Abrir menú principal

Juan Ángel Bujanda Unsuluarte

político peruano
(Redirigido desde «Juan Ángel Bujanda»)

Juan Ángel Bujanda Unsuluarte (n. Cuzco, 23 de junio de 1792 - m. Santiago de Chile, 10 de octubre de 1836), fue un militar y político peruano. Precursor de la independencia del Perú. Luchó en las filas revolucionarias durante la rebelión del Cuzco de 1814. Derrotado, sufrió persecución, pero al cabo de algún tiempo volvió al Cuzco y se reintegró al servicio del gobierno virreinal. Instaurada la República, fue nombrado prefecto del departamento del Cuzco (1828 - 1834). Era considerado el brazo derecho del presidente Agustín Gamarra en el sur peruano. Durante la dictadura de Felipe Santiago Salaverry se encargó interinamente del mando supremo, de abril a mayo de 1835, destacándose por su severidad al reprimir a los bandoleros que asolaban Lima. Luego fue Ministro de Guerra y Marina.

Juan Ángel Bujanda Unsuluarte
Juan Angel Bujanda.jpg

Gran Sello de la República del Perú.svg
Encargado del Mando Supremo del Perú
(Mandato interino durante el gobierno de Felipe Santiago Salaverry)
6 de abril de 1835-17 de mayo de 1835
Predecesor Felipe Santiago Salaverry
Sucesor Felipe Santiago Salaverry

Rango
Coronel de los Ejércitos Nacionales

Información personal
Nacimiento 23 de junio de 1792
Cuzco, Virreinato del Perú
Fallecimiento 10 de octubre de 1836
Santiago de Chile, Chile
Nacionalidad Peruana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar

BiografíaEditar

Hijo de Nicolás Bujanda y de Buenaventura Unsuluarte. Al parecer, se dedicó al comercio desde edad temprana y, a poco de iniciarse la revolución acaudillada por el brigadier Mateo Pumacahua, asumió las funciones de intendente del ejército (1 de septiembre de 1814). En sus filas venció a los realistas en Cangallo y ocupó Arequipa pero finalmente fue derrotado en la batalla de Umachiri (11 de marzo de 1815). Sus bienes fueron confiscados y durante algunos años se ocultó en abruptos lugares de la sierra; pero algunas instancias debieron interponerse en su favor o se acogió a alguna promesa de amnistía, pues retornó a Cuzco aún bajo el dominio español. Fue regidor del cabildo (1822); aportó 200 pesos al "empréstito voluntario" que el comercio local ofreció a las autoridades virreinales para aliviar sus necesidades (1823) y como juez diputado del comercio recaudó 14.800 pesos en dinero efectivo y en especies (1824), para los mismos fines.

Al finalizar la dominación española y teniendo en cuenta su pasado revolucionario, pasó a desempeñar cargos públicos bajo la República. Se le confió la subprefectura de Urubamba y, con el grado de coronel (1825), se extendió su jurisdicción a las provincias de Calca y Paucartambo. Fue promovido a la prefectura y comandancia general de Cuzco (1828) y, aunque elegido representante a la Convención Nacional (1833), el presidente Agustín Gamarra lo mantuvo al frente del departamento.

Como prefecto del Cuzco favoreció los hospitales, la Casa de huérfanos y el Hospicio de pobres. Mejoró los caminos y abrió uno de Santa Ana a Urusayhua y otro en la provincia de Urubamba, que permitió a don Mariano Sánchez descubrir la ciudad incaica de Choquequirao. Asimismo, tuvo que enfrentar la sublevación del coronel Gregorio Escobedo, siendo apresado y encarcelado por los insurgentes, para luego ser liberado gracias a una oportuna reacción de militares y civiles que lo ayudaron a reprimir a los insurrectos (1830).

Tuvo una actitud dubitativa durante la rebelión del general Pedro Pablo Bermúdez contra el presidente Luis José de Orbegoso, pero reconoció la autoridad de éste al quedar pacificado el país por efecto del abrazo de Maquinhuayo (24 de abril de 1834). Al comprobársele un entendimiento secreto con los rebeldes, fue depuesto y borrado del escalafón.

Reapareció en la escena política cuando el general Felipe Santiago Salaverry asumió el gobierno (23 de febrero de 1835) y le confió la gobernación de la fortaleza del Real Felipe del Callao. A su vez, quedó encargado del poder en Lima (6 de abril) cuando Salaverry marchó hacia el norte para debelar la oposición encabezada por el general Domingo Nieto; y para atemorizar a los montoneros y salteadores que merodeaban en torno a la capital, restableció las penas de horca u azotes y puso precio a las cabezas de sus jefes (entre los que se hallaba el célebre negro León Escobar); pero, lejos de ser eficaces tales medidas, le crearon a Bujanda una aureola de sanguinario y socavaron el prestigio del gobierno. La vuelta de Salaverry a la capital (17 de mayo) alivió la tensión, y las penas infamantes fueron derogadas.

Pasó luego a ejercer el Ministerio de Guerra y Marina. Él y Felipe Pardo y Aliaga fueron nombrados delegados de Salaverry con la misión de negociar un acuerdo con el mariscal Gamarra, para consolidar la resistencia a la intervención del presidente de Bolivia, general Andrés de Santa Cruz. El acuerdo se firmó en el Cuzco, el 27 de julio de 1835 y allí se reconoció la autoridad de Salaverry en un frente único antiboliviano.[1]​ Gamarra se precipitó al entablar batalla contra las fuerzas bolivianas y peruanas aliadas (estas últimas enviadas por Orbegoso desde Arequipa) y fue derrotado por Santa Cruz en Yanacocha (13 de agosto). Gamarra y sus amigos huyeron a Lima, pero todos fueron apresados y desterrados a Costa Rica, entre ellos Bujanda.

De Costa Rica, Bujanda pasó a Guayaquil y luego a Santiago de Chile, donde se unió a los emigrados peruanos que negociaron la organización de las campañas restauradoras contra la Confederación Perú-Boliviana. Pero Bujanda no llegó a embarcarse rumbo al Perú, pues falleció repentinamente, en circunstancias oscuras. Se dice que fue envenenado por error de quien debió darle una medicina.[2]​ Murió en plena madurez, cuando todo hacía presagiar que tendría un papel protagónico en la política peruana.


Predecesor:
Felipe Santiago Salaverry
Jefe Supremo
Encargado del Mando Supremo del Perú

 

6 de abril de 1835 a 17 de mayo de 1835

Sucesor:
Felipe Santiago Salaverry
Jefe Supremo

ReferenciasEditar

  1. Convenio celebrado entre los generales Salaverry y Gamarra, 27 de julio de 1835
  2. Vargas Ugarte, Rubén: Historia General del Perú, tomo VIII, pág. 156. 1981.

BibliografíaEditar

  • Basadre, Jorge: Historia de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomo 2. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 3. BEI-CAN. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-152-5
  • Vargas Ugarte, Rubén: Historia General del Perú. Sétimo y Octavo Tomo. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1971.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar