Abrir menú principal

Locos peligrosos

película de 1957 dirigida por Fernando Cortés

ArgumentoEditar

Federico (Tin Tan) y Pedro (Luis Aguilar) son muy buenos amigos que trabajan en una casa de venta de partituras de música clásica que no tiene mucho éxito en una época cuando el rock&rol se empezaba a imponer en México. Su trabajo consiste en interpretar las piezas clásicas para los clientes. El dueño del negocio, Don Julio Sarasate (Julio Villarreal), tiene profundo desdén por la música moderna, considerando que nada puede compararse con las composiciones clásicas, particularmente las de Beethoven y Mozart. Esta opinión es compartida por Minerva Sarasate (Yolanda Varela), la hija de Don Julio, una muchacha de peinado cursi y anteojos gruesos. A pesar de su aparente falta de atractivo, Federico está profundamente enamorado de Minerva, y ella le corresponde. Por otro lado, Pedro, es un muchacho libre y desenfadado, que no comprende como es posible que a Federico le guste Minerva.

Un día, llega a la tienda María Mercedes (Ariadna Welter), la bella productora de una serie musical de televisión que quiere organizar un programa de competencia entre los dos géneros de música, la clásica contra la moderna. María Mercedes consigue convencer a Don Julio de que participe, con el argumento de que su presentación sería una gran plataforma para convencer a la opinión pública de los méritos de la música clásica. En realidad, a María Mercedes no le interesa mucho la música clásica y solo está interesada en crear un programa que suscite polémica para atraer al público. Pedro, instantáneamente encandilado con la belleza y personalidad de María Mercedes, empieza a enamorarla. María Mercedes, quien también se siente muy atraída y reconoce que Pedro tiene una voz extraordinaria, le aconseja que cambie de estilo a favor de la música moderna.

Llegado el día de la competencia, en medio de la presentación clásica, Pedro, al piano, cambia el ritmo clásico de la pieza por el ritmo sincopado del jazz, y arrastra a Federico en su entusiasmo, levantando una ovación del público. Don Julio, sintiéndose traicionado, rompe su batuta y se retira con su hija Minerva, jurando no querer ver nunca más a Pedro y Federico. Entretanto, los dos jóvenes se unen a sus competidores en un número espectacular de rock&rol.

Ahora sin trabajo, Pedro y Federico se deciden a lanzar un dúo de música moderna bajo el nombre de "Fred & Peter", ayudados en la promoción por María Mercedes. En poco tiempo, se hacen ricos y famosos. Minerva, que aun sigue enamorada de Federico, se encuentra a escondidas con él y Federico le promete matrimonio dentro del plazo de seis meses. Desgraciadamente, la fortuna está cambiando a Federico, volviéndose arrogante y, además, empezando a infatuarse con María Mercedes. Esto le causa un gran disgusto a Pedro, quien considera que María Mercedes es prácticamente su novia.

Entretanto, María Mercedes tiene que viajar a La Habana, Cuba, durante los carnavales, para participar en la promoción de las fiestas en uno de los mejores hoteles de la ciudad. Tanto Federico, como Pedro, pretenden no tener interés en los carnavales, pero los dos secretamente viajan al mismo hotel con la intención de encontrarse allí con María Mercedes. Federico consigue para viajar en el mismo avión que María Mercedes, pero no tiene habitación en el hotel. El gerente, por una buena propina, le arregla que comparta la habitación doble de otro viajero que no le importa dividir el gasto. Cuando llega a la habitación, Federico descubre que su compañero de cuarto no es otro sino Pedro, que había llegado antes.

De ahí en adelante surgen una serie de enredos y traiciones mutuas para conseguir estar al lado de María Mercedes. La situación se complica cuando el gerente del hotel, un señor sumamente deshonesto, se pone en liga con María Mercedes para evitar que los dos amigos se encuentren a solas con ella. Ayuda mucho que durante los tres días de carnaval, el hotel se cierra para gente de fuera y los trescientos huéspedes tienen que participar en bailes de máscara sin poder enseñar las caras hasta la medianoche del último día.

Durante una de las presentaciones teatrales del primer día, aparece una mujer bajo el nombre de Ángela Satán, de cuerpo escultural y cara tapada por una gran máscara, que canta y baila con gran sensualidad. Tanto Pedro como Federico están convencidos de que Ángela Satán es en realidad María Mercedes. Por otro lado, la supuesta María Mercedes bajo la personalidad de Ángela Satán, parece jugar con los dos hombres, enamorándolos a cada uno por su lado, lo que provoca una gran pelea entre ellos. La animosidad amenaza con destruir el exitoso dúo "Fred & Peter" quienes se enfrentan en un cómico duelo de "coplas de retache" durante la última noche de carnaval. Al final, Federico se da cuenta de que lo que siente por Ángela Satán/María Mercedes es solo un capricho, pues a quien en realidad quiere es a Minerva y los dos amigos se reconcilian.

Cuando llega la medianoche y todos los concurrentes se quitan las máscaras, Ángela Satán ha desaparecido y también María Mercedes. Lo que los amigos no saben es que Ángela Satán era en realidad dos mujeres distintas, María Mercedes y Minerva, que se turnaban, con la complicidad del gerente, en hacer el papel de Ángela Satán con sus correspondientes parejas. Las chicas han jurado nunca revelar el secreto y se vuelven a México sin hablar con sus novios.

Cuando los muchachos regresan, se encuentran todos en la tienda de Don Julio, para darle la alegría de interpretar música clásica como en los viejos tiempos.

RepartoEditar