Abrir menú principal

Llaranes es un barrio del municipio asturiano de Avilés (España). Cómo asentamiento se remontan a la Prehistoria y, pese a que sigue presente en la Edad Media, destaca por la decisión de la Empresa Nacional Siderúrgica S.A. (Ensidesa) de instalar en su territorio un poblado obrero modélico que está entre los mejor conservados de España.

Barrio
Coordenadas 43°32′55″N 5°54′00″O / 43.5486, -5.9Coordenadas: 43°32′55″N 5°54′00″O / 43.5486, -5.9
Entidad Barrio
 • País Bandera de España España
 • Comunidad Autónoma Principado de AsturiasFlag of Asturias.svg Principado de Asturias
 • Concejo Aviles flag.svgAvilés
 • Patrón San Lorenzo
Población  
 • Total 4 300 hab.
Código postal 33460
Nombre en asturiano Llaranes

En la actualidad Llaranes se encuentra incluido en el circuito turístico de la Comarca de Avilés. Es un elemento clave dentro del patrimonio industrial asturiano.

HistoriaEditar

En la zona se han encontrado restos prehistóricos en La Rocica y en Llaranes Viejo, pocos pero suficientes para confirmar la presencia de un pequeño asentamiento humano en esta época. Durante la romanización una posible villa romana pudo dar cobijo al posesor Larius (que derivaría en el actual topónimo "Llaranes"). De este momento se han localizado varias monedas de época imperial, actualmente en paradero desconocido.

 
Plaza Mayor de Llaranes. Obra de Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea.
 
Vivienda de tipo "pantalla" (izquierda) y "pabellón" (derecha).

El asentamiento continuó durante la Alta Edad Media, y testigo de ello es la pequeña ventana prerrománica datada en el siglo X que se sitúa en el imafronte de la antigua iglesia parroquial, hoy capilla, de San Lorenzo de Cortina. En el templo se realizaron dos campañas de excavaciones arqueológicas (en 2002 y 2010) que sacaron a la luz los restos de una necrópolis medieval.

La importancia de la Parroquia de San Lorenzo pasa por altos y bajos pero nunca abandona su condición de Parroquia. Sin dejar de serlo, y por la penuria económica de sus habitantes (dedicados al campo y a la pesca) pasa a depender de la parroquia de San Nicolás de Bari de Avilés. Esto sucede con el fallecimiento del último párroco de Llaranes, Alonso Suárez. Se sabe que la iglesia estuvo en ruina, pues en 1732 los vecinos reciben un apercibimiento del Arzobispado de Oviedo en el que advierten de su peligro y de que si en el plazo de ocho meses no se repara, se mandaría demoler. El aviso sirvió para que los vecinos reconstruyesen el edificio, que en 1773 ya figura como "iglesia de asilo".

Del que se puede denominar el Llaranes presiderúrgico hay que destacar la presencia del Martinete del Castañedo de Zaldúa, fundado en el siglo XVIII. Llegó a ser una de las industrias más importantes del concejo en ese momento. En la actualidad se conserva el edificio fabril, para estirar el cobre. Junto a él se ubicó una gran casona con capilla como residencia de sus dueños, que fue demolida en los años setenta del pasado siglo.

El Llaranes de EnsidesaEditar

En 1950 se constituye la Empresa Nacional Siderúrgica, S.A., que decide instalar su factoría en el margen derecho de la ría de Avilés. Desde un primer momento comienzan a llegar inmigrantes de numerosos puntos de la geografía española, principalmente de zonas rurales, que trabajan en la cimentación de la fábrica. Precisamente para dar cobijo a sus trabajadores se decide construir un poblado obrero modélico en el valle de Llaranes, siguiendo el patrón de la ciudad jardín y de otros barrios anteriores, dotado con todo tipo de servicios y atendiendo a una ideología paternalista.

 
Restos del edificio fabril del Martinete del Castañedo de Zaldúa, del siglo XVIII.

Los arquitectos encargados de elaborar el proyecto fueron Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea, que plantearon un diseño ideal en el que las viviendas de los empleados convivían con grandes zonas verdes y con edificios de uso público. El modelo urbanístico paternalista patente en Llaranes contempla la construcción de edificios residenciales de diferentes tipos atendiendo a la categoría de cada trabajador. De esta manera los obreros rasos vivían en los denominados "pabellones" y "pantallas", con poco más de sesenta metros cuadrados por vivienda. Los capataces también se alojaron dentro del poblado, en unos bloques de diferente concepción arquitectónica que contaban con jardín privado. Los peritos residían en La Rocica, en viviendas de mayor tamaño, mientras que los ingenieros lo hacían en el centro de Avilés.

El eje central del poblado está compuesto por la única zona deportiva del momento, el actual Estadio Santa Bárbara (antes Juan Muro de Zaro), la Plaza Mayor como epicentro de la vida civil y en ocasiones religiosa, y la Iglesia Parroquial de Santa Bárbara, que se erige sobre la antigua loma de El Carbayéu. Completan el conjunto la bolera, los dos colegios (masculino y femenino), el parque infantil, el antiguo economato.

En la actualidad se conservan varios elementos de interés de la antigua factoría (hospitalillo, Central Telefónica, Parque de bomberos, laminación en caliente, baterías de cok...) que pueden ser visitadas por su exterior. El poblado obrero, único por su disposición y por su estado de conservación, está incluido en la actualidad dentro de la oferta turística de la Comarca de Avilés junto a otros elementos destacados del patrimonio industrial asturiano, como la Mina de Arnao (Castrillón).

Conjunto histórico-artísticoEditar

  •  
    Capilla de San Lorenzo de Cortina, del siglo XVIII. Con ventana prerrománica del siglo X.
    Capilla de San Lorenzo de Cortina: El actual es un edificio del siglo XVIII levantado sobre un anterior inmueble prerrománico, del que se conserva en el frontis una ventana bífora con decoración sogueada que ha sido datada en el siglo X. Fue la iglesia parroquial hasta la construcción del templo de Santa Bárbara, en 1957. Desde 1601, a pesar de seguir siendo Parroquia, pasa a depender de la de San Nicolás de Bari de Avilés. En 1732 los vecinos reciben un apercibimiento del Obispado en el que se advierte de que la iglesia está en ruina y que si no se reparaba en el plazo de ocho meses se mandaría demoler. El aviso sirvió para que se reconstruyese con su actual morfología, ya que en 1773 aparece como "iglesia de asilo". El edificio sufrió graves daños en la Guerra Civil. En su interior conserva un magnífico estandarte procesional y un retablo neogótico que alberga las imágenes de San Lorenzo, San José con el Niño y la Virgen Milagrosa. En 2002 y 2010 se realizaron sendas prospecciones arqueológicas que sacaron a la luz una necrópolis medieval perteneciente al primer edificio. Los restos se dataron mediante el método del Carbono 14, dando unas fechas pertenecientes a la Plena y Baja Edad Media.
  •  
    Hórreo. Conjunto etnográfico de Llaranes Viejo.
    Conjunto etnográfico de Llaranes Viejo: En el entorno de la Capilla de San Lorenzo de Cortina se sitúan varios hórreos y paneras de diferentes cronologías que son de gran interés. Cabe destacar un hórreo con pegoyos de madera, otro con decoración tallada y pintada y una panera con inscripción que la data en 1872, propiedad de José Valdés. Pertenecen al estilo Carreño o "barroco popular" y se completan con otros ejemplos diseminados por los núcleos de Les Niñades, La Toba y el poblado. Muchos ejemplos de estas edificaciones fueron destruidos para la construcción del barrio obrero.
  • Martinete del Castañedo de Zaldúa: Edificio fabril situado en la zona de La Toba destinado a estirar el cobre. Llegó a ser la fábrica más importante del momento en el concejo desde su construcción en el siglo XVIII. Se ubicaba en un entorno rodeado de árboles que permitía abastecer las instalaciones. Junto a la pequeña fábrica se situó una gran casona para sus dueños, de dos plantas y con capilla adosada. Este complejo fue derribado en los años setenta del pasado siglo para la construcción del C.P. Apolinar García Hevia, conservándose únicamente el escudo de la misma en la Calle La Fruta de Avilés.
     
    Interior de la iglesia parroquial de Santa Bárbara. Con pinturas al fresco de Javier Clavo.
  • Bolera: Es una construcción que ya forma parte del poblado obrero. Su diseño se debe a la mano de los hermanos arquitectos Somolinos-Cuesta, que la levantan en 1959 a imagen y semejanza de la construida en Laviana. Se compone de una gran bóveda que cubre la pista donde se sitúan los bolos y que, a su vez, hace las funciones de graderío. Al extremo contrario se sitúa una pequeña cubierta para el tirador sostenida por dos tirantes de hormigón. La bolera, que aún continúa su uso con el Grupo de Bolos Ensidesa, fue incluida en 2017 en el listado de construcciones de movimiento moderno de interés de la Fundación Docomomo ibérico, con la máxima categoría.
     
    Antiguo colegio femenino. Obra de Juan Manuel Cárdenas y de Francisco Goicoechea.
  • Iglesia Parroquial de Santa Bárbara: Es un proyecto de Juan Manuel Cárdenas, firmado junto a Francisco Goicoechea (cuya huella es mucho menos patente). Se erige desde 1957 en lo alto de Llaranes, dominando todo el barrio, en la antigua zona de El Carbayéu. Se trata de un templo de grandes dimensiones, de planta de cruz latina y de escasa innovación arquitectónica, rodeada en sus lados Este, Norte y Sur por un atrio y presidida por una torre de unos veinte metros de altura. Sin duda alguna la singularidad de esta construcción radica en su interior. Su cúpula octogonal se encuentra decorada con más de cuatrocientos metros cuadrados de pinturas al fresco, obra del artista madrileño Javier Clavo Gil, donde se representan los profetas, los apóstoles y diversas escenas religiosas entre las que destaca un imponente Pantocrátor de inspiración bizantina. El mismo pintor es el que realiza también los mosaicos (Vía Crucis y otros seis de gran formato) y las vidrieras (entre las que sobresalen las dos del crucero). Presidiendo el altar mayor se encuentra un bello retablo castellano del siglo XVI, procedente de Tubilla del Lago (Burgos), que fue restaurado (previa compra) por personal del Museo Nacional del Prado para su colocación en el templo de Llaranes. La imagen central, de Santa Bárbara, es copia de una talla alemana del siglo XIII. Esta iglesia ha sido calificada por el historiador Alberto del Río como "la Capilla Sixtina del vanguardismo religioso español", por su profusa decoración.
  •  
    "La arquitectura", entrada al parque infantil.
    Economato: Es el último de los edificios construidos por Ensidesa en Llaranes, inaugurado en 1962 con trazas de los dos arquitectos, Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea Agustí. Desde un primer momento los trabajadores de la fábrica contaron entre sus muchos beneficios con un economato (instalado por aquel entonces en los bajos de la Plaza Mayor) donde adquirir productos a precio de coste. En la referida fecha se decide la construcción de un inmueble de gran interés, incluido en el listado de arquitectura de movimiento moderno de la Fundación Docomomo ibérico en 2017. Es un inmueble de dos plantas donde destaca en la parte central un espacio abierto coronado por una enorme bóveda de vidrio que recuerda a las plazas de abastos. Bajo ella se disponen dos murales realizados por Luis Echanove que representan motivos del mar y de la montaña. En la actualidad alberga las instalaciones de una cadena comercial.
  • Colegio "María Milagrosa" (femenino): Fue el primero en ser construido y, en origen, el único que se iba a levantar. Es obra de Juan Manuel Cárdenas y de Francisco Goicoechea y entra en funcionamiento en el curso 1956/57. Por su singular concepción arquitectónica fue incluido en 2017 en el listado de edificios de arquitectura de movimiento moderno, con la máxima consideración, de la Fundación Docomomo ibérico. El edificio tiene una sola planta en forma de "U". Se disponen en las dos alas las aulas que en origen contaron con un muro cortina que se abría al exterior en los días de buen tiempo. Cada aula cuenta con dos pinturas murales de gran tamaño realizadas por Javier Clavo Gil, Juan Ignacio Cárdenas y Luis Echanove y representan, respectivamente, las materias del momento, paisajes campestres y los continentes. El centro estuvo regentado por las Hermanas de la Caridad y desde el curso 1985/86 alberga las funciones de Educación Infantil del Colegio Público "Llaranes".
  • Colegio "Padres Salesianos" (masculino): Inaugurado en 1959, responde a las trazas de Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea. Incorpora elementos propios de la arquitectura de movimiento moderno, como el muro cortina o los grandes alerones y protegen las entradas a las aulas desde el exterior. Por su interés dentro de este estilo arquitectónico fue incluido en 2017 en el listado de la Fundación Docomomo ibérico con la máxima consideración posible. Las aulas se disponen a ambos lados de un cuerpo central de dos pisos unidos por una espléndida escalera helicoidal. En la parte alta se sitúan los despachos y el salón de actos. En la actualidad, desde el curso 1985/86, está destinado a las funciones de Educación Primaria del Colegio Público "Llaranes".
  • Plaza Mayor: Centro neurálgico de la vida social del barrio que, en origen, acogió también funciones religiosas. Es uno de los inmuebles más conservadores, arquitectónicamente hablando, de todo el conjunto. Es una plaza porticada de tres brazos en cuyas intersecciones se levantan torres. El cuerpo central alberga un edificio que, al estilo de los Ayuntamientos, dio sede al servicio de Asuntos Sociales de Ensidesa. Desde su construcción fue el lugar elegido para situar los principales servicios comerciales: correos y telégrafos, cafetería, central telefónica y tiendas (en origen también el Economato y posteriormente aulas). En la actualidad se mantienen los comercios y las viviendas, mientras que el cuerpo central está destinado a hotel de asociaciones. En ella se celebran los principales eventos del barrio.
  • Parque infantil: Fue proyectado por Juan Manuel Cárdenas y por Francisco Goicoechea desde el primer momento como un lugar de zonas verdes, de esparcimiento y de juego para los niños y las niñas que, por aquellos tiempos, llenaban el poblado. Su singular planteamiento lo hizo único en su especie, contando con piscina y elementos de interés arquitectónico como el arco de acceso, inspirado en los juegos de arquitectura de la época. El cierre perimetral es interesante, pues representa a policías, bomberos, payasos y otros personajes que siguen a la perfección la idea global del recinto. Por último se hace necesario destacar la "seta", una peculiar edificación que en su día albergó el puesto de vigilancia del parque.
  • Escuelas provisionales "Los tubos": Ante la saturación inmediata del colegio femenino se plantea la construcción de unas escuelas provisionales hasta la inauguración del masculino en 1959. Lo cierto es que de provisionales tuvieron más bien poco y estuvieron en funcionamiento hasta los años setenta. En tiempo récord y con pocos medios se levantaron nueve naves con forma de medio cilindro dispuestas de forma radial en torno a un patio ajardinado que aún hoy se conserva.
  • Ensidesa: Edificios diversos de la factoría, anexa al poblado, como el Hospital, el parque de bomberos, etc. siendo algunos de visita libre al exterior y otros de imposible acceso debido a su pertenencia a la nueva factoría de ArcelorMittal.

GeografíaEditar

Atraviesa la parroquia el río Arlós, encontrándose el poblado en un valle cerrado por el monte de Truyés, actualmente con una urbanización y un hotel. El poblado es cerrado por el Norte por la Autovía "Y", por el Este por el promontorio de "El Bustiello" y por la parroquia de El Pozón, por el Oeste por el citado monte de Truyés y el Río Arlós y por el Sur por la parroquia de Villalegre.

DemografíaEditar

Antes de la implantación de Ensidesa, Llaranes contaba con 396 habitantes, y tras ella, con más de 8.000. Actualmente cuenta con la mitad.

ParroquiaEditar

El poblado de Llaranes está en la parroquia de advocación de Santa Bárbara, aunque se asienta sobre una anterior advocación a San Lorenzo el tradicional patrón del barrio. Al crearse el poblado, la misa se oficiaba desde los balcones de la Plaza Mayor hasta que en diciembre de 1957 se inaugura la nueva iglesia parroquial, construida a expensas de Ensidesa. En la casa Rectoral se encuentran diversos espacios, como sala de reuniones, sala de conferencias, cocina, despacho parroquial, catequesis, proyecto Arco-iris (apoyo escolar y procesos de integración sociocultural), diversos grupos de Cáritas como Acogida, Ropero, Mayores, Tercer Mundo, etc. Sus locales son utilizados para los ensayos del Grupo "Santa Bárbara Teatro" y para actividades religiosas, culturales y sociales.

FiestasEditar

  • Antroxu (Carnaval)
  • Semana Solidaria
  • Fiestas de San Lorenzo
  • Santa Bárbara y Navidad

Movimiento asociativoEditar

Asociación de Vecinos Santa Bárbara

Delegación de Amas de Casa de Llaranes

Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón (CEAG)

Club Popular de Cultura "Llaranes"

Comisión de Festejos de Llaranes (Co.Fe.Lla.)

Cáritas Parroquial

Grupo de Bolos Ensidesa

Grupo de Pesca Ensidesa

Escontra l' Raigañu

Santa Bárbara Teatro