Invasión rusa de Ucrania de 2022

conflicto bélico Rusia-Ucrania iniciado el 24 de febrero de 2022, parte de la guerra ruso-ucraniana

La invasión rusa de Ucrania[nota 8]​ es un episodio bélico en curso a gran escala que empezó el 24 de febrero de 2022 y forma parte de la guerra ruso-ucraniana comenzada en 2014. Es el mayor ataque militar convencional en suelo europeo desde las guerras yugoslavas.[nota 9]​ Está generando miles de víctimas mortales, así como la mayor crisis de refugiados en el continente desde la Segunda Guerra Mundial,[24]​ con más de seis millones de ucranianos abandonando el país y ocho millones de desplazados internos.[24]​ A pesar de las dimensiones del conflicto, el gobierno ruso la ha denominado desde el principio como «operación militar especial», evitando los términos de «guerra» o «invasión».[39]​ Desde el punto de vista opuesto, numerosos medios y personas denominan la contienda como la «guerra de Putin», personalizando la responsabilidad de su desencadenamiento en el presidente ruso Vladímir Putin.[42][43]

Invasión rusa de Ucrania de 2022
Parte de la guerra ruso-ucraniana
2022 Russian invasion of Ukraine.svg
Situación al 20 de mayo a las 00:00 (UTC±0).
     Bajo control de Ucrania
     Ocupado por Rusia

Fecha 24 de febrero de 2022 – presente (3 meses y 3 días)
Lugar UcraniaFlag of Ukraine.svg Ucrania
Consecuencias
Beligerantes
RusiaFlag of Russia.svg Rusia
RP de Donetsk[nota 1]
RP de Lugansk[nota 2]
Apoyados por:
Bandera de Bielorrusia Bielorrusia[nota 3]
Osetia del Sur [8]
UcraniaFlag of Ukraine.svg Ucrania
Figuras políticas
Flag of the President of Russia.svg Vladímir Putin
Bandera de Rusia Mijaíl Mishustin
Bandera de Rusia Serguéi Lavrov
Bandera de Rusia Aleksandr Bórtnikov
Bandera de Rusia Ramzán Kadýrov
Bandera de Rusia Serguéi Aksiónov
Denis Pushilin
Leonid Pasechnik
Aleksandr Lukashenko
Anatoli Bibílov
Flag of the President of Ukraine.svg Volodímir Zelenski
Bandera de Ucrania Denýs Shmyhal
Bandera de Ucrania Dmytró Kuleba
Bandera de Ucrania Oleksii Réznikov
Bandera de Ucrania Andriy Tarán
Bandera de Ucrania Denis Monastyrsky
Bandera de Ucrania Vitali Klichkó
Bandera de Ucrania Hanna Maliar
Bandera de Ucrania Iryna Vereshchuk
Comandantes
Standart of the Russian Minister of Defence.svg Serguéi Shoigú
Bandera de Rusia Valeri Guerásimov  (WIA)[9]
Bandera de Rusia Aleksandr Dvornikov
Bandera de Rusia Viktor Zolotov
Bandera de Rusia Oleg Salyukov
Bandera de Rusia Nikolai Yevmenov
Bandera de Rusia Serguéi Dronov
Bandera de Rusia Serguéi Surovikin
Bandera de Rusia Andréi Serdyukov
Bandera de Rusia Ígor Konashénkov
Штандарт НГШ ЗСУ.png Valerii Zaluzhnyi
Bandera de Ucrania Ruslán Jomchak
Bandera de Ucrania Oleksander Syrskyi
Bandera de Ucrania Mykola Oleschuk
Bandera de Ucrania Serhii Shaptala
Bandera de Ucrania Oleksii Neizhpapa
Bandera de Ucrania Yuri Lebid
Bandera de Ucrania Yevhen Moisiuk
Bandera de Ucrania Oleksandr Pavlyuk
Bandera de Ucrania Hryhoriy Halahan
Bandera de Ucrania Kyrylo Budanov
Bajas
Bandera de Rusia Bando ruso[nota 4]


  • Según Rusia:[fecha 1][10]
  • 1351 soldados muertos
  • 3825 heridos
Equipamiento
1 Su-25 estrellado[11]
1 An-26 estrellado (tripulación muerta)[12]


  • 0Expresión errónea: número inesperado.Expresión errónea: número inesperado20 100 soldados muertos
  • Miles de heridos
  • ≈1000 prisioneros
Equipamiento
1037 vehículos de combate capturados
762 carros de combate destruidos
1 982 vehículos de combate de infantería destruidos
1 458 vehículos destruidos[nota 5]
371 obuses destruidos
66 sistemas de defensa aérea destruidos
125 lanzacohetes múltiples destruidos
76 camiones cisterna destruidos
8 buques de guerra hundidos
138 vehículos aéreos de combate no tripulados derribados
163 cazas de combate derribados
145 helicópteros derribados
2 aviones de transporte derribados[14]


  • Según Estados Unidos:[fecha 3][15]
  • ≈7000 - &&&&&&&&&&015000.&&&&&015 000 soldados muertos
  • ≈15 000 - &&&&&&&&&&033000.&&&&&033 000 heridos
Bandera de Ucrania Bando ucraniano


  • Según Ucrania:[fecha 4]
  • 2500 - 3000 soldados muertos
    10 000 heridos[16]
Equipamiento
1 An-26 derribado[17]
3 Su-27 derribados[18]
1 MiG-29 derribado
1 fragata hundida
1 bote patrulla hundido
An-225 destruido[19]


  • 14 000 combatientes muertos
  • 16 000 heridos
  • 1 500 soldados capturados[20]
Equipamiento
1533 infraestructuras militares
54 centros de mando y puestos de comunicación
39 puestos antiaéreos
52 estaciones de radar
47 aviones de combate en tierra
13 aviones de combate derribados[21]
7 helicópteros de combate derribados[21]
47 drones derribados[21]
63 lanzacohetes
217 cañones de artillería y morteros
8 corbetas hundidas
484 tanques/vehículos de combate destruidos[21]


  • Según Estados Unidos:[fecha 6]
  • 2000 - 4000 combatientes muertos[22]
crisis ruso-ucraniana de 2021-2022 Invasión rusa de Ucrania de 2022
International Flag of Planet Earth.svg Consecuencias humanitarias

Según la ONU (29 de abril):
2899 civiles muertos y 3235 heridos[23]
6 millones de refugiados y 8 millones de desplazados internos[24]
Según Ucrania: +4500 civiles muertos y miles de heridos[25]

23 ciudadanos extranjeros muertos[nota 6]​ y varios barcos internacionales dañados[nota 7]

La invasión estuvo precedida por una concentración militar rusa en las fronteras de Ucrania que se inició a finales de 2021.[44]​ Durante este periodo de tensión diplomática, Putin criticó la ampliación de la OTAN posterior a 1997 y los funcionarios rusos negaron repetidamente, desde mediados de noviembre de 2021 hasta el 20 de febrero de 2022, que Rusia tuviera planes de invadir Ucrania.[45][46]​ No obstante, el 21 de febrero siguiente, Rusia reconoció a la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados en la región de Dombás en el este de Ucrania, y envió tropas a esos territorios. Al día siguiente, el Consejo de la Federación de Rusia autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de las fronteras de Rusia.[47]

Alrededor de las 06:00 MSK (UTC+3) del 24 de febrero, Putin anunció una «operación militar especial»[39]​ en el territorio de Donetsk y Lugansk; los misiles comenzaron a impactar en varios lugares de Ucrania, incluida la capital, Kiev —el servicio fronterizo ucraniano dijo que fueron atacados sus puestos fronterizos con Rusia y Bielorrusia—.[48]​ Dos horas más tarde, las fuerzas terrestres rusas entraron en el país dando inicio a diferentes ofensivas que a partir de abril pasaron a concentrarse en el Este del país. Así, entre el 18 y el 19 de abril —tras la retirada rusa en la ofensiva de Ucrania central—, ambas partes confirmaron que había comenzado la «segunda fase» del episodio bélico a la que se refirieron como «batalla por el Dombás».[49]​ Rusia afirmó que la operación perseguía la «liberación completa» de Donetsk y Lugansk.[49]

La invasión ha recibido una condena internacional generalizada en Occidente (principalmente Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Reino Unido y Japón), que ha impuesto severas sanciones económicas a Rusia. Otros países, como China, India y Brasil, han evitado condenar la invasión. Tanto antes como durante la invasión, varios de los treinta Estados miembros de la OTAN han brindado su apoyo militar a Ucrania —la organización no ha realizado una participación específica en este sentido—[50]​ al igual que la Unión Europea cuyas medidas en respuesta a Rusia han aumentado paulatinamente.[51]​ Entre tanto, se han producido manifestaciones en varias ciudades del mundo en contra de los ataques rusos a Ucrania, donde pedían el fin a la guerra y la búsqueda de alternativas diplomáticas.[52]​ Las protestas contra la guerra acaecidas en Rusia desde el estallido del conflicto dieron lugar a miles de arrestos.[53]

Desde el 28 de febrero se entablaron negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, pero a finales de abril se estancaron.[54]

Antecedentes

Contexto postsoviético

El proceso de la caída del muro de Berlín, la reunificación alemana y el colapso de los gobiernos comunistas (1989-1991) trajeron enormes cambios en los países del Bloque del Este, hasta entonces integrantes o aliados de la Unión Soviética, alterando la balanza geopolítica en Europa. Sin embargo, tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Ucrania y Rusia mantuvieron estrechos vínculos y el gobierno ucraniano acordó abandonar su arsenal nuclear en 1994 —mediante el Memorándum de Budapest— con la condición de que los Estados Unidos, el Reino Unido y Rusia brindaran garantías contra las amenazas a la integridad territorial o la independencia política de Ucrania.[55]​ Cinco años más tarde, Rusia fue uno de los signatarios de la Carta para la Seguridad Europea, que «reafirmó el derecho inherente de todos y cada uno de los Estados participantes a ser libres de elegir o cambiar sus arreglos de seguridad, incluidos los tratados de alianza, a medida que evolucionan».[55]

El tratado Dos más Cuatro y la expansión de la OTAN

Entendemos la necesidad de garantías para los países del Este. Si tenemos presencia en una Alemania que es parte de la OTAN, no habría extensión de la jurisdicción de la OTAN para las fuerzas de la OTAN ni una pulgada hacia el este [sic]
—James Baker a Mijaíl Gorbachov
9 de febrero de 1990[56]

El 9 de febrero de 1990, durante el proceso de redacción del tratado de reunificación alemana, el secretario de Estado de Estados Unidos, James Baker, visitó al entonces Secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, y a su ministro de exteriores, Eduard Shevardnadze, y un día después, se produjo también la visita del canciller de la Alemania Federal, Helmut Kohl.[57]​ El objetivo era apaciguar a los soviéticos por la inclusión de una Alemania unificada en la órbita occidental. Gorbachov llegó a proponer una estructura pan-europea de seguridad, que incluiría el ingreso de Rusia en la OTAN. Baker consideró esta idea pan-europea «un sueño» inalcanzable. Baker y Kohl convencieron a Gorbachov de que una Alemania unificada entrase en la OTAN, aduciendo que sería mejor que una Alemania por libre, pero diciendo que no habría expansiones al este.

Las negociaciones habrían dado garantías al gobierno soviético de que la OTAN (creada en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial) no permitiría la adhesión de ningún país del bloque del Este —excluyendo la República Democrática de Alemania (RDA),[58]​ versión respaldada por algunos historiadores y documentos publicados por el semanario alemán Der Spiegel.[59][60]​ Dentro de este marco se hizo posible la reunificación alemana en 1990 y la OTAN incluyó al territorio de la RDA. No obstante, el entonces presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, afirmó en una entrevista de 2014 que el tema de la expansión de la OTAN al este nunca se tocó.[61]

Aunque varias transcripciones del departamento de Estado de los Estados Unidos demuestran que Baker en efecto pronunció esas palabras durante aquella conversación —aludiendo a la no expansión de la OTAN—,[56]​ dicho compromiso no está reflejado en la redacción final del tratado de reunificación.[62][63][64]​ Además, el New York Times publicó en 1992 una serie de documentos oficiales que daban cuenta de la adopción de una doctrina estratégica que tomó el nombre de Doctrina Wolfowitz, en virtud de la cual Estados Unidos se reservaba la supremacía sobre los demás Estados, proponía el unilateralismo y establecía como «primer objetivo evitar el resurgimiento de un nuevo rival, ya sea en el territorio de la antigua Unión Soviética o en otro lugar». El documento inicial fue luego moderado en sus términos. Entre tanto, en Rusia se desarrollaron posturas políticas que eventualmente se consideran como una versión análoga rusa de la Doctrina Monroe.[65]

En la segunda mitad de la década de 1990, Estados Unidos decidió expandir las fronteras de la OTAN hacia el este. Así, en 1999 la OTAN incorporó a Hungría, Polonia y la República Checa, para posteriormente —en 2005, semanas antes de la adhesión de estos Estados a la UE— ampliarse también a Bulgaria, Lituania, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia y Letonia; estos dos últimos fronterizos con Rusia. De esta forma, Bielorrusia y Ucrania quedaron como los dos países ubicados sobre la «línea roja» que separaba a la OTAN de Rusia.[66]​ Ucrania se convirtió entonces en una posición crucial para ambos bandos y su política interna empezó a ser fuertemente influenciada por la puja de poder internacional.[67]

En 2008, el presidente estadounidense George W. Bush, declaró públicamente la intención de incorporar a Ucrania —y también a Georgia— a la OTAN, y simultáneamente el proeuropeo Víktor Yúshchenko, presidente de Ucrania, pidió la entrada de su país a la coalición militar.[68]​ Por su parte, el presidente ruso Vladímir Putin, se pronunció en contra de la posibilidad de dicha adhesión.[69]​ No obstante, en 2010 Víktor Yanukóvich —quien reemplazó a Yúshchenko como presidente— retiró el pedido, aunque en septiembre de 2020, el nuevo presidente Volodímir Zelenski, aprobó la Estrategia de Seguridad Nacional, «que prevé el desarrollo de la asociación distintiva con la OTAN con el objetivo de ser miembro de la OTAN».[70]

Revolución naranja

 
Yúshchenko durante la Revolución Naranja contra el fraude electoral (noviembre de 2004).

La Revolución Naranja (en ucraniano, Помаранчева революція, Pomaráncheva revolyutsiya) consistió en una serie de protestas y acontecimientos políticos que tuvieron lugar en Ucrania desde finales de noviembre de 2004 hasta enero de 2005. Estas protestas ocurrieron en el contexto de las elecciones presidenciales, en las que hubo fuertes acusaciones de corrupción, intimidación de votantes y fraude electoral directo. Kiev, la capital ucraniana, fue el punto focal de la campaña del movimiento de resistencia civil en el que participaron miles de manifestantes diariamente.[71]​ A nivel nacional, la «revolución» se caracterizó por una serie de actos de desobediencia civil y huelgas generalizadas organizadas por el movimiento de oposición.

Las protestas fueron incentivadas por los informes de diversos observadores nacionales y extranjeros, así como por la percepción por la oposición de que las autoridades amañaron los resultados de la votación del 21 de noviembre de 2004 entre los candidatos Víktor Yúshchenko y Víktor Yanukóvich a favor de este último.[72]​ Las protestas nacionales se llevaron a cabo después de que se anularan los resultados de la contienda original, y el Tribunal Supremo de Ucrania ordenó convocar nuevas elecciones para el 26 de diciembre de 2004. Bajo un intenso escrutinio por parte de observadores domésticos e internacionales, la segunda contienda se declaró «libre y justa». Los resultados finales revelaron una clara victoria para Yúschenko, que recibió un 52 % de los votos, comparado con un 44 % de Víktor Yanukóvich. Yúshchenko fue declarado como el ganador oficial con su inauguración el 23 de enero de 2005 en Kiev, con lo que se dio fin a la Revolución Naranja.

En 2010, Víktor Yanukóvich se convirtió en el sucesor de Yúshchenko como presidente de Ucrania, después de que la Comisión Central Electoral y observadores internacionales declararan que la elección presidencial se desarrolló de manera justa.[73]

Euromaidán

Ruso como su lengua materna en el sur y oriente de Ucrania
Datos de 2001
Sebastópol obtuvo el porcentaje más alto (90,6 %), seguido por Crimea con un 77,0 %.
Datos de 2005[74]
Crimea: 97 % de toda la población
Óblast
Dnipropetrovsk 72 %
Donetsk 93 %
Zaporizhia 81 %
Lugansk 89 %
Mikoláyiv 66 %
Odesa 85 %
Járkov 74 %
 
Reunión entre Yanukóvich y los principales líderes de la oposición, 21 de febrero de 2014.

El Euromaidán (en ucraniano: Євромайда́н - Yevromaidán; 'Europlaza') o la Revolución de la Dignidad es el nombre dado a una serie de manifestaciones y disturbios heterogéneos de índole europeísta y nacionalista de Ucrania que en su punto álgido derrocaron al presidente Víktor Yanukóvich, líder de la formación política prorrusa Partido de las Regiones. Los sucesos se desencadenaron en Kiev la noche del 21 de noviembre de 2013, un día después de el Gobierno de Ucrania hubiera suspendido in extremis la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea (UE).

Aunque el 30 de marzo de 2012, Yanukóvich y los líderes de la UE habían acordado un estatuto de asociación de Ucrania con la UE, la entrada en vigor se fue aplazando y las negociaciones quedaron estancadas durante un año, entre otras razones porque una de las exigencias europeas era la liberación de Yulia Timoshenko y Yuri Lutsenko, opositores al Gobierno. Ello no impidió que durante los meses previos al inicio de las protestas, Yanukóvich prometiera realizar las reformas necesarias para seguir adelante con la negociaciones.

Sin embargo, sorpresivamente, el 21 de noviembre de 2013, el gobierno ucraniano, encabezado por Mikola Azárov, publicó una nota oficial en la que informaba que el proceso de preparación de la firma del acuerdo quedaba «suspendido». Las razones esgrimidas fueron la caída en la producción industrial y el mantenimiento de relaciones con los países de la Comunidad de Estados Independientes. Yanukóvich asistió a la cumbre de la UE los días 28 y 29, tal como estaba previsto antes de la suspensión unilateral, pero solo para declinar la última oferta europea, de 600 millones de euros, por considerarla «humillante». Por su parte, Azárov reprochó a la UE y al Fondo Monetario Internacional la falta del apoyo económico que hubiera compensado el «divorcio comercial» con Rusia, a la vez que admitía que había sido Moscú quien había conminado a Kiev a no sellar el pacto.

Desde el 21 de noviembre, se producen en Kiev varias concentraciones en la plaza de la Independencia exigiendo al gobierno retomar el diálogo con la UE. La concentración aglomeró a cientos de miles de personas en todas las inmediaciones de la plaza, con discursos diarios de líderes políticos opositores así como íconos culturales ucranianos y extranjeros que venían en señal de motivación y apoyo. Entre los principales gestores se encontraban: organizaciones sociales, la oposición política —incluido el grupo ultra-nacionalista y de extrema derecha Sector Derecho, uno de los principales organizadores del movimiento en Kiev e instigador de los disturbios, y el partido parlamentario de extrema derecha Svoboda— y las Iglesias ucranianas —como la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev—, con excepción de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú. En las manifestaciones también participaron representantes de minorías étnicas (rusos, tártaros de Crimea, judíos, georgianos, armenios y otros) y ciudadanos de otros países (de Polonia, Bielorrusia, Georgia, Rusia y otros).

Las protestas desembocaron en disturbios, que fueron creciendo en intensidad, al punto de que hubo días en que muchos manifestantes continuaban sus protestas toda la noche, lo que hacía imposible su desalojo del lugar por parte de las autoridades. El 16 de enero, la Rada ordenó penas contra los manifestantes, el bloqueo de edificios administrativos y la instalación de tiendas de campaña. Esto fue tomado por los manifestantes como un veto a su derecho de manifestarse y protestar. Desde entonces, las protestas provocaron una escalada de violencia en rechazo a las nuevas leyes. Como resultado, el 22 de enero las manifestaciones registraron cinco muertos por primera vez desde su inicio. Entre tanto, las protestas se fueron expandiendo a lo largo del centro y oeste del país y con algunos focos en el este, mayoritariamente ruso. La exigencia no era solo el cambio económico a Europa, sino el cambio total de gobierno, lo que llevó a la dimisión de Azárov el 28 de enero y, a que Parlamento reunido en asamblea extraordinaria, derogara las polémicas leyes que limitaban los derechos de manifestación y reunión.

La noche del 19 y 20 de febrero, Yanukóvich y los principales líderes de la oposición (Vitali Klichkó, Arseni Yatseniuk y Oleh Tiagnibok) acordaron una tregua, y el desarme de las barricadas colocadas en la plaza de capital anteriormente como medida de contención a las fuerzas policiales. El 21 de febrero —tras el llamado “Jueves Negro” (20 de febrero) en el que murieron más de 60 manifestantes—, se aprobó un acuerdo entre ambas partes para adelantar las elecciones, formar un gobierno de transición, volver a la Constitución de Ucrania de 2004 y frenar la violencia. En la madrugada del 21 al 22 de febrero Yanukóvich, sin informar al parlamento, abandonó la capital y desapareció en dirección desconocida. El 22 de febrero, por la mañana, la Rada Suprema lo destituyó de su cargo por "abandono de sus funciones constitucionales" y tomó el control del país votando, por mayoría constitucional, la vuelta a la Constitución de 2004, acordada el día anterior. Sólo después de dicha vuelta al sistema político parlamentario, en lugar del presidencial, Oleksandr Turchínov asumió la presidencia del parlamento, previa renuncia por escrito del presidente anterior. Al día siguiente, Turchínov fue nombrado primer ministro en funciones con el fin de realizar la coordinación de tareas de gobierno. El 28 de febrero, Yanukóvich reapareció en Rostov del Don (Rusia), donde denunció un presunto golpe de Estado.

Primera fase de la guerra ruso-ucraniana

 
Firma de la adhesión de Crimea y Sebastopol a la Federación de Rusia. De izquierda a derecha: Serguéi Aksiónov, Vladímir Konstantínov, Vladímir Putin y Alekséi Chaly.

La primera fase de la guerra ruso-ucraniana[75]​ se refiere al periodo comprendido entre 2014 y 2015 en los inicios de dicho conflicto. Tras esta etapa se desarrolló una fase de alto el fuego a la que siguió un recrudecimiento del conflicto a partir de 2021. Inicialmente se trato de una crisis diplomática internacional que sobrevino en febrero de 2014 tras la destitución del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich como resultado de las protestas del Euromaidán —realizadas principalmente en la zona occidental del país para apoyar el acercamiento hacia la Unión Europea— que fueron rechazadas por comunidades rusófilas de la zona suroriental del país, compuestas en su mayoría por rusos étnicos y ucranianos rusófonos.

Tras el pedido del gobierno de Crimea a Rusia, el Consejo de la Federación aprobó un envío de tropas que (según las autoridades del país) tenía como objetivo garantizar la integridad de los habitantes de Crimea y las bases rusas estacionadas allí, hasta que se normalizara la situación socio-política. Ello favoreció la Declaración de Independencia de Crimea y Sebastopol que condujo a la proclamación de la República de Crimea —reconocida solo por Rusia— previo restablecimiento de la constitución de 1992 que consideraba al territorio como soberano —aunque delegaba algunas competencias a Ucrania— con una ciudadanía y una policía propias.[76]​ El proceso finalmente condujo a la adhesión de Crimea a Rusia que fue oficializada el 18 de marzo de 2014, aunque no contó con el reconocimiento del gobierno ucraniano.

Pese al apaciguamiento alcanzado en Crimea, la situación degeneró en el Dombás donde las fuerzas independentistas de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) se enfrentaron al gobierno de Ucrania agravando la guerra en esta región. El 11 de mayo de 2014, ambas repúblicas celebraron referéndums sobre su estatus político que resultaron en una proclamación de independencia de las regiones en cuestión mientras que los combates continuaron a pesar de los intentos de por detenerlos. No obstante, el 15 de febrero de 2015 —con la entrada en vigencia del acuerdo Minsk II— se inicio un alto el fuego incondicional.

Numerosos ciudadanos rusos ocuparon altos puestos entre los rebeldes y varios países consideraron que Rusia proporcionó apoyo material y militar a los separatistas.[77]​ En este sentido, las reacciones internacionales fueron casi siempre condenatorias de la decisión de Rusia de intervenir, y de apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania. Es así que tras la adhesión de Crimea a Rusia, varios países (encabezados por la Unión Europea y Estados Unidos) aplicaron una serie de sanciones contra el entorno del gobierno ruso. Pero fue el votó de la Resolución 68/262 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la integridad territorial de Ucrania, la acción que contó con la participación de países más numerosa: a favor se pronunciaron cien naciones, once votaron en contra y 58 se abstuvieron, con lo que la secesión de Crimea y Sebastopol fue declaranda «inválida».[78]

Relaciones Rusia-Unión Europea desde 2012

 
Putin en las conversaciones del formato de Normandía en Minsk para encontrar una solución a la situación en Ucrania en febrero de 2015.

Las relaciones Rusia-Unión Europea desde 2012 es un término que hace referencia a las relaciones entre ambas partes a partir del tercer mandato presidencial de Vladímir Putin en Rusia. Durante este periodo, iniciado en mayo de 2012, las relaciones bilaterales se han visto afectadas por una sucesión de crisis desarrolladas en medio de una asociación económica en la que el sector energetico representa un factor preponderante ya que Rusia es el mayor proveedor para la Unión Europea.

El principal punto de conflicto entre la UE y Rusia es la influencia que puede ejercer cada parte sobre diversos países de la Europa Oriental (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania). Es así que mientras Rusia recurre a dispositivos económicos, militares y no militares, para mantener a estos países en su esfera de influencia, la UE apoya ocasionalmente la integración de los mismos en las instituciones “occidentales”, apostando por la cooperación dentro del marco de la Política Europea de Vecindad.[79]​ En este contexto, la condena de la UE a la intervención rusa en Ucrania desde 2014adhesión de Crimea a Rusia, guerra del Donbás y escalada de 2022— ha entretenido una crisis que provocó un cambio de actitud de Putin, donde la UE pasó de ser el principal mercado para sus exportaciones energéticas a ser un competidor.[80]

La UE suspendió el diálogo sobre las cuestiones relativas a la política de visados y las negociaciones sobre un nuevo acuerdo bilateral destinado a sustituir el Acuerdo de Colaboración y Cooperación. Desde entonces la Unión aplica un enfoque de doble vía que combina sanciones con intentos de encontrar una solución al conflicto en Ucrania.[81]​ Así, a partir de marzo de 2014, la UE ha impuesto una serie de medidas restrictivas contra Rusia aplicables a los intercambios bilaterales en determinados sectores. Se destacan las sanciones económicas que se han venido prorrogando por periodos sucesivos de seis meses desde 2016.[82]​ La Unión también impuso a decenas de personas y entidades la inmovilización de bienes y la prohibición de viajar en respuesta a los actos que «menoscaban la integridad de Ucrania».[82]

También los intercambios diplomáticos se han visto perturbados ya que en 2014 se canceló la cumbre Rusia-Unión Europea y los Estados miembros de la UE decidieron no celebrar desde entonces esta serie de reuniones bilaterales semestrales que se venían realizando desde 1997.[83]​ Además, en lugar de la cumbre del G-8 de ese año programada en la ciudad rusa de Sochi, se celebró en Bruselas la 40.ª Cumbre del G7 sin Rusia y, desde entonces, se han seguido celebrando únicamente las reuniones del G7. Asimismo, los miembros de la UE respaldaron la suspensión de las negociaciones sobre la adhesión de Rusia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y a la Agencia Internacional de la Energía (AIE).[82]

Aumento de las tensiones desde 2021

De marzo a abril de 2021, Rusia inició una importante concentración militar cerca de la frontera ruso-ucraniana, seguida de una segunda concentración entre octubre de 2021 y febrero de 2022 tanto en Rusia como en Bielorrusia.[44]​ Durante estos acontecimientos, el gobierno ruso negó repetidamente que tuviera planes para invadir o atacar Ucrania;[46][84]​ quienes emitieron las negativas incluían al portavoz de Putin, Dmitri Peskov, en noviembre de 2021, al viceministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, en enero de 2022,[45]​ al embajador ruso en los Estados Unidos, Anatoly Antonov, el 20 de febrero de 2022,[46]​ y al embajador ruso en la República Checa, Aleksandr Zmeyevski, el 23 de febrero de 2022.[85]

A principios de diciembre de 2021, luego de las negativas rusas, Estados Unidos publicó información de inteligencia sobre los planes de invasión rusos, incluidas fotografías satelitales que mostraban tropas y equipos rusos cerca de la frontera con Ucrania.[86]​ La inteligencia informó de la existencia de una lista rusa de sitios e individuos clave para ser asesinados o neutralizados en caso de invasión.[87]​ Estados Unidos continuó publicando informes que predijeron los planes de invasión.[87]

Acusaciones y demandas rusas

 
El Presidente de Ucrania, Volodímyr Zelensky, y el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg. Bruselas, 16 de diciembre de 2021.
Solicitud de garantías de no adhesión de Ucrania a la OTAN

El 30 de noviembre de 2021, el presidente ruso Putin declaró que una expansión de la presencia de la OTAN en Ucrania, especialmente el despliegue de cualquier misil de largo alcance capaz de alcanzar ciudades rusas o sistemas de defensa antimisiles similares a los de Rumanía y Polonia, sería una cuestión de «línea roja» para Rusia. Putin pidió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, garantías jurídicas de que la OTAN no se expandirá hacia el este ni pondrá «sistemas de armas que nos amenacen en las proximidades del territorio ruso». Según Putin, «si aparece algún tipo de sistema de ataque en el territorio de Ucrania, el tiempo de vuelo hasta Moscú será de siete a diez minutos, y de cinco minutos en el caso de que se despliegue un arma hipersónica». El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, respondió que «sólo Ucrania y los 30 aliados de la OTAN deciden cuándo está preparada Ucrania para entrar en la OTAN. Rusia no tiene veto, no puede opinar y no tiene derecho a establecer una esfera de influencia para intentar controlar a sus vecinos».

El 17 de diciembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso dio a conocer un proyecto de acuerdo entre Rusia y Estados Unidos sobre «garantías de seguridad» y un proyecto de acuerdo sobre medidas para garantizar la seguridad de Rusia y los Estados miembros de la OTAN. En particular, Rusia propone que la OTAN renuncie a la admisión de Georgia y Ucrania, así como a «cualquier actividad militar en el territorio de Ucrania». Rusia también insta a Estados Unidos a no establecer bases militares en la antigua Unión Soviética y a no aceptar a estos países en la OTAN.

En este sentido, el 10 de enero de 2022, diplomáticos estadounidenses y rusos mantuvieron conversaciones sobre seguridad en Ginebra para discutir las actividades militares de ambos países y las crecientes tensiones en torno a Ucrania. El jefe de la delegación rusa en una reunión en Ginebra entre Estados Unidos y Rusia dijo que Rusia necesitaba "garantías concretas" de que Ucrania y Georgia nunca se convertirían en miembros de la OTAN, consagradas en la decisión de la Cumbre de Madrid de 2022. Anteriormente, Ryabkov también dijo que «no hay que subestimar los riesgos de una confrontación militar» y que la parte estadounidense, al negarse a no ampliar la OTAN, subestima la gravedad de la situación.

El 19 de enero, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Ryabkov, hizo una propuesta a Estados Unidos para que asuma la obligación legal de no votar a favor del ingreso en la OTAN de los países a los que la Federación Rusa se opone, reduciendo los requisitos de no ampliación de la OTAN. El Kremlin está dispuesto a cambiar esa "oferta" por las condiciones que se plantearon anteriormente: las llamadas garantías de no ampliación de la Alianza hacia el este. Señaló que la decisión adoptada en la cumbre de Bucarest de 2008 "debe descartarse" y que Estados Unidos debe ofrecer garantías jurídicas unilaterales de que "esto nunca ocurrirá". La posición de que Ucrania y Georgia nunca serán miembros de la Alianza del Atlántico Norte, dijo Ryabkov, es una prioridad para el Kremlin.

Presuntos enfrentamientos (17 a 21 de febrero)

 
Un aviador estadounidense del Escuadrón de Puerto Aéreo 436 en la Base de la Fuerza Aérea Dover preparando armas y municiones para ser entregadas a Ucrania, el 21 de enero de 2022.

Los combates en el Donbás se intensificaron significativamente el 17 de febrero de 2022. Si bien la cantidad diaria de ataques durante las primeras seis semanas de 2022 fue de 2 a 5, el ejército ucraniano informó de 60 ataques el 17 de febrero. Los medios estatales rusos también informaron de más de 20 ataques de artillería contra posiciones separatistas el mismo día. Por ejemplo, el gobierno ucraniano acusó a los separatistas rusos de bombardear con artillería un jardín de niños en Stanitsa, Luganska, hiriendo a tres civiles. La República Popular de Lugansk dijo que sus fuerzas habían sido atacadas por el gobierno ucraniano con morteros, lanzagranadas y fuego de ametralladoras.

Al día siguiente, la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk ordenaron la evacuación obligatoria de civiles de sus respectivas capitales, aunque se ha señalado que llevaría meses realizar evacuaciones completas. Los medios de comunicación ucranianos informaron de un fuerte aumento de los bombardeos de artillería por parte de los separatistas dirigidos por Rusia en el Donbás como intentos de provocar al ejército ucraniano.

El 21 de febrero de 2022, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia anunció que los bombardeos ucranianos habían destruido una instalación fronteriza del SFS a 150 m de la frontera entre Rusia y Ucrania en el óblast de Rostov. Por otra parte, el servicio de prensa del Distrito Militar Sur anunció que las fuerzas rusas mataron en la mañana de ese día a un grupo de cinco saboteadores cerca de la aldea de Mityakinskaya, óblast de Rostov, que habían penetrado la frontera desde Ucrania en dos vehículos de combate de infantería, los vehículos fueron destruidos. Ucrania negó estar involucrada en ambos incidentes y los calificó de bandera falsa.

Varios analistas, incluido el sitio web de investigación Bellingcat, publicaron pruebas de que muchos de los supuestos ataques, explosiones y evacuaciones en el Donbás fueron organizadas directamente por Rusia.

El 21 de febrero, fuerzas desconocidas bombardearon una planta de energía térmica de Lugansk en la República Popular de Lugansk. La Agencia de Noticias de Ucrania afirma que, como resultado, la planta se vio obligada a cerrar.

Escalada (21 a 23 de febrero)

El presidente ruso, Vladímir Putin, junto con Denis Pushilin y Leonid Pasechnik, firmando los decretos que reconocen la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, 21 de febrero de 2022.

La situación se agravó cuando Putin —tras reconocer a las repúblicas de Donetsk y Lugansk— envío una misión de «mantenimiento de la paz» a Dombás el 21 de febrero de 2022.[88]​ Horas después, varias fuentes confirmaron que tropas rusas (incluidos tanques) estaban entrando en la región.[88]​ Mientras tanto, se transmitió un discurso el presidente ruso en el que declaró que Ucrania era una creación de la «Rusia bolchevique, comunista», criticó el derecho de autodeterminación de Lenin ya que «cuando se trata del destino histórico de Rusia y sus pueblos, los principios de desarrollo estatal de Lenin no fueron solo un error; fueron peores que un error, como dice el refrán. Esto quedó patentemente claro después de la disolución de la Unión Soviética en 1991» calificando a la Ucrania soviética como «el resultado de la política de los bolcheviques y puede llamarse legítimamente 'la Ucrania de Vladímir Lenin'. Él fue su creador y arquitecto».[89]​ También declaró que tras el Euromaidán se trató de «distorsionar la mentalidad y la memoria histórica de millones de personas, de generaciones enteras que viven en Ucrania» resultando en un «ascenso del nacionalismo de extrema derecha, que rápidamente se convirtió en rusofobia agresiva y neonazismo».[89]

El 22 de febrero de 2022, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, declaró que se había producido «el comienzo de una invasión rusa de Ucrania». El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijeron que se había producido «una nueva invasión».[90][91]​ El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, afirmó que «No diría que es una invasión en toda regla, pero las tropas rusas están en suelo ucraniano».[92]​ El mismo día, el Consejo de la Federación autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de Rusia.[47]​ A su vez, el gobierno ucraniano ordenó el reclutamiento de los reservistas, aunque todavía no se comprometió con la movilización general.[93]​ No obstante, al día siguiente, Ucrania anunció el estado de excepción en todo el país —no así en los territorios ocupados en Dombás—[94]​ mientras que Rusia comenzó a evacuar su embajada en Kiev y también arrió la bandera rusa desde lo alto del edificio.[95]​ Durante esa jornada los sitios web del parlamento y el gobierno ucranianos, junto con los sitios web bancarios, sufrieron ataques DDoS.[96]

Invasión y resistencia

Las repúblicas populares de Dombás se dirigieron a Rusia con una solicitud de ayuda. En este sentido [...] decidí llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo es proteger a las personas que han sido objeto de abusos, genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años.[38]
Mensaje de Vladímir Putin
24 de febrero de 2022
 
Mapa animado de la invasión.

Poco antes de las 06:00 hora de Moscú (UTC+3) del 24 de febrero, se emitió en los canales rusos un mensaje a la Nación de Putin en la que informaba su decisión de lanzar una «operación militar especial» en el este de Ucrania ya que, en sus palabras, «Rusia no puede sentirse segura ante la amenaza ucraniana». Putin añadió que intentaría «desmilitarizar y desnazificar Ucrania»,[38]​ justificando la agresión militar con el objetivo de proteger a «las personas que han sido objeto de abusos, genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años», en referencia a los habitantes de las proclamadas República Popular de Lugansk (RPL) y República Popular de Donetsk (RPD) en la región predominantemente de habla rusa de Dombás. En su discurso, Putin afirmó que no había planes para ocupar el territorio ucraniano y que apoyaba el derecho de los pueblos de Ucrania a la autodeterminación.[38]​ Al final del discurso, Putin advirtió a terceros países que no interfirieran en el conflicto y dijo que «la respuesta de Rusia será inmediata y los llevará a consecuencias que nunca han experimentado en su historia», una frase que generó debate sobre su eventual referencia al uso de armas nucleares por parte de Rusia.[97]

Inmediatamente después del ataque, el gobierno ucraniano anunció la introducción de la ley marcial;[48]​ esa misma noche ordenó una movilización general de todos los hombres ucranianos de entre 18 y 60 años.[48]​ Las tropas rusas ingresaron a Ucrania desde cuatro direcciones principales: al norte por la frontera bielorusa, en dirección a Kiev; al noreste desde la frontera rusa, en dirección a Járkov; al este por la antigua línea de frente de la RPD y la RPL; y al sur por la región de Crimea.[48]

El 7 de abril, las tropas rusas se retiraron de la ofensiva de Kiev para un aparente reabastecimiento y posterior redespliegue a la región de Dombas para reforzar la los frentes sur y este en un renovado frente de invasión del sureste de Ucrania. Al día siguiente, el general Aleksandr Dvórnikov fue puesto a cargo de las operaciones militares durante la invasión.[98]

Frente de Ucrania central (Ofensiva de Kiev)

 
Bombardeo ruso a antenas de telecomunicación en Kiev, el 1 de marzo de 2022.

La ofensiva de Ucrania central —dentro de la invasión rusa de Ucrania de 2022— fue un teatro de operaciones para el control de tres óblast (provincias) de esta región: Chernígov, KIev y Sumy. Las capitales de dos de estas óblast están a menos de 100 kilómetros de la frontera rusa a través de conexiones terrestres (Chernígov a 90 km y Sumy a 50 km).

Con el objetivo de tomar la capital del país, Kiev, la estrategia del ejército ruso en el norte de Ucrania se centró en una ofensiva desde la frontera bielorrusa a lo largo de la orilla occidental del río Dniéper con el objetivo de rodear la ciudad desde el oeste. En apoyo de la ofensiva principal, dos ejes de ataque dirigidos desde la frontera rusa sobre la orilla este del Dniéper, una occidental en dirección a Chernígov y otra oriental a Sumy, se lanzaban con el intento de cercar Kiev desde el noreste y el este.

En el primer día de invasión, las tropas rusas en marcha hacia Kiev tomaron el control de los pueblos fantasmas de Chernóbil y Prípiat, incluida la central nuclear de Chernóbil, donde el ejército ucraniano opuso una primera resistencia al avance ruso pesar de ser derrotado al final del día. Asegurada la Zona de exclusión de Chernóbil, la columna rusa alcanzó a primera de la hora de la mañana del día 25 de febrero la ciudad de Ivankiv, un suburbio al norte de Kiev, donde los ucranianos consiguieron frenar su avance al destruir el puente sobre el río Téteriv y presentar batalla a los rusos en la ciudad. Al mismo tiempo, las Fuerzas Aerotransportadas Rusas intentaban apoderarse de dos aeródromos estratégicos alrededor de Kiev: un asalto aerotransportado al Aeropuerto Antonov, situado al norte en Hostómel y que cayó finalmente en manos rusas el día 25, y otro desembarco en Vasylkiv, al sur de la capital, que fue finalmente repelido por el ejército ucraniano en la base aérea de la ciudad el día 26 de febrero. Estos ataques parecían haber sido un intento de Rusia de apoderarse rápidamente de Kiev y hacer caer al gobierno ucraniano presidido por Volodímir Zelenski, con Spetsnaz infiltrándose en la ciudad apoyados por operaciones aerotransportadas y un rápido avance mecanizado desde el norte, pero no tuvieron éxito, alargando la guerra más allá del plan de invasión inicial ruso.

Para principios de marzo, la defensa ucraniana había ralentizado en gran medida el avance ruso a lo largo del lado oeste del Dniéper. Al noroeste de la capital, la ofensiva rusa encontró una fuerte resistencia del ejército ucraniano en los suburbios de Bucha, Hostómel e Irpín, que no fueron cayendo en poder del ejército ruso hasta mediados de mes, donde el frente finalmente se estancó a las afueras de Kiev. Así mismo, el gran convoy militar ruso que se dirigía a la capital ucraniana, de más de 60 kilómetros de largo, se había dispersado y replegado para el día 11 de marzo, tomando posiciones cubiertas por el bosque, mientras la ofensiva que debía apoyar el cerco desde el noreste se había detenido en gran medida cuando comenzó el asedio de Chernígov, que las fuerzas rusas no habían conseguido culminar. El 16 de marzo, las fuerzas ucranianas consiguieron lanzar al fin una contraofensiva para repeler el ataque ruso a la capital desde las diferentes ciudades del extrarradio.

Frente de Ucrania oriental

 
Bombardeo en las afueras de Járkov, 1 de marzo.

Esta ofensiva se inició el 24 de febrero, después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara la «operación militar especial» en Ucrania, que comprende varias ofensivas. Según el mandatario, el objetivo principal de su país en Ucrania es «ayudar a la gente que vive en el Dombás, que siente un vínculo inquebrantable con Rusia y que durante ocho años ha sido víctima de un genocidio».

El mismo día del anuncio de la operación, las fuerzas rusas cruzaron la frontera ucraniana y comenzaron a avanzar hacia Járkov —segunda ciudad más poblada de Ucrania, con más de 2 millones de habitantes en su zona metropolitana—, pero se encontraron con la resistencia ucraniana, empezando así la batalla de Járkov. También en la Óblast de Járkov las fuerzas ucranianas confirmaron que Izium había sido tomada por las fuerzas rusas el 1 de abril.

El 18 de abril, tras el recrudecimiento de las acciones, el gobierno ucraniano comenzó a utilizar el término «batalla por el Dombás» para referirse a la ofensiva. Esta intensificación de los combates era esperada desde comienzos del mes, ya que Rusia se había retirado o había sido rechazada en otras partes de Ucrania y, en consecuencia, estaba preparando una fase de sus operaciones militares centrándose en el este. Así, aproximadamente 60 000 soldados rusos abandonaron la ofensiva de Ucrania central para ser desplegados en esta región, donde hay unos 40 000 soldados ucranianos.

Las operaciones iniciales probablemente consistieron en pequeñas operaciones de escaramuza que pretendían probar las defensas ucranianas, mientras que las campañas de bombardeo continúan destrozando las defensas ucranianas a lo largo de la línea del frente. La ofensiva toma lugar actualmente a lo largo de la línea Rubézhnoye - Izium - Guliaipole - Mariúpol con el objetivo de rodear a las tropas ucranianas en el Dombás y anexar la totalidad de las regiones de Donetsk y Lugansk a los cuasi-estados de la República Popular de Donetsk (RPD) y la República Popular de Lugansk (RPL), respaldados por Rusia. Dada su importancia estratégica, la ofensiva se ha comparado con la Batalla de Kursk (1943).

En la región del Dombás en particular se había producido una lucha prolongada entre separatistas apoyados por Rusia de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Luhansk y las Fuerzas armadas ucranianas. Entre 2014 y 2022, la guerra en Dombás había costado las vidas de más de 10 000 separatistas, rusos y soldados ucranianos ,así como las de 3000 civiles, a pesar de que la lucha se había ralentizado a un conflicto prolongado y solo 349 civiles habían muerto desde 2016. Por su parte, la óblast de Járkov también vivió las protestas prorrusas de 2014 y los rebeldes llegaron a proclamar la República Popular de Járkov, un efímero Estado independiente.

Desde el inicio de la ofensiva, las partes en conflicto han buscado abrir corredores humanitarios.

Sitio de Mariúpol

El 18 de abril, los soldados ucranianos ignoraron un ultimátum ruso para rendirse y decidieron luchar hasta el final. Rusia amenazó con acabar con quienes continuasen luchando. Un experto militar estimó que todavía podría haber entre 500 y 800 soldados ucranianos resistiendo dentro de la ciudad.[99]

El 16 de mayo, Ucrania abandonó la lucha en Mariúpol y los soldados ucranianos que quedaban en la planta de Azovstal se rindieron a las fuerzas de la Federación Rusa y la República Popular de Donetsk.[100]​ Tras obtener el control efectivo de toda la ciudad por parte de las fuerzas rusas y separatistas el 16 de mayo de 2022, la urbe quedó administrada por la República Popular de Donetsk quien estaba organizando una autoridad local desde abril.[101]

Batalla de Járkov

 
Calle del centro de Járkov afectado por los combates.
Al inicio de la invasión rusa, la ciudad fue objeto de intensos combates durante varios días, pero ha permanecido bajo el control de las fuerzas ucranianas. No obstante, aproximadamente 500 civiles habían muerto hasta mediados de abril y los bombardeos obligaron hasta 400 000 personas a refugiarse en el sistema de metro de Járkov. Entre tanto, más de 500 edificios habían sido destruidos y el centro histórico fue reducido a escombros.

Frente sur

En el frente sur, actuando desde el Mar de Azov, el Mar Negro y la península de Crimea, Rusia avanza hacia el norte bloqueando las posibilidades de respuesta de las fuerzas navales ucranianas en el mar de Azov.[102]​ El 24 de febrero, las tropas rusas tomaron el control del canal de Crimea del Norte, lo que permitió a Crimea obtener suministros de agua para la península, de la que había estado aislada desde 2014.[103]​ El ataque también avanzó hacia el este, hacia Mariupol, iniciando un asedio de la ciudad y uniendo el frente con las repúblicas independentistas de Dombás.

El 1 de marzo, las fuerzas rusas ganaron la batalla de Melitópol y, el día siguiente la batalla de Jersón.[104]​ Luego, las tropas rusas avanzaron hacia Nicolaiev, que se encuentra entre Jersón y Odesa. El 4 de marzo, los defensores ucranianos repelieron un ataque a la ciudad y recuperaron la base aérea de Kulbakino.[105]​ Enetre tanto, el 3 de marzo, los rusos iniciaron el asedio de Energodar en un intento de hacerse con el control de la central nuclear de Zaporiyia.[106]​ Se desarrolló un incendio durante el tiroteo. La Agencia Internacional de Energía Atómica declaró que el equipo esencial no había sido dañado.[107]​ El 4 de marzo, la central nuclear de Zaporiyia había sido capturada por las fuerzas rusas, pero aunque se informó de incendios, no hubo fugas de radiación.[108]
Ataques rusos en Odesa
Los ataques rusos en Odesa se intensificaron hacia finales de marzo. Durante la mañana del 21 de marzo, los buques de guerra rusos reaparecieron en alta mar y comenzaron a bombardear objetivos en Odesa, incluido el puerto, antes de que la artillería costera ucraniana devolviera el fuego y los expulsara de regreso al Mar Negro. El 25 de marzo, las defensas aéreas ucranianas derribaron tres misiles de crucero sobre el Mar Negro que estaban en camino de atacar objetivos en Odesa y sus alrededores. Dos misiles de crucero rusos más fueron derribados frente a la costa de Odesa el 27 de marzo, aunque la ciudad posteriormente fue objeto de un fuerte fuego de mortero, según una declaración en Telegram de Sergei Bratchuk, portavoz de la administración militar de Odesa.

Maniobras aéreas y navales

 
El 3 de marzo, la fragata ucraniana Hetman Sahaidachny (en la imagen), el buque insignia de la armada ucraniana, fue hundida en Mykolaiv para evitar que las fuerzas rusas la capturaran.[109]

El 24 de febrero, la Guardia fronteriza de Ucrania anunció alrededor de las 18:00 hora local que había comenzado un ataque a la isla de las Serpientes por parte de barcos de la Armada de Rusia.[110]​ El crucero lanzamisiles Moskvá y el patrullero Vasily Býkov bombardearon la isla con sus cañones de cubierta. Cuando el buque de guerra ruso se identificó e instruyó a los soldados ucranianos estacionados en la isla para que se rindieran, su respuesta fue «¡Buque de guerra ruso, vete al carajo!». Después del bombardeo, un destacamento de soldados rusos aterrizó y tomó el control de Isla de las Serpientes. Las fuerzas rusas también atacaron la base aérea de Chugúyev el 24 de febrero, que albergaba drones Bayraktar TB2. El ataque causó daños en áreas de almacenamiento de combustible e infraestructura.[110]

El 25 de febrero, el ataque a la base aérea de Millerovo por parte de las fuerzas militares ucranianas se basó en misiles OTR-21 Tochka. Según funcionarios ucranianos, esto destruyó varios aviones de la Fuerza Aérea Rusa e incendió la base aérea. En el ataque al Aeropuerto Internacional de Zhitómir el 27 de febrero, se informó que Rusia usó sistemas de misiles 9K720 Iskander, ubicados en Bielorrusia, para atacar el aeropuerto civil de Zhitómir. Rusia perdió varios aviones el 5 de marzo, incluidos un Su-30SM, dos Su-34, dos Su-25, dos Mi-24/Mi-35, dos helicópteros Mi-8 y un avión no tripulado Orlan. El 6 de marzo, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania informó que 88 aviones rusos habían sido destruidos desde que comenzó la guerra.[111]

Hundimiento del buque Moskvá
 
El crucero Moskvá.
La embarcación tuvo un papel importante en el despliegue y ataque naval del ejército ruso durante la invasión de Ucrania por el sur. Se hundió en el mar Negro el 14 de abril de 2022 mientras estaba siendo remolcado a puerto,[112]​ provocando la muerte de al menos un marinero y 27 desaparecidos.[113][114]

Resistencia popular

 
Civiles en Kiev preparan cócteles Molotov (febrero de 2022).

Los civiles ucranianos han resistido la invasión rusa de varias maneras; ofreciéndose como voluntarios para unirse a las unidades locales armadas de defensa territorial, fabricando cócteles molotov, donando alimentos, construyendo barreras como erizos checos y ayudando a transportar refugiados.[115]

Se han empleado varias tácticas de resistencia civil desarmada en toda Ucrania. En respuesta a la llamada de la agencia de calles de Ucrania, Ukravtodor, los civiles desmantelaron o alteraron las señales de tráfico locales, construyeron barreras improvisadas y bloquearon las carreteras. Los informes de las redes sociales y los videos compartidos muestran protestas callejeras contra las fuerzas rusas en los asentamientos ocupados, que a menudo se convierten en altercados verbales y enfrentamientos físicos con las tropas rusas.[116]

En algunos casos, las personas bloquearon físicamente los vehículos militares rusos, a veces obligándolos a retirarse. La respuesta de los soldados rusos a la resistencia civil desarmada varió desde la renuencia a enfrentarse a los manifestantes hasta disparar al aire o directamente a la multitud. Ha habido detenciones masivas de manifestantes ucranianos, y los medios locales ucranianos también han informado sobre desapariciones forzadas, simulacros de ejecución, toma de rehenes, ejecuciones extrajudiciales y violencia sexual perpetrada por el ejército ruso para intentar romper la resistencia ucraniana.[117]

Apoyo militar extranjero a Ucrania

 
     Países que envían material militar a Ucrania
La Unión Europea y sus Estados miembros

Con base en el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, el 28 de febrero de 2022 la Unión Europea dispuso la creación de una célula encargada de coordinar la compra de armamento para sostener al Gobierno ucraniano frente al ataque ruso. La Comisión Europea también decidió movilizar el Centro de Satélites de la Unión Europea para prestar servicios de inteligencia a Ucrania. De esta forma la guerra ruso-ucraniana permitió a la UE reafirmarse como fuerza geoestratégica e implicarse en un conflicto militar.[118]

Entre tanto el canciller alemán, Olaf Scholz, anunció un rearme del ejército de su país de proporciones nunca vistas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Además Alemania negó la certificación de gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 —que eventualmente perjudicaría a Ucrania—, cuya construcción finalizó en 2021 pero que aún no había entrado en funcionamiento.[119]

El gobierno ruso por su parte ha advertido con atacar cualquier convoy que entre con armas en territorio ucranio.[118]
Estados Unidos

En diciembre de 2021, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos proporcionó a Ucrania 60 millones de dólares de ayuda militar inmediata. En febrero de 2022, Antony Blinken autorizó otros 350 millones de dólares.

En marzo de 2022, el presidente Joe Biden consiguió del Congreso autorización para entregar 13.600 millones de dólares en ayuda a Ucrania y en abril solicitó 33.000 millones más, al estar casi agotada la primera entrega.
Legión Internacional de Defensa Territorial
Bajo el liderazgo del presidente Volodímir Zelenski, la unidad fue creada para la defensa de Ucrania contra Rusia como parte de la invasión rusa de Ucrania de 2022, y su formación fue anunciada en una declaración del ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, el 27 de febrero de 2022, alrededor de 11:00 hora local. Aquellos que quieran unirse a la unidad pueden hacerlo poniéndose en contacto con el Agregado de Defensa de la Embajada de Ucrania en su país respectivo. El esfuerzo por levantar una Legión Internacional de Defensa Territorial de Ucrania se asemeja a los esfuerzos de Kiev durante y desde las hostilidades de 2014 en Donbás y la guerra ruso-ucraniana para reclutar batallones de voluntarios extranjeros. Para el 6 de marzo, 20.000 ciudadanos extranjeros de 52 países diferentes se habían presentado voluntarios para luchar del lado ucraniano, en palabras de Kuleba.

Víctimas e impacto humanitario

Víctimas

El 25 de marzo, el Ministerio de Defensa de Rusia confirmó que &&&&&&&&&&&01351.&&&&&01351 soldados rusos habían muerto en combate y otros &&&&&&&&&&&03825.&&&&&03825 resultaron heridos.[10]​ También afirmó que &&&&&&&&&&014000.&&&&&014 000 soldados ucranianos habían muerto, &&&&&&&&&&016000.&&&&&016 000 resultaron heridos y 572 capturados hasta ese momento.[10]​ Además, la República Popular de Donetsk afirmó que hasta el 11 de marzo 979 soldados ucranianos murieron y 1134 resultaron heridos solo en la región de Dombás.[120]​ Por el contrario, el 17 de marzo, Ucrania afirmó que las pérdidas rusas en combate rondaban las &&&&&&&&&&014000.&&&&&014 000,[121]​ mientras que sus fuerzas sufrieron 1300 muertos hasta el 12 de marzo.[122]​ Además, según Ucrania, 1000 soldados rusos habían sido capturados.[121]

Según un investigador del Departamento de Investigación de Paz y Conflictos de la Universidad de Upsala en Suecia, el gobierno de Ucrania estaba involucrado en una campaña de desinformación destinada a levantar la moral y los medios occidentales en general estaban felices de aceptar sus afirmaciones, mientras que Rusia "probablemente" estaba minimizando sus propias damnificados.[123]

Prisioneros de guerra

Ha habido numerosos casos de tropas capturadas por las fuerzas ucranianas y rusas durante la invasión. El 8 de marzo, el gobierno ucraniano anunció que estaba trabajando para que los prisioneros de guerra rusos trabajaran para ayudar a reactivar la economía ucraniana, en pleno cumplimiento del derecho internacional.[124]

En marzo, funcionarios ucranianos publicaron fotos y videos de soldados rusos asesinados y capturados.[125]Amnistía Internacional argumentó que el artículo 13 de la Tercera Convención de Ginebra prohíbe videos de soldados capturados.[126]

Refugiados

 
Refugiados llegando a Polonia en marzo de 2022.
 
Uno de los centros de refugiados establecidos en Chisináu (Moldavia).

Cientos de miles huyeron en los primeros días después del ataque. La mayoría ha encontrado refugio en países vecinos al oeste de Ucrania: Polonia, Hungría, Moldavia, Rumania y Eslovaquia.[127]​ Muchos de los afectados buscan refugio en casas de familiares que viven en el exterior.

Las cifras de personas que huyen de Ucrania pueden cambiar rápidamente y, a menudo, son solo estimaciones. Los viajes de un país a otro no necesariamente están registrados oficialmente. Los ucranianos pueden viajar a algunos países de Europa sin visa. Se les puede permitir permanecer en el país por un período prolongado, como 90 días, sin un permiso especial. En otros lugares, deben solicitar asilo. Además, cruzar la frontera de un país no significa que la gente se quedará en ese país (permanentemente).

Debido a la continua acumulación militar a lo largo de la frontera con Ucrania, varios gobiernos vecinos y organizaciones de ayuda se prepararon para un posible evento de migración forzosa masiva durante semanas antes de la invasión real. El Ministerio de Defensa de Ucrania estimó en diciembre de 2021 que una invasión podría obligar potencialmente a entre tres y cinco millones de personas a huir de sus hogares.[128]

Se informó que los guardias fronterizos ucranianos no permitieron que varios no ucranianos (muchos de ellos estudiantes extranjeros atrapados en el país) cruzaran la frontera hacia naciones vecinas seguras, alegando que se estaba dando prioridad a los ciudadanos ucranianos para cruzar primero. El Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania dijo que no había restricciones para que los ciudadanos extranjeros salieran de Ucrania y que se le había dicho a la fuerza fronteriza que permitiera la salida de todos los ciudadanos extranjeros.[129]​ Sin embargo, muchas personas que cruzaron la frontera hacia Polonia denunciaron malos tratos y racismo por parte de la policía fronteriza ucraniana.[130][131]​ Frente a esto, representantes de tres naciones africanas en el Consejo de Seguridad de la ONU —Kenia, Ghana y Gabón— condenaron los informes de discriminación durante una reunión en la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York el lunes 28 de febrero.[131]

El 27 de febrero, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) declaró que más de 268 000 personas habían huido de Ucrania desde el comienzo de la invasión.

Acogida en la Unión Europea

 
Punto de coordinación sin escalas en una estación de tren de Bucarest diseñado para brindar ayuda a los refugiados ucranianos. Las compañías ferroviarias de varios países, incluidos Alemania y Austria, han permitido a los refugiados ucranianos viajar en tren de forma gratuita.[132]

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a mediados de abril de 2022, los ucranianos que habían dejado su país asciendían a 4,6 millones, de los cuales más de la mitad se encontraban en Polonia. Entre tanto, Hungría había recibido &&&&&&&&&0434000.&&&&&0434 000, Eslovaquia &&&&&&&&&0320000.&&&&&0320 000 y Rumanía &&&&&&&&&0709000.&&&&&0709 000, según las mismas estadísticas.[133]​ Además, el Alto Comisionado Filippo Grandi, confirmó que este era el mayor flujo de refugiados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa.[134]

El 27 de febrero anterior la Unión Europea acordó acoger a refugiados ucranianos durante un máximo de tres años sin que solicitaran asilo;[135]​ adicionalmente, el 3 de marzo, fue aprobada la Directiva de Protección Temporal por primera vez en su historia para que los refugiados no tengan que pasar por el procedimiento estándar de asilo de la Unión.[136]

No obstante, varios Estados miembros de la Unión ya habían iniciado acciones individuales con anterioridad. Ya el 24 de febrero, Letonia aprobó un plan de contingencia para recibir y alojar a unos 10 000 refugiados de Ucrania,[137]​ y Hungría anunció que todas las personas que cruzasen la frontera desde Ucrania serían admitidas.[138]​ Al día siguiente, para facilitar los cruces fronterizos, Polonia y Rumania levantaron las reglas de entrada por la pandemia de COVID-19.[139][140]​ Dos días después, Belgíca anunció que se asignarán tres millones de euros para ayuda humanitaria adicional a Ucrania y,[141]Eslovaquia aseguró que daría dinero a las personas que ayudaran a los refugiados ucranianos.[142]​ Al final de la semana, los Países Bajos manifestó que los ucranianos en podían quedarse durante tres meses en este país y que durante este tiempo, básicamente tendrían que encontrar su propio alojamiento ya que, según el gobierno, los centros de asilo estaban superpoblados y la vida allí conllevaba restricciones.[143]

Crímenes de guerra

La invasión de Ucrania viola la Carta de las Naciones Unidas y constituye un crimen de agresión según el derecho penal internacional; el crimen de agresión puede ser perseguido bajo la jurisdicción universal. La invasión también viola el Estatuto de Roma, que prohíbe «la invasión o ataque por parte de las fuerzas armadas de un Estado del territorio de otro Estado, o cualquier ocupación militar, aunque sea temporal, como resultado de tal invasión o ataque, o cualquier anexión por el uso de la fuerza del territorio de otro Estado o parte del mismo»; sin embargo, Ucrania no ha ratificado el Estatuto de Roma y Rusia retiró su firma en 2016.

El 27 de febrero de 2022, Ucrania presentó una demanda contra la Federación Rusa ante la Corte Internacional de Justicia, acusando a Rusia de violar la Convención sobre Genocidio de 1948.

Procedimientos judiciales contra Rusia

Corte Penal Internacional

El 27 de febrero, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigara el atentado con bomba contra el jardín de infancia de Okhtyrka. El 28 de febrero, Karim Khan, fiscal jefe de la CPI, dijo que planeaba abrir una investigación sobre las denuncias de crímenes de guerra en Ucrania "lo antes posible" tras el examen preliminar del caso por parte de la CPI. Treinta y nueve estados remitieron oficialmente la situación en Ucrania a la CPI. El 3 de marzo, Khan anunció que se estaban recopilando pruebas de presuntos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos por individuos de todos los bandos durante la invasión y que se abriría una investigación completa.[144]

Corte Internacional de Justicia

Ucrania presentó una demanda contra Rusia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), acusando a Rusia de violar la Convención sobre el Genocidio de 1948 al alegar falsamente que el genocidio fue un pretexto para invadir.[145]​ Ucrania solicitó a la CIJ que adopte medidas provisionales, una orden que ordena a Rusia que detenga su ofensiva en Ucrania. La CIJ accedió a la solicitud de Ucrania de acelerar el procedimiento. Los representantes rusos se negaron a comparecer en una audiencia judicial en el Palacio de la Paz (La Haya).[145]

Impacto en las infraestructuras

 
Misil a punto de impactar en la sede del gobierno regional de Járkov.
El impacto de la invasión rusa en las infraestructuras de Ucrania se refiere a la manera en que el conflicto bélico ha afectado a las construcciones de carácter histórico-artístico, público o estratégico, más allá de los incontables destrozos que los bombardeos han causado a multitud de edificios residenciales, carreteras y redes de suministro. Los enfrentamientos continúan, por lo que no se conoce el daño económico exacto que la invasión de Rusia implicará para Ucrania. No obstante, en la segunda semana de marzo, el ministerio de Infraestructuras ucraniano dio una estimación del golpe que han recibido las arcas del Estado a raíz del conflicto. Según el informe, tan solo la destrucción de las infraestructuras ucranianas —lo que incluye aeropuertos, carreteras, puentes y vías ferroviarias bombardeadas— ha provocado pérdidas de US$10 000 millones. Por ello, el gobierno estimó que al país le llevará uno o dos años reconstruir estas infraestructuras, siempre y cuando Ucrania reciba ayuda exterior.[146]

Negociaciones de paz

El 28 de febrero, los negociadores ucranianos y rusos comenzaron a realizar rondas de conversaciones en Bielorrusia para alcanzar un alto el fuego y garantizar corredores humanitarios para la evacuación de civiles. Después de tres rondas de conversaciones, no se llegó a un acuerdo general. El 7 de marzo, como condición para poner fin a la invasión, el gobierno ruso exigió la neutralidad de Ucrania, el reconocimiento de la adhesión de Crimea a Rusia y el reconocimiento de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk como estados independientes.[147]​ Entre tanto, el 6 de marzo se reportó que el servicio secreto ucraniano (SBU) había ejecutado a uno de los miembros de la delegación negociadora ucraniana, identificado como Denis Kireev, quien se reunió con una delegación rusa para intentar lograr un acuerdo y que fue acusado de traición.[148]

El 8 de marzo, el gobierno ucraniano sugirió una reunión directa con presidente ruso Vladímir Putin para poner fin a la invasión y expresó su disposición a discutir las demandas rusas. Ya el 10 de marzo, los Ministros de Relaciones Exteriores Serguéi Lavrov y Dmytro Kuleba se reunieron en Turquía para conversar en el primer contacto de alto nivel entre las dos partes desde el comienzo de la invasión.[149]​ El conjunto de las negociaciones ha permitido avances en un plan de 15 puntos que garantizaría un alto el fuego y la retirada de los rusos siempre que el gobierno ucraniano se comprometa con la neutralidad.[150]

Cobertura mediática, censura y desinformación relativas al conflicto

De manera regular se ha difundido desinformación relativa al conflicto, y la cobertura mediática no ha estado exenta de controversias. Desde inicio de los enfrentamientos, se han reportado bulos, como un video que reflejaba un supuesto bombardeo en territorio ucraniano que se viralizó en Internet, aunque las imágenes correspondían a un videojuego o las imágenes grabadas durante las explosiones de Tianjin de 2015, así como de otro videojuego presentado como bombardeos rusos en el programa Espejo Público (cadena Antena 3).[151]​ Al mismo tiempo, se difundió una falsa portada de la revista Time con un fotomontaje del retrato de Vladímir Putin y Adolf Hitler con el título «The Return of History» (El regreso de la Historia).[152]​ Entre tanto, las acusaciones rusas sobre un supuesto problema «neonazi» del gobierno ucraniano han sido desmentidas por organizaciones judías y cuestionadas por medios occidentales.[153][154]

Por su parte, Meta —compañía que agrupa a Facebook, Instagram y WhatsApp— se involucró en una polémica al no censurar que se hagan llamados de violencia contra personas y tropas rusas en sus plataformas.[155]​ Sin embargo, otras compañías sí han aplicado la censura: Microsoft y Alphabet —su filial Youtube bloqueó medios de comunicación financiados por el estado ruso, incluyendo los canales RT y Sputnik[156]​ implementaron un bloqueo a varios medios rusos.[157]​ En el Reino Unido, Twitter eliminó varios mensajes de la embajada rusa por negar «eventos violentos» en Ucrania.[158]​ También, la plataforma Duck Duck Go anunció que degradaría a rangos inferiores los resultados de búsqueda que contengan desinformación rusa.[159]

Símbolo militar Z
"Z" con los colores de la cinta de San Jorge, usada como propaganda con el hashtag #СвоихНеБросаем ("No abandonamos a los nuestros")
Póster propagandístico del Ministerio de Defensa ruso en el que aparece una "V", junto con el lema "Nuestra fuerza está en la verdad"

La letra Z del alfabeto latino (en ruso : зет) es uno de los símbolos marcados en los vehículos militares de las Fuerzas Armadas rusas involucradas en la invasión rusa de Ucrania de 2022. Se especula con que son utilizados para ayudar a las unidades militares a distinguirse de otras fuerzas aliadas o enemigas.

Como símbolo pro-bélico, "Z" ha sido utilizado por el gobierno ruso como herramienta de propaganda.Además, civiles rusos lo han mostrado como señal de apoyo a la invasión. Fuera de Rusia, el gobierno de la República Checa ha clasificado el símbolo "Z" como un equivalente a la esvástica. Kazajistán y Kirguistán han promulgado leyes prohibiendo la exhibición pública del símbolo "Z" en vehículos.

Ramificaciones

Las sanciones internacionales y la crisis financiera en Rusia

El 28 de febrero de 2022, se bloqueó el acceso del Banco Central de Rusia a más de $400 mil millones en reservas de divisas en el extranjero y la UE impuso sanciones a diversos oligarcas y políticos rusos.
Si es necesario, llevaremos gestores externos y transferiremos esas empresas [que anunciaron la suspensión de sus productos y servicios] a los que realmente quieren trabajar.

En Rusia, la primera ronda de sanciones económicas en respuesta a la invasión rusa de Ucrania de 2022 tuvo un efecto inmediato. La bolsa rusa se desplomó, cayendo un 39%, según lo medido por el RTS Index, el 24 de febrero, el primer día de la invasión, con caídas similares en los días siguientes. El rublo cayó a mínimos históricos cuando los rusos se apresuraron a cambiar dinero.[161][162]​ Las bolsas de valores de Moscú y San Petersburgo fueron suspendidas.[163]​ El Banco de Rusia (Banco Central) anunció sus primeras intervenciones en el mercado desde la adhesión de Crimea a Rusia en 2014 para estabilizar el mercado. También elevó las tasas de interés al 20 % y prohibió a los extranjeros vender valores locales.[164]​ Las sanciones ponen al fondo soberano de Rusia en riesgo de desaparecer.[165]​ Se han reportado largas filas y cajeros automáticos vacíos en ciudades rusas.[166][167]

La segunda ronda de sanciones dirigida a varios bancos rusos retirados de SWIFT y con sanciones directas al Banco de Rusia vio caer el valor del rublo un 30 % frente al dólar estadounidense, a tan solo ₽119/$1 a partir del 28 de febrero.[168]​ El Banco de Rusia elevó las tasas de interés al 20 % como resultado, en un intento de equilibrar el rublo que se hunde, cerró temporalmente la Bolsa de Valores de Moscú, ordenó que todas las empresas rusas vendieran el 80 % de las reservas de divisas y prohibió que los extranjeros liquidaran activos en Rusia.[169][170]

Luego de diferentes medidas establecidas por el banco central Ruso el Rublo logró una sorpresiva recuperación para principios de abril del 2022. Dentro de las medidas ejercidas por el Kremlin destacó la exigencia de que los países hostiles a Rusia pagaran la compra de Gas en Rublos.[171]​ Debido a la crisis energética Europea, los países miembros optaron por llegar a un acuerdo en el que la UE pagará su consumo a través de Gazprombank, filial de Gazprom, que quedó fuera de la exclusión del sistema de pagos SWIFT.[172]​ Para el 16 de abril el valor del Rublo frente al Euro y Dólar es similar al que tenía previo a la invasión de Ucrania. De todas maneras, la alta tasa de inflación y la contracción de la economía para el año 2022 siguen siendo un gran problema para el Gobierno Ruso.

Impacto económico

 
Mapa general de los gasoductos que unen Rusia con la Unión Europea.

