Durante los años 30 y años 40 fueron aprobadas varias leyes antisemitas en el III Reich, la Italia fascista, en las potencias europeas del Eje y en otros estados títeres.

En tales legislaciones, la población judía quedó privada de sus derechos civiles, políticos y económicos a la par que sus bienes fueron expropiados. Una vez sin propiedades, el siguiente paso era la deportación y finalmente el holocausto.

III ReichEditar

En 1933 se aprobó la ley del funcionariado público en el que quedaron excluidos los "no-arios", incluyendo aquellos que, incluso, hubieren tenido un familiar de origen judío (de segundo grado) en contraste con las Leyes de Núremberg, donde destacaban las personas con una cuarta parte judía. Esta última ley fue aprobada en 1935. De acuerdo a la legislación, la población judía se vio privada de su nacionalidad y se prohibieron los matrimonios interraciales (entre judíos y arios).

A esta acta le siguieron otros decretos discriminatorios.

Reino de ItaliaEditar

El 14 de julio de 1938 se publicó el Manifiesto Racial. Las leyes fueron aprobadas el 18 de noviembre de 1938 salvo por los funcionarios judiós, los cuales quedaron excluidos del servicio civil, las fuerzas armadas y del Partido Nacional Fascista. La población se vio afectada por las expropiaciones forzosas. Los matrimonios entre personas de diferente credo o raza fueron abolidos.[1]

La legislación siguió vigente tiempo después de la caída de Benito Mussolini hasta que fue reemplazada el 20 de enero de 1944 bajo la administración de Pietro Badoglio.[2][3]

Estado EslovacoEditar

El 18 de abril de 1939 el Estado Eslovaco salió adelante la primera legislación racial, y la cual iba dirigida a los religiosos y a los bautizados a partir del 30 de octubre de 1918.[4]​ De acuerdo con John Morley, la ley, conocida como "Código Judío" fue sancionado el 9 de septiembre de 1941 sin la aprobación del Parlamento o del Presidente del Gobierno: Jozef Tiso.[5]

A partir del 15 de mayo de 1942 se legalizaron los procesos de deportación así como la confiscación de bienes y de propiedades además de la ciudadanía.[6]

Reino de RumaníaEditar

En agosto de 1940 el Gobierno Rumano aprobó la legislación por la que aquellos judíos que se hubieren convertido al cristianismo, seguirían considerados judíos de acuerdo con la ley. También se prohibieron los matrimonios entre personas de diferente religión con el objetivo de avanzar hacia una política racial.[7]

Francia de VichyEditar

En octubre de 1940 se aprobó el estatuto sobre los judíos. Posteriormente sería aplicado en los territorios de Argelia, Marruecos y Túnez.

Reino de BulgariaEditar

Aprobado en 1941 para la "protección de la nación" inspirada en las Leyes de Núremberg alemanas.

Estado Independiente de CroaciaEditar

El 30 de abril de 1941 se aprobó una ley que daba vía libre para expropiar los bienes y deportar a los judíos, los cuales fueron trasladados a campos de trabajo.[8]

ReferenciasEditar

  1. Morley, 1980, p. 167.
  2. «Regio Decreto Legge, 20 gennaio 1944, n.25». UCIIM Torino. Consultado el 12 de enero de 2013. 
  3. Morley, 1980, p. 178.
  4. Morley, 1980, p. 74.
  5. Morley, 1980, p. 75.
  6. Morley, 1980, p. 86.
  7. Morley, 1980, p. 25.
  8. Morley, 1980, p. 148.

Enlaces externosEditar

  • Morley, John. 1980. Vatican diplomacy and the Jews during the Holocaust, 1939-1943. New York: KTAV Pub. House. ISBN 0-87068-701-8.