Abrir menú principal

Instituto Confucio

El Instituto Confucio (chino tradicional: 孔子學院, chino simplificado: 孔子学院, pinyin: kǒngzǐ xuéyuàn) es un instituto no lucrativo cuyo objetivo es promover la lengua y la cultura chinas, y dar apoyo a la enseñanza del chino en todo el mundo a través de los Institutos Confucio asociados. Su sede se encuentra en Pekín y está regido por la Oficina del Consejo Internacional de la Lengua China o Hanban.

Instituto Confucio
Acrónimo IC
Tipo organización
Fundación 2004
Sede 129 Deshengmenwai Street, Xicheng District, Pekín, P.C. 100088, China
Área de operación idioma chino, cultura china
Sitio web www.chinesecio.com

Los Institutos Confucio han generado controversias dado que a diferencia de otras organizaciones gubernamentales que promueven la lengua y la cultura, los Institutos Confucio operan dentro de universidades, institutos de secundaria y colegios de primaria que pertenecen a la jurisdicción de otros gobiernos, subvencionando la enseñanza y los materiales educativos.[1][2]​ Esto ha generado preocupaciones sobre su influencia en la libertad de cátedra, la posibilidad de espionaje industial,[3]​ y preocupaciones de que los institutos propaguen una imagen politizada y sesgada de China como un medio para promover el poder blando del Partido Comunista Chino por todo el mundo.[1][4]

Índice

PersonalidadesEditar

Cabe destacar al académico de la Universidad de Pekín Fan Yan, codirector durante dos años del Instituto Confucio adscrito a la Universidad de Granada, quien ha traducido al chino obras de grandes autores latinoamericanos como Gabriel García Márquez y Julio Cortázar.

ControversiasEditar

En el corto periodo de su expansión, los Institutos han sido sujetos de mucha controversia. Las críticas a los Institutos han incluido preocupaciones básicas sobre la financiación, viabilidad académica, cuestiones legales, y relaciones con la universidad china asociada, al igual que preocupaciones ideológicas acerca de influencia inapropiada sobre la enseñanza e investigación, industria y espionaje militar,[2]​ vigilancia de chinos en el extranjero, y debilitamiento de la influencia taiwanesa.[5]​ Las políticas del Instituto Confucio incluyen "la prohibición a sus profesores (...) de practicar Falun Gong".[6]​ También ha habido oposición organizada hacia el establecimiento de un Instituto Confucio en la Universidad de Melbourne,[7]Universidad de Manitoba,[8]Universidad de Estocolmo,[9][10]Universidad de Chicago[11]​ y otras muchas. Lo que es más significativo, algunas universidades que albergaron Intitutos Confucio decidieron rescindir sus contratos. Estas incluyen la Universidad McMaster de Canadá y la Université de Sherbrooke,[12][13]​ y la Universidad de Lyon de Francia en 2013;[14]​ y la Universidad de Chicago, Universidad Estatal de Pensilvania, y el Consejo Escolar del Distrito de Toronto en 2014.[15][16][17]

En diciembre de 2014, la Universidad de Estocolmo, la primera universidad en Europa en albergar un Instituto Confucio, anunció que estaba poniendo fin al programa. Se comentó que la cobertura mediática del incidente de Braga en la prensa sueca había influenciado tal decisión. "Generalmente es cuestionable tener, dentro de la infraestructura de la universidad, institutos que son financiados por otro país," dijo el rector de la universidad.[18]

Enfatizando tal oposición es preocupante para los profesores que un Instituto Confucio pueda interferir con la libertad de cátedra, y sea capaz de presionar a la universidad para censurar discursos en temas donde el Partido Comunista de China se opone.[19]​ Un artículo en The Chronicle of Higher Education escribe que aquí hay poca evidencia de interferencia desde China, aunque el mismo artículo siguió haciendo alusión a que los Institutos eran "distintos en el grado en el cual eran financiados y gestionados por un gobierno extranjero."[20]​ Después de entrevistar a los académicos chinos, periodistas y directores del IC (Instituto Confucio), una escritora del medio The Diplomat también encontró poco apoyo a la preocupación de que los IC puedan servir como vehículos propagandísticos, si bien algunas de sus fuentes hacían notar de que enfrentarían limitaciones en sus currículos en temas como el Tíbet y los derechos humanos.[21]​ Un artículo del New York Times cita a Arthur Waldron, un catedrático de relaciones internacionales en la Universidad de Pennsilvania, argumentando que la cuestión clave es la independencia educativa. "Una vez que tengas un Instituto Confucio en el campus, tienes una segunda fuente de opiniones y autoridad que es básicamente responsable ante el Partido Comunista Chino y que no es sujeto de crítica académica."[22]