Como resultado de la invasión, los precios del petróleo Brent subieron brevemente por encima de los US$100 por barril por primera vez desde 2014 antes de perder algunas de sus ganancias. En total, desde el 22 de febrero, cuando comenzaron las sanciones, hasta el 28 de febrero, cuando se aplicaron las sanciones al Banco de Rusia, el precio del West Texas Intermediate y el Brent aumentaron aproximadamente $5/bbl.[173][174]

Los precios del trigo subieron a sus cotas más altas desde 2008 en respuesta al ataque.[175]​ Ucrania es el cuarto mayor exportador de maíz y trigo y el mayor exportador mundial de aceite de girasol, con Rusia y Ucrania exportando juntos el 29% del suministro mundial de trigo y el 75% de las exportaciones mundiales de aceite de girasol. El contrato de futuros de trigo de marzo de la Junta de Comercio de Chicago alcanzó el 25 de febrero su precio más alto desde 2012, con los precios del maíz y la soja también subiendo. El presidente de la Asociación Americana de Panaderos advirtió que el precio de cualquier cosa hecha con grano comenzaría a aumentar, ya que todos los mercados de granos están interrelacionados. El economista agrícola jefe de Wells Fargo declaró que Ucrania probablemente se verá severamente limitada en su capacidad para plantar cultivos en la primavera de 2022 y perderá un año agrícola, mientras que un embargo a los cultivos rusos crearía más inflación de los precios de los alimentos. La recuperación de las capacidades de producción de cultivos puede llevar años, incluso después de que los combates se hayan detenido.[176]​ El aumento de los precios del trigo como resultado del conflicto ha tensado a países como Egipto, que dependen en gran medida de las exportaciones de trigo de Rusia y Ucrania, y ha provocado temores de disturbios sociales.[177]​ El 24 de febrero, China anunció que eliminaría todas las restricciones al trigo ruso, en lo que el South China Morning Post llamó un potencial «salvavidas» para la economía rusa.[178]

Moldavia

Los ataques en Transnistria de 2022 ocurrieron el 25 y 27 de abril de 2022, cuando se reportaron varias explosiones en el estado separatista de Transnistria, en Europa del Este. El incidente se da en medio de una serie de tensiones entre Moldavia y en general la OTAN, contra Rusia y las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk en el marco de la invasión rusa de Ucrania.

Los ataques se produjeron una semana después de que un alto funcionario militar ruso planteara la cuestión de los hablantes rusos en Transnistria en el contexto de la invasión rusa de Ucrania, haciéndose eco de las justificaciones de Moscú para la guerra en Ucrania. El mayor general Rustam Minnekaev, comandante interino del Distrito Militar Central de Rusia, dijo que el plan de la acción militar de Rusia en Ucrania incluye tomar el control total del sur de Ucrania, lo que podría proporcionar a Rusia acceso terrestre a Transnistria.

Repercusión política en terceros países

Varias personalidades políticas que anteriormente se habían mostrado afines a Vladímir Putin, intentaron distanciarse de este como resultado de la crisis. En la Unión Europea, Marine Le Pen dirigente de la Agrupación Nacional (Francia) —quien recibió financiación de bancos rusos en su campaña para las elecciones presidenciales de Francia de 2017[179]​ buscó distanciarse de Putin de cara a las elecciones de 2022 y, en Italia Matteo Salvini, cuyo partido Liga Norte firmó acuerdos de cooperación con el partido Rusia Unida de Putin, condenó la agresión.[180]​ También en Alemania, Alexander Gauland de Alternativa para Alemania cuyo partido ha mostrado cercanía a favor de Rusia especialmente en la antigua Alemania Oriental donde es popular,[181]​ culpó a la OTAN por la guerra iniciada por Putin.[180]

Por su parte, el expresidente estadounidense Donald Trump elogió a Putin al igual que distintas figuras de la derecha estadounidense.[180]​ En otro sentido, el político británico Nigel Farage quien aseguró no creer que Rusia invadiría Ucrania admitió públicamente su error.[180]

En cuanto a Georgia (que fue sujeto de una invasión rusa en 2008), el gobierno de dicho país solicitó su ingreso a la UE.[182]

Reacciones

La Unión Europea y sus Estados miembros

La respuesta de la Unión Europea a la invasión rusa de Ucrania hace referencia a las diferentes medidas implementadas por esta organización internacional y sus Estados miembros para contrarrestar los efectos de la agresión rusa iniciada en febrero de 2022. Desde el inicio de la intervención militar, la UE y varios de sus aliados decidieron aumentar las sanciones contra el gobierno ruso iniciadas en 2014 en una medida que buscaba «paralizar» la capacidad rusa para «financiar su maquinaria de guerra» y dificultar su manejo de activos para obtener liquidez. Adicionalmente varios gobiernos nacionales de los Estados miembros de la UE decidieron enviar armamento y ayuda económica al gobierno ucraniano, así como facilitar la entrada de refugiados ucranianos a sus respectivos territorios.[183]

La OTAN

Varios estados miembros de la OTAN en Europa del Este iniciaron consultas de seguridad bajo el Artículo 4 del tratado del Atlántico Norte.[2]​ Después de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU del 25 de febrero, Jens StoltenbergSecretario general de la Organización de la OTAN— anunció planes para aumentar los despliegues militares que incluirían elementos de la Fuerza de Tarea Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF, por sus siglas en inglés).[2]​ Las fuerzas de la OTAN incluyen el USS Harry S. Truman, que ingresó al mar Mediterráneo la semana anterior como parte de un ejercicio planificado.[184]

Cuando Rusia comenzó su invasión, Finlandia y Suecia —ambos neutrales y miembros de la Unión Europea— aumentaron su cooperación con la OTAN y asistieron a una reunión de formato especial de la OTAN, y ambos condenaron la invasión y brindaron asistencia a Ucrania.[185]​ Tanto la opinión pública finlandesa como la sueca se inclinaron a favor de unirse a la OTAN después de la invasión.[185]​ Una petición pública que pedía al Parlamento de Finlandia que celebrara un referéndum para unirse a la OTAN alcanzó las 50.000 firmas requeridas, lo que provocó un debate parlamentario.[185]​ Desde entonces, ambos países analizaron su ingreso al organismo, el cual confirmaron en mayo de 2022.[7]

Naciones Unidas

 
     A favor      En contra      Abstenciones      Ausentes      No miembros de la ONU

El secretario general António Guterres afirmó que la invasión rusa fue «el momento más triste de mi mandato» y llamó a Putin a retirar sus tropas «en nombre de la humanidad».[186]

La Resolución A/ES-11/L.1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas fue aprobada el 2 de marzo de 2022, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

La resolución condena la invasión de Rusia, ayudada por Bielorrusia, luego que el Consejo de Seguridad de la ONU no lograra hacerlo el 25 de febrero debido al veto por voto negativo de Rusia.

La resolución se adoptó en la decimoprimer sesión de emergencia de la Asamblea General (la primera desde 1982) y constituyó la decimocuarta vez que la Asamblea General pasaba por encima de un veto emitido en el Consejo de Seguridad ante situaciones de amenazas para la paz, quebrantamiento de la paz o un acto de agresión, de conformidad con la resolución 377 de la Asamblea General adoptada en 1950.

Un total de 106 países suscribieron el borrador de resolución, que fue aprobado con 141 votos a favor, 5 en contra, 35 abstenciones y 13 ausencias, tras dos días de discursos de 117 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas.

Consejo de Europa

El 25 de febrero, el Comité de Ministros del Consejo de Europa decidió suspender a Rusia de sus derechos de representación en el Comité de Ministros y en la Asamblea Parlamentaria.[1]​ En los días siguientes, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares indicando a Rusia que se abstuviera de realizar ataques militares contra civiles y bienes de carácter civil y garantizara el acceso a rutas de evacuación seguras, atención médica, alimentos y otros suministros esenciales, acceso rápido y paso sin restricciones de ayuda humanitaria y movimiento de trabajadores humanitarios.[1]​ Rusia respondió acusando a los países de la OTAN y de la UE de haber socavado el Consejo Europeo y anunciando su intención de retirarse de la organización.[1]​ El 15 de marzo, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, notificó al Secretario General la decisión de retirarse del Consejo de Europa y denunciar la Convención Europea de Derechos Humanos.[1]

Protestas contra la invasión

 
La bandera blanca-azul-blanca utilizada por los manifestantes contra la guerra y ampliamente apoyada por la oposición rusa, también declarada por esta como la bandera de una "hermosa Rusia del futuro" precisamente como una república parlamentaria.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo el 8 de marzo que unas &&&&&&&&&&012700.&&&&&012 700 personas habían sido detenidas en Rusia por haber participado en protestas contra la guerra de Ucrania, ya que Rusia había emitido una declaración para no participar en protestas «no autorizadas». Las autoridades rusas advirtieron a los rusos de las repercusiones legales por unirse a las protestas contra la guerra. Más de 60 activistas y periodistas rusos han sido arrestados.

El ganador del Premio Nobel de la Paz ruso Dmitri Murátov anunció que el periódico Nóvaya Gazeta publicaría su próxima edición tanto en ucraniano como en ruso. Murátov y otros firmaron un documento afirmando que Ucrania no era una amenaza para Rusia y pidiendo a los ciudadanos rusos «que digan No a esta guerra». La periodista Elena Chernenko de Kommersant, distribuyó una carta abierta crítica que fue firmada por 170 periodistas y académicos.

Debido a los ataques por parte de Rusia a Ucrania, se produjeron manifestaciones alrededor del mundo, por lo general, usando la bandera de Ucrania y carteles o pancartas con frases que instan a que se dé un fin a la guerra. Dichas manifestaciones se desarrollaron tanto en ciudades de países como: Alemania, Argentina, Armenia, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia, Georgia, Hungría, Islandia, Irlanda, Japón, Kazajistán, Luxemburgo, Malasia, México, Moldavia, Países Bajos, Rumania, Reino Unido, Uruguay y Venezuela.

Análisis previos

El célebre analista George F. Kennan, que en la década de 1940 diseñó la política central de Estados Unidos hacia la Unión Soviética, cuestionó en 1998 la decisión estadounidense de expandir la OTAN hacia el Este:

Creo que los rusos reaccionarán gradualmente de manera bastante adversa y eso afectará sus políticas. Creo que es un error trágico. No había ninguna razón para esto en absoluto. [...] Nos hemos comprometido a proteger a toda una serie de países, aunque no tenemos ni los recursos ni la intención de hacerlo de manera seria. [La expansión de la OTAN] fue simplemente una acción alegre de un Senado que no tiene ningún interés real en los asuntos exteriores. Lo que me molesta es lo superficial y mal informado que fue todo el debate del Senado. Me molestaron particularmente las referencias a Rusia como un país que se muere por atacar a Europa Occidental. [...] Nuestras diferencias en la Guerra Fría fueron con el régimen comunista soviético. Y ahora le estamos dando la espalda a las mismas personas que organizaron la mayor revolución incruenta de la historia para derrocar al régimen soviético. Y la democracia de Rusia está tan avanzada, si no más, que cualquiera de estos países que acabamos de firmar para defender de Rusia. Por supuesto que va a haber una mala reacción de Rusia, y luego [los expansores de la OTAN] dirán que siempre les dijimos que así son los rusos.
George Kennan[187]

En 2009, el analista rumano Iulian Chifu y sus coautores opinaron que, con respecto a Ucrania, Rusia ha buscado una versión actualizada de la Doctrina Brézhnev, una política de Guerra Fría de intervención soviética en los países de la esfera de influencia soviética hacia fines de la década de 1980 y principios de los años 90.[188]

Véase también

Notas

  1. Las repúblicas populares de Donetsk y Luhansk son estados separatistas que declararon su independencia en mayo de 2014. Han recibido reconocimiento mutuo, de los estados de facto de Abjasia y Osetia del Sur, y de Rusia (desde 2022).
  2. La República Popular de Donetsk y la República Popular de Luhansk son estados separatistas que declararon su independencia en mayo de 2014. Han recibido reconocimiento mutuo, de los estados de facto de Abjasia y Osetia del Sur, y de Rusia (desde 2022).
  3. Las fuerzas rusas organizaron parte de la invasión desde territorio bielorruso y funcionarios ucranianos han afirmado que las tropas bielorrusas han entrado en Ucrania. El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, declaró que las tropas de u país podrían participar en la invasión si fuera necesario, y que el territorio bielorruso se utilizó para lanzar misiles a Ucrania.
  4. Las cifras tanto de las bajas rusas como de las bajas ucranianas no son exactas si no una aproximación, la cifra real puede variar en gran medida, además de la fecha de las estimaciones.
  5. Camiones, vehículos de transporte, automóviles blindados y otros tipos de vehículos ligeros
  6. 14 ciudadanos griegos,[26]​ 4 azerís,[27]​ 1 iraquí,[28]​ 1 argelino,[29]​ 1 estadounidense, 1 israelí,[30]​ 1 indio,[31]​ 1 afgano[32]​ y 1 bangladesí.[33]
  7. 1 buque turco,[34]​ 1 buque moldavo,[35]​ 1 carguero panameño[35]​ y 1 japonés.[36]
  8. Para el gobierno de Ucrania: «agresión rusa contra Ucrania» (en ucraniano, Російська агресія проти Україниromanización Rosiysʹka ahresiya proty Ukrayiny);[37]​ para Rusia oficialmente: «operación militar especial en Ucrania»[38]​ (en ruso, специальная военная операция на Украинеromanización spetsial'naya voyennaya operatsiya v Ukraine);[39]​ para China: «crisis de Ucrania»[40]​ (en chino simplificado, 乌克兰危机; pinyin, Wūkèlán wéijī).[41]
  9. Aunque estricticamente los últimos conflictos armados relevantes en el continente europeo fueron la guerra ruso-georgiana de 2008, la segunda guerra chechena de 1999 a 2009 y la segunda guerra del Alto Karabaj de 2020; los dos primeros conflictos también implicaron directamente a la Rusia de Vladímir Putin.

Fechas

  1. Hasta el 25 de marzo.
  2. Hasta el 17 de abril.
  3. Hasta el 23 de marzo.
  4. Hasta el 15 de abril.
  5. Hasta el 25 de marzo.
  6. Hasta el 13 de marzo.

