Latinos (Edad Media)

Desde el punto de vista bizantino y del Oriente próximo, los habitantes de la antigua mitad occidental del Imperio romano solían denominarse como «latinos».

En particular:

Sobre todo los comerciantes de las ciudades de Venecia, Génova y otras ciudades comerciantes italianas, que por ejemplo habían fundado consulados (comerciales) en Constantinopla, y que por su potencia económica representaban un considerable factor de poder –y en consecuencia, eran objetivo constante de pogromos por parte de la población nativa.

Los cruzados y los principados creados por ellos en el Mediterráneo oriental, como el Imperio latino de Constantinopla y los estados de los cruzados en el Levante mediterráneo. Los latinos también se denominaban a menudo de forma imprecisa como «francos».

ReferenciasEditar