Lockheed Martin A-4AR Fightinghawk

El Lockheed Martin A-4AR Fightinghawk es un avión cazabombardero de origen estadounidense construido para la Fuerza Aérea Argentina (FAA) durante la década de los 1990, es una versión restaurada y modernizada al estándar de cazabombardero, hecha por Lockheed Martin a partir de aviones de ataque A-4M Skyhawk II[3] procedentes del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC por sus siglas en inglés). Su apodo en inglés Fightinghawk significa halcón luchador o halcón combatiente.

A-4AR Fightinghawk
A-4AR Fightinghawk of the Argentinian Air Force (11091968456).jpg
A-4AR despegando en la base de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, año 2006.
Tipo Cazabombardero
Fabricantes Bandera de Estados Unidos McDonnell Douglas[N 1]
Bandera de Estados Unidos Lockheed Martin
Primer vuelo 1 de agosto de 1995[1]
Introducido 23 de diciembre de 1997[1]
Estado En servicio
Usuario Bandera de Argentina Fuerza Aérea Argentina
Producción 1996–1999
N.º construidos 36[1]
Coste del programa U$S 284 000 000[1]
Coste unitario U$S 5 460 000[2]
Desarrollo del Bandera de Estados Unidos McDonnell Douglas A-4M Skyhawk II
[editar datos en Wikidata]

Índice

DesarrolloEditar

 
A-4M (nº 159483) del USMC en 1988, este aparato sería convertido en A-4AR en LMAASA, siendo entregado a la FAA en 1999 y designado como C-933.

Tras la guerra por las islas Malvinas de 1982, que enfrentó a Argentina y el Reino Unido, la FAA se vio en la necesidad de reponer el material perdido durante dicha contienda, sin muchas opciones debido al embargo de armas impuesto por Gran Bretaña tras la derrota, adquirió aviones Mirage IIICJ a la Fuerza Aérea Israelí, Mirage VP y VP3 a la Fuerza Aérea del Perú y recibió nuevos FMA IA-58 Pucará de la entonces Fábrica Militar de Aviones (FMA). Si bien con estas adquisiones recuperó las unidades de combate (además de que sometieron a mejoras menores los Mirage y A-4 remanentes en la flota), se necesitaba avanzar tecnológicamente, haciendo que la FAA comenzara a buscar un nuevo avión para reemplazar a los A-4 en la década de los 90.[1]

Luego de pensar varias posibilidades que se desestimaron (entre ellas el AMX International AMX),[4] en 1993 se anunció la adquisición de treinta y seis A-4M Skyhawk II que habían sido enviados a la reserva por el USMC, los aviones deberían ser repotenciados y modernizados.[1]

En 1995 la FMA fue privatizada, pasándose a llamar Lockheed Aircraft Argentina S.A. (LAASA), favoreciendo al contrato de modernización de los A-4M con Lockheed Martin. El contrato tenía un costo de 365 millones de dólares y las entregas debían ser entre 1995 y 1998, sin embargo, los problemas económicos de Argentina en ese entonces hicieron que el gobierno argentino recortara el presupuesto influyendo negativamente en el proyecto.[1]

Se contempló que las aeronaves recibieran la repotenciación y modernización en dos etapas, 18 unidades en la planta de Lockheed Martin Services Company y las 18 restantes en LAASA. Las aeronaves adquiridas se encontraban en el actual 309º Grupo de Mantenimiento y Regeneración Aeroespacial (AMARG), situado en Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, Arizona, la selección de las mismas estuvo a cargo del Grupo Técnico 5 de la V Brigada Aérea (V Br Aé), unidad a la que serían asignadas. Los prototipos para homologar los sistemas que se incorporarían en los A-4 restantes en agosto de 1995 tomaron vuelo desde Davis-Monthan a las instalaciones de Lockheed Martin, en Ontario, los demás aparatos arribaron vía terrestre a Ontario y en septiembre del mismo año arribaron los primeros a LAASA.[1]

En mayo de 1997 comenzaron a llegar los pilotos y técnicos de la V Brigada[2] a las instalaciones de Ontario para comenzar su entrenamiento para el ferry y el mantenimiento respectivamente.[1] Debido a demoras, Argentina renegoció con Lockheed posponiendo la entrega final un año más a 1999 y se redujo el monto programa, de 365 a 284 millones de dólares.[1]

El 12 de diciembre de 1997 salen los primeros cinco ejemplares con apoyo del Grupo 1 de Transporte Aéreo (G1TA) desde las instalaciones de Skunk Works, en Palmdale, hacia Argentina, pasando por México, Panamá y Perú y desde ahí hasta llegar a la I Brigada Aérea el día 23, siendo presentados oficialmente.[1]

El 14 de marzo de 1998 el Escuadrón II del G5C fue a Skunk Works a efectuar el entrenamiento en tierra.[5] Un mes después, el 26 de mayo es entregado el segundo lote y comienza el Ferry II hacia Argentina, pasando por México, Guatemala, Panamá y Perú hasta llegar a la V Brigada Aérea el 4 de junio, completando las entregas de los nuevos cazabombarderos.[5]

DiseñoEditar

 
Un A-4AR durante una demostración aérea en la Base Aérea Militar Morón en el año 2010, con dos tanques de combustible externos Aero 1D.
 
A-4AR sobrevolando el Aeropuerto El Plumerillo, con su tren de aterrizaje desplegado.

El A-4AR (monoplaza) es un avión cazabombardero monoplaza de ala delta baja, monoreactor transónico, el OA-4AR es el mismo tipo de avión con la diferencia de que es biplaza y, en consecuencia de la incorporación de un segundo lugar, tiene menos capacidad de combustible y equipos.[6]

El radomo fue reemplazado por otro de mayores dimensiones hecho con materiales compuestos, se abre hacia arriba, permitiendo acceso a la antena del radar. En la nariz se encuentra el radioaltímetro AN/APN-141 y seis Line Replaceable Units (LRUs; «Unidades Reemplazables en Línea») del radar. La nariz cuenta con tres tomas de aire tipo NACA, dos triangulares y una circular.[6]

A la derecha de la cabina de vuelo (conocida también por Cockpit por su nombre en inglés), más adelante de la misma, se encuentra el sensor de la temperatura total del avión, cerca de la antena delantera del equipo identificador amigo-enemigo (IFF por sus siglas en inglés), mientras que lo a la izquierda, más abajo, se sitúa una pequeña ventana circular para controlar el nivel del fluido de los frenos. En la parte lateral izquierda hay dos tomas de aire (en los biplazas tres), por detrás hay una palanca para abrir la cabina y dos más en ambos lados para casos de emergencia, en la parte inferior existe un orificio para montar una escalera para subir al avión. Detrás se encuentran las tomas de aire del motor, estas cuentan con una placa divisoria para asegurar que el flujo de aire sin perturbación hasta la parte frontal del compresor y con unas aletas para que no ingestionen los gases que generan los cañones al abrir fuego. Alrededor de los motores se encuentran el depósito de aceite, el Utility Hidraulic Reservoir («Reservorio Hidráulico Utilitario») y el Auxiliary Power Unit («Unidad de Corriente Auxiliar»; solo los monoplazas cuentan con dichos equipos, por lo tanto los biplazas dependen de un equipo externo para la puesta en marcha). Detrás de la cabina se encuentra la «joroba» o Upper Avionics Package («Equipamiento de Avionicas Superior»), en la cual se sitúan equipos de aviónica, contramedidas electrónicas y antenas de los equipos de comunicación y navegación.[6]

El sistema de control de vuelo consta de sistemas hidráulicos en tándem, el movimiento de la palanca de mando y de los pedales del timón de dirección se transmite mediante cables a una válvula de control, la cual aporta fluido a un cilindro que actúa sobre la superficies del control, este último componente puede ser desconectado en caso de pérdida de la fuerza hidráulica, para efectuar el control manual (con excepción del timón, que en tal caso, se controlaría con un enlace «By-Pass»). La compensación del alerón y del timón se obtiene reposicionando el punto de fuerza neutral del Load-Feel-Bungee, la compensación longitudinal posicionando el estabilizador horizontal.[6]

Posee un tren de aterrizaje triciclo y un gancho de parada (o de apontaje) en la parte inferior trasera del fuselaje, detrás de este, se encuentra el contenedo de un paracaídas de frenado de 4,88 metros.[6]

La planza motriz de la versión monoplaza es el turborreactor Pratt & Whitney J52-P-408A de 50 kilonewtons (kN) de empuje, lo cual significa un 20% más de empuje que sus antecesores, mientras que el biplaza emplea el J52-P8A de 41 kilonewtons, estos motores mejoraron el rendimiento al despegue, régimen de ascenso, maniobrabilidad, velocidad en vuelo nivelado y disipación de gases de salida, todo esto sin un impacto considerable en el consumo de combustible.[6]

El A-4AR posee generador de electricidad de 20 kVa, encargado de abastecer a toda la aeronave. En caso de emergencia, cuenta con un generador de electricidad de repuesto en la parte inferior frontal derecha del fuselaje, el mismo es accionado por una palanca y se alimenta de la corriente del aire en vuelo. El sistema de iluminación exterior está compuesto por «Taxi Lights» situadas en las tapas de los trenes de aterrizaje, en los intradós de cada semiplano se encuentra una «Fuselaje Light», en las punteras de las alas y debajo del timón de dirección tiene las luces de posición, las luces anticolisión se sitúan en la parte posterior del carenado de la pata del tren izquierdo y en sobre la joroba dorsal, hay una luz de aproximación en el borde de ataque del semiplano derecho y por último una «Fuel Probe Light» en el labio de la toma de aire derecha.[6]

En la parte central superior del «cockpit» se encuentra el Smart Head Up Display (SHUD; «Pantalla inteligente»), en el mismo se muestran muchos datos que permiten al piloto mantenerse concentrado en el vuelo. El SHUD cuenta con su Up Front Control Panel (UFCP; «Panel de control frontal»), sobre este último existe una cámara de video color Photo Sonic P/N 39-2000-100, que filma la simbología del SHUD, que puede ser grabada en una cinta de video de a bordo.[6]

El asiento eyectable es el McDonnell Douglas Escapac IG-3, el mismo cuenta con capacidad «0-0», lo que significa que puede eyectarse al nivel del suelo sin velocidad. El asiento posee dos palancas para efectuar la eyección (una arriba y otra entre las rodillas del piloto), en la secuencia de eyección el piloto llevaría consigo un paracaídas automático NES-12 (si no se abre el piloto puede hacerlo manualmente) y un kit de supervivencia KSS-8B.[6]

VariantesEditar

  • A-4AR
Monoplaza, A-4M repotenciado y modernizado, utiliza el motor Pratt & Whitney J52-P-408A de 50 kN;[6] treinta y dos unidades construidas.
  • OA-4AR
Biplaza, OA-4M repotenciado y modernizado, en consecuencia de la anexión de un segundo lugar, posee 454 litros menos de capacidad de combustible y carece de algunos equipos que el monoplaza posee; utiliza el motor J52-P-8A de 41 kN;[6] cuatro unidades construidas.[7]

OperadoresEditar

36 unidades incorporadas, matrículas C-901 a C-936.[7] Actualmente « 4 o 5 en servicio, próximamente habra un total de 12 en servicio activo  » ejemplares en servicio, los demás 4 fueron destruidos en accidentes y el resto preservados hasta el momento que se requiera su servicio.[8]

Historia operacionalEditar

 
Cuatro A-4ARs, en el ejercicio Salitre III, en Chile, año 2014.
 
A-4AR en el ejercicio Cruzex, en Brasil, año 2004.
 
A-4ARs pasando sobre el Obelisco de Buenos Aires el 25 de mayo de 2010, durante los festejos por el bicentenario de la Revolución de Mayo.

Desde su presentación formal el 23 de diciembre de 1997, los A-4AR fueron asignados a los Escuadrones I y II del Grupo 5 de Caza (G5C) de la V Brigada Aérea, basada en el Aeropuerto de Villa Reynolds, provincia de San Luis. Mientras estos ingresaban el Escuadrón III operaba desde 1983 los últimos A-4P/B y A-4C Skyhawk operacionales de la FAA, que fueron retirados definitivamente en 1999, siendo los A-4AR sus reemplazantes.[9]

Ya entregado el segundo lote, el 26 de junio de 1998 cinco A-4ARs participan del ejercicio Antuna I, utilizando municiones de guerra junto a cazabombarderos M-5 Finger, bombarderos Canberra y un lanzamisiles Roland, en presencia de autoridades del gobierno de la nación.[5] Dos meses después, se llevó a cabo el ejercicio Águila I, en el cual participaron seis Fightinghawks, nueve Mirages del Grupo 6 de Caza (G6C) de la VI Brigada y un radar AN/TPS-43E W430 por parte de la FAA y seis F-16C y F-16D Fighting Falcon del 187ª Ala de Caza de la Guardia Nacional Aérea de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF).[10] En el ejercicio se simularon combates aéreos entre las aeronaves, cabe a destacar que dos pilotos estadounidenses volaron en un OA-4AR.[5] Luego, en septiembre se dio a lugar el ejercicio Libertador en la provincia de Córdoba, donde cuatro A-4AR dieron apoyo aéreo a unidades de las tres fuerzas armadas.[5]

En septiembre de 1999 se llevó a cabo el ejercicio Glaciar II en la Base Aérea Militar Río Gallegos (BAM), donde se desplegaron cinco A-4AR, que efectuaron ejercicios aire-aire y aire-tierra.[5]

Entre septiembre y octubre de 2000 cuatro Fightinghawks fueron desplegados en el Aeropuerto Internacional de Resistencia, cumpliendo tareas de interceptación, verfificación y seguimiento de aeronaves detectadas por un radar AN/TPS-43, en el marco del ejercicio operativo Vigía III, a su vez, entre el 3 y 6 de septiembre una cantidad indeterminada de Fightinghawks, en las costas de Buenos Aires, participaron en el ejercicio Integración II junto a aeronaves de la Armada Argentina y un buque de la Armada de Chile.[5] Luego el 3 de octubre, se dio a lugar el ejercicio Yaguareté, junto a aeronaves del Ejército y la Armada Argentina.[5] Posteriormente, entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre, seis ejemplares fueron a la VI Brigada Aérea, para participar en un ejercicio de combate aéreo junto al G6C.[5]

En el año 2001 se llevó a cabo la segunda edición del ejercicio de combate aéreo Águila (Southern Falcon para los estadounidenses), dicho ejercicio fue entre el 18 y el 26 de abril, participaron ocho F-16C y F-16D Bloque 30 del 121º Escuadrón de Caza de la USAF, quince A-4ARs del G5C y doce Mirages del G6C.[5]

Como los Fingers iban a participar en el ejercicio multinacional Cruzex en Brasil, en abril de 2002 se realizó el Pre-Cruzex, en el cual se practicó combate aéreo y reabastecimiento en vuelo con los Fightinghawks, los Mirages y los KC-130H Hercules.[5]

Durante la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, en noviembre de 2005, se desplegaron algunos A-4ARs.[11]

Pasada en formación sobre la Avenida del Libertador, mayo de 2017

Del 28 de abril al 4 de mayo de 2006 se llevó a cabo el ejercicio Pegasus 06 en la BAM Río Gallegos, en el mismo participaron seis A-4AR, los Mirages del G6C, los Hercules del G1TA, un Bell 212 del Grupo Aéreo 7 y un Boeing 707 del Grupo Aéreo 2.[5] Aprovechando el despliegue, el 1 de mayo se conmemoró el bautismo de fuego de la FAA en Puerto San Julián.[5] Un mes después, en julio se dio a lugar en la ciudad de Córdoba la cumbre de presidentes del Mercosur, por lo tanto, la FAA desplegó desde el aeropuerto de dicha ciudad, cinco Fightinghawks del G5C armados con misiles AIM-9.[5] Entre el 21 de agosto y el 1 de septiembre, se desarrolla en Brasil, el ejercicio Cruzex III, donde la FAA desplegó tres Fightinghawks, junto a tres FMA IA-58 Pucará del Grupo 3 de Ataque, un C-130 Hercules y un Fokker F28 Fellowship del G1TA.[5]

En la V Brigada, en mayo de 2007, se realizó el ejercicio de defensa antiaérea Coya 07, en el cual participaron aeronaves de la Fuerza Aérea y del Ejército Argentino, en el mismo se simuló la defensa de una base que sería atacada por los A-4AR.[5]

En la segunda mitad de octubre de 2009 se realizó el ejercicio Salitre II en la Base Aérea Cerro Moreno de la Fuerza Aérea de Chile, en el mismo participaron las fuerzas aéreas de Argentina, Chile, Brasil, Estados Unidos y Francia, la FAA desplegó cinco A-4ARs del G5C, junto a un KC-130 y un F28 Fellowship del G1TA.[5]

En noviembre de 2011 tres Fightinghawks relevaron a tres IA-58 Pucarás de la III Brigada Aérea del Operativo Escudo Norte, en la provincia de Santiago del Estero.[12]

A principios de 2016 el sitio web Defensa.com escribió una nota apuntado la posibilidad de que el gobierno de Néstor Kirchner habría vendido dos A-4AR de la FAA a una compañía civil española, hecho que nunca se pudo confirmar.[13]

El 29 de junio de 2016 el Ministerio de Defensa argentino emitió un memorándum que dijo así:[14]

Ante la próxima desprogramación del Sistema de Armas A-4AR, esta fuerza se encuentra estudiando distintas aeronaves que obren como herramientas de transición hacia un avión de 4ª generación.

Esta decisión implicaría poner fuera de servicio al A-4AR Fightinghawk en el año 2018, con la justificación de que sus componentes se encuentran obsoletos, sumándose el hecho de que ya no existe un mercado de proveedores donde obtener repuestos para mantenerlos en servicio.[14] El brigadier retirado Alberto Borsato, director nacional del Instituto Argentino de Normalización y Certificación, emitió un memorándum dirigido a la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Producción, identificado como N° 545/16, en donde confirma la pronta baja de las aeronaves:[15] [14]

De acuerdo con lo expresado en el BIM N° 049, la Fuerza Aérea pretendía extender el ciclo de vida del Sistema de Armas A-4AR hasta el año 2022. No obstante por diferentes limitaciones en disponibilidad de repuestos por obsolescencia, actualmente la Fuerza Aérea expresa verbalmente que el límite de vida previsto del mismo sería el año 2018.

Actualmente se encuentran «cuatro o cinco»[8] aparatos en servicio y en julio de 2016 se anunció oficialmente su desprogramación y retiro para el año 2018.[15] Los candidatos para reemplazarlo son el KAI FA-50 Golden Eagle surcoreano y el Alenia Aermacchi M-346FT Master italiano.

En mayo de 2017, participaron en un desfile aéreo por la Avenida del Libertador por la celebración del 207 aniversario de la Revolución de Mayo.[16]

Siniestros y accidentesEditar

A lo largo de su carrera operativa los A-4AR argentinos han sufrido varios accidentes notables.

El A-4AR C-906 se accidenta destruyéndose totalmente, el piloto primer teniente Flores fallece.[7]
El A-4AR C-936 se accidenta a 18 kilómetros al sur de Río Cuarto, el avión se destruyo totalmente, piloto eyectado e ileso.[7]
El OA-4AR C-902[17] se incendia su motor y se precipita sobre el Aeropuerto de Santiago del Estero, los pilotos, el mayor David Machado y el teniente primero Esteban Bossi lograron eyectarse.[18]
Un A-4AR rodando por la V Brigada sufre un desperfecto y se estrella contra un hangar, cobrando la vida del suboficial principal Luis David Peñaloza e hiriendo a otros cinco militares más.[19]

Especificaciones (A-4AR)Editar

Referencia datos: Los Halcones (III): Técnica y sistemas, Gaceta Aeronáutica,[6] Los Halcones (IV): Cargas externas y armamento,[20] Material Aéreo, Fuerza Aérea Argentina[21] y un dato de una noticia de La Nación.[2]

Características generales

Rendimiento

Armamento

  • Cañones:Colt Mk 12 de 20 mm (0,787 in), instalados en el encastre alar, con 200 municiones cada uno.
  • Puntos de anclaje: 4× Aero 20A en las alas (puntos 1º, 2º, 3º y 4º) y 1× Aero 7A bajo el fuselaje (punto 3º) con una capacidad de 4 170 kg (9 190,7 lb), para cargar una combinación de:
    • Soportes: 3× Triple Eyector Racks o Multiple Eyector Racks en los puntos 2º, 3º y 4º para cargar tanques de combustible, bombas y vainas porta-cohetes.
    • Lanzadores: 2× LAU-7/A en los puntos 1º y 5º para cargar misiles o vainas de información.

Aviónica

Véase tambiénEditar

Desarrollos relacionados

Aeronaves similares

Secuencias de designación

Sistema de designaciones unificado de Estados Unidos (aviones de 1962 en adelante)
A-3 Skywarrior · A-4 Skyhawk / A-4AR Fightinghawk · A-5 Vigilante

Listas relacionadas

NotasEditar

  1. McDonnell Douglas es el fabricante inicial de los aviones, y Lockheed Martin repotenció y restauró 36 ejemplares renombrándolos como A-4AR y OA-4AR; En el caso de monoplazas, se trata de A-4Ms convertidos en los A-4ARs; En el caso de los biplazas, se trata de TA-4Fs convertidos en OA-4Ms, de los cuales se tomaron cuatro para convertirlos en OA-4ARs.

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k Esteban G. Brea (18 de abril de 2011). «Los Halcones (I): Génesis». La Gaceta Aeronáutica. Partido de Escobar. Consultado el 15 de noviembre de 2016. 
  2. a b c Alfredo Vega (19 de abril de 1997). «Nuevos aviones para la Fuerza Aérea». La Nación (Argentina). Consultado el 1 de marzo de 2017. 
  3. «Lockheed Martin A-4AR Fightinghawk Ground Attack Fighter / Fighter-Bomber». Military Factory (en inglés). 6 de diciembre de 2016. Consultado el 1 de marzo de 2017. 
  4. «Modernização do AMX» (en portugués). Sistemas de Armas. Consultado el 4 de abril de 2017. 
  5. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Esteban G. Brea (29 de abril de 2011). «Los Halcones (II): Carrera operativa» (HTML). Gaceta Aeronáutica. Partido de Escobar. Consultado el 6 de enero de 2017. 
  6. a b c d e f g h i j k l Esteban G. Brea (5 de mayo de 2011). «Los Halcones (III): Técnica y sistemas» (HTML). Gaceta Aeronáutica. Partido de Escobar. Consultado el 15 de noviembre de 2016. 
  7. a b c d Esteban G. Brea (23 de mayo de 2011). «Los Halcones (VI): Historias individuales» (HTML). Gaceta Aeronáutica. Partido de Escobar. Consultado el 6 de enero de 2017. 
  8. a b Edgardo Aguilera (27 de enero de 2016). «"No queremos una Armada que no navegue ni una Fuerza Aérea que no vuele"». Ámbito Financiero. Consultado el 9 de enero de 2017. 
  9. Alejandro Golpe. «Douglas A-4B(P) y A-4C Skyhawk» (HTML). AMILARG. Consultado el 8 de enero de 2017. 
  10. Juan Castro Olivera (6 de agosto de 1998). «Aviones argentinos interceptarán aeronaves norteamericanas». La Nación (Argentina). Consultado el 1 de marzo de 2017. 
  11. Daniel Gallo (29 de octubre de 2005). «Habilitan un puente aéreo con EE.UU.». La Nación (Argentina). Consultado el 1 de marzo de 2017. 
  12. «Tres aviones "escurridizos" se sumaron al Escudo del Norte». El Liberal (Santiago del Estero) (Santiago del Estero (ciudad)). 9 de noviembre de 2011. Consultado el 2 de marzo de 2017. 
  13. Julio Maíz Sanz (29 de marzo de 2016). «¿Transfirió el gobierno de Kirchner dos cazabombarderos argentinos A-4AR Skyhawk a una empresa privada?». Defensa.com. Consultado el 8 de enero de 2017. «Se necesita suscripción para ver la nota.» 
  14. a b c Edgardo Aguilera (26 de julio de 2016). «Fuerza Aérea se quedará en 2018 sin aviones de combate». Ámbito Financiero. Consultado el 5 de enero de 2017. 
  15. a b Gabriel Porfilio (28 de julio de 2016). «Argentina adelanta a 2018 la desprogramación del sistema A-4AR». Infodefensa (Montevideo). Consultado el 15 de noviembre de 2016. 
  16. «Veteranos de Malvinas fueron ovacionados durante el desfile por el aniversario del 25 de Mayo». www.telam.com.ar. Consultado el 2017-05-29. 
  17. Guido Rodríguez Ramírez (19 de febrero de 2013). «Accidente del A4-AR de la Fuerza Aérea Arguentina en Santiago del Estero» (HTML). Tecnodefensa. Consultado el 8 de enero de 2017. 
  18. «Milagro en Santiago del Estero tras la caída de un avión de la Fuerza Aérea». La Nación (Argentina). 14 de febrero de 2013. Consultado el 15 de noviembre de 2016. 
  19. «Se accidentó un avión de combate y murió un suboficial de la Fuerza Aérea Argentina». Infobae.com. 29 de septiembre de 2015. Consultado el 4 de marzo de 2017. 
  20. Esteban G. Brea (16 de mayo de 2011). «Los Halcones (IV): Cargas externas y armamento» (HTML). Gaceta Aeronáutica. Partido de Escobar. Consultado el 15 de noviembre de 2016. 
  21. «Material Aéreo» (HTML). Fuerza Aérea Argentina. Consultado el 5 de enero de 2017. 

Enlaces externosEditar