Abrir menú principal

Se llaman ligaduras a unos pedazos de cinta de hilo que se usan en lugar de vendajes para rodear una parte cubierta de un cabezal muy grande y cuyas puntas se sujetan anudándolas y enlazándolas una con otra.

Por lo común las ataduras están cosidas y fijadas en un vendaje compuesto, el cual sujetan, ya atándose unas contra otras o ya antes de unirse por medio de nudos hechos en otras ataduras dependientes de algunos apoyos colocados a propósito para este efecto.

El apoyo de que con más frecuencia se hace uso para fijar muchas ataduras de los vendajes: del cuello, del pecho y de la espalda, es una especie de guarnición con un pretal de cinta sostenido por una pieza igual, que pasa por encima de la cruz y baja a plomo sobre una y otra espalda hasta este mismo pretal a quien sostiene y al cual está unida por sus extremidades. El pretal está igualmente unido a la guarnición y tiene muchas sortijas de hierro en su orilla posterior y en la inferior y lo mismo sucede con las orillas anterior y posterior de la guarnición.

ReferenciasEditar