Las linfocinas son una familia de moléculas del tipo de las citocinas (o mensajeros químicos), que son producidas y liberadas por las células llamadas linfocitos T.

Las linfocinas son sustancias polipeptídicas sintetizadas por linfocitos que afectan a la función de otros tipos celulares mediante acción paracrina o autocrina.

La acción de las linfoquinas es muy variada, pudiendo estimular o inhibir diferentes aspectos de la respuesta inmunitaria.

Su función es atraer a las células macrófagos al lugar en que se ha producido una infección o inflamación, además de prepararlos para el ataque a los posibles invasores extraños que estén produciendo dicha infección.

Ejemplos de linfocinas son:

Véase tambiénEditar