Abrir menú principal

Las lenguas romances insulares (Ethnologue: lenguas romances del sur) agrupan a las variedades románicas de Córcega y Cerdeña, caracterizadas por su arcaismo lingüístico. Ethnologue se refiere a estas lenguas como "lenguas romances del sur" y al sardo como una macrolengua.

Lenguas romances insulares
Distribución geográfica Córcega y Cerdeña
Países Bandera de Francia Francia
Bandera de Italia Italia
Hablantes 1,4 millones
Filiación genética

Indoeuropeo
 Itálico
  Latino-falisco
   Latín
    Romance

     Insular
Subdivisiones Corso
Sardo
Corsica Sardinia.jpg
Extensión
Véase también
Idioma - Familias - Clasificación de lenguas

El moderno corso y el sardo no forman un grupo filogenético válido: es posible que el sardo antiguo y el corso antiguo sí estuvieran relacionados, pero el antiguo corso está muy mal documentado.

Índice

HistoriaEditar

Córcega y Cerdeña fueron incorporadas a los territorios de Roma en el 238 a. C. tras la primera guerra púnica. A pesar de esa pronta incorporación en Córcega y muchas áreas de Cerdeña la romanización fue lenta. Séneca que vivió exiliado en Córecega durante 8 años, entre el 41 d. C. y el 49 d. C. explica que el latín solo se hablaba en las colonias romanas y que la población nativa hablaba otra(s) lengua(s) que él no podía entender.

Sin embargo, el notable aislamiento de estas dos islas hizo que en ellas se desarrollaran variantes románicas no relacionadas con los dialectos de ninguna otra parte de la Romania.

ClasificaciónEditar

Para algunos autores las dos lenguas forman un grupo filogenético, aunque podría ser que los arcaismos compartidos no se remonten a un proto-corso-sardo y sean dos grupos independientes a pesar de las coincidencias. Etnologue divide estas lenguas en dos grupos:

Otros autores sostienen que el moderno corso no está emparentado con el sardo,[1]​ sino que es el resultado de una evolución particular del dialecto toscano antiguo que sufrió la influencia del antiguo sardo (este probablemente sí estaba emparentado con el sardo) y las lenguas galoitalianas. La influencia substrato explicarían algunso arcaísmos comunes.

Fonológica y gramaticalmente, sin lugar a dudas, el sardo comparte sus rasgos principales con las lenguas románicas occidentales, concretamente con las lenguas iberorromances, como la sonorización y fricativización de las oclusivas sordas latinas [p], [t], [k] (a diferencia de las lenguas iberrorománicas, este fenómeno afecta también a las consonantes iniciales, p. ej.: tempus ['tempuzu] 'tiempo' pero su tempus [su'ðempuzu] 'el tiempo'), betacismo y plurales en -s.

GaleríaEditar

   
Mapa lingüístico de Cerdeña Mapa lingüístico de Córcega

ReferenciaEditar

  1. Koryakov Y.B. Atlas of Romance languages, Moscú, 2001.