Abrir menú principal

El coronel José Alejandro de Aycinena y Carrillo (Santiago de los Caballeros de Guatemala, 24 de abril de 1767 - 26 de mayo de 1826) fue un abogado, político y militar guatemalteco que fungió como rector de la Real y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo, alcalde de la Nueva Guatemala de la Asunción e Intendente Colonial de la Intendencia de San Salvador de 1811 a 1812. Hijo del marqués de Aycinena, Juan Fermín de Aycinena e Irigoyen, perteneció al grupo conservador más influyente en la política centroamericana de la primera mitad del siglo xix.[1]

José Alejandro de Aycinena
Coronel alejandro de aycinena.jpg
Coronel Alejandro de Aycinena

Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg
Intendente colonial de San Salvador
3 de diciembre de 1811-1812
Predecesor José Mariano Batres y Asturias
Sucesor José María Peinado

Información personal
Nacimiento 24 de abril de 1767 Ver y modificar los datos en Wikidata
Santiago de los Caballeros de Guatemala
Fallecimiento 26 de mayo de 1826 Ver y modificar los datos en Wikidata (59 años)
Nacionalidad Capitanía General de Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliaria Clan Aycinena Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Juan Fermín de Aycinena e Irigoyen
Cónyuge Mariana Josefa Joaquina de Micheo y Delgado
Hijos María Dolores de Aycinena y Micheo
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Político y militar Ver y modificar los datos en Wikidata

Índice

Reseña biográficaEditar

Hijo de la primera esposa de Juan Fermín de Aycinena, se graduó de bachiller en Artes, Teología y Derecho y luego de Dr. en Leyes y abogado en la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo; posteriormente fue catedrático y rector de la misma.[2]​ Después fue alcalde de la Ciudad de Guatemala, abogado de la Real Audiencia, director de la Sociedad Económica de Amigos de la Patria y Consiliario del Ilustre Colegio de Letrados.[2]

Carrera políticaEditar

 
Retrato de Aycinena y Carrillo en 1812.[3]

Cuando llegó el Capitán General José de Bustamante y Guerra a la Ciudad de Guatemala en marzo de 1811, su amigo José María Peinado pronunció el discurso de bienvenida y organizó la fiesta de recepción junto con Aycinena y Carrillo.[4]

Para 1810, la defensa del Imperio Español estaba en manos de los criollos americanos que tenían fuertes lazos de unión con la Península Ibérica;[5]​ en Centroamérica, Aycinena y Carrillo, combatiendo con el grado de coronel junto con José María Peinado, suprimió eficazmente el intento de una sublevación popular generalizada como la liderada por el cura Miguel Hidalgo y Costilla en la Nueva España, y sorprendiendo incluso al Capitán General José de Bustamante y Guerra, representante del absolutismo de Fernando VII en Centroamérica.[5]

Entre 1811 y 1816, Aycinena y Carrillo inició una poderosa carrera política que le permitió ahogar las intenciones de los criollos liberales centroamericanos gracias a sus influencias en España, mientras que varios representantes del Clan Aycinena se hicieron con el poder en las intendencias de Centroamérica:[5]​ El mismo Aycinena y Carrillo asumió la Intendencia de San Salvador en 1811, y luego la dejó en manos de su correligionario, José María Peinado, en 1812, al mismo tiempo que José Piñol y Muñoz se hacía cargo de la Intendencia de Comayagua y el teniente coronel Juan Nepomuceno Batres era nombrado Intendencia de Ciudad Real de Chiapas.[6]

El siete de enero de 1812, Peinado fue electo Alcalde Primero de la ciudad de San Salvador, elección que el Presidente de la Audiencia, Bustamante y Guerra, aprobó «por estimarlo así conveniente para afirmar la tranquilidad y el buen orden en dicha provincia, y por ser una nueva demostración de los buenos sentimientos de aquel Cabildo». No obstante, cuando el primer periodo constitucional cesó en 1814, se denunciaron «expresiones que se consideraron iguales a las sediciosas de la Asamblea nacional de Francia» en los escritos que Peinado había enviado con Antonio Larrazábal y Arrivillaga a las Cortes de Cádiz y por real decreto del 31 de marzo de 1815, Peinado fue despojado de su Intendencia.[4]

Hacia 1817, los cabildos provinciales de las intendencias mostraban una pujanza que contrastaba con el decaimiento de la autoridad de la Real Audiencia; en esos momento, la figura del intendente y sus dependencias demostraron ser muy eficaces para movilizar a los cabildos criollos en las regiones de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, regiones que habían experimentado una menor presencia de la élite guatemalteca desde que se implementaron los sistemas de intendencias en 1786.[6]

La caída en desgracia de Peinado duró dos años y ocho meses hasta la revocación de aquel decreto a mediados de 1818. Durante este periodo intentó rehabilitarse con el apoyo de Aycinena y Carrillo, entonces Ministro del Consejo de Indias, y del fiscal del mismo Consejo, Juan Gualberto González, atacando de frente la gestión pública del Capitán General Bustamante.[4]

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

ReferenciasEditar

  1. Chandler, 1978.
  2. a b Cañas, 1812, p. 2.
  3. Cañas, 1812, p. 1.
  4. a b c González Alzate, 2012
  5. a b c Vives, 1987, p. 42
  6. a b Vives, 1987, p. 43

BibliografíaEditar

Bibliografía adicionalEditar


Predecesor:
José Mariano Batres y Asturias
Intendente colonial de San Salvador
1811-1812
Intendente colonial
Sucesor:
José María Peinado