Jaime Guevara

cantautor ecuatoriano

Jaime Guevara (Quito, 1954) es un cantautor ecuatoriano, ícono de la trova urbana quiteña, conocido por sus canciones con ritmos que van desde el rock y el blues a la música folclórica, sus actividades político-culturales como defensor de derechos humanos, la no violencia, y su crítica al poder político a través del humor corrosivo. Desde su juventud adhiere al pensamiento político anarquista.[1]​ Si bien se identifica tanto con el rock como con la trova, tanto con las letras de lo «urbano cotidiano» como de la «protesta social», Guevara en particular trata de no encasillarse en géneros musicales cerrados por lo que ha desarrollado una «fusión» característica.

Jaime Guevara
Jaime Guevara Escuela De Politica y Sociología UCE.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Jaime Efraín Guevara García
Nacimiento Quito, Ecuador
EcuadorBandera de Ecuador Ecuador
Nacionalidad Ecuatoriana
Información profesional
Ocupación Cantante
Compositor
Años activo 1973 - presente
Género Trova
Copla
Rock
Blues
Instrumentos Voz, guitarra

Es conocido como «El chamo Guevara», un apodo de su juventud, o como “el cantor de contrabando”, debido al nombre de su disco símbolo, De contrabando. Referente del rock ecuatoriano,[2][3]​ es considerado junto a Héctor Napolitano y Hugo Idrovo como uno de los mayores trovadores de la música popular urbana de Ecuador.

Música y éxitosEditar

Los 70: inicio en el rockEditar

Se inició públicamente en la música en el año 1973, por animación de unos amigos, tocando en festivales juveniles de música rock. Luego fundaría en la misma década el grupo de rock clásico La Banda Azul, en la que interpretaba traducciones al español de temas de Led Zeppelin o Black Sabbath, en tiempos cuando el rock se interpretaba sólo en inglés, este grupo musical duró tres años. En esto años se gana el apelativo de "El chamo" apodo que le pusieron sus amigos roqueros.

Los 80: fusión trovadoraEditar

Al iniciar la década ochentera se vincula al movimiento de la nueva canción ecuatoriana. Su característica y aporte principal a este movimiento fue su insistencia en presentar obras propias a modo de trovador. Es durante este tiempo que adquiere el ritmo (rock/folckor) y letra (caricaturizando/denunciando a la autoridad) que lo caracteriza hasta la actualidad y por el cual es conocido por su audiencia.

Suma entonces -según propio testimonio- a sus iniciales influencias las de las coplas tradicionales ecuatorianas (carnaval de Guaranda, "sal quiteña", etc.), así como -paralelamente- los cantares de los trovadores medievales y la canción francesa (poética y satírica) de los cantores -poetas de Francia- Georges Brassens y Jacques Brel, el folk social estadounidense (Bob Dylan, Woody Guthrie). Como resultado de la asimilación de corrientes surgieron composiciones de "fusión", particularmente entre el folklore ecuatoriano y el rock, muestra de ello presentó, en 1980, el recital "Folklor progresivo-Nueva Canción", junto al grupo Amauta. El contenido textual de sus canciones abarca creaciones infantiles, costumbrismo urbano, el amor y "retratos" de personajes y sucesos políticos; ello ha hecho que Guevara sea considerado un cronista musical.

Esto le costó más de una dificultad con la policía. En alguna ocasión, que resaltó por curiosa, su guitarra le fue confiscada en calidad de “evidencia del delito” y el cantautor tuvo que desplegar una intensa campaña para recuperarla. En otra ocasión estuvo detenido en la perrera municipal.

Años 90 y siglo XXIEditar

Su activismo ha estado vinculado estrechamente a los familiares de desaparecidos y organismos de derechos humanos, promoviendo eventos culturales y participantes en festivales de solidaridad. Se destaca por acompañar con su música la campaña por el caso Restrepo, una campaña que duró más de una década.

Este respaldo a las actividades de organizaciones de derechos humanos se intensifica en los 90. En 1996 fue parte de los creadores del movimiento Prolibertad Artística Juvenil. En 1997 se vincula directamente con el Servicio de Paz y Justicia para crear una comisión para conquistar el derecho a la objeción de conciencia, dónde luego de diez años de presión pudieron tramitar su propuesta en el Congreso Nacional aunque obteniendo resultados parciales.

Fue uno de los personajes de la película Entre Marx y una mujer desnuda, haciendo el papel de un poeta suicida. También escribió un libro, Lo que escribí en las paredes,[4]​ galardonado en diciembre de 2004 con el Premio "José Peralta" en periodismo testimonial. Compuso además la música de las obras de teatro El señor Puntilla, Robinson Crusoe y El milagro de los inocentes.

En 2007 en Ecuador, la novel directora Carla Badillo Coronado (1985) presentó el documental Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias, con duración de 30 minutos, sobre la vida y las ideas de Guevara, que obtuvo la 1.ª Mención de Honor en el II concurso de video documental: Ojo con la Democracia (OCD), como parte del VI Festival Internacional de Documentales: "Encuentros del Otro Cine", realizado en Quito.[5]

En 2008 se estrenó en Venezuela el documental Jaime Guevara, una cantor de contrabando contra toda autoridad, realizado por Any Alarcón y presentado en la II Muestra de Documentales Independientes y videoactivismo realizada en Caracas por la Organización Nelson Garrido (ONG).[6]

Jaime Guevara también fue crítico con el Gobierno de la Revolución Ciudadana, hecho que le provocó ser denostado públicamente por Rafael Correa Delgado.[7]

DiscografíaEditar

  • De Contrabando (1996)
  • En Vivo 1977-1999 (2001)
  • Palabras Frontales (2011)
  • Viernes de noche (2020)

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar