Abrir menú principal
Grabado de Johan Banér

Johan Gustafsson Banér, también llamado Jan Banér (23 de junio de 1596 - 10 de mayo de 1641) fue un mariscal de campo sueco en la Guerra de los treinta años.

Índice

Infancia y juventudEditar

Johan Banér nació en el castillo de Djursholm en Uppland. Cuando tenía cuatro años fue forzado a presenciar cómo su padre, el consejero privado Gustaf Banér, y su tío, Sten Axelsson Banér (también un consejero privado), fueran ejecutados en el llamado Baño de sangre de Linköping en el año 1600. Los ejecutados lo fueron al ser acusados del cargo de alta traición por el rey Carlos IX debido a su apoyo al rey Segismundo III Vasa, y aunque fue el padre del rey Gustavo Adolfo II quién tenía al padre Banér ejecutado los dos hombres desarrollaron una fuerte actividad política y militar desde una edad temprana, mayoritariamente porque Gustavo Adolfo restableció a la familia Banér sus privilegios en Suecia poco después de su coronación.[cita requerida]

Carrera militarEditar

Banér se unió al Ejército sueco en 1615 cuándo participó en el asedio sueco de Pskov durante la Guerra de Ingria, probando ser un joven excepcional y valiente.[cita requerida]

Sirvió con distinción en las guerras contra Rusia y Polonia, y había logrado el rango de Coronel[1] a la edad de 25 años.[cita requerida]

En 1630, Gustavo Adolfo aterrizó en Alemania y como uno de los jefes subordinados del rey , Banér sirvió en la campaña del norte de Alemania, y en la primera Batalla de Breitenfeld dirigió el ala derecha de la caballería sueca. Estuvo presente en la toma de Augsburgo y también de Múnich, y prestó servicios en la Batalla de Rain y en Donauwörth.[1]

En el fallido asalto en el campamento de Albrecht von Wallenstein en la Batalla de Alte Veste, Banér recibió una herida, y poco después, cuándo Gustavus marchó hacia Lützen, quedando al mando en el oeste, donde derrotó al general imperial Johann von Aldringen. Dos años más tarde, como mariscal, Banér, con 16,000 hombres, invadieron Bohemia y, combinando con el ejército sajón, marcharon hacia Praga. Pero la derrota completa de Bernardo de Sajonia-Weimar en la primera Batalla de Nördlingen detuvo su avance victorioso.[1]

Después de este acontecimiento la paz de Praga colocó el ejército sueco en una posición muy precaria, pero las victorias ganadas por las fuerzas unidas de Banér y Alexander Leslie en Wittstock (4 de octubre de 1636), restauró la influencia primordial de Suecia en el centro de Alemania.[1] Banér en su informe a la Reina Cristina en la batalla de Wittstock: "[Mis soldados] habrían caído en desorden total si el mariscal Leslie con las cinco brigadas de infantería qué tuvo con él durante la batalla no había nos ayudó justo a tiempo y atacó valientemente e hizo retroceder 4 brigadas de la infantería del enemigo fuera de nosotros de modo que finalmente podríamos obtener nuestra respiración".[3][1]

Sin embargo, los tres ejércitos combinados eran considerablemente inferiores en vigor a aquellos derrotados, y en 1637 Banér fue incapaz de hacer progresos contra el enemigo. Rescatando con gran dificultad la guarnición asediada deTorgau, se retiró hacia Oder en Pomerania.[1]

En 1639, sin embargo, invadió nuevamente el norte de Alemania, derrotado a los sajones en Chemnitz e invadió Bohemia. El invierno de 1640–1641 Banér avanzó hacia al oeste. Su último logro fue un audaz golpe principal en el Danubio. Rompiendo campamento en pleno invierno (un acontecimiento muy raro en el siglo XVII) se unió con los franceses bajo el mando Comte de Guébriant y atacó sorpresivamente Ratisbona, donde se realizaba una asamblea. Sólo la ruptura del hielo impidió la captura del lugar. Acto seguido, Banér tuvo que retroceder a Halberstadt. Aquí, el 10 de mayo de 1641, murió, posiblemente de una adelantada cirrosis hepática causada por su consumo excesivo de alcohol, después de designar a Lennart Torstenson como su sucesor.[2]​ Fue muy amado por sus hombres, quiénes llevaban su cuerpo con ellos en el campo de Wolfenbüttel.[1] Por otro lado, los enemigos de Suecia se regocijaron e incluso parodiaron un réquiem con la esperanza de que ardiera en el infierno fue compuesto en Bohemia que fue saqueada numerosas veces por Banér.[2]​ Fue enterrado en la Iglesia de Riddarholmen en Estocolmo.[3]

ValoraciónEditar

Banér, un general sueco cumplido, consiguió sus mejores resultados durante el reinado de la reina Kristina bajo la orden de Axel Oxenstiernas. Si Wittstock había sido una batalla él erróneamente reclamado de Leslie después del hecho, (presenciado por sus informes de diferir de 1636 y 1640) Chemnitz fue probablemente su mejor momento. Él supuestamente no quiso tentar a las ofertas que fueron hechas a él por el emperador para inducirle para introducir su servicio.[1]

FamiliaEditar

Su hijo recibió la dignidad de cuenta.[1]

NotasEditar

  1. Steve Murdoch, Kathrin Zickermann and Adam Marks, ‘The Battle of Wittstock 1636: Conflicting Reports on a Swedish Victory in Germany’ in Northern Studies, 43 (2012), pp.71-109
  2. a b Peter Englund, 'Ofredsår: Om den svenska stormakstiden och en man i dess mitt', Atlantis (1993)
  3. Åstrand, Göran; Aunver, Kristjan (1999), 'Här vilar berömda svenskar: uppslagsbok och guide'.

ReferenciasEditar

  • Oxenstierna, Axel (1888-). Rikskansleren Axel Oxenstiernas Skrifter och Brefvexling VI (Second Series, 13 vols. edición). Estocolmo. pp. 856-866. 
  •   Varios autores (1910-1911). «Banér, Johan». En Chisholm, Hugh. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público.