En octubre de 2013, el catedrático de la Universidad de Chicago Marshall Sahlins editó un extenso artículo de investigación criticando a los Institutos Confucio y a las universidades que los albergaban.[1]​ Más tarde, más de 100 miembros de la facultad firmaron una protesta contra el Instituto Confucio en la Universidad de Chicago.[23]​ En septiembre de 2014, la Universidad de Chicago suspendió su negociación para renovar el contrato con Hanban.[24]

En diciembre de 2013, la Asociación canadiense de Profesores universitarios urgió a los institutos y universidades canadienses a finalizar los lazos con los Institutos Confucio.[25]

En junio de 2014, la Asociación americana de Profesores universitarios (AAUP) emitió una declaración instando a las universidades americanas a cesar su colaboración con los Institutos Confucio a menos que las universidades pudieran tener control unilateral de los asuntos de la institución, que los profesores en los Institutos Confucio pudieran tener la misma libertad de catédra que disfrutaban otros miembros de la facultad de la universidad, y que los acuerdos entre las universidades y los Institutos Confucio estuvieran disponibles a la ciudadanía.[26]​ La declaración de la AAUP fue recogida ampliamente por los medios estadounidenses y motivaron un debate más a fondo y extenso en los EEUU.[27][28][29][30]

La Universidad de Chicago rompió los lazos con el Instituto Confucio después de la presión de los miembros de la facultad y de la aparición de un artículo poco favorecedor en el Jiefang Daily, decisión efectiva que se llevó a cabo el 29 de septiembre de 2014.[31]

El 1 de octubre de 2014, la Universidad Estatal de Pensilvania también cortó lazos con el Instituto Confucio después de llegar a la conclusión de que sus objetivos no estaban a la par con los de los Institutos.[32]

Xu Lin, directora-general de Hanban y jefe ejecutivo de los CI de todo el mundo, causó dos escándalos dañinos en 2014. En agosto, Xu ordenó a su personal romper unas páginas referentes a unas instituciones educativas taiwanesas del programa editado por la conferencia de la Asociación europea para los estudios chinos (EACS) en Portugal, aludiendo que los materiales eran "contrarios a las normas chinas".[33]​ El Wall Street Journal relató el intento de censura de Xu como la "tentativa de acoso a la libertad de cátedra".[34]​ En septiembre, la Universidad de Chicago cerró su IC, culpando a los comentarios de Xu en su carta y llamada telefónica amenazantes para que la universidad continuara albergando el instituto.[15]​ El Business Spectator concluye que el comportamiento férreo de Xu Lin pone en relieve uno de los problemas más grandes para la ofensiva carismática de Pekín. "Todavía recae en funcionarios como Xu, que todavía piensa y actúa como ideólogos de partido que gustan de afirmar su autoridad y acosar a la gente hacia la sumisión."[35]

El 4 de diciembre de 2014, el Comité de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos para los Asuntos exteriores (Subcomité para África, Salud mundial, Derechos Humanos Universales y Organizaciones Internacionales) acogió una vista titulada "¿Está la libertad de cátedra amenazada por la influencia de China en las universidades de EEUU?".[36]​ El moderador Chris Smith dijo, "Los institutos de EEUU y las universidades no deberían subcontratar control educativo, vigilancia de facultades y estudiantes o currículo a un gobierno extranjero", y pidió un estudio de la Auditoría gubernamental de cuentas sobre los acuerdos entre las universidades americanas y chinas.[37]​ El 5 de diciembre de 2014, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China Hua Chunying negó el testimonio de la Cámara y dijo "Hemos asistido supliendo profesores y libros de texto a petición de la posición de los EEUU pero nunca hemos interferido con la libertad de cátedra."[38]

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c "China U: Institutos Confucio censuran discusiones políticas y limitan el intercambio libre de ideas. ¿Por qué de hecho, entonces, las universidades americanas los subvencionan?" Por Marshall Sahlins. The Nation, 18 de noviembre de 2013
  2. a b Fabrice De Pierrebourg and Michel Juneau-Katsuya, “Nest of Spies: the starting truth about foreign agents at work within Canada’s borders,” HarperCollins Canada, 2009. pp 160 – 162
  3. 'Has BCIT sold out to Chinese propaganda?'
  4. China's Confucius Institutes: Rectification of Statues, The Economist, 20 January 2011.
  5. Don Starr (2009), Educación de la lengua china en Europa: los Institutos Confucio, European Journal of Education Volume 44, Issue 1, pages 78–79.
  6. Juberías Calvo, Javier (8 de julio de 2016). «Instituto Confucio, oportunidad y riesgo». Heraldo de Aragón. Consultado el 12 de julio de 2016. 
  7. Geoff Maslen (2007), Peligro – ten cuidado con los institutos Confucio University World News, 2 December 2007.
  8. Los profesores se preocupan de que China se prepare para espiar a los estudiantes, Macleans.ca, 27 April 2011.
  9. Starr (2009), p. 6.
  10. "i Kina är tio miljoner barn utan en ordentlig skola" Riksdagens snabbprotokoll 2007/08:46 (en sueco)
  11. Peter Schmidt (2010a), U. of Chicago's Plans for Milton Friedman Institute Stir Outrage on the Faculty, The Chronicle of Higher Education, 1 June 2010.
  12. James Bradshaw and Colin Freeze, McMaster cierra Instituto Confucio por temas de despido, The Globe and Mail, 7 February 2013.
  13. Caroline Alphonso and Karen Howlett, El Consejo escolar de Toronto busca poner fin al acuerdo con China, The Globe and Mail, 17 July 2014.
  14. El mundo debería estar alerta de los Confucio, The China Post, 01 October 2014
  15. a b Chicago a punto de cerrar el Instituto Confucio, Inside Higher Ed, 26 September 2014
  16. Confucius Institute update, Penn State College of Liberal Arts, 01 October 2014.
  17. Toronto schools reject tie-up with China’s Confucius Institute, South China Morning Post, 30 October 2014.
  18. Stockholm University terminating its Confucius Institute
  19. Guttenplan, D. D. (4 de marzo de 2012). «Critics Worry About Influence of Chinese Institutes on U.S. Campuses». New York Times. 
  20. Schimdt (20there is10b).
  21. Ulara Nakagawa. Confucius Controversy, The Diplomat.
  22. D. D. Guttenplan (2012), Los críticos se preocupan por la influencia de los Institutos chinos en los campos de EEUU, New York Times, 4 de marzo de 2012.
  23. Rechazando la subvención Confucio Inside Higher Ed, 29 de abril de 2014. Por Elizabeth Redden
  24. «Statement on the Confucius Institute at the University of Chicago». UChicago News. University of Chicago. 25 de septiembre de 2014. Consultado el 25 de septiembre de 2014. 
  25. Universidades e institutos instados a finalizar los lazos con los Institutos Confucio
    • Archivado el 20 de agosto de 2014 en la Wayback Machine." Canadian Association of University Teachers, 17 de diciembre de 2013
  26. «Our Partnerships with Foreign Governments: The Case of Confucius Institutes». American Association of University Professors. junio de 2014. Consultado el 21 de junio de 2014. 
  27. Los profesores de EEUU instan a las universidades occidentales a que pongan fin a sus lazos con los Institutos Confucio de China Por Peter Foster, Washington. The Telegraph (London), 18 de junio de 2014.
  28. AAUP Rebukes Colleges for Chinese Institutes, and Censures Northeastern Ill Peter Schmidt, The Chronicle of Higher Education, 15 de junio de 2014
  29. Los profesores de EEUU preocupados por los Institutos Confucio Carolyn Thompson. 24 de junio de 2014.
  30. El precio de los Institutos Confucio Washington Post, Editorial Board 21 de junio de 2014
  31. Redden, Elizabeth. «Chicago to Close Confucius Institute». Inside Higher Ed. Consultado el 28 de septiembre de 2014. 
  32. Belkin, Douglas (1 de octubre de 2014). «Penn State Latest School to Drop China's Confucius Institute». The Wall Street Journal. Consultado el 3 de octubre de 2014. 
  33. El poder blando de China cae, Bloomberg View, 7 de octubre de 2014.
  34. Lecciones de propaganda de Pekín: funcionarios del Instituto Confucio son agentes de la censura china, The Wall Street Journal, 7 de agosto de 2014.
  35. Tiempos duros para el poder blando de China, Business Spectator, 29 de septiembre de 2014.
  36. Subcommittee Hearing: Is Academic Freedom Threatened by China's Influence on U.S. Universities?, House Committee on Foreign Affairs, 4 December 2014.
  37. La influencia de China amenaza a las universidades americanas, alega experto, Los Angeles Times, 4 de diciembre de 2014.
  38. China dice que 'nunca interfirió con la libertad de cátedra de EEUU', Chinarealtime, Wall Street Journal, 5 de diciembre de 2014.

Enlaces externosEditar