Javier Corcuera

Javier Francisco Corcuera Quiroga, (19 de octubre de 1958), en el periodo comprendido entre junio de 2010 y noviembre de 2013 ocupó la Presidencia de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.[1]

Javier Corcuera Quiroga
Javier-corcuera-medio-ambiente.jpg
Javier Corcuera
Información personal
Nombre de nacimiento Javier Francisco Corcuera Quiroga
Nacimiento 19 de octubre de 1958 (59 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educación Universidad de Buenos Aires. Licenciado, Ciencias Biológicas 1981 – 1989
Alma máter
Posgrado Universitat Autónoma de Barcelona. Tesista, Cs Biol. 1989 – 1990
Información profesional
Ocupación Presidente APRA junio de 2010 – Actualidad
Distinciones Primer premio a la publicación de divulgación científica, otorgado por ADIRA (Asoc. Argentina de Diarios y Revistas) en 1987
Web
Sitio web
Facebook

Javier Corcuera obtuvo la Licenciatura en Ciencias Biológicas en la Universidad de Buenos Aires. Además obtuvo como reconocimiento el Primer premio a la publicación de divulgación científica, otorgado por ADIRA (Asoc. Argentina de Diarios y Revistas) en 1987.

Índice

ResumenEditar

Javier Corcuera, es un especialista en temas ambientales. Ferviente impulsor de cambios en la matriz energética hacia una mayor participación de las energías renovables y un defensor del ordenamiento territorial con base ambiental, ha actuado en numerosas ocasiones desde cargos directivos de ONGs y el gobierno para el avance de estos objetivos.

Ha propiciado el diálogo multisectorial para promover ordenamientos territoriales en varias provincias (Salta, Jujuy, Misiones). Impulsó el primer acuerdo entre el sector privado y el Estado para el reciclado integral de baterías de teléfonos celulares (Movistar-Fundación Vida Silvestre Argentina, en 1998). Gran defensor de los nuevos mecanismos de mercado responsable con control social, introdujo en la Argentina la certificación socioambiental forestal del Forest Stewardship Council (FSC) y fue el primer miembro latinoamericano del Directorio Mundial del Consejo de Certificación de Productos Responsables Marinos (Marine Stewardship Council, MSC). También apoyó, desde esa ONG, la Reserva Ecológica de Costanera Sur consiguiendo importantes donaciones para su infraestructura.

Javier Corcuera es considerado hoy un ambientalista de referencia, destacándose su experiencia en áreas protegidas, energías limpias, acceso y distribución de agua potable, productos sostenibles, consumo responsable, planificación territorial, resolución de conflictos ambientales, legislación ambiental y cambio climático.[2][3][4][5][6][7]

Historia laboralEditar

Presidente APRA junio de 2010 – 2012
Miembro de la Comisión Directiva / Board member Sumando Argentina 2008 – 2010 (2 años)
Miembro del Directorio / Board member Marine Stewardship Council 2006 – junio de 2010 (4 años)
Miembro del Directorio / Board member Jorge Giacobbe y Asociados 2008 – mayo de 2010 (2 años)
Miembro del Directorio / Board member HelpArgentina 2005 – 2009 (4 años)
Costas y Agua, Representante para América Latina AVINA 2006 – 2008 (2 años)
Persona contacto en Argentina Forest Stewardship Council 1998 – 2006 (8 años)
Director General Fundación Vida Silvestre 1997 – 2006 (9 años)
Trabajó en el Conicet y en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

ObraEditar

Como representante para América Latina en Costas y Agua AVINA, desarrolló la alianza CARE-AVINA para apoyar liderazgos comunitarios que exhiben buenas prácticas en acceso, distribución y administración de redes de agua potable y segura.

