Abrir menú principal

Lóbulo (cerebro)

parte de la corteza cerebral

Un lóbulo es una parte de la corteza cerebral que subdivide el cerebro según sus funciones. El cerebro se divide en 6 lóbulos funcionales principales: lóbulo Frontal, lóbulo Parietal, lóbulo Temporal, lóbulo Occipital, lóbulo de la Ínsula y lóbulo Límbico. [1]

AnatomíaEditar

Lóbulo frontal: Situado en la parte anterior, por delante de la cisura de Rolando. Este da la capacidad de moverse (corteza motora), de razonar y resolución de problemas, parte del lenguaje y emociones.

Lóbulo parietal: Se halla por detrás de la cisura de Rolando y por encima de la cisura lateral; por detrás limita con la imaginaria cisura perpendicular externa. Encargado de las percepciones sensoriales externas (manos, pies, etc.): sensibilidad, tacto, percepción, presión, temperatura y dolor.

Lóbulo occipital: Es el casquete posterior cerebral, que en muchos animales tiene límites bien definidos, pero que en el hombre ha perdido su identidad anatómica. Encargado de la producción de imágenes.

Lóbulo temporal: Localizado por delante del lóbulo occipital, por debajo y detrás de la cisura de Silvio, (aproximadamente detrás de cada sien), desempeña un papel importante en tareas visuales complejas como el reconocimiento de caras. Está encargado de la audición, equilibrio y coordinación. Es el «centro primario del olfato» del cerebro. También recibe y procesa información de los oídos, contribuye al balance y el equilibrio, y regula emociones y motivaciones como la ansiedad, el placer y la ira.

Ínsula: Es un lóbulo que está escondido o enterrado, situado bajo el surco lateral en el lóbulo temporal. Si quitásemos esta zona de la corteza cerebral, veríamos que hay aún más cerebro con esta estructura. En otras palabras, la ínsula se clasifica como el lóbulo escondido del cerebro. [2][3]


Lóbulo Límbico: Es un lóbulo que es más estructural que funcional, en el sentido que atraviesa las uniones del lóbulo frontal, parietal y temporal. Comprende el Giro Cingulado, que está separado del resto de la corteza cerebral por el Surco Cingulado. El lóbulo límbico continúa hacia el lóbulo temporal hasta el Giro Parahipocampal, el cual se combina con el giro cingulado para formar el lóbulo límbico. Esto forma casi un círculo completo, que en latín es un limbo.

Funciones de los lóbulos cerebralesEditar

El concepto de “función cerebral” ha cambiado al de “sistema funcional” complejo, las funciones no se localizan en zonas restringidas de la corteza cerebral. Están organizadas en sistemas de zonas, que trabajan armónicamente en áreas diferentes y distantes del cerebro.[4]
Cada uno de los 6 lóbulos tienen funciones ligeramente distintas:

  • Lóbulo frontal, está implicado principalmente para funciones ejecutivas, de personalidad y de toma de decisiones
  • Lóbulo parietal, con el Giro Poscentral, es la Corteza Sensorial Primaria y también hay mucha corteza de asociación en esta zona.
  • Lóbulo temporal, es la Corteza Auditiva Primaria, la zona donde escuchamos. Las vibraciones entran por el oído, pero realmente no se oyen hasta que esas señales alcanzan la corteza temporal.
  • Lóbulo occipital, contiene la Corteza Visual Primaria, que es donde realmente vemos.
  • Lóbulo Ínsula, probablemente dedicada al procesamiento del dolor y recibe muchas señales de sensaciones asociadas a las vísceras, órganos, intestinos, corazón, etc. [2][3]
  • Lóbulo límbico está relacionado con las emociones y estados de alerta como poner atención al entorno; con la motivación; y con los procesos de aprendizaje y memoria en el hipocampo, que está localizado en la zona del giro parahipocampal.

Puntos de referencia de los lóbulosEditar

En la anatomía gruesa del cerebro hay unos puntos de referencia que marcan cada uno de estos lóbulos cerebrales:

  • Fisura lateral o cisura de Silvio, que separa el lóbulo frontal del temporal
  • Surco central o surco de Rolando, que separa el lóbulo frontal del parietal
  • Incisura preoccipital, o surco parietooccipital, que separa el lóbulo occipital del parietal

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Huang J. (2017). Revisión sobre la función cerebral (Versión para profesionales). Manual MSD. Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  2. a b Duque J.E., Moscoso O.H., Devia Cubillos A. (2004). «El lóbulo insular. Un lóbulo de procesamiento cortical visceral». Acta Neurol Colomb 20 (2). Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  3. a b Bonilla, G.; Castro Barros, F.; Rodríguez, J.; Bujan, R.; Melczer, E.; Gómez, D. (2014). «Lóbulo de la Insula: Pautas Anatomoquirúrgicas para su Manejo.». Rev. Argent. Anat. Online 5 (3): 99-103. Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  4. Cabrales Paffen A. (2015). «Neuropsicología y la localización de las funciones cerebrales superiores en estudios de resonancia magnética funcional con tareas». Acta Neurol Colomb (Revisión) 31 (1): 92-100. Consultado el 30 de mayo de 2019. 

Enlaces externosEditar