Ethnic Business: Chinese Capitalism in Southeast Asia. Routledge. p. 93. ISBN 978-1138811072. 
  8. Reid, Anthony; Chirot, Daniel (1997). Essential Outsiders: Chinese and Jews in the Modern Transformation of Southeast Asia and Central Europe. University of Washington Press. pp. 41. ISBN 978-0295976136.