Referencias

  1. a b c d e «El abandono de Rusia del Consejo de Europa es una tragedia para las víctimas de los abusos del Kremlin». Amnistía Internacional. 16 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  2. a b c Ojer, Pablo (3 de marzo de 2022). «Un gran convoy militar sorprende a conductores españoles en plena crisis de Ucrania». El Debate. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  3. Harris, Rob (25 de febrero de 2022). «Rusia pierde final de Champions y GP de la Fórmula Uno». Los Angeles Times. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  4. «Rusia cierra su espacio aéreo a 36 países, incluida toda la UE». El Diario. 28 de febrero de 2022. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  5. Bernd, Riegert (8 de marzo de 2022). «Ucrania, Georgia y Moldavia: ¿se puede acelerar el proceso de adhesión a la Unión Europea?». Deutsche Welle. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  6. «Suecia y Finlandia temen a Rusia y piden ayuda a la OTAN». AS. 9 de marzo de 2022. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  7. a b c «Los tres meses de guerra en los que Putin resucitó a la OTAN». 20 minutos. 16 de mayo de 2022. Consultado el 16 de mayo de 2022. 
  8. «Soldados de Osetia del Sur viajan a Ucrania a apoyar a tropas rusas». SWI. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  9. «Reportan que el jefe de Estado mayor del Ejército ruso fue herido en Ucrania». Infobae. 1 de mayo de 2022. Consultado el 5 de mayo de 2022. 
  10. a b c d «Rusia admite que su ejército tiene 1.351 bajas tras un mes de combate en Ucrania». El Comercio. 25 de marzo de 2022. Consultado el 25 de marzo de 2022. 
  11. «Russia Says Destroyed Over 70 Ukraine Military Targets». The Moscow Times (en inglés). 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 24 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  12. Ostroukh, Andrey (24 de febrero de 2022). 24 de febrero de 2022/ «Military transport aircraft crashes in southern Russia». Reuters (en inglés). Archivado desde 24 de febrero de 2022/ el original el 24 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  13. «Recuento diario de bajas rusas». Ukrainska Pravda. 25 de marzo de 2022. Consultado el 25 de marzo de 2022. 
  14. «Ukraine says it shot down large Russian plane». BBC News (en inglés). 25 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  15. «NATO estimates Russia has suffered 30,000-40,000 casualties in Ukraine invasion». Times of Israel (en inglés). 23 de marzo de 2022. Consultado el 23 de marzo de 2022. 
  16. «Zelenskyy urges Biden to label Russia a state sponsor of terrorism, says up to 3,000 Ukrainian soldiers are dead». CNBC. 15 de abril de 2022. Consultado el 15 de abril de 2022. 
  17. Zinets, Natalia; Marrow, Alexander (24 de febrero de 2022). «Ukrainian military plane shot down, five killed» (en inglés). Reuters. Archivado desde el original el 24 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  18. Chance, Matthew; Lister, Tim; Smith-Spark, Laura; Regan, Helen (25 de febrero de 2022). «Battle for Ukrainian capital underway as Russian troops seek to encircle Kyiv». CNN (en inglés). Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  19. «Війська РФ знищили “Мрію”» [Las tropas rusas destruyeron el "Sueño"]. Pravda (en ucraniano). 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  20. «Mass surrender of troops in Mariupol». BBC (en inglés). 13 de abril de 2022. Consultado el 13 de abril de 2022. 
  21. a b c d Брифинг официального представителя Минобороны России [Reunión informativa del representante oficial del Ministerio de Defensa de Rusia] (en ruso), 25 de febrero de 2022, consultado el 25 de febrero de 2022 .
  22. «La inteligencia de EEUU estima que unos 400 soldados rusos mueren a diario en Ucrania». Infobae. 1 de marzo de 2022. Consultado el 2 de marzo de 2022. 
  23. «Ukraine: civilian casualty update 29 April 2022». OHCHR (en inglés). Consultado el 1 de mayo de 2022. 
  24. a b c «El éxodo ucraniano supera ya al venezolano, con 6,1 millones de refugiados». Swissinfo. 15 de abril de 2022. Consultado el 15 de abril de 2022. 
  25. «Від початку повномасштабної війни загинули 2000 мирних українців» [Desde el comienzo de la guerra a gran escala, 2000 ucranianos pacíficos han muerto]. Pravda (en ucraniano). Consultado el 2 de marzo de 2022. 
  26. «Two more Greek expats killed in strikes in Ukraine». Proto Thema (en inglés). 28 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  27. «Several Azerbaijani people killed in Ukraine». Azernews (en inglés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  28. «Kurdish student reportedly killed in Ukraine-Russia conflict». Rudaw (en inglés). 25 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  29. «Ukraine: Death of an Algerian student by a missile attack». Tunisie Numerique (en inglés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  30. Staff, Toi (6 de marzo de 2022). «Israeli Roman Brodsky, killed fleeing Ukraine, laid to rest in Arad». The Times of Israel (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  31. «Indian student Naveen Shekharappa G killed during shelling in Kharkiv». The Times of India (en inglés). 1 de marzo de 2022. 
  32. «Afghan student Mumtaz killed in Ukraine in Russian invasion». The Namal (en inglés). 26 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  33. «Missile attack kills Bangladeshi sailor in Ukraine». The Daily Star (en inglés). 3 de marzo de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  34. Malsin, Jared. «Turkish-Owned Ship Hit by Bomb Off Coast of Odessa». Wall Street Journal (en inglés). Archivado desde el original el 24 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  35. a b «Rusia bombardea barcos de Panamá y Moldavia, informa Ucrania». Eseuro. 26 de febrero de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  36. Adjn, Adis (25 de febrero de 2022). «Two more ships hit in the Black Sea». Splash 247 (en inglés). Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  37. «Російська агресія проти України: Кличко звернувся до киян» [Agresión rusa contra Ucrania: Klitschko apeló a Kiev] (en ucraniano). UkrInform. 22 de febrero de 2022. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  38. a b c d «Discurso de Putin: "La respuesta de Rusia será inmediata para quien intente ponernos obstáculos"». euronews. 24 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  39. a b c «Специальная военная операция в Украине: отношение и цели» [Operación militar especial en Ucrania: aprobación y objetivos] (en ruso). WCIOM. 28 de febrero de 2022. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  40. «Cómo reacciona China a la crisis entre Rusia y Ucrania». Deutsche Welle. 24 de febrero de 2022. 
  41. «乌克兰危机:超过200万乌克兰难民逃往邻国» [Crisis de Ucrania: más de 2 millones de refugiados ucranianos huyen a países vecinos]. UN news. 8 de marzo de 2022. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  42. Goncharenko, Roman (23 de marzo de 2022). «La guerra de Putin puede aún fracasar en Ucrania». Deutsche Welle. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  43. Graham-Harrison, Emma; Miranova, Vera (22 de marzo de 2022). «El líder checheno de la guerra de Putin que puede caer». El Diario. Consultado el 24 de marzo de 2022. 
  44. a b Schogol, Jeff (22 de febrero de 2022). «Here's what those mysterious white 'Z' markings on Russian military equipment may mean». Task & Purpose (en inglés). Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  45. a b Farley, Robert; Kiely, Eugene (24 de febrero de 2022). «Russian Rhetoric Ahead of Attack Against Ukraine: Deny, Deflect, Mislead». FactCheck.org (en inglés) (Annenberg Public Policy Center). Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  46. a b c Taylor, Adam (24 de febrero de 2022). «Russia's attack on Ukraine came after months of denials it would attack». The Washington Post (en inglés) (Nash Holdings). ISSN 0190-8286. OCLC 2269358. Archivado desde el original el 24 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  47. a b Hodge, Nathan (26 de febrero de 2022). «Russia's Federation Council gives consent to Putin on use of armed forces abroad, Russian agencies report». CNN (en inglés). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  48. a b c d «Resumen de las noticias de Ucrania-Rusia del jueves 24 de febrero». CNN. 24 de febrero de 2022. Consultado el 29 de abril de 2022. 
  49. a b «Lavrov confirma: Rusia comenzó la gran batalla por el Dombás». Deutsche Welle. 19 de abril de 2022. Consultado el 19 de abril de 2022. 
  50. «NATO to deploy thousands of commandos to nations near Ukraine». Al Jazeera. 25 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  51. «Cronología - Respuesta de la UE a la invasión rusa de Ucrania». Consejo Europeo. Consultado el 18 de abril de 2022. 
  52. «Manifestaciones en solidaridad con Ucrania por medio mundo». Deutsche Welle. 26 de febrero de 2022. Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  53. «Miles de detenidos en ciudades rusas en protestas contra la invasión». BBC. 7 de marzo de 2022. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  54. «Negociaciones entre Rusia y Ucrania, en punto muerto». La Nación. 17 de abril de 2022. Consultado el 18 de abril de 2022. 
  55. a b «Istanbul Document 1999». Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (en inglés). 19 de noviembre de 1999. Archivado desde el original el 1 de junio de 2014. Consultado el 21 de julio de 2015. 
  56. a b «Memorándum de conversación entre Baker, Shevardnadze y Gorbachov». NSA. 9 de febrero de 1990. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  57. «Memorándum de conversación entre Kohl y Gorbachov». NSA. 9 de febrero de 1990. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  58. Sarotte, Mary Elise (1 de noviembre de 2019). «Rusia y la OTAN: ¿promesas rotas?». Estudios de Política Exterior. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  59. «¿Qué le prometió la OTAN a Gorbachev?». Real Instituto Elcano. 9 de septiembre de 2014. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  60. «Nuevo hallazgo de archivos de 1991 respalda la acusación rusa». Der Spiegel. 18 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  61. «Mikhail Gorbachev: I am against all walls» (en inglés). Russia Beyond. 16 de octubre de 2014. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  62. «¿Qué le prometió la OTAN a Gorbachev?». El País. 21 de diciembre de 2021. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  63. Mary Elise Sarotte (9 de septiembre de 2014). «A Broken Primise? (Traducido: ¿Una promesa rota?». Foreign Affairs. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  64. «Ukraine through the lens of history(Traducido: Ucrania bajo la lente de la Historia». Foreign Affairs. 1 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  65. «El futuro de las relaciones OTAN-Rusia». Universidad de La Rioja. 2011. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  66. «Entrevista a Martín Baña: 'Ucrania forma parte de una línea roja'». UNSAM. 22 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  67. Ruíz González, Francisco J. (30 de octubre de 2012). «Ucrania: ¿rumbo hacia la UE, hacia Rusia o hacia la ruptura?». Instituto Español de Estudios Estratégicos. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  68. Dagorret, Ana (25 de febrero de 2022). «Ucrania y la estrategia de Occidente en la geopolítica europea». Argmedios. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  69. «Putin percibe como una amenaza la amplicación de la OTAN a Ucrania y Georgia». RTVE. 4 de abril de 2008. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  70. «Zelensky endorses national security strategy». Unian (en inglés). 15 de septiembre de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  71. Andrew Wilson, “Ukraine's 'Orange Revolution' of 2004: The Paradoxes of Negotiation”, in Adam Roberts and Timothy Garton Ash (eds.), Civil Resistance and Power Politics: The Experience of Non-violent Action from Gandhi to the Present, Oxford University Press, 2009, pp. 295–316.[1]
  72. Paul Quinn-Judge, Yuri Zarajovich, The Orange Revolution, Time, 28 November 2004
  73. Polityuk, Pavel; Balmforth, Richard (15 de febrero de 2010). «Yanukovich declared winner in Ukraine poll». The Independent (London). 
    «Viktor Yanukovych sworn in as Ukraine president». BBC News. 25 de febrero de 2010. 
  74. «Retrato del electorado de Yushchenkko y Yanukovych». Centro de estudios políticos y conflictológicos de Kiev. 18 de enero de 2005. Archivado desde el original el 3 de abril de 2015. Consultado el 10 de abril de 2014. 
  75. «Nostalgia y propaganda del Kremlin». Euronews. 9 de mayo de 2022. Consultado el 19 de mayo de 2022. 
  76. Bonet, Pilar (21 de mayo de 1994). «El Parlamento de Crimea restablece la Constitución». El País. 
  77. «Viaje a la invasión fantasma de Ucrania en busca de los soldados de Putin». El Confidencial. 20 de noviembre de 2014. Consultado el 12 de mayo de 2022. 
  78. «La ONU aprueba una resolución 'antirrusa' sobre la situación en Ucrania». RT. 27 de marzo de 2014. Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  79. Milosevich-Juaristi, Mira (1 de marzo de 2018). «La UE y Rusia: entre la confrontación y la interdependencia». realinstitutoelcano.org. Consultado el 16 de diciembre de 2018. 
  80. López Jiménez y Morales Hernández, 2017, p. 97.
  81. Damen, Mario (noviembre de 2019). «Rusia». Parlamento Europeo. Consultado el 2 de mayo de 2020. 
  82. a b c «Cronología - Medidas restrictivas de la UE en respuesta a la crisis en Ucrania». Consejo Europeo. 13 de marzo de 2020. Consultado el 2 de mayo de 2020. 
  83. «Russia - EU summits». Misión Permanente de la Federación de Rusia ante la Unión Europea (en inglés). 30 de octubre de 2016. Consultado el 24 de enero de 2022. 
  84. «Putin attacked Ukraine after insisting for months there was no plan to do so. Now he says there's no plan to take over». CBS News (en inglés). 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  85. Fořtová, Klára (8 March 2022). «Velvyslanec Ukrajiny v Česku denně promlouvá, ruský mlčí a je 'neviditelný'». iDNES (en checo). Consultado el 10 March 2022. 
  86. Harris, Shane; Sonne, Paul (3 de diciembre de 2021). «Russia planning massive military offensive against Ukraine involving 175,000 troops, U.S. intelligence warns». The Washington Post (en inglés) (Nash Holdings). Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  87. a b Merchant, Normaan (25 de febrero de 2022). «US intel predicted Russia's invasion plans. Did it matter?». AP News (en inglés). Fotos de Alexei Alexandrov y Alex Brandon (Washington D. C.). Associated Press. Archivado desde el original el 1 de marzo de 2022. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  88. a b «Putin ordena al ejército ruso ‘mantener la paz’ en los territorios separatistas de Ucrania». RFI. 22 de febrero de 2022. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  89. a b «Address by the President of the Russian Federation». President of Russia (en inglés). Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  90. «Biden announces sanctions on Russia after moves against Ukraine». Washington Post (en inglés). 22 de febrero de 2022. Consultado el 21 de marzo de 2022. 
  91. «The Latest: New Zealand condemns Russian actions in Ukraine». AP NEWS (en inglés). 22 de febrero de 2022. Consultado el 21 de marzo de 2022. 
  92. «Ministros de Exteriores de la UE analizarán la imposición de nuevas sanciones contra Rusia». Anadolu. 22 de febrero de 2022. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  93. Zinets, Natalia (22 de febrero de 2022). «Ukrainian president drafts reservists but rules out general mobilisation for now». Reuters (en inglés). Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  94. «Ucrania aprueba el estado excepción y autoriza a los civiles a llevar armas». eldiario.es. 23 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  95. «Russia attacks Ukraine as defiant Putin warns US, NATO» (en inglés). Associated Press. 23 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  96. «Cyberattacks accompany Russian military assault on Ukraine» (en inglés). Associated Press. 23 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  97. «La amenaza nuclear de Putin». Nius. 1 de marzo de 2022. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  98. «Quién es Alexandr Dvórnikov, el general ruso que puede cambiar el rumbo de la guerra en Ucrania». SER. 11 de abril de 2022. Consultado el 18 de abril de 2022. 
  99. «Mariupol defenders will fight to the end says PM». BBC. 18 de abril de 2022. Consultado el 18 de abril de 2022. 
  100. Vega, María R. Sahuquillo, Luis de (16 de mayo de 2022). «Ucrania abandona la lucha en la acería de Mariupol y evacúa a 250 soldados». El País. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  101. Agencias (31 de marzo de 2022). «Las autoridades separatistas de Donetsk ordenan crear una administración local en la ciudad de Mariúpol». Europa Press. Consultado el 17 de mayo de 2022. 
  102. Rodríguez Gelfenstein, Sergio (2 de marzo de 2022). «El escenario bélico del conflicto en Ucrania». Últimas Noticias. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  103. «Russian forces unblock water flow for canal to annexed Crimea, Moscow says». Reuters (en inglés). 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 1 de marzo de 2022. 
  104. Schwirtz, Michael; Pérez-Peña, Richard (2 de marzo de 2022). «First Ukraine City Falls as Russia Strikes More Civilian Targets». The New York Times (en inglés). ISSN 0362-4331. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  105. «Ukrainian defenders repelled attack on Mykolaiv city, fighting continues on outskirts». Ukrinform (en inglés). 4 de marzo de 2022. Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  106. «Ukraine nuclear plant on fire after Russia shelling». Australia's Leading News (en inglés). 4 de marzo de 2022. Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  107. «Russian forces strike Ukraine from multiple fronts, including at power plant». ABC News (Australia) (en inglés). 3 de marzo de 2022. Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  108. «Russian troops take Zaporizhzhia nuclear plant». ABC News (en inglés). 4 de marzo de 2022. Consultado el 4 de marzo de 2022. 
  109. «Así quedó el buque insignia de la Armada de Ucrania tras ser hundido por su propia tripulación». La Razón. 6 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  110. a b «Guerra Rusia-Ucrania». Clarín. 27 de febrero de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  111. «Enemy loses 88 aircraft, helicopters in Ukraine». Interfax. 6 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  112. «Ministerio ruso de Defensa: El crucero Moskvá se hundió en el mar Negro». RT. Consultado el 15 de abril de 2022. 
  113. «Rusia confirma muerte de una persona en hundimiento del buque Moskva». CNN. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  114. «Hundimiento del Moskva: Rusia confirmó 1 muerto y 27 desaparecidos». Infobae. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  115. «Con bombas molotov, erizos checos y clases de tiro, así se prepara la resistencia civil a la invasión». Clarín. 6 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  116. «Armados con Kalashnikovs o parados frente a tanques: así es la resistencia civil ucraniana». El Observador. 2 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  117. «Las tropas rusas se acercan a Kiev y destruyen una base aérea aledaña». France 24. 12 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  118. a b de Miguel, Bernardo (28 de febrero de 2022). «La UE da un salto en su actividad militar al coordinar la compra de armas para Ucrania». El País. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  119. Muns Rubiol, Alexandre (27 de febrero de 2022). «Las consecuencias económicas del desafío de Vladimir Putin a la legalidad internacional». El mundo financiero. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  120. «Almost 1,000 Ukrainian troops killed in fighting in Donbas». Interfax (en inglés). 11 de marzo de 2022. Consultado el 18 de marzo de 2022. 
  121. a b «Росія продовжує нести втрати: близько 14 тисяч солдатів і понад 1,4 тисячі бронемашин» [Rusia sigue sufriendo pérdidas: unos 14 000 soldados y más de 1 400 vehículos blindados]. Ministerio de Defensa de Ucrania (en ucraniano). 17 de marzo de 2022. Consultado el 17 de marzo de 2022. 
  122. Riabchun, Yuliia (12 de marzo de 2022). «Від початку війни в Україні загинуло близько 1300 військових» [Cerca de 1.300 militares han muerto en Ucrania desde el comienzo de la guerra]. Compañía Nacional de Radiodifusión Pública (en ucraniano). Consultado el 12 de febrero de 2022. 
  123. «Why is it so hard to get accurate death tolls in the Russia-Ukraine war?». Fortune (en inglés). 14 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  124. «Ukraine Government Says Russian POWs Will 'Work to Revive' Economy». Newsweek (en inglés). 8 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  125. «Publican imágenes de soldados rusos muertos o capturados». Telemundo. 5 de marzo de 2020. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  126. «Prisoners of war must be protected from public curiosity under Geneva Convention». Amnistía Internacional (en inglés). 7 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  127. «UN-Angaben: 500.000 Menschen aus der Ukraine geflüchtet». tagesschau.de. 28 de febrero de 2022. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  128. Aguilera, Jasmine (25 February 2022). «Russia's Invasion of Ukraine May Trigger a Refugee Crisis. Here's How the World Is Preparing». Time Magazine. Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  129. Waldie, Paul; York, Geoffrey (27 de febrero de 2022). «Africans and Asians fleeing Ukraine subjected to racial discrimination by border guards». The Globe and Mail. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  130. CNN, Stephanie Busari, Nimi Princewill, Shama Nasinde and Mohammed Tawfeeq. «Foreign students fleeing Ukraine say they face segregation, racism at border». CNN. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  131. a b «African nations condemn reports of racism against students at Ukrainian border». CNN. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  132. «Germany, Austria announce free train transport for Ukrainian refugees». Brusselstimes. 
  133. «El mapa de los refugiados de la guerra de Ucrania». RTVE. 14 de abril de 2022. Consultado el 14 de abril de 2022. 
  134. «Los refugiados por la guerra en Ucrania ascienden a 1,7 millones y la UE se prepara para acoger a 5 millones». 20 minutos. 7 de marzo de 2022. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  135. «Ukraine live updates: EU steps up response to Putin over Ukraine invasion». BBC (en inglés). Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  136. Pitchers, Christopher (3 de marzo de 2022). «La UE aprueba una directiva para dar protección temporal a ucranianos». Euronews. Consultado el 7 de marzo de 2022. 
  137. «Latvia ready to take in Ukrainian refugees, visas for Russians to be suspended» (en inglés). Public Broadcasting of Latvia. 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  138. «Magyarország mindenkit beenged Ukrajnából, akármilyen állampolgár legyen» [Hungría admite a todos los de Ucrania, independientemente de su ciudadanía]. 444.hu (en húngaro). 24 de febrero de 2022. Archivado desde el original el 27 de febrero de 2022. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  139. Buciu, Laura (25 de febrero de 2022). «Persoanele care sosesc din Ucraina în România sunt exceptate de carantină. Anunțul CNSU» [Las personas que llegan de Ucrania a Rumania están exentas de la cuarentena]. Mediafax (en rumano). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2022. 
  140. Charlish, Alan; Ilie, Luiza (24 de febrero de 2022). «'I don't know what to do': fleeing Ukrainians start arriving in central Europe». Reuters (en inglés). Archivado desde el original el 25 de febrero de 2022. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  141. België maakt 3 miljoen euro vrij voor humanitaire hulp Oekraïne. In: hln.be. Het Laatste Nieuws, 27 February 2022, retrieved 1 March 2022 (Dutch).
  142. Reuters (26 de febrero de 2022). «Slovak government to give money to those sheltering refugees from Ukraine». Reuters (en inglés). Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  143. «Vluchtelingen uit Oekraïne komen uit ‘de regio’ en zijn dus welkom in Nederland» [Los refugiados de Ucrania provienen de 'la región' y, por lo tanto, son bienvenidos en los Países Bajos]. Trouw (en neerlandés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 5 de marzo de 2022. 
  144. «Corte Penal Internacional abre caso sobre invasión a Ucrania por pedido de Costa Rica y 38 países más». Delfino. 3 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  145. a b «Rusia no se presenta al juicio por la demanda de genocidio ante la Corte Internacional de Justicia». El Diario. 7 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  146. «Ucrania estima en más de 10.000 millones de dólares los daños sólo en infraestructuras». Europapress. 8 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  147. «Tercera ronda de negociaciones entre Ucrania y Rusia finaliza con “pequeños avances». Anadolu. 3 de marzo de 2022. Consultado el 9 de marzo de 2022. 
  148. «El servicio secreto de Ucrania mata a un integrante de la mesa de negociación con Rusia». La Vanguardia. 6 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  149. «Rusia y Ucrania se reúnen en Turquía y no logran un acuerdo para un alto el fuego». El Comercio. 10 de marzo de 2022. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  150. «Ucrania y Rusia avanzan en un plan de 15 puntos para la paz, según el "FT"». Swissinfo. 16 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  151. «Antena 3 difunde imágenes falsas sobre la guerra en Ucrania». Contrainformacion. 25 de febrero de 2022. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  152. «Esta es la verdadera portada de 'Time' sobre la invasión de Rusia: la que has visto es falsa». ElHuffPost. 28 de febrero de 2022. Consultado el 28 de febrero de 2022. 
  153. «Conspiracy & Paranoia Vladimir Putin’s Far-Right Cheerleaders». Byline Times (en inglés). 24 de febrero de 2022. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  154. «The Far Right Just Got Humiliated in Ukraine’s Election — but Don’t Write It Off Just Yet». Haaretz (en inglés). 22 de julio de 2019. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  155. «La polémica decisión de Facebook de permitir los llamados a la violencia contra Putin y las tropas rusas». BBC. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  156. «YouTube bloqueará en todo el mundo los canales de RT, Sputnik y otros medios financiados por el estado ruso». Infobae. 11 de marzo de 2022. Consultado el 3 de abril de 2022. 
  157. «Así están respondiendo Google, Apple, Meta y Microsoft a Rusia por la invasión de Ucrania». La Razón. 2 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  158. «Twitter eliminó mensajes de embajada rusa sobre bombardeo a hospital de Mariúpol». Semana. 11 de marzo de 2022. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  159. «¿Qué es DuckDuckGo y qué medidas tomó por la invasión rusa a Ucrania?». AS. 10 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  160. «Putin amenaza con congelar los activos de las empresas que han suspendido sus operaciones en Rusia». El País. 10 de marzo de 2022. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  161. Business, Mark Thompson and Chris Liakos, CNN. «Russian stocks crash 33% and ruble plunges to record low». CNN. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  162. «Moscow Exchange suspends trading on all markets». Reuters. 24 de febrero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022 idioma=en. 
  163. Presse, AFP-Agence France. «Moscow, Saint Petersburg Exchanges Say Trading Suspended». www.barrons.com (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  164. «Ukraine war: sanctions-hit Russian rouble crashes as Zelenskiy speaks of ‘crucial’ 24 hours». The Guardian (en inglés). 28 de febrero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  165. «Russians queue for cash as West targets banks over Ukraine». Reuters (en inglés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  166. «Russians queue for cash as West targets banks over Ukraine». Reuters (en inglés). 27 de febrero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  167. «Footage shows long line at Moscow ATM as sanctions against Russia have residents scrambling». www.timesofisrael.com (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  168. Turak, Weizhen Tan,Natasha (28 de febrero de 2022). «Russian ruble plunges nearly 30% against the dollar amid sanctions over Ukraine invasion». CNBC (en inglés). Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  169. Turak, Natasha (28 de febrero de 2022). «Russia central bank more than doubles key interest rate to 20% to boost sinking ruble». CNBC (en inglés). Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  170. «The rouble’s collapse compounds Russia’s isolation». The Economist. 28 de febrero de 2022. ISSN 0013-0613. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  171. lainformacion.com (24 de marzo de 2022). «Rublos por gas: el truco con el que Putin intenta 'hackear' las sanciones de la UE». La Información. Consultado el 2 de mayo de 2022. 
  172. lainformacion.com (16 de abril de 2022). «Las montañas rusas del rublo: ¿Por qué logra recuperarse pese a las sanciones?». La Información. Consultado el 2 de mayo de 2022. 
  173. Lockett, Hudson (24 de febrero de 2022). «Asian stocks tumble as US warns Russia on brink of full Ukraine invasion». Financial Times (en inglés). Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  174. «Crude Oil Futures Quotes - CME Group». web.archive.org (en inglés). 30 de nero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  175. Swanson, Ana (24 de febrero de 2022). «Ukraine Invasion Threatens Global Wheat Supply». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  176. «Russia's invasion of Ukraine will likely ratchet American food prices even higher, experts say». The Washington Post. 26 de febrero de 2022. Consultado el 26 de febrero de 2022. 
  177. «How tensions in Ukraine could rile Egypt». The Economist. 3 de febrero de 2022. ISSN 0013-0613. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  178. «China lifts all wheat-import restrictions on Russia amid Ukraine crisis». South China Morning Post (en inglés). 24 de febrero de 2022. Consultado el 1 de marzo de 2022. 
  179. Antonova, Natalia (13 de mayo de 2017). «Marine Le Pen may have lost, but the Kremlin is winning». Político (en inglés). Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  180. a b c d Horowitz, Jason (26 de febrero de 2022). «Putin’s Aggression Leaves His Right-Wing Fan Club Squirming». New York Times. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  181. «AfD members' flight sponsored with Russian money» (en inglés). DW. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  182. «Georgia solicita formalmente el ingreso a la UE». Europa Press. 3 de marzo de 2022. Consultado el 3 de marzo de 2022. 
  183. Boira, Paula (27 de febrero de 2022). «Europa se prepara para acoger a los refugiados de Ucrania: más de 150.000 personas han escapado ya según Acnur». Newtral. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  184. «EEUU mantiene al portaaeronaves 'USS Harry S. Truman' en el Egeo ante la escalada en Ucrania». Europapress. 5 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  185. a b c «Finlandia y Suecia hacen causa común con la OTAN, que mira ahora a Georgia y Bosnia». Naiz. 5 de marzo de 2022. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  186. Sheth, Sonam. «Biden says Putin launched a 'premeditated war' on Ukraine that will result in 'catastrophic loss of life and human suffering'». Business Insider (en inglés estadounidense). Consultado el 24 de febrero de 2022. 
  187. Friedman, Thomas L. (21 de febrero de 2022). «Esta es la guerra de Putin. Pero Estados Unidos y la OTAN no son espectadores inocentes». New York Times. Consultado el 25 de febrero de 2022. 
  188. Chifu, Nantoi y Sushko, 2009, p. 181.

Bibliografía

Enlaces externos