Abrir menú principal

Luis Ricardo Falero

pintor español
Autorretrato, c. 1880.

Luis Ricardo Falero de Candelarese, duque de Labranzano (Granada, 1851 - Londres, 1896) fue un pintor español del siglo XIX.

BiografíaEditar

Nacido en Granada el 23 de mayo de 1851, fue ya desde su infancia calificado por algunos como talentoso y precoz. Para aprender la lengua inglesa, y también la pintura en acuarela, sus padres, de un alto nivel económico, lo enviaron a estudiar a Richmond, Gran Bretaña, a los 6 años de edad. En 1860, cuando contaba con tan solo 9 años, salió de Inglaterra para continuar sus estudios en París. Regresó a España para ingresar en la Academia Naval, siguiendo los deseos de sus padres. Con el apoyo del abogado Joaquín María de Paz y Casanovas, accedió en 1867 al Museo del Prado, donde realiza sus primeras copias. Pero a la edad de 16 años, a pesar de la decepción de sus progenitores, dejó el servicio para estudiar arte, química e ingeniería industrial en Francia, inspirado en el científico Nicola Tesla. No obstante, los experimentos que realizó durante algunos de sus estudios resultaron tan peligrosos que decidió dedicarse solamente al arte, bajo la maestría de artistas franceses como Gabriel Ferrier, y comenzando su profesión como pintor, con encargos de retratos a lápiz. Su tema preferido era el desnudo femenino, insinuante y con estética orientalista. Llegó a formar parte de la Escuela Española de París. Trató también en su pintura temas astronómicos y mágicos, llegando a ilustrar libros del escritor Camille Flammarion. Sus últimos años los pasó en Londres, ya asentado como pintor desde principios de la década de 1880, y con algunas de sus obras expuestas en la Real Academia Británica.

Un año antes de su muerte, fue demandado por Maud Harvey, una antigua empleada de la limpieza y posterior modelo, que fue despedida tras haberse quedado embarazada. Harvey acusaba a Falero de haberla seducido cuando ella tenía diecisiete años, y ser el padre de su hijo. Aunque negó los hechos, el pintor se vio obligado por el tribunal a pagar una pensión de seis chelines semanales para sus cuidados, por lo que la paternidad quedó legalmente justificada.

Murió el 7 de diciembre de 1896 en University College Hospital de Londres.

Conocido por no bautizar a sus propias creaciones, Falero prefería pintar óleo sobre lienzo, con mujeres de insinuantes cuerpos voluptuosos de vivos colores sobre fondos oscuros, con preferencia por los rasgos orientales, y numerosos símbolos mitológicos. Algunas de sus obras se conservan en el museo Metropolitan de Nueva York, y en otros museos de París y Londres, aunque la mayoría de su creación pertenece a colecciones privadas. No se guarda ninguna pieza en tierras del pintor; olvido debido en parte a la censura del desnudo en la sociedad española de la época.

GaleríaEditar