Abrir menú principal

Juan Vázquez de Mella

Juan Vázquez de Mella y Fanjul (Cangas de Onís, 8 de junio de 1861-Madrid, 26 de febrero de 1928) fue un político tradicionalista, escritor y filósofo español, ideólogo del carlismo durante la Restauración.[1]​ Fue nombrado «conde de Monterroso» por el pretendiente carlista Carlos María de Borbón.[2][3]

Juan Vázquez de Mella
Juan Vazquez de Mella 1906.JPG

Diputado a Cortes
por Estella, Aoiz, Pamplona y Oviedo
12 de marzo de 1893-16 de marzo de 1899

10 de marzo de 1904-6 de junio de 1916

Información personal
Nacimiento 8 de junio de 1861
Cangas de Onís, España
Fallecimiento 26 de febrero de 1928 (66 años)
Madrid, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Católico
Partido político Partido Carlista, Partido Católico Tradicionalista
Información profesional
Ocupación Político, escritor y filósofo Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Firma Firma de Juan Vázquez de Mella.svg

BiografíaEditar

 
«El payo de la carta», en Gedeón, 1897.

Juan Vázquez de Mella y Fanjul nació en el concejo asturiano de Cangas de Onís el 8 de junio de 1861, hijo de don Juan Vázquez de Mella y Varela, teniente coronel retirado, natural de Boimorto, en La Coruña, y de doña Teresa Fanjul, natural de Cangas de Onís.

Cuando el pequeño Juan apenas tenía seis años quedó huérfano de padre. Realizó sus estudios secundarios en el seminario de Valdediós (1874-1877), que fue en su día sede del seminario menor de la Diócesis de Oviedo y también colegio de segunda enseñanza.

Una vez terminado el bachillerato, doña Teresa, viuda y con un único hijo, decidió trasladarse a Boimorto y vivir junto a otros familiares. Vázquez de Mella tenía dieciséis años y de acuerdo con la familia decidió estudiar Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela. Era un estudiante con una metodología singular, pues en el caso de determinadas asignaturas suplía, con más provecho, la asistencia a clase con las lecturas apasionadas que devoraba en las bibliotecas.

Finalizados sus estudios inicia su carrera periodística (1887-1890) en el periódico tradicionalista El Pensamiento Galaico de Santiago de Compostela. En 1888, cuando Llauder fundó El Correo Español en Madrid como órgano del carlismo, se fijó en la figura del joven periodista asturiano y lo presentó como una nueva esperanza. Vázquez de Mella dirigiría este diario entre 1890 y 1897.

Navarra lo eligió diputado a Cortes a los veintinueve años y desde 1893 hasta 1919, descontados los que funcionaron de 1900 a 1905 —en este periodo estuvo parte emigrado en Portugal, parte retirado en Filgueira, consagrado al estudio—, perteneció Mella a todos los parlamentos representando a Aoiz, Estella, Oviedo[4]​ y Pamplona.

En 1906 se abrazó con Ramón Nocedal en Tafalla, lo que selló la reconciliación entre carlistas e integristas.[5]​ Ese mismo año fue elegido académico de la silla C en la Real Academia Española pero no tomó posesión.[6]

Su papel histórico fue, fundamentalmente, el de la renovación del carlismo, maltrecho desde el fracaso de 1876. En Vázquez de Mella encontraron el soporte intelectual que recogiera, ordenara y sistematizara el disperso ideario carlista para condensarlo en un cuerpo doctrinal traducido en programa político; fue, en síntesis, el que dio carácter «científico»[Aclaración requerida] al carlismo. Pero su tradicionalismo es elevado a un exponente máximo bajo la influencia del pensamiento de Balmes, Donoso Cortés y otros pensadores, pero de manera esencial por la doctrina social de León XIII.

 
Mitin de Vazquez de Mella en Barcelona (1907)

Primera Guerra Mundial y el cisma mellistaEditar

En 1914 es elegido académico numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.[7]

Vázquez de Mella era germanófilo, lo que le condujo a una sonada separación con el pretendiente carlista Jaime de Borbón, que era aliadófilo. Jaime de Borbón, que había estado confinado por los austriacos en su castillo cercano a Viena, publicó en 1919 un manifiesto dirigido a los tradicionalistas españoles desautorizando a los que hubiesen exteriorizado sus sentimientos germanófilos. Vázquez de Mella se sintió atacado por Don Jaime, lo que le llevó a prescindir del pretendiente junto con buena parte de la dirección del jaimismo en el llamado Partido Católico Tradicionalista, que celebró su primer acto público el 11 de agosto de 1919 en el casino de Archanda,[8]​ desde el que propugnaba los grandes ideales que impregnaron toda su vida: tradición, catolicismo, patria y monarquía.

A Mella le fue ofrecida una cartera ministerial en dos ocasiones: una en sus mocedades, en los ensayos unionistas de Cánovas, y otra, al final de su vida, en el Gobierno nacional que presidiría Maura. En ambos casos rehusó. El 29 de mayo de 1924 en el Teatro Real de Madrid pronunció su último discurso: «Divinidad de la Iglesia católica».

Su salud se iba resquebrajando y a principios de 1925 sufrió la amputación de una pierna. Desde entonces apenas se movió de su piso del Paseo del Prado. Unos meses antes de su fallecimiento publicó una de sus obras de más resonancia: Filosofía de la Eucaristía[9]​. Según palabras del autor «como un humilde tributo (…) al grandioso Congreso Eucarístico de Chicago» (1926)[10]​. Falleció a las 23:45 del domingo 26 de febrero de 1928 en el número 18 del madrileño paseo del Prado.[11][12]

Sus restos recibieron sepultura en el cementerio de la Almudena.[13]

PensamientoEditar

De elocuente palabra, portentosa memoria y brillante capacidad para la oratoria y la política, abrazó la causa del carlismo. Ha llegado a ser descrito como «el más brillante expositor del tradicionalismo español».[14]

Busto en la Plaza de Vázquez de Mella, Madrid.
Busto en Cangas de Onís, realizado por el escultor Gerardo Zaragoza.
Placa de calle en el distrito madrileño de Ciudad Lineal

Gran conocedor de los avatares históricos del siglo XIX, consideraba políticamente a la masonería como el motor de las revoluciones. Presentó a las Cortes de Madrid una petición solicitando que fuera declarada ilegal, facciosa y traidora a la Patria, quitando de los empleos públicos a los masones.[15]​ Participó en el Congreso antimasónico de Trento en 1896.[15]

Las ideas centrales en su pensamiento eran la tradición, la monarquía, la unidad de España a través del regionalismo y del foralismo y la concepción orgánica de la sociedad donde se reclama la soberanía no para el Estado sino para la sociedad a través de sus organizaciones naturales: la familia, el municipio, la región.

Partidario de un posicionamiento germanófilo por parte de España durante la Primera Guerra Mundial, manifestaba que Francia y el Reino Unido eran los enemigos tradicionales de España.[16]

Autor de diversos artículos antisemitas en El Pensamiento Español, llegaría a sostener que «el movimiento bolcheviquista tiene origen, impulso y dirección judaica».[17]​ En las postrimerías de su vida, en 1925, sostenía en relación a la guerra del Rif que «el peligro musulmán se junta al peligro rojo, y los dos al peligro judío, verdadero director espiritual de la revolución».[17]

HomenajesEditar

 
Homenaje carlista ante la tumba de Juan Vázquez de Mella, 2-11-2019
  • La plaza de Platería de Martínez en Madrid (cercana a la calle de Huertas) tenía un monumento con un busto dedicado a Vázquez de Mella hasta el 27 de julio de 1999 en el que fue trasladado a la plaza llamada con su nombre.
  • Plaza de Vázquez de Mella en el distrito Centro de Madrid. El Ayuntamiento de Madrid aprobó en 2015 el cambio del nombre de dicha plaza para homenajear al político y activista LGTB Pedro Zerolo.[18]​ El cambio se hizo efectivo el 14 de mayo de 2016.
  • Calle Vázquez de Mella en el distrito Ciudad Lineal de Madrid.
  • La plaza Vázquez de Mella junto a la Rambla Brasil en Barcelona, a unos 300 metros del Camp Nou.
  • El colegio público Vázquez de Mella en Pamplona.
  • Desde 1928, el año de su muerte, hasta noviembre de 2016 tuvo una calle dedicada en Alicante, cuando le fue retirada por una incomprensible vinculación con el franquismo.[19]
  • La alameda Vázquez de Mella, en Lorca (Murcia). El Ayuntamiento cambió su denominación por la de Rafael Méndez, destacado republicano exiliado en México.
  • Calle Vázquez de Mella en la ciudad asturiana de Oviedo
  • El colegio público Vázquez de Mella en Madrid.
  • Calle Vázquez de Mella en la población de Mislata, Valencia.

ObrasEditar

Sus obras completas están recogidas en una treintena de volúmenes.

  • Vázquez de Mella y Fanjul, Juan (1915). El ideal de España, los tres dogmas nacionales: discurso. Madrid: Impr. Alemana. 
  • Fernández Peñaflor, Miguel: Apuntes para una biografía. En Obras completas del Excelentísimo Señor Don Juan Vázquez de Mella y Fanjul. Volumen Primero: Selección de Elocuencia e Historia. Edición de la Junta del Homenaje a Mella. Madrid, 1932.
  • Vázquez de Mella y Fanjul, Juan (1932). Junta del Homenaje a Mella, ed. Discursos parlamentarios II. Obras completas del Excmo. Señor Don Juan Vázquez de Mella y Fanjul. VII. Barcelona: Editorial Voluntad - Casa Subirana. 
  • Vázquez de Mella y Fanjul, Juan (1934). Junta del Homenaje a Mella, ed. Temas sociales II. Obras completas del Excmo. Señor Don Juan Vázquez de Mella y Fanjul. XXV. Barcelona: Casa Subirana - S.E.L.E. 
  • Vázquez de Mella y Fanjul, Juan (1935). Junta del Homenaje a Mella, ed. Regionalismo II. Obras completas del Excmo. Señor Don Juan Vázquez de Mella y Fanjul. XXVII. Barcelona: Casa Subirana - S.E.L.E. 
  • Vázquez de Mella, Juan (1928). Eugenio Subirana, Editor Pontificio, ed. Filosofía de la Eucaristía. Barcelona. p. 172. 

AntologíasEditar

  • García y García de Castro, Rafael: Vázquez Mella. Sus ideas. Su persona. Editorial y Librería Prieto. Granada, 1940.
  • Vázquez de Mella, Juan (1940). Predicciones de Vázquez de Mella:Antología del Verbo de la Tradición. Madrid: Instituto Editorial Reus. 
  • Gambra, Rafael, ed. (1953). Textos de doctrina política nº2: Vázquez Mella. Madrid: Dirección General de Información.Publicaciones españolas. p. 239. 

ReferenciasEditar

  1. González Cuevas, 2001, p. 119.
  2. Feo Parrondo, Francisco (1995). «Gran y mediana propiedad en Galicia en 1933 según el registro de la propiedad expropiable.». Anales de Geografía de la Universidad Complutense (14): 128. 
  3. Ferreira, Paulo Bruno Rodrigues (2016). Iberismo, hispanismo e os seus contrários: Portugal e Espanha (1908-1931). Universidade de Lisboa. p. 211. 
  4. «Vázquez de Mella y Fanjul, Juan. 48. Elecciones 9.4.1916». Congreso de los Diputados. 
  5. Soler, Cayetano (1907). La Solidaridad catalana y la conciencia católica. Imprenta de Fidel Giró. p. 30. 
  6. «Real Academia Española». Académicos de número. 
  7. «Real Academia de Ciencias Morales y Políticas». Académicos numerarios. 
  8. Ferrer Dalmau, Melchor (1960). Historia del Tradicionalismo Español. Tomo XXIX. Sevilla: Editorial Católica Española. p. 118. 
  9. Vázquez de Mella, 1928.
  10. Vázquez de Mella, 1928, p. 13.
  11. Azorín (15 de marzo de 1952). «Mella». ABC (Madrid): 3. 
  12. «Fallecimiento del gran tribuno Vázquez de Mella. Su última enfermedad. Datos de su vida. Otras noticias». ABC (Madrid): 17. 28 de febrero de 1928. 
  13. «Entierro del Sr. Vázquez de Mella». ABC (Madrid): 25. 29 de febrero de 1928. 
  14. Rubio, 1989, p. 124.
  15. a b El Congreso Antimasónico de Trento de 1896, por José María de Domingo-Arnau y Rovira
  16. Carr y Carr, 1981, p. 480.
  17. a b Álvarez Chillida, 2002, p. 286.
  18. «La plaza de Vázquez de Mella se llamará Pedro Zerolo». ABC. 22 de julio de 2015. 
  19. «El tripartito de Alicante quita del callejero personajes como Calvo Sotelo o Vázquez de Mella». ABC. 15 de noviembre de 2016. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar