El prehistórico lago Cahuilla, también conocido como: “lago LeConte” o como: “mar de Blake” fue un extenso cuerpo de agua, que se extendía entre los valles de: Coachella, Imperial y Mexicali en el sureste de California y noreste de Baja California durante los siglos anteriores a la conquista española. El lago Saltón, actualmente de aproximadamente 55 km. de largo por 25 km. de ancho y a una altitud de 69 m. bajo el nivel del mar, el cual fue creado accidentalmente en 1905, es un ejemplar análogo pero mucho menos extenso que su predecesor: el lago Cahuilla, el cual media aproximadamente 180 km de largo y 50 km de ancho y cuya superficie se elevaba a 12 m sobre el nivel del mar, anegando con ello la superficie donde se encuentran actualmente las ciudades de Mexicali, El Centro e Indio.

Lago Cahuilla
LakeCahuillaShoreline-1.jpg
Trazo de la antigua línea costera del lago Cahuilla en las montañas Santa Rosa cerca del Lago Saltón
Ubicación geográfica y administrativa
Continente América del Norte
Región Desierto del Colorado
Cuenca hidrográfica Gran Cuenca

País(es) Flag of the United States.svg Estados UnidosFlag of Mexico.svg México
Cuerpo de agua
Afluentes Históricamente: río Colorado. Actualmente: ninguno
Efluentes Históricamente: río Hardy. Actualmente: ninguno
Dimensiones
Longitud 180 km
Anchura máxima 50 km
Superficie 5,500 km²
Longitud costa 400 km
Profundidad Máxima: 90 m
Altitud 12 m
Coordenadas 33°37′59″N 116°16′30″O / 33.633, -116.275Coordenadas: 33°37′59″N 116°16′30″O / 33.633, -116.275
[editar datos en Wikidata]

El lago Cahuilla fue creado cuando el río Colorado cambió de curso y en vez de fluir directamente hacia el sur hacia el golfo de California, sus aguas se desviaron hacia el noroeste hacia la cuenca del Saltón cuyo punto más bajo se encontraba aproximadamente a 80 m bajo el nivel del mar. En condiciones climáticas similares a las que imperaron a principios del siglo XX, hubiese tomado alrededor de dos décadas de flujo ininterrumpido del río para llenar la cuenca hasta los 12 m sobre el nivel del mar .[1][2][3][4]​ En aquel punto, pletórica la cuenca, el lago debió haberse desbordado hacia el sur, vertiendo la mitad de sus aguas a través del río Hardy, haciéndolas llegar de este modo al golfo, pero perdiendo la otra mitad por evaporación, cuando el Colorado cambió de nueva cuenta el curso de sus aguas hacia el sur, la cuenca aislada tardó más de cinco décadas en secarse por completo.

El antiguo lago, más grande que el actual, de la cuenca del Saltón, fue recordado por los habitantes nativos del periodo histórico correspondiente al pueblo Cahuilla y al pueblo Kumiai; a mediados del siglo XIX, exploradores criollos, incluyendo al geólogo William Phipps Blake, quien reconoció las huellas del lago, entre las cuales encontró: depósitos de toba calcárea a lo largo de la marca máxima de la línea costera, playas y depósitos de conchas de moluscos de agua dulce. [5]​ Malcolm Jennings Rogers, un arqueólogo pionero en la región, examinó cerámica abandonada a las orillas del lago extinto y concluyó que el lago estuvo presente entre los años 1000 a 1500 de nuestra era. [6]​ Estudios subsecuentes establecieron que no fue una sino varias veces las que el vaso del lago estuvo lleno después del año 1,000 y antes del año 1,500 de nuestra era, incluyendo un episodio en el siglo XVII, cuando los exploradores españoles ya habían alcanzado la desembocadura del río Colorado aunque no habían entrado a la cuenca del Saltón. [2][3][4][7]

Los nativos recolectaban varios recursos asociados con el lago Cahuilla en él, de otro modo, estéril desierto del Colorado; predominantemente peces de agua dulce, especialmente, los del género gila, como la carpa elegante, y el Xyrauchen texanus; moluscos de agua dulce como la “Anodonta dejecta”; aves acuáticas, en especial, la focha americana; y, plantas acuáticas como las espadañas, los juncos o tules y el carrizo. Los investigadores están en desacuerdo sobre la importancia que tuvieron los recursos del lago Cahuilla en las estrategias de supervivencia de los pueblos nativos, y en consecuencia, en cómo los dramáticos ascensos y descensos del caudal del lago moldearon la prehistoria de esa región. Algunos han imaginado muchos asentamientos permanentes o semipermanentes en sus costas, sufriendo severos trastornos cuando los recursos de subsistencia hubieron desaparecido; mientras, algunos otros investigadores visualizan el lago sólo como un área marginal dentro de una región con patrones estables de subsistencia.[8][9][2][10][11]

El moderno lago Cahuilla en La Quinta, fue construido como un estanque en 1969. [12][13]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Weide, David L. (1976). «Regional Environmental History of the Yuha Desert». Background to Prehistory of the Yuha Desert Region (Ramona, California: Ballena Press): 9-20. 
  2. a b c Wilke, Phillip J. (1978). «Late Prehistoric Human Ecology at Lake Cahuilla, Coachella Valley, California». Contributions of the University of California Archaeological Research Facility (Berkeley) 38. 
  3. a b Waters, Michael R. (1983). «Late Holocene Lacustrine Chronology and Archaeology of Ancient Lake Cahuilla, California». Quaternary Research 19: 373-387. 
  4. a b Laylander, Don (1997). «The Last Days of Lake Cahuilla: The Elmore Site». Pacific Coast Archaeological Society Quarterly 33 (1-2): 1-138. ISSN 0552-7252. 
  5. Blake, William Phipps (1858). “Report of a Geological Reconnaissance in California Made in Connection with the Expedition to Survey Routes for a Railroad from the Mississippi River to the Pacific Ocean, under the Command of Lietu. R. S. Williamson, Corps Top. Eng'rs, in 1853 (en inglés). H. Baillière. 
  6. Rogers, Malcolm Jennings (1945). «An Outline of Yuman Prehistory». Southwestern Journal of Anthropology 1: 167-198. 
  7. Love, Bruce; Dahdul, Mariam (2002). «Desert Chronologies and the Archaic Period in the Coachella Valley». Pacific Coast Archaeological Society Quarterly 38 (1-2). 
  8. Aschmann, Homer (1959). «The Evolution of a Wild Landscape and Its Persistence in Southern California». Annals of the Association of American Geographers 49 (3): 34-57. ISSN 1467-8306. 
  9. Weide, Margaret L. (1976). «A Cultural Sequence for the Yuha Desert». Background to Prehistory of the Yuha Desert Region (Ramona, California: Ballena Press): 81-94. 
  10. Schaefer, Phillip J. (1994). «The Challenge of Archaeological Research in the Colorado Desert: Recent Approaches and Discoveries». Journal of California and Great Basin Anthropology 16: 60-80. 
  11. Laylander, Don (2006). «The Regional Consequences of Lake Cahuilla». San Diego State University Occasional Archaeology Papers 1: 59-77. 
  12. Lech, Steve (2011). More Than a Place To Pitch a Rent: The Stories Behind Riverside Countys Regional Parks (en inglés). Steve Lech. p. 150. ISBN 978-0-9837500-0-0. 
  13. «Riverside County Parks: Lake Cahuilla». Consultado el 2015.