Invasión de Jamaica

Reino Unido invade la Jamaica española, 1655 e.c.

La invasión de Jamaica (en inglés, invasion of Jamaica) fue una expedición realizada por los ingleses en el Caribe en 1655 que resultó en la captura de la isla de Jamaica, que hasta entonces pertenecía al Imperio Español. Antes de eso, la Jamaica española (llamada por aquel entonces Santiago) fue colonia de España por más de cien años. La captura de Jamaica fue el casus belli que resultó en una guerra real entre Inglaterra y España en 1655.[2]​ Durante el siguiente período de la historia de la isla, se la conoció como la Colonia de Jamaica.

Invasión de Jamaica
Parte de Guerra anglo-española (1655-1660)
Jamaica1671ogilby.jpg
Fecha 19-27 de mayo de 1655
Lugar Colonia de Santiago (actual Jamaica)
Coordenadas 17°57′18″N 76°52′03″O / 17.9551, -76.8676Coordenadas: 17°57′18″N 76°52′03″O / 17.9551, -76.8676
Resultado Victoria inglesa
Consecuencias Ocupación de la isla por Inglaterra, cedida oficialmente por España en 1670
Combatientes
Flag of Cross of Burgundy.svg Reino de España Flag of the Commonwealth (1658-1660).svg El Protectorado
Comandantes
Flag of Cross of Burgundy.svg Juan Ramírez de Arellano  Rendición
Flag of Cross of Burgundy.svg Cristóbal Amador Isasi
English White Ensign 1620.svg William Penn
English White Ensign 1620.svg Robert Venables
Fuerzas en combate
1.500 colonos[1] 7.000 hombres y 30 barcos[1]

TrasfondoEditar

En 1655, la Inglaterra de Cromwell se unió a Francia en su guerra con España. En el continente, un contingente inglés ayudó al mariscal de Turena a derrotar a los españoles en la Batalla de las Dunas. Pero fue en los mares y en las colonias donde la Commonwealth inglesa dirigió su mayor esfuerzo contra España.

El plan inglés contra la América española consistía en un ambicioso plan que debía permitir arrebatar los territorios españoles en el continente mediante una ofensiva de varias fases.[3]​ La primera consistía en el envío de dos flotas, una para bloquear el golfo de Cádiz e impedir tanto el envío de tropas a América como la llegada de plata a la península ibérica que mandaría el almirante Robert Blake y constaría de veinticuatro navíos, y otra a las órdenes de William Penn que zarparía rumbo a América con cuarenta y dos barcos y cuatro mil soldados.[3]​ Blake partió hacia Cádiz en septiembre de 1654.[4]​ Le siguió Venables a finales de diciembre, que llegó a Barbados tras un mes de travesía.[5]

El 31 de marzo de 1655, el almirante William Penn zarpó de Barbados en las Indias Occidentales con una flota de 17 buques de guerra y 20 transportes que transportaban 325 cañones, 1145 marineros y 1830 soldados. Reforzado por contingentes de otras colonias inglesas de las Indias Occidentales a ocho mil soldados, Penn pudo desembarcar cuatro mil hombres bajo el mando del general Robert Venables cerca de Santo Domingo el 13 de abril.[6]

Las fuerzas inglesas sufrieron continuos reveses a manos de negros y mulatos durante su marcha hacia Santo Domingo.[7]​ Los hombres estaban mal adiestrados y el mando no era mejor.[5]​ Sufrieron bombardeos de artillería española durante la noche del 25 de abril y hasta la mañana siguiente.[8]​ La incursión fue desastrosa para los ingleses cuando las tropas fueron enrutadas y conducidas de regreso a sus barcos.[9]

Después de su fracaso en Santo Domingo, la expedición inglesa bajo Penn y Venables enfrentó la posibilidad de regresar derrotado a Oliver Cromwell. Entonces los jefes ingleses decidieron el 10 de mayo intentar tomar Jamaica, isla pobre y de poca población, aunque de situación estratégica.[10]​ La isla tenía pocas defensas: los colonos españoles en este momento sumaban poco más de mil quinientos hombres, mujeres y niños. Penn, el comandante naval inglés, había perdido la fe en los oficiales de las unidades del ejército acompañantes después del asedio de Santo Domingo, y asumió el mando general de la fuerza inglesa.[11]

InvasiónEditar

On Wednesday morning, being the 9th of May, we saw Jamaica Iand, very high land afar off. Wednesday the 10th our souldiers in numbers 7000 (the sea regiment being none of them) landed at the 3 forts...

Traducción:

El miércoles por la mañana, siendo el 9 de mayo, vimos la tierra de Jamaica, tierra muy alta en la lejanía. El miércoles 10 de nuestros soldados en número 7.000 (el regimiento del mar no era ninguno de ellos) aterrizaron en los 3 fuertes...[12]
De la carta de un soldado involucrado en la invasión inglesa de Jamaica en 1655

La defensa española se concentró en Santiado de la Vega, que debía aguantar la acometida enemiga hasta la llegada de socorro de Cubo o Santo Domingo, que nunca llegó.[13]

El 19 de mayo, dos colonos españoles vieron una enorme flota justo cuando rodeaba a Punta Morant y advertían al gobernador español Juan Ramírez de Arellano. Los isleños y el gobernador fueron tomados por sorpresa y tuvieron que improvisar todas las fortificaciones que pudieron. Al amanecer del 21 de mayo, los ingleses penetraron las aguas poco profundas de la bahía de Caguaya (en Passage Fort). William Penn pasó de su Swiftsure de 60 cañones a una galera Martin de 12 cañones, más liviana, y dirigió una flotilla de naves más pequeñas. Las naves más pequeñas se usaron porque la bahía era excepcionalmente somera; parte de la flotilla, incluido el Martin, encalló brevemente. Pronto, comenzó un intercambio de disparos entre los ingleses y una batería que cubría el puerto interior. Un pequeño número de defensores inexpertos fue dirigido por Francisco de Proenza, un hacendado local (propietario), pero pronto abandonaron el ataque.[14]

Penn luego desembarcó su contingente y avanzó seis millas hasta Santiago de la Vega, que dominó fácilmente. Penn luego ocupó la ciudad y obligó al derrotado Ramírez a solicitar la capitulación. Venables, a pesar de estar enfermo, desembarcó el 25 de mayo para dictar las condiciones. Anunció a Ramírez que la isla sería anexada permanentemente por la Commonwealth de Inglaterra, y que los habitantes la abandonarían en quince días, bajo pena de muerte en caso de no hacerlo. Ramírez resistió durante dos días, pero finalmente firmó el acuerdo el 27 de mayo; poco después, partió hacia Campeche, aunque falleció de camino.[15]

Sin embargo, no todos los residentes españoles aceptaron la rendición.[13]​ Después de evacuar a muchos no combatientes del norte de Jamaica a Cuba, el maestre de campo de Proenza estableció su cuartel general en la ciudad interior de Guatibacoa. Allí se alió con los cimarrones jamaicanos del interior montañoso, acaudillados por Juan de Bolas y Juan de Serras, para inaugurar una guerra de guerrillas contra la ocupación inglesa.[16]​ Esta resistencia contó con algo de ayuda de Cuba.[13]

ConsecuenciasEditar

 
Colonias europeas en el Caribe en 1700.

Los ingleses pronto se enfermaron y murieron de hambre y Penn y Venables llevarían la mayor parte de la expedición a Inglaterra en agosto. Los restos de la armada, apenas dieciséis de los cuarenta y dos navíos que habían partido de Portsmouth, regresaron a Gran Bretaña a mediados de septiembre.[17]​ Otros diez habían quedado en Jamaica.[17]​ La ofensiva inglesa originó el embargo de los bienes de los mercaderes ingleses en los puertos de la Monarquía Hispánica en septiembre y crítica a Cromwell por el magro resultado de la expedición.[17]

Justificando los temores de Penn y Venables por no conquistar La Española, Cromwell los encerró a los dos a la Torre de Londres.[18]​ Los ingleses restantes sufrieron gravemente de enfermedades y falta de provisiones, muriendo por cientos. En un año, los siete mil oficiales y tropas inglesas que participaron en la invasión se redujeron a dos mil quinientos.[19]​ La enfermedad pronto barrió también a los resistentes españoles. Una de las primeras víctimas fue el desafortunado de Proenza, que quedó ciego. Le sucedió en el mando Cristóbal Arnaldo de Issasi, quien continuó la resistencia en gran medida ineficaz durante tres años más.[20]

Cuando los ingleses invadieron la isla, los españoles liberaron a sus esclavos, quienes huyeron a los bosques montañosos del interior, donde establecieron comunidades libres e independientes, y libraron una guerra de guerrillas contra los ingleses. Los españoles intentaron retomar Jamaica dos veces en los años siguientes, y para este fin Issasi confió en su alianza con los cimarrones españoles.[21]​ El primer intento terminó cuando Issasi fue derrotado en Ocho Ríos en 1657. Luego se reclutó una fuerza mucho mayor de Nueva España, pero fue derrotado en Río Nuevo en 1658. Sin embargo, el gobernador Edward D'Oyley logró persuadir a uno de los líderes del Los cimarrones españoles, Juan de Bolas, para cambiar de bando y unirse al inglés junto con sus guerreros cimarrones. En 1660, cuando Issasi se dio cuenta de que De Bolas se había unido a los ingleses, admitió que los españoles ya no tenían la posibilidad de recuperar la isla, ya que De Bolas y sus hombres conocían mejor el interior montañoso que los españoles y los ingleses. Issasi renunció a sus sueños y huyó a Cuba.[22][23]

Después de estos fracasos, España finalmente cedió Jamaica y las Islas Caimán a la corona inglesa en el Tratado de Madrid (1670).

Bajo el dominio británico, Jamaica pronto se convirtió en una posesión muy rentable, produciendo grandes cantidades de azúcar para el mercado interno y, finalmente, para otras colonias.

ReferenciasEditar

  1. a b Marly, 1998: 149
  2. Hart p.44.
  3. a b Valladares Ramírez, 1998, p. 142.
  4. Valladares Ramírez, 1998, pp. 142-143.
  5. a b Valladares Ramírez, 1998, p. 143.
  6. C.V. Black, A History of Jamaica (London: Collins, 1975), pp. 46–7.
  7. Nichols, Patrick John (2015). «"Free Negroes" – The Development of Early English Jamaica and the Birth of Jamaican Maroon Consciousness, 1655–1670». 
  8. Harrington, Matthew Craig (2004). «"The Worke Wee May Doe in the World" the Western Design and the Anglo-Spanish Struggle for the Caribbean, 1654–1655.». Florida State University. Archivado desde el original el 15 de enero de 2018. Consultado el 5 de diciembre de 2019. 
  9. Black, History, p. 48.
  10. Valladares Ramírez, 1998, pp. 143-144.
  11. Black, History, p. 49.
  12. Venables, Robert (1900). Firth, C. H., ed. The Narrative of General Venables. Longmans, Green, and Co. 
  13. a b c Valladares Ramírez, 1998, p. 144.
  14. Black, History, pp. 48–9.
  15. Black, History, p. 49.
  16. Black, History, p. 50.
  17. a b c Valladares Ramírez, 1998, p. 145.
  18. Rodger pp. 23–24.
  19. Black, History, pp. 50–1.
  20. Black, History, pp. 52–3.
  21. Mavis Campbell, The Maroons of Jamaica 1655–1796: a History of Resistance, Collaboration & Betrayal (Massachusetts: Bergin & Garvey, 1988), pp. 14–17.
  22. Campbell, The Maroons of Jamaica 1655–1796, pp. 17–20.
  23. C.V. Black, History of Jamaica (London: Collins, 1975), p. 54.

BibliografíaEditar

  • Black, Clinton, The story of Jamaica from prehistory to the present. Collins, London 1965.
  • Hart, Francis Russel. Admirals of the Caribbean, Boston, 1922.
  • Marly, David Wars of the Americas: A Chronology of Armed Conflict in the New World, 1492–1997 ABC-CLIO Ltd 1998 ISBN 0-87436-837-5
  • Rodger, N. A. M.. The Command of the Ocean, New York, 2005. ISBN 0-393-06050-0ISBN 0-393-06050-0
  • Pestana, Carla Gardina The English Conquest of Jamaica: Oliver Cromwell’s Bid for Empire, Harvard University Press, 2017. ISBN 9780674737310ISBN 9780674737310
  • Valladares Ramírez, Rafael (1998). La rebelión de Portugal: guerra, conflicto y poderes en la monarquía hispánica (1640-1680). Junta de Castilla y León. ISBN 9788478467990.