Jorge Vernazza

Jorge Vernazza (1 de septiembre de 1925, 21 de agosto de 1995, Buenos Aires)  fue un sacerdote vinculado al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y a las luchas populares de la Argentina de las décadas de 1960 y 1970.

Jorge Vernazza
Información personal
Nacimiento 1 de septiembre de 1925
Fallecimiento 21 de agosto de 1995
Buenos Aires
Nacionalidad argentino
Información profesional
Ocupación sacerdote
Conocido por Integrante del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo
[editar datos en Wikidata]

Índice

BiografíaEditar

Se ordenó sacerdote en la Arquidiócesis de Buenos Aires y  fue Vicerrector del Seminario de dicha Arquidiócesis. Miembro e impulsor del Movimiento de Sacerdotes para el tercer Mundo, formó parte del "Equipo de sacerdotes para Villas de emergencia de la Capital Federal".[1]

Vivió y trabajó durante años en la Villa del Bajo Flores. En 1968 llegó a la villa, vivía en una casilla, tenía una carpintería y daba misas y cursos . En 1971 empezó a funcionar la guardería.[2]

Junto a Rodolfo Ricciardelli, otro veterano del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, que desde 1973 también vivía en el asentamiento,  denunció los atropellos de la última dictadura cívico militar, especialmente ante el llamado "Plan de erradicación de Villas". Las protestas fueron en vano: la topadora ya estaba aplastando casillas. De 5600 que había en el Bajo Flores, sólo quedaron 30. A fines de 1978, Vernazza y Ricciardelli convocaron a laicos católicos para conformar la comunidad de apoyo Madre del Pueblo.[2]​ 

Con los vecinos armó cooperativas de viviendas para los villeros amenazados por la erradicación, con la idea de que era necesaria: "una casa en la tierra y otra en el cielo".[1]​  Alrededor de la capilla obrera renació, por trabajo comunitario, un barrio.  Necesitaban ingenieros, arquitectos, trabajadores sociales y contadores […]. Unas monjas amigas de Ricciardelli les vendieron un terreno en San Justo a la tercera parte de su valor comercial. Pidieron plata, hicieron colectas y festivales hasta que pudieron comprarlo y empezaron a buscar el segundo. No era fácil, los problemas surgían cuando decían que se proponían hacer barrios para la gente de las villas. Esos dos barrios se levantaron con autoconstrucción, todos hacían las casas de todos.[2]

Cuando estos curas llegaban a la villa y la gente los reconocía como sacerdotes, empezaban los pedidos: “Hola, padre, tengo dos chicos para bautizar”; “¿Cuándo empieza el catecismo?”; “¿Hay misa el domingo próximo?”. “La sorpresa era sólo comparable a nuestra ignorancia con respecto al sentir real de la gente," escribió el padre Vernazza.[1]

El padre Jorge Vernazza afirmaba que el trabajo de los curas villeros se realizaba en tres niveles: lo religioso, lo asistencial y promocional y lo “revolucionario”. En este punto “los sacerdotes eran conscientes de que el problema de las villas tenía causas estructurales, y no podría ser definitivamente resuelto hasta que no se produjera un cambio social”[3]

Amistad con MugicaEditar

El padre Mugica colaboraba con el padre Jorge Vernazza, como vicario de la parroquia San Francisco Solano, mientras en el Barrio Comunicaciones levantó la parroquia Cristo Obrero, en la que ejerció su compromiso hasta el día de su asesinato.[1]​ Mujica sobrevivió dos horas a sus heridas y alcanzó a decir algunas palabras. Fiel a su estilo, antes de irse, le guiñó el ojo al padre Jorge Vernazza, el sacerdote con el que se había iniciado en el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, el compañero con el que habían viajado juntos en el avión que trajo a Perón a la Argentina en noviembre de 1972, y el hermano con el que compartieron la aventura de intentar ser fieles al Evangelio desde una perspectiva que, no por controvertida, dejó de ser apasionante.[4]

Cuando el padre Jorge Vernazza le dio la extremaunción, las últimas palabras de Mugica fueron: "Nunca más que ahora debemos estar unidos junto al pueblo". [5][6]

LibrosEditar

El padre Jorge Vernazza publicó una recopilación de los escritos del Padre Mugica después de su asesinato bajo el título: P. Mugica: una vida para el pueblo (Buenos Aires, Ed. Pequén, 1984 segunda edición).[7]​ Posteriormente publicó también una reseña del accionar de los Curas villeros: Una vida con los pobres: Los curas Villeros (Buenos Aires, Ed Guadalupe, 1989).[8]

Con su nombreEditar

  • Centro de Formación Profesional (C.F.P.) N° 39 "Padre Jorge Vernazza (Conveniada) Parroquia Santa María Madre del Pueblo".[9][10]
  •  Cooperativa de Vivienda, Credito y Consumo Padre Jorge Vernazza Limitada en Virrey del Pino.[11]
  • En 2016 se denomíinó "Padre Jorge Vernazza" al espacio verde ubicado en las avenidas Varela y Perito Moreno, de la ciudad de Buenos Aires.[12]

FraseEditar

"Para mi lo más importante es el contacto con los pobres. El trabajo en la villa me dio esta gran oportunidad. Me ayuda a mantenerme en un espíritu de pobreza, de simplicidad de vida; me pone frente a la situación más clara de tener que estar al servicio de otro y no de mi mismo. El contacto con quienes además de ser pobres se reconocen como tales, favoreció y enriqueció mi sacerdocio. Son ellos los más preparados para recibir la Buena Noticia." 

P. Jorge Vernazza[1]

Enlace externoEditar

Carlos Mugica y Jorge Vernazza juicio Pedro Aramburu 1970. 14/02/14. DiFilm 

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Daniel Chiarenza (20/08/11). «21 de agosto de 1995: fallecimiento del padre Jorge Vernazza». agenciapacourondo.com.ar. Consultado el 19/05/17. 
  2. a b c Luis Bruschtein (20/05/02). «Venían las topadoras, y nació un barrio». pagina12.com.ar. Consultado el 19/05/17. 
  3. Satta, paula (2015). «El Movimiento Villero Peronista: Una experiencia de radicalización». Memoria Académica. Consultado el 02/03/17. 
  4. Rogelio Alaniz (09/05/12). «¿Quién mató al cura Carlos Mujica?». ellitoral.com. Consultado el 19/05/17. 
  5. Marcelo Pensa (11/05/16). «A 42 años del asesinato del padre Carlos Mugica». diariopopular.com.ar. Consultado el 19/05/17. 
  6. Ismael A. Canaparo (18/03/13). «Dos curas villeros y futboleros». laverdadonline.com. Consultado el 19/05/17. 
  7. Mugica, Carlos (prólogo de Justo Laguna, obispo de Morón; introducción de Jorge Vernazza) (1984). Padre Mugica, una vida para el pueblo. Provincia de Buenos Aires: Pequén Ediciones. ISBN 950-9333-04-2. Consultado el 19/05/17. 
  8. Vernazza, Jorge (1989). Para comprender una vida con los pobres: Los curas villeros. Buenos Aires: Editorial Guadalupe. ISBN 950-500-218-1. Consultado el 19/05/17. 
  9. «Centro de Formación Profesional (C.F.P.) N° 39 "Padre Jorge Vernazza (Conveniada) Parroquia Santa María Madre del Pueblo"». catalogo.inet.edu.ar. Consultado el 19/05/17. 
  10. Silvina Premat (11/04/11). «La villa 1-11-14 tiene un nuevo centro de formación profesional». lanacion.com.ar. Consultado el 19/05/17. 
  11. «Cooperativa de Vivienda, Credito y Consumo Padre Jorge Vernazza Limitada en Virrey del Pino,». empresaargentina.biz. Consultado el 19/05/17. 
  12. «Denomínase “Padre Jorge Vernazza” el espacio verde ubicado en las Avenidas Varela y Perito Moreno.». cedom.gob.ar. 12/05/16. Consultado el 19/05/17.