Los fantasmas burlones

Los fantasmas burlones es una película de comedia musical mexicana de 1965 dirigida por Rafael Baledón. En la cual destacan las actuaciones de los cuatro comediantes, Germán Valdés «Tin-Tan», Manuel «Loco» Valdés, Adalberto Martínez «Resortes» y Antonio Espino «Clavillazo» junto a las cuatro actrices, María Eugenia San Martín, Sonia Infante, Marga López y María Victoria. Ésta es la única película en la que Tin Tan y el Loco Valdés (quienes aparecieron en Dos fantasmas y una muchacha (1959) y Locura de terror (1961)) alternan y actuán junto a Resortes y Clavillazo, ya que ambos solamente reaparecerían en La marchanta (1973).[1][2]

En un parque de diversiones, Ojitos, como el mago «El Gran Grigorio» (Adalberto Martínez «Resortes»), embauca con su cómplice Manitas (Antonio Espino «Clavillazo») al pueblerino Crescencio Godínez y otros incautos. Éste hace aparecer a los fantasmas del inglés Cyril Ludovico Churchill (Germán Valdés «Tin-Tan») y el francés Françoise de Lavalier (Manuel «Loco» Valdés), quienes se presentan con gran éxito en la carpa. Lucha (Sonia Infante) y Gloria (María Eugenia San Martín) se entusiasman con los espectros para dar celos a sus novios estafadores. Con un nuevo conjuro los magos desaparecen a los espíritus y la periodista Berta Saldoval (Marga López) hace que los enjuicien por farsantes. En la cárcel los hechiceros hacen reaparecer las visiones, quienes enamorados de Berta la hacen cambiar de opinión.

Reparto

editar

Referencias

editar
  1. «www.lavanguardia.com». Consultado el 22 de abril de 2024
  2. Reparto en: «www.themoviedb.org».  Consultado el 22 de abril de 2024

Enlaces externos

editar