Joisán

Grupo poblacional del sur de África.

Joisán,[1]khoisan o khoisánido son términos que definen un importante grupo poblacional africano en sentido cultural, étnico, lingüístico y racial; viene de la unión de khoi (khoikhoi) y san, principales grupos que hablan alguna de las lenguas joisanas, caracterizadas por incorporar sonidos de chasquido o cliqueos.[2][3]

Joisán
San tribesman.jpg
San de Namibia
Descendencia 400 000 aprox.
Idioma Lenguas joisanas
Religión Animista

Culturalmente se dividen en:[4]

  • San (bosquimanos), tradicionalmente dedicados a la caza y recolección.
  • Khoi (hotentotes), dedicados al pastoreo.

Llámase también khoisan (pronúnciese "!koi-san") a poblaciones con mestizaje entre pueblos khoi y san, por ejemplo en algunas poblaciones de las costas de Sudáfrica, de Botsuana y de Angola.

Los joisán conforman uno de los dos grandes grupos en que a veces se divide el África subsahariana en contraposición a los demás pueblos que son mayoritariamente nigero-congoleños (como los bantúes) y tienen con ellos importantes diferencias lingüísticas y de características físicas como el color de piel menos oscura, cabello muy corto distribuido en "granos", nariz más achatada, ojos un tanto mongoloides, mentón grácil, nalgas femeninas prominentes y menor estatura. Pero las diferencias más importantes que tienen con la población no solo africana sino del resto del mundo, están a nivel genético; tal como afirma Sarah Tishkoff, genetista en población africana de la Universidad de Pensilvania, que sugiere que los khoisán son el linaje humano con el ADN más antiguo, debido a que probablemente se produjo una fractura genética en África que habría ocurrido a causa de condiciones áridas que llevarían a una escisión entre los seres humanos del este del continente africano y los del sur, pues se sugiere que el África oriental sufrió una serie de fuertes sequías, entre 135 000 y 90 000 años atrás, que casi provocaron una extinción de la especie humana.[5]​ Esto significa que sería el período más largo en que dos poblaciones humanas modernas han quedado aisladas una de la otra.[6][2]

HistoriaEditar

Se considera a los joisán herederos de la cultura sangoense por el parecido de los restos óseos encontrados. Esta cultura se desarrolló en África central hace más de 130 000 años.

Se expandieron y ocuparon un extenso territorio, la totalidad del África austral y hace 100 000 años llegaron al extremo sur del continente, siendo las primeras poblaciones de Homo sapiens en ocupar África del sur. Allí en la costa se alimentaban de mariscos y dormían en tapetes de pasto tejido.[4]

Hay pinturas rupestres en la cueva Apolo XI en Namibia con una antigüedad de 25 000 años y desde hace 10 000 abundan pinturas y tallados en roca, los cuales están presentes incluso en épocas de la invasión bantú.

Alrededor de hace 2600 años, las poblaciones khoi desarrollaron el pastoreo.[6]

Desde hace 2000 años y hasta aproximadamente el siglo VI, los khoisán fueron desplazados paulatinamente por pueblos principalmente bantúes llegados desde el noroeste y acabaron viéndose reducidos a zonas del suroeste de África, principalmente donde se encuentra el desierto de Kalahari; estos pueblos recién llegados habían alcanzado el neolítico por lo que tenían tradición agrícola y conocían los metales, vinieron en buen número y en muchos casos interactuaron de diverso modo con los joisán.[4]

 
En verde, lenguas joisanas dentro de África.

LenguasEditar

Los chasquidos consonánticos o clics son característicos de las lenguas de la familia joisana, algunas de las cuales tienen hasta 80 tipos diferentes de ellos, el !Xu llega a 141 sonidos. Concretamente, el 70 por ciento de las palabras comienzan con un chasquido, que se dividen en ingresivos cuando el aire entra en la boca y egresivos cuando sale de la boca. Hay chasquidos bilabiales, por ejemplo uno ingresivo que suena como un beso y otros que se realizan con la lengua, dentales, alveolares, laterales y palatales. Se representan en escritura por signos como ≠,! o //. Se cree que algunas lenguas bantúes usan chasquidos por influencia de las lenguas joisanas.[2]

Evidencia genéticaEditar

 
Joisán mujer y hombre, (dibujo hecho en 1900). La mujer exhibe esteatopigia, muy común en las féminas de esta etnia.

Relacionando la "Eva mitocondrial" y su contraparte, el "Adán cromosómico", una de las ramas del camino genético se dirigió hacia el Norte de África; ésta se convertirá con el tiempo en la base genética de toda la humanidad. La otra rama se dirige hacia el Sur del continente y su evolución se desarrolla en esa pequeña porción del planeta. En algún punto de esta segunda rama aparecen los joisán.[2]

El análisis genético en los joisán, presenta mayoritariamente el haplogrupo matrilineal (ADNmt) L0 y el patrilineal (ADN-Y) A.

ReferenciasEditar

  1. John Iliffe 1998. África: Historia de un continente. 2da Ed. Akal, Madrid, 2013
  2. a b c d Schlebusch, Carina M; Sjödin, Per; Breton, Gwenna; Günther, Torsten; Naidoo, Thijessen; Hollfelder, Nina; Sjöstrand, Agnes E; Xu, Jingzi et al. (1 de octubre de 2020). «Khoe-San Genomes Reveal Unique Variation and Confirm the Deepest Population Divergence in Homo sapiens». Molecular Biology and Evolution 37 (10): 2944-2954. ISSN 0737-4038. doi:10.1093/molbev/msaa140. Consultado el 12 de abril de 2021. 
  3. Ki-Zerbo, et al, 1982, pp. 329-331.
  4. a b c Cortés López, 2009, p. 197.
  5. La tribu Khoisan de Sudáfrica forma uno de los linajes humanos más antiguos
  6. a b Press, Europa (22 de septiembre de 2017). «Miles de años de prehistoria humana en África, reveladas en antiguo ADN». www.europapress.es. Consultado el 12 de abril de 2021. 

BibliografíaEditar