Abrir menú principal

Jaqueta

prenda masculina
Jaquetas doradas sobre el jubón y las calzas, en los retratos de Enrique II de Castilla y su hijo el futuro rey Juan I de Castilla (1358-1390), como donantes en el cuadro La Virgen de Tobed, de Jaume Serra.

Jaqueta (xaqueta y xaquetilla)[1]​ es una prenda masculina para abrigar el torso y con un largo variable, cuyo origen se ha fijado hacia 23 en la vestimenta militar.[2]​ Similar al jubón de guerra pero ideada para poner sobre este, rellena y forrada de algodón o borra, quedaba ajustada al cuerpo bajo la loriga.[3]​ El término en castellano proviene del francés “jaquette” que se quedó en el jaque (o perpunte de cuero) de la ropa militar, como el jubón, y ambas prendas sin mangas.[1]​ Su evolución en la vestimenta europea daría lugar a lo largo de los siglos a muy diversas prendas dentro de la categoría de los jubones, primero, y las chaquetas más tarde.[4]

HistoriaEditar

Algunos estudios sitúan la aparición de la jaqueta a la par que el jubón, es decir en la segunda mitad del siglo XIV (hacia 1370).[5]​ Lo cierto es que, a partir del siglo XV, la jaqueta, sobre el jubón y combinada con unas calzas era un modelo de traje muy habitual para "ir a cuerpo", con una amplia variedad y tipos de manga.[2]​ Desde finales del siglo XIII, periodo en el que ya se encuentran ejemplos precedentes,[3]​ y hasta finales del siglo XV, aparece en la iconografía artística del Renacimiento, especialmente en el sur de Europa (Francia, Italia y la península ibérica) donde, en ocasiones, disponía también de un capuchón, que ceñido como el resto de la prenda, o enrollado al cuello dejaba colgar el lirpipe (una tira de banda estrecha)[6]​ o liripipe,[7]​ (del latín medieval «liripipium»).[8]

Confeccionada por el "jubonero" para las clases altas y ricos comerciantes, lo ajustado de la prenda hacía necesario a menudo la ayuda de alguien para vestirla (ponerla o quitarla).[5]​ Tuvo gran aceptación entre los jóvenes de la nobleza y solía llevarse con un cinturón "de placas articuladas a la altura de las caderas", complemento que desaparecería al inicio del siglo XV,[1]​ como también se abandonó la moda prieta, pasando a formar parte del atuendo catalogado y enunciado como ropa (con el nombre de ropa corta). Antes de iniciarse el siglo XVI, la voz jaqueta había quedado anticuada.[1]

Una de las múltiples prendas con las que se puede relacionar fue la jaquetilla, más corta, en un principio atuendo masculino para vestir a cuerpo.[2]

Uso lingüísticoEditar

Como tal término de la lengua castellana, jaqueta ya no se usa –salvo en glosarios o descripciones de indumentaria de época–; así lo observa la Real Academia en cuyo Diccionario de la lengua española en línea se informa de forma escueta que procede del francés jaquette y lo considera sinónimo de chaqueta.[9]

ReferenciasEditar

  1. a b c d (4 de marzo de 2013). «La jaqueta, xaqueta o xaquetilla». Consultado el 1 de febrero de 2016. 
  2. a b c Sousa, 2007, p. 460.
  3. a b Boucher, 2008, p. 467.
  4. Laver, 2098.
  5. a b Bernis, 1956.
  6. Boucher, 2008, p. 157.
  7. . «liripipe». Enciclopedia Británica (en inglés). Consultado el 1 de febrero de 2016. 
  8. . «liripipe». Diccionario Oxford (en inglés). Consultado el 1 de febrero de 2016. 
  9. . «jaqueta». DLE. Consultado el 1 de febrero de 2016. 

BibliografíaEditar