Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias

Princesa de las Dos Sicilias

Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias (Portici, 24 de octubre de 1804 - Madrid, 29 de enero de 1844) fue una princesa del Reino de las Dos Sicilias, siendo la hija del rey Francisco I de las Dos Sicilias y la infanta María Isabel de Borbón. Fue hermana de Fernando II de las Dos Sicilias y María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, tía y suegra de la reina Isabel II de España puesto que el primogénito de su matrimonio con Francisco de Paula de Borbón, Francisco de Asís de Borbón se casó con ella. También fue madre de Enrique de Borbón, muerto por el primo de Luisa, Antonio de Orleans.

Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias
Infanta de España
Luisa Carlota, hija de Francisco I de las Dos Sicilias, 1830, Luis de la Cruz y Ríos.png
Información personal
Nombre secular Luisa Carlota María Isabella
Otros títulos Princesa de las Dos Sicilias
Nacimiento 24 de octubre de 1804
Palacio Real de Portici, Portici, Reino de las Dos Sicilias
Fallecimiento 29 de enero de 1844
(39 años)
Madrid, Reino de España
Sepultura Panteón de los Infantes del Monasterio de El Escorial
Familia
Casa real Borbón-Dos Sicilias
Padre Francisco I de las Dos Sicilias
Madre María Isabel de Borbón
Consorte Francisco de Paula de Borbón
Hijos Véase Descendencia
Coat of Arms of Princess Luisa Carlotta of Naples and Sicily, Infanta of Spain.svg
Escudo de Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias
Florentino Decraene: La infanta Luisa Carlota de Borbón, acuarela sobre marfil, Madrid, Museo del Romanticismo.

BiografíaEditar

Luisa Carlota nació en el Palacio Real de Portici, y como la mayor parte de las jóvenes princesas de la época, contrajo matrimonio a muy temprana edad y por razones de estado. El 12 de junio de 1819, con tan sólo 14 años, la princesa se casó con su tío, el infante Francisco de Paula de Borbón, hermano menor de Fernando VII; desde entonces ostentó el título de infanta de España[1]; el matrimonio tendría 11 hijos, de los que 9 llegarían a la edad adulta.

Desempeñó un papel decisivo en los conocidos como Sucesos de La Granja en 1832. En octubre de ese año, en el palacio de La Granja de San Ildefonso e inmerso en una grave enfermedad, Fernando VII había firmado, de forma secreta e inducida, un decreto que anulaba la Pragmática Sanción que derogaba la Ley Sálica, dejando así la sucesión de la corona al infante Carlos María Isidro en detrimento de sus propias hijas (sobrinas de Luisa Carlota). Advertida de esto la infanta Luisa Carlota, intervino para evitarlo. Para ello se trasladó junto a su marido desde Sevilla, donde se encontraban, a La Granja en sólo cuarenta horas de viaje.[2]​ Una vez en La Granja maniobraron consiguiendo que el rey revocara el decreto. Poco después y para mayor seguridad se publicó en la Gaceta de Madrid el Real Decreto