Introdujo el Forest Stewardship Council en la Argentina. Lideró el desarrollo del primer borrador de Estándares para Plantaciones en la Argentina. En su desempeño como Director General en Fundación Vida Silvestre durante 9 años promovió la certificación voluntaria de productos sostenibles (FSC, MSC), cumplió un papel clave en la solución positiva de algunos conflictos ambientales importantes (p.ej., el del gasoducto Norandino y el de la deforestación con fines agrícolas en Pizarro, Salta), promovió nuevas leyes (p.ej., la del Corredor Verde, en Misiones), así como el desarrollo de visiones regionales de planificación territorial en el NOA, el NEA, Patagonia y la región pampeana, formando equipos que lograron involucrar más 500 ONGs, universidades e instituciones gubernamentales de la Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

Lideró la creación y consolidación de áreas protegidas estatales y privadas (entre ellas, Parque nacional Monte León, Parque nacional Campos del Tuyú, Reserva nacional El Nogalar, Parque Provincial Pintascayo, Reserva Privada Urugua-í, Reserva de Vida Silvestre San Pablo de Valdés). Creó el concepto de un área protegida en alta mar pensada para la pesca responsable, y no en su contra. Miembro de delegaciones de WWF en 3 Convenciones mundiales sobre Cambio Climático. Miembro del Programme Committee de WWF (su cuerpo global de toma de decisiones) durante 4 años. Mayor resultado de fundraising logrado para un proyecto: 2.891.248 euros (2004). Apoyó también al Fondo para las Américas en la Argentina.

En su desempeño como Director Ejecutivo de la organización no gubernamental Fundación Vida Silvestre, colaboró en el dictado de la ley 7654 en 2010, donde la provincia de Salta cedió a la Nación las 7875 hectáreas de la Reserva nacional Pizarro destinadas a la creación de un área protegida de jurisdicción nacional. En estas tierras se encontraba afectado el ecosistema por la amenaza de la expansión de la frontera agropecuaria. Además, allí vive una comunidad Wichí de alrededor de 60 personas, cuya supervivencia depende directamente de los recursos que le brindan estos bosques.

En 2006 publicó el libro “La selva misteriosa” con el apoyo de la Fundación Vida Silvestre Argentina. En él se explaya acerca de la investigación que hizo en el noroeste argentino, específicamente en el área de las Yungas, enfocándose de lleno en: la descripción de su paisaje, de su flora y de su fauna, de los antiguos pobladores, de las tradiciones, de las contradicciones en sus escenarios, de riqueza en recursos y de la pobreza de su población, y del uso que actualmente se la da a ésta parte del territorio que constituye una de las reservas más grandes de biodiversidad de la Argentina. [8]

Gestión en APRAEditar

“Programa Buenos Aires Produce más Limpio”. Se firmó el convenio de inclusión de AMIA al “Programa Buenos Aires Produce más Limpio” que lleva adelante la APRA. El objeto del acuerdo es promover la adopción de tecnologías, procesos, productos y servicios que permitan armonizar de manera eficiente el crecimiento económico, social y la protección ambiental en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, basados en los principios de producción limpia.

“Consumo responsable”. La Agencia de Protección Ambiental promueve el establecimiento de medidas que incentiven el consumo responsable en todo el ámbito de la Ciudad generando políticas de compras, prestando capacitaciones, fomentando la adopción de técnicas de re uso y reciclado, creando mecanismos de gestión de residuos peligrosos domiciliarios, etc.

“Plan de Reducción de Bolsas y de Sustitución de Sobres No Biodegradables”. La APrA aprobó el Plan de Reducción de Bolsas y de Sustitución de Sobres No Biodegradables, con el objetivo principal de contribuir a la reducción de la generación de residuos en la Ciudad.

“Educación Ambiental”. La Agencia de Protección Ambiental promueve la construcción de un saber ambiental en la comunidad. Esto implica orientar procesos tendientes a la formación en valores, a la adquisición de conocimientos y al desarrollo de actitudes que permita formar competencias que conduzcan hacia el desarrollo sustentable basado en el respeto por la diversidad biológica y cultural.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar