Abrir menú principal

Se denomina línea de altas prestaciones a aquella línea de ferrocarril que tiene unas características técnicas muy superiores a las de las líneas convencionales.

En ocasiones se considera línea de altas prestaciones a las líneas de alta velocidad, mientras que en otros casos se considera que las de altas prestaciones son de un nivel intermedio entre las convencionales y las de alta velocidad.

Índice

Uso del términoEditar

El término se generalizó a raíz de su uso en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) de España de 2005. No existe una definición clara de los requisitos necesarios para que una línea sea considerada de alta velocidad o de altas prestaciones. En el caso del PEIT, se recogen como de altas prestaciones las líneas de alta velocidad con doble vía de ancho internacional (1.435 mm) y tráfico tanto de viajeros como de mercancías.[1]​ La inclusión de mercancías y la exigencia para las líneas que admiten mercantes de menores velocidades punta, junto con la consideración como de altas prestaciones de líneas que no son de alta velocidad, ha llevado a su consideración como líneas que admiten una menor velocidad punta que una línea de alta velocidad pura.[2]

Definiciones de alta velocidadEditar

La propia UIC habla de "definiciones",[3]​ según la normativa española y europea[4][5]​ se considera alta velocidad:

Redes: el sistema ferroviario español que forma parte del sistema ferroviario transeuropeo de alta velocidad incluye: las líneas especialmente construidas para la alta velocidad, equipadas para velocidades por lo general iguales o superiores a 250 km/h, las líneas especialmente acondicionadas para la alta velocidad equipadas para velocidades del orden de 200 km/h, las líneas especialmente acondicionadas para la alta velocidad, de carácter específico debido a dificultades topográficas, de relieve o de entorno urbano, cuya velocidad deberá ajustarse caso por caso. Esta categoría incluye también las líneas de interconexión entre las redes de alta velocidad y convencionales, los tramos de estación, el acceso a las terminales, almacenes, etc., que son recorridos a velocidad convencional por material rodante de «alta velocidad».

Vehículos: el sistema ferroviario español que forma parte del sistema ferroviario transeuropeo de alta velocidad engloba los vehículos concebidos para circular: a una velocidad de 250 km/h como mínimo en las líneas especialmente construidas para la alta velocidad, pudiéndose al mismo tiempo, en las circunstancias adecuadas, alcanzar velocidades superiores a los 300 km/h, o bien a una velocidad del orden de 200 km/h en las líneas anteriores, en caso de ser compatibles con las posibilidades de esas líneas. Además, los vehículos concebidos para funcionar a una velocidad máxima inferior a 200 km/h que posiblemente vayan a circular por toda la red transeuropea de alta velocidad, o por una parte de esta, cuando sean compatibles con los niveles de rendimiento de dicha red, deberán reunir los requisitos que garanticen un funcionamiento seguro en esa red.


Así, la UIC considera de alta velocidad a las siguientes líneas: Zaragoza-Huesca, Ourense-Santiago, Sevilla-Cádiz y la Variante de Pajares, que no están incluidas en ADIF AV. También considera de alta velocidad al Corredor Noreste de Estados Unidos, donde comparte vías con trenes de cercanías y de mercancías, o a los Mini-Shinkansen, antiguas líneas de vía estrecha adaptadas al ancho estándar y donde la velocidad máxima es de 130 km/h.[6]​ Mientras, ADIF AV incluye el tramo Valencia-Vandellós del Corredor Mediterráneo, y ambos organismos consideran de alta velocidad al tramo A Coruña-Vigo del Eje Atlántico y a la futura línea Plasencia-Badajoz.[7]

Líneas que se pueden considerar de altas prestacionesEditar

Sobre la base de su velocidad máxima y a si se trata de una línea de nueva construcción, o no, se podrían considerar líneas de altas prestaciones a las siguientes:

  • Línea Zaragoza-Huesca (23/12/2003). Resultado de la electrificación a 25 kV y del cambio de ancho (de ibérico a estándar) de una de las vías de la línea convencional entre Zaragoza y Tardienda (velocidad máxima: 200 km/h), y del cambio de ancho (de ibérico a mixto mediante tercer carril) de la vía única entre Tardienta y Huesca (velocidad máxima: 160 km/h).
  • La Sagra-Toledo (16/11/2005). Corto ramal de nueva construcción con vía doble; la velocidad máxima es de 220 km/h.
  • Tramo Vigo-A Coruña del Eje Atlántico (11/12/2011 y 18/04/2015). Se ha electrificado, modernizado y duplicado la vía única convencional y se han realizado algunas variantes. Actualmente la velocidad máxima es de 200 km/h en 98,3 de los 155,6 km de su trazado, aunque llegará a 220 km/h cuando se instale el ERTMS y a 250 km/h cuando se cambie al estándar.
  • Sevilla-Cádiz. El 1 de octubre de 2015 finalizaron las obras que comenzaron en 1991. Se ha modernizado y duplicado la vía única convencional y se han realizado algunas variantes. Actualmente la velocidad máxima es de 200 km/h en 75,9 de los 153 km de su trazado, y llegará a 220 km/h cuando se instale el ERTMS entre Utrera y Jerez.
  • Plasencia-Badajoz. Se aprovecha la plataforma de parte de la nueva línea de alta velocidad para instalar vía única sin electrificar. La velocidad máxima será de 200 km/h.
  • Tramo Valencia-Vandellós perteneciente al Corredor Mediterráneo. En obras desde 1988, tiene vía doble convencional con un tramo de vía única y alguna variante nueva. La velocidad máxima es de 220 km/h en 184,1 de los 240,1 km de su trazado.


Líneas convencionales adaptadas para 200/220 km/h.

Corredor Mediterráneo:

144,4 km Vandellós-Castellón (incluye 131,4 km a 220 km/h y 8,5 a 160)

039,7 km Moncófar-Alboraya (220 km/h)

041,9 km Xátiva-La Encina (220 km/h, también forma parte de la línea convencional Madrid-Valencia)

—Línea Ciudad Real-Badajoz:

039,5 km La Garrovilla-Gévora (incluye 15,1 km a 185 km/h)

Línea Zaragoza-Huesca:

052,9 km Bifurcación Huesca-Tardienta (ancho estándar)

Variante de Burgos:

013,2 km Bif. Aranda-Bif. Rubena Aguja km 377,3

—Línea Madrid-Valencia:

027,2 km P. B. Arenales-Socuéllamos

027,9 km La Roda-Albacete

Eje Atlántico Vigo-A Coruña:

009,8 km Bif. Arcade-Pontevedra

043,8 km Bif. San Amaro -Bif. Angueira (incluye 3,7 km a 80 km/h)

044,7 km Km 387,214-Uxes

Línea Sevilla-Cádiz:

064,3 km Utrera-Jerez de la Frontera Mercancías

011,6 km del Km 110,680 al 122,294 del tramo Jerez de la Frontera-El Puerto de Santa María

Total: 560,9 km[8]


En alguna de las líneas a inaugurar en 2016 se ha cambiado el ancho (de ibérico a mixto mediante tercer carril) a tramos de línea convencional para poder enlazar con otros de nueva construcción. Es el caso de los tramos El Reguerón-Murcia Cargas, Bifurcación Quejigares-Bifurcación Tocón y Bifurcación La Chana-Granada, los dos últimos en la línea Antequera-Granada.

No puede ser considerada como de altas prestaciones la línea Ourense-Santiago porque su velocidad máxima es de 300 km/h y forma parte de la Línea de alta velocidad Olmedo-Zamora-Galicia. El hecho de que, provisionalmente y hasta que enlace con Madrid, cuante con ancho ibérico es irrelevante.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar