Abrir menú principal

Inquisidor

juez de la Inquisición
El inquisidor Tomás de Torquemada.

Inquisidor (del latín inquirere < quaerere, "buscar", aquel que "busca" o "inquiere") era la denominación de los presbíteros que se designaban a cada uno de los tres juzgados de la Inquisición, un tribunal y organización creada para extirpar la herejía religiosa, la heterodoxia ideológica y otros asuntos rechazados por la Iglesia católica mediante la censura o expurgo (libros, comedias etc.), el castigo jurídico (multa, confiscación, sambenito) o la ejecución por la hoguera (reos rebeldes), en efigie (reos huidos o desaparecidos), por la horca (reos de condición humilde reconciliados) o por el hacha (reos de elevada condición social).

HistoriaEditar

La Inquisición fue establecida en 1184 mediante la bula del Papa Lucio III Ad abolendam, como un instrumento para acabar con la herejía cátara y desde los Estados Pontificios fue implantada durante un tiempo más o menos largo o con más o menos rigor según el país europeo o la colonia de que se tratara; en España, por ejemplo, duró mucho tiempo. Al inquisidor jefe de cada nación se le llamaba Inquisidor General. Los inquisidores tenían formación jurídica y como tales no se dejaban influir fácilmente por prejuicios populares, por lo cual raramente procedían a quemar brujas, costumbre más bien propia de ambientes rurales e iletrados. Su labor era principalmente castigar el delito ideológico y teológico y reprimir la heterodoxia.

Cada tribunal estaba formado por tres jueces, que elaboraban un sumario secreto en el que estaba prohibido informar al demandado de qué delito contra la fe se le acusaba. Conforme la Inquisición fue agotando su cometido, se le ampliaron sus funciones, al menos en España, en persecución de pederastas, homosexuales y protestantes de otras naciones, a veces acercándose a funciones políticas más cercanas a las de un servicio de contraespionaje o contrainteligencia.

Había distintos tipos de funcionarios inquisitoriales: teólogos calificadores, familiares o fiscales denunciantes y alguaciles. Había, asimismo, fiscales y defensores.

TiposEditar

Se pueden distinguir los siguientes tipos de inquisidores:

  • Inquisidor general. Era el supremo inquisidor a cuyo cargo estaba el gobierno del Consejo de Inquisición y de todos los tribunales.
  • Inquisidor apostólico. Era el nombrado por el inquisidor general para entender en los negocios pertenecientes a la Inquisición.
  • Inquisidor ordinario. El obispo o el que en su nombre asistía a sentenciar en definitiva las causas de los reos de fe.

Inquisidores famososEditar

Algunos de los inquisidores más famosos de la historia son:


En la literaturaEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Luis Carlos Largaespada Carballo Nace al rededor de 1320,Hijo de prominente familia Romana su familia es de los suburbios Romanos, se integra de lleno a la acción evangelizadora entre los años 1340 al 1348, siendo consagrado sacerdote un 19 de julio de 1349, su acción en contra de las heregia lo llevaron a ser propuesto entre muchos prominentes a formar parte de la santa inquisición por imposición del Papa Clemente VI, O.S.B. su arduo trabajo le llevo a ser propuesto propuesto como Obispo en la región de la Hispania de Castilla, rango al que no quiso pertenecer por limitarle su tarea encomendada.
  2. Alvaro d´Iesus d'Saborio Áragon
    nacio en 1210 en los suburvios de Roma hijo de familia prominente procedente de la hispania, desterrados por los moros quienes se habian apropiado de sus propiedades. ingresa a la orden Petrina (San Pedro) a los 20 años, siendo consagrado sacerdote a los 27 años, por sus altos conocimientos en piedad fue nombrado inquisidor por Bernardo Gui.