L'Adunata dei Refrattari

L'Adunata dei Refrattari («La Asamblea de los Refractarios») fue un periódico de ideología anarquista en italiano publicado en Nueva York entre el 15 de abril de 1922 y el 24 de abril de 1971.[1]

HistoriaEditar

El periódico fue fundado con el pleno apoyo del grupo que hacía referencia a Luigi Galleani.[nota 1]

Entre 1922 y 1927, la cabecera fue dirigida por Costantino Zonchello, al que siguió Ilario Margarita. En 1928, asumió la dirección Max Sartin, pseudónimo de Raffaele Schiavina, que ocupó dicho puesto hasta la misma clausura de la publicación en 1971.[1]

La publicación obtuvo relevancia conocida dentro y fuera de los círculos anarquistas y tuvo una gran importancia en el apoyo proporcionado en su tiempo al comité a favor de Sacco y Vanzetti. En el periódico colaboraron personalidades tales como Camillo Berneri, Armando Borghi, Virgilio Gozzoli, Errico Malatesta, Armando Borghi, Gigi Damiani y Michele Schirru. En L'Adunata dei Refrattari del 11 de mayo de 1929, bajo el título I nostri caduti: Dante Carnesecchi («Nuestros caídos: Dante Carnesecchi»), apareció el encomio fúnebre hacia Dante Carnesecchi con la firma del futurista de izquierda Auro d'Arcola (Tintino Persio Rasi).

L'Adunata dei Refrattari se publicó con periodicidad semanal durante más de 40 años para después pasar a ser quincenal. El director clandestino siguió siendo Max Sartin, en primer lugar como perseguido por los fascistas por ser miliciano de los Arditi del Popolo e ideólogo de un atentado contra el cónsul fascista de París, y después porque estaba siendo investigado en Estados Unidos por subversivo y, por tanto, sujeto a una orden de expulsión. Max Sartin consiguió que la enorme colección de números de L'Adunata fuese depositada en la Biblioteca Pública de Boston y registrada bajo el nombre de «Fondo L'Adunata».[3]

Los periódicos anarquistas italoestadounidensesEditar

En Estados Unidos, a pesar de que no había una estructura organizativa de los anarquistas en el territorio, además de L'Adunata dei Refrattari, se publicaron otros muchos periódicos en italiano: La questione sociale, Il Martello de Carlo Tresca, Germinal,[nota 2]Cronaca sovversiva y Controcorrente, publicados en las ciudades de Boston y Chicago.

Se trataba de periódicos de muy baja tirada. Además de estos, también había otros de ámbito propagandística o sindical, que se redactaban en las áreas mineras y en California. La elección de anarquistas italoestadounidenses y de refugiados a causa del fascismo permitió una propaganda eficiente de la ideología anarquista entre los inmigrantes. Estas publicaciones a menudo actuaban como «lugares de encuentro» para intercambios culturales y para la organización de eventos sociales no necesariamente ligados a la ideología política.

NotasEditar

  1. Francesco Leone, uno de los líderes de los Arditi del Popolo que operaban en la zona de Biella, Vercelli y Novara, recuerda así a Galleani y los suyos en una entrevista de Cesare Bermani:[2]
    ...Vedi, c'era un gruppo di anarchici. Qui c'era stato Luigi Galleani, che era stato in America e per un certo periodo poi era stato anche qui. Anzi, io credo che questo gruppo di anarchici si chiamasse il gruppo Galleani. E questo gruppo era composto da elementi molto decisi, molto decisi. Ricordo, per esempio, dopo quella lotta lì con i fascisti, io son sempre uscito tutte le sere, nonostante che ci fossero sempre scontri, una volta mi hanno anche sparato da un viale: a pochi metri di distanza non m'hanno preso. Ebbene, questi anarchici, a mia insaputa, dopo questo atto, si distribuivano la notte nei giardini proprio a mia difesa, senza che io neanche lo sapessi...
    ...Mira, era un grupo de anarquistas. Aquí estuvo Luigi Galleani, que estuvo en Estados Unidos y después, durante un tiempo, estuvo también aquí. Es más, creo que este grupo de anarquistas se llamaba el grupo Galleani. Y este grupo estaba compuesto por elementos muy decididos, muy decididos. Recuerdo, por ejemplo, que, después de esa pelea allí con los fascistas, yo siempre salía todas las noches aunque siempre hubiera encontronazos, una vez me llegaron a disparar desde un bulevar: a pocos metros de distancia no me alcanzaron. Y bien, estos anarquistas, a mis espaldas, después de ese suceso, se distribuyeron por la noche en los jardines para defenderme, sin que yo lo supiese siquiera...
  2. Que también era otro nombre con el que se conocía La Internacional.

ReferenciasEditar

  1. a b Bettini, Leonardo (1976). «Periodici e numeri unici anarchici in lingua italiana pubblicati all'estero (1872-1971)». Bibliografia dell'Anarchismo (Florencia: Crescita politica) I (2): 212-214. 
  2. «“I fascisti in cento contro uno“ - Colloquio con Francesco Leone» (en italiano). Istituto per la storia della Resistenza e della società contemporanea nelle province di Biella e Vercelli. Consultado el 9 de febrero de 2018. 
  3. «Raccolta periodici». L'Archivio Famiglia Berneri-Aurelio Chessa (en italiano). Archivado desde el original el 16 de junio de 2008. Consultado el 9 de febrero de 2018. 

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar