Abrir menú principal

Luis Belmonte Bermúdez

escritor español

BiografíaEditar

Se discute la fecha de nacimiento, desde finales de los años 1570 hasta principios de los 1590. Siendo aún muy joven, marchó a México y al año siguiente al Perú. Ya entonces se dedicaba de lleno a la literatura. Actuó como cronista y secretario en la expedición del general Pedro Fernández de Quirós a las regiones australes desde el puerto de El Callao (21 de diciembre de 1605) hasta su regreso a Acapulco, el 23 de noviembre de 1606. Su crónica de este viaje la publicó con el título Historia de los descubrimientos de las regiones austriales [sic] hecho por el general Pedro Fernández de Quirós. Tras una nueva estancia en México regresó a España en 1616 y se estableció en Sevilla. En 1620 está ya en Madrid y participó en las Justas poéticas de la beatificación (1620) y canonización (1622) de San Isidro. Desde entonces dejó la poesía y se consagró por entero al teatro. Participó con diversos poemas a los homenajes póstumos a la muerte de Lope de Vega (1635) y de Juan Pérez de Montalbán (1639) y también fue uno de los miembros de la Academia del Buen Retiro (1637) y de la Academia madrileña, como se sabe por un vejamen compuesto por Jerónimo de Cáncer. Debió fallecer hacia 1650, en Madrid o en Sevilla.[1]

Es autor de dos poemas épicos: La aurora de Cristo, un poema devoto mariano más lírico que narrativo, y La Hispálica, esta última en torno a la conquista de Sevilla por Fernando III el Santo, que también inspiró una de las comedias del autor. También narrativo, pero de sesgo biográfico, fue su extenso poema en diez libros y quintillas dobles Vida del Padre Maestro Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. Dirigida a sus religiosos de la provincia de Nueva España (México, 1609), que lleva un “Elogio” de su paisano Mateo Alemán.

Se conserva además media docena de piezas teatrales entre las cerca de treinta que escribió; Germán Vegas descubrió además el texto de Sancha la Bermeja. El acierto en el engaño (1641) sufrió problemas con la censura al menos tres veces, e incluso posee dos finales distintos;[2]​ la más celebrada es El mayor contrario amigo y Diablo predicador. Apareció como escrito anónimo por el desenfado y libertad de algunos caracteres, y solo tuvo problemas con la censura muchos años después a causa de su presunto anticlericalismo contra las órdenes regulares. Sus contemporáneos vieron en ella una exaltación de la orden franciscana y de la práctica de la caridad, pero después se entendió como una crítica anticlerical por el personaje cómico del lego fray Antolín. El demonio es castigado por el arcángel san Miguel, a causa del hambre que hace pasar a una comunidad franciscana, a pedir limosna para ellos, de forma que el mismísimo diablo se transforma en predicador. En otras obras recrea temas históricos. El sastre del Campillo se inspira en la Historia de España del padre Juan de Mariana para tratar las disputas entre la Casa de Lara y la Casa de Castro por la tutoría del niño Alfonso, futuro Alfonso VIII de Castilla, que entrañaba también el control de la Regencia del reino de Castilla. Representó también El príncipe villano, El gran Jorge de Castriota y príncipe Escanderberg, Las siete estrellas de Francia, El triunvirato de Roma, El conde de Fuentes en Lisboa, Darles con la entretenida... Obras de tono heroico y complicada acción con estilo retórico y altisonante. En colaboración con Agustín Moreto y Martínez de Meneses escribió La renegada de Valladolid, sobre una leyenda piadosa, y El príncipe perseguido, sobre Borís Godunov. También hizo una comedia de tema mitológico: Los trabajos de Ulises.[3]

ObrasEditar

TeatroEditar

Autos sacramentalesEditar

  • “Las bodas de Fineo”, ed. de A. Rubio, en AH, t. 70, n.º 214 (1987), págs. 143-178
  • La fiesta de los mártires

EntremesesEditar

  • “Sierra Morena de las mujeres: un entremés de Luis de Belmonte Bermúdez”, ed. de A. y A. Cortijo Ocaña, en Dicenda, n.º 24 (2006), págs. 61-80.
  • Los apellidos en dote
  • Una rana hace ciento
  • Lo que pasa en una venta
  • La maestra de Gracias
  • El marqués de Fuenlabrada
  • El Rollo
  • El sueño del perro.

Poemas narrativosEditar

  • Vida del Padre Maestro Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. Dirigida a sus religiosos de la provincia de Nueva España (México, 1609), poema narrativo en diez libros.
  • La Aurora de Cristo (Sevilla, Francisco Lyra, 1616), poema narrativo mariano en cinco libros.
  • La Hispálica (finales de 1618 o principios de 1619). Hay eds. modernas de Santiago Montoto (1921) y de P. M. Piñero Ramírez, Sevilla, Diputación Provincial, 1974. Es un poema épico sobre la conquista de Sevilla por Fernando III el Santo.
  • El cisne del Jordán, poema narrativo sobre Perú y sus virreyes.

HistoriaEditar

  • Historia del descubrimiento de las regiones austriales, hecho por el general Pedro Fernández de Quirós, ed. de J. Zaragoza, Madrid, Imprenta Manuel G. Hernández, 1876

Otras obrasEditar

  • La solemníssima fiesta y procesión que haze la Cofradía de la Pura y limpia Concesión a su imagen, llevándola del monasterio de Regina caeli a la Iglesia Mayor y de allí al convento de San Francisco... (Sevilla, Francisco Lyra, 1616)
  • “Un pliego poético de La Fiesta y Procesión de la Inmaculada”, ed. de A. Rubio, en Archivo Hispalense (AH), n.º 196 (1981), págs. 93-105.

Obras perdidasEditar

ReferenciasEditar

  1. Rubio San Román, Alejandro. «Luis de Belmonte Bermúdez». Diccionario biográfico de la Real Academia de la Historia. RAH. 
  2. Gómez Moreno, Ángel. «Luis de Belmonte Bermúdez». MCN biografías. Enciclonet. 
  3. Rubio San Román, Alejandro. «Luis Belmonte Bermúdez». Diccionario biográfico de la Real Academia de la Historia. RAH. 

Enlaces externosEditar