Las cuarenta

canción

Las cuarenta es un tango cuya letra pertenece a Francisco Gorrindo en tanto que la música es de Roberto Grela, que fue cantado por primera vez por Azucena Maizani en 1937 en el Teatro Nacional. Su título alude a la expresión cantar las cuarenta que es una situación del juego de cartas del tute cuyo significado se ha extendido metafóricamente a decir la verdad, hablar con autoridad, con firmeza.

«Las cuarenta»
Publicación 1937
Género tango
Compositor Roberto Grela
Letrista Francisco Gorrindo
Idioma original español
País de origen Argentina

Los autoresEditar

Francisco Gorrindo ( Argentina, Quilmes, provincia de Buenos Aires, 5 de octubre de 1908) – ídem 2 de enero de 1963 ), cuyo nombre completo era Froilán Francisco Gorrindo, fue un poeta, entre cuyas obras además de Las cuarenta se destacan, entre otras, Paciencia, Mala suerte y Gólgota. Su poesía revela su agudo instinto de observación y su rebeldía y en su mensaje hay rigor, aspereza, crudeza, pero además hondura y escepticismo. Gobello dice que si bien su obra tiene méritos desparejos, su nivel superó el nivel medio y ve en sus letras la influencia de la poética de Discépolo que, a su vez, admiraba los versos de Las cuarenta.[1][2][3][4]

Roberto Grela (Buenos Aires, 28 de junio de 19136 de septiembre de 1992) fue un guitarrista y compositor porteño de tango. Durante su larga carrera acompañó a muchos prestigiosos intérpretes y se recuerdan en especial sus actuaciones con el bandoneonista Aníbal Troilo.[5]​ Además de Las cuarenta compuso, entre otros: Viejo baldío (letra de Víctor Lamanna), Callejón (letra de Héctor Marcó) y A San Telmo (en colaboración con Héctor Ayala), (1939, letra de Francisco Gorrindo).[6]

GrabacionesEditar

Las cuarenta fue grabado en Odeón por Azucena Maizani y su orquesta el 3 de junio de 1937; en la misma discográfica lo registró Francisco Canaro con Roberto Maida en noviembre de 1937; Charlo con guitarras en enero de 1955 y Oscar Alonso con guitarras en septiembre de 1966. Otras grabaciones las realizaron Raúl Berón con guitarras en 1968 para el sello Show-Record; al año siguiente para Magenta Tito Reyes con orquesta y Ángel Cárdenas con orquesta; en 1970 Juan D’Arienzo y su orquesta con Alberto Echagüe para RCA Víctor y Alfredo De Ángelis con el cantor Carlos Aguirre para Odeón. También lo grabaron, entre otros, Héctor Mauré, Edmundo Rivero, Adriana Varela, Liliana Felipe y el cantante cubano Rolando Laserie.[7][8][9]

ContenidoEditar

El tango arranca con una primera estrofa que muestra un hombre desgastado que de su vida conserva apenas un resto, un residuo, que el poeta muestra como el pucho de la vida[10]​ que aprieta entre los labios. El andar lerdo y la mirada turbia y fría con la que sigue el verso retrata alguien que ha sufrido, que ha vivido mucho, que ha tenido mucha calle.[9]

 
Las cuarenta en un juego de Tute

Cuando el personaje ingresa al barrio, Gorrindo le da vigor a la imagen de contraste entre el barrio y lo anterior, entre el antes y el después, al decir que el hombre dobló la esquina del barrio, como si diera vuelta una página. El barrio tiene un lugar importante en los tangos, a veces como elemento central del tema como barrio plateado por la luna[11]​o en este barrio que es reliquia del pasado[12]​y ,en otros, como un escenario de la historia que se está contando, pero siempre con expresiones de admiración y amor.[9]

La imagen reitera un perdurable mito tanguero de retorno al barrio:

Señala un recorrido: desde el primer paso dado en su barrio hasta el momento presente en que regresa, hay un trayecto en el que perdió todos los sueños, los ideales y aquellos valores por los cuales vivir: el amor, la amistad, la alegría, la justicia. Toda su vida se le presenta como un proceso vano, y ha llegado al punto máximo de descreimiento.[13]

Las cuarenta expresa fracaso y derrota, abundan el pesimismo y los lugares comunes, pero también tiene algunos versos muy bien logrados, sobre todos los relacionados con el juego, como toda carta tiene contra y toda contra se da o vuelvo a vos gastado el mazo en inútil barajar. La ambigüedad del último verso por eso no ha de extrañarte que una noche borracho, me vieras pasar del brazo con quien no debo pasar deja abierto el interrogante sobre quien es el aludido –una mujer, un hombre, un policía, un chorro – La filosofía que finalmente expresa el personaje se resume en no pensar ni equivocado, si total igual se vive, y además corrés el riesgo que te bauticen gil, Como dice Adet:

El universo del tango es el universo de los mitos y cada una de estas conductas debe entenderse desde ese lugar. Es allí, en el mito donde el tango adquiere una poética perdurable y en donde en particular este tango Las cuarenta se transforma en un arquetipo del género.[9]

En el cineEditar

En el filme Confesión (1940) la orquesta típica de Ricardo Malerba ejecuta el tango Las cuarenta[14]​)

ReferenciasEditar

  1. Gobello, José; Bossio, Jorge Alberto (1975). Tangos, letras y letristas tomo 1. Buenos Aires: Editorial Plus Ultra. p. 111. 
  2. Astarita, Gaspar. «Francisco Gorrindo». Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  3. Fernández “Jorfer”, Jorge. «El Tango, Tema Popular de los Argentinos en la Tarea de Froilán F. Gorrindo Su Vida y su Obra». Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  4. «Homenaje al poeta Francisco Gorrindo, autor de Las Cuarenta». El Sol de Quilmes. Archivado desde el original el 6 de enero de 2016. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  5. LastFM.es (artículo biográfico escrito por Néstor Pinsón y Ricardo García Blaya).
  6. Pinsón, Néstor; García Blaya, Ricardo. «Roberto Grela». Consultado el 31 de octubre de 2018. 
  7. Romano, Eduardo coordinación y prólogo) (1990). Las letras del tango. Antología cronológica 1900 - 1980. Rosario (provincia de Santa Fe), Editorial Fundación Ross. p. 282/3. ISBN 950-9472-24-7. 
  8. Alberto Fontevecchia (director) (1980). Bajo Belgrano. Tango 1880-1980 un siglo de historia (16). Buenos Aires: Editorial Perfil S.A. p. 242. 
  9. a b c d Adet, Manuel (16 de octubre de 2010). «Las cuarenta». El Litoral. Santa Fe. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  10. Pucho: americanismo proveniente del idioma quechua puchu, sobrante, que además de resto del cigarro significa resto, residuo, pequeña cantidad sobrante de alguna cosa.«Pucho». Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  11. Melodía de arrabal (1932) de Mario Battistella y Alfredo Le Pera
  12. Barrio pobre (1929), tango de Francisco García Jiménez
  13. Mina, Carlos (2007). Tango. La mezcla milagrosa (1917-1956). Buenos Aires. La Nación y Sudamericana. p. 56. ISBN 978-950-07-2814-0. 
  14. Francisco Gorrindo en el sitio de Cinenacional

Enlaces externosEditar