Se llama lauda o laude a la cubierta de sarcófago o sepultura de piedra o de metal grabada con la imagen de la persona enterrada así como con inscripciones alusivas a la misma y al objeto de la obra.

Las laudas se utilizaron mucho en los últimos siglos de la Edad Media y comienzos de la moderna y se conservan algunas de gran mérito artístico.

ReferenciasEditar

Vocabulario de términos de arte, J. Adeline, 1888