Abrir menú principal

Luigi Nazari di Calabiana

Luigi Nazari di Calabiana (Savigliano, 27 de julio de 1808 - Milán, 23 de octubre de 1893) fue un arzobispo católico y político italiano, perteneciente a los condes nobles de Calabiana, fue también senador del Reino de Cerdeña.

Luigi Nazari di Calabiana
Naz.Calabiana.jpg

Arzobispo de Milán
12 de septiembre de 1957 — 8 de enero de 1979
Predecesor Paolo Angelo Ballerini
Sucesor Andrea Carlo Ferrari

Título Arzobispo de Milán
Información religiosa
Ordenación episcopal 6 de junio de 1847 por Pío IX
Información personal
Nombre Luigi Nazari di Calabiana
Nacimiento 27 de julio de 1808, Savigliano, Bandera de Reino de Cerdeña Reino de Cerdeña
Fallecimiento 23 de octubre de 1893, Milán, Bandera de Italia Reino de Italia
Stemma.Naz.di Calabiana.JPG
''Ognum mi sente''

BiografíaEditar

Nació el 27 de julio de 1808[1]​ en la ciudad de Savigliano. Era hijo de Filippo Nazari y de su esposa Sofía Toesca de los condes de Castezzo.[2]

ObispoEditar

El 18 de marzo de 1847, fue nombrado obispo de Casale Monferrato por Carlos Alberto de Cerdeña y consagrado obispo el 6 de junio de 1847 en Roma por el cardenal Ugo Pietro Spínola.[3]

Senador y políticoEditar

El 3 de mayo de 1848, fue nominado como Senador por el rey Carlos Alberto, tomando el juramento el 22 de mayo de ese año.[4]​ Se opuso sin éxito en Reformas Siccardi de 1850, los cuales fueron destinados para revocar ciertos antiguos privilegios que la Iglesia católica gozaba en el Piamonte, y lideró la oposición a nuevas Top Reformas en 1855 destinada a instituir una "iglesia libre en un estado libre", lo que provocó la Crisis de Calabiana, lo que obligó a la renuncia del Cavour, de nuevo aunque la legislación fue aprobada como ley.

Arzobispo de MilánEditar

Fue nombrado Arzobispo de Milán por el papa Pío IX y su nombramiento resolvió la crisis de tal diócesis importante y grande. En realidad, la sede del arzobispo anterior Paolo Angelo Ballerini de Milán había sido sugerida por Francisco José I de Austria, pero no se le permitió entrar en la ciudad por el Reino de Cerdeña. Eso tomó posesión de la Lombardia después de la Segunda Guerra italiana de la Independencia. Así que con el nombramiento de los Nazari di Calabiana, Milán de nuevo tuvo un obispo residencial. En el marco de la hostilidad entre la Santa Sede y el reino de Cerdeña (más tarde Reino de Italia), Nazari di Calabiana se consideró en posiciones conciliadoras, mientras que el anterior arzobispo Ballerini, que durante el reinado de Nazari, residía en Seregno y, cerca de Milán, seguía siendo un feroz oponente del Reino.[5]​ Nazari di Calabiana nunca fue creado cardenal.

En el Concilio Vaticano I él era el líder de la minoría de los obispos italianos que se opusieron a la introducción de la doctrina de la infalibilidad papal, pero después de la proclamación del dogma que rápidamente se suscribe. Luigi Nazari di Calabiana murió en Milán el 23 de octubre 1893.[6]

ReferenciasEditar

  1. (en inglés) «Archbishop Luigi Nazari di Calabiana». Catholic-Hierarchy.org. Consultado el Jueves, 1 de diciembre de 2011. 
  2. «Nazari di Calabiana Luigi». Italian Senate. Consultado el Jueves, 1 de diciembre de 2011. 
  3. Ritzler, Remigius (1978). «Casalen». Hierarchia catholica Medii aevi sive summorum pontificum, S.R.E. cardinalium, ecclesiarum antistitum series 8. Padua. p. 187. 
  4. «Luigi Nazari como Senador». Consultado el 1 de febrero de 2016. 
  5. Cazzani, Eugenio (1996). Vescovi e arcivescovi di Milano. Milano: Massimo. pp. 276-280. ISBN 88-7030-891-X. 
  6. Eman Bonnici. «Archbishop Luigi Nazari». Consultado el 1 de enero de 2016.  (en inglés)

BibliografíaEditar

  • Alessandro Godio, A Monsignore don Luigi Nazari de las cuentas de Calabiana pel su feliz ingresso en la ciudad de Casale addi 22 agosto 1847, Casale Monferrato, Tip. Casuccio, 1847.
  • A monsignore Luigi Nazari de Calabiana, novel obispo y conde de Casal-Monferrato. Homenaje de la civica administración 22 agosto 1847, Casale Monferrato, Tip. Maffei y Escriban, 1847.
  • Informe del solemne ingreso en la ciudad de Casale de la Illustrissimo y reverendissimo monsignore Luigi Nazari de Calabiana, patrizio saviglianese, limosiniere de S. M. obispo de la medesima y conde, Casale Monferrato, Tip. Herederos Maffei y G. Escriban, 1847
  • El don diocesano de los casalesi a S. excelencia Reverendissima Monsignore Luigi Nazari de Calabiana arzobispo de Milán, Casale Monferrato, Tip. Y. Maffei, 1867.
  • Jacopo Bernardi, En el quinto lustro del gobierno arcivescovile en Milán de suya excelencia reverendissima monsignore Luigi Nazari de las cuentas de Calabiana. Reminescenze, Milán, Tip. Giacomo Corderos, 1892.
  • Luigi Biginelli, En muerte de Mons. Luigi Nazari de Calabiana arzobispo de Milán, Turín, Tip. del ateneo de Ferrero, Beccaria y C., 1893.
  • Cesare Nava, En muerte de suya excelencia mons. Luigi Nazari de las Cuentas de Calabiana. Palabras, Milán, Tip. Riformatorio Patronato, 1893.
  • Biografía histórica aneddotica de monsignor Luigi Nazari de las Cuentas de Calabiana arzobispo de Milán muerto el 23 octubre 1893, Milán, Tip. Capriolo y Massimino, 1893.
  • Carlo Fiel Savio, Luigi Nazari de las cuentas de Calabiana arzobispo de Milán, caballero de la ss. Annunziata, senador del Reino. Página del Risorgimento en la conmemoración de la ilustre saviglianese a festeggiare el II centenario de la insigne Collegiata de S. Andrea. Savigliano, 1º Diciembre 1938-XVII, Turín, F. Casanova & C., 1939.
  • Carlo Castiglioni, Luigi Nazari de las Cuentas de Calabiana arzobispo de Milán y sus tiempos. 1859-1893, Milán, Todavía, 1942.
  • Gabriella Tornelli, Luigi Nazari de Calabiana, arzobispo de Milán (1867-1893). Monarquía, infallibilità pontificia y officium episcopale de un obispo italiano de la segunda mitad del sec. XIX, Milán, 1986.
  • Ennio Apeciti, Algunos aspectos del episcopato de Luigi Nazari de Calabiana arzobispo de Milán, 1867-1893. Acontecimientos de la Iglesia ambrosiana en la segunda mitad del 1800, Milán, NED, 1992.

Enlaces externosEditar


Predecesor:
Paolo Angelo Ballerini
Arzobispo de Milán
1867-1893
Sucesor:
Andrea Carlo Ferrari