Ladrón de cadáveres

película de 1956 dirigida por Fernando Méndez

Ladrón de cadáveres es una película de terror y lucha libre dirigida por Fernando Méndez y protagonizada por Columba Domínguez, Crox Alvarado, Wolf Ruvinskis y Carlos Riquelme.[1]

SinopsisEditar

Un atleta es asesinado y trepanado; el comandante Carlos investiga, el asesino mata luego a un luchador; entonces el inspector propone al ranchero Guillermo que se haga pasar por el luchador Vampiro para atrapar al asesino que es Ogden, un científico que quiere prolongar la vida humana cambiando los cerebros de sus víctimas por otros de animales.

Mata al ranchero y lleva su cuerpo a su laboratorio, donde lo revive con el cerebro de un gorila; luego lo hace luchar; él vence a todos sus rivales, pero al quitarse la máscara su rostros de ha transformado en el de un gorila y mata a Ogden, para después buscar a su novia Lucía, la secretaria de la arena, quien se salva mientras el ranchero muere.

RepartoEditar

ProducciónEditar

Filmada a partir de septiembre de 1956 en los Estudios Churubusco en formato de 35 mm.

RecepciónEditar

Estrenada el 26 de septiembre de 1957 en el Cine Mariscala.[2]​ De acuerdo al crítico de cine Emilio García Riera, la cinta sufre por la "no muy convincente actuación y caracterización del sabio loco de rutina Don Panchito", interpretado por Carlos Riquelme. Sin embargo, el mismo crítico alaba la pericia e ingenio del director Méndez y el fotógrafo Herrera en las escenas de lucha. En conjunto, la cinta es descrita como "desigual, pero no aburrida".[3]

ReferenciasEditar

  1. García Riera, Emilio. La Guía del Cine Mexicano. p. 168. 
  2. Ayala Blanco, Jorge. Cartelera Cinematográfica 1950-1959. p. 269. 
  3. García Riera, Emilio. Historia Documental del Cine Mexicano, Volumen 8 (2da edición). pp. 265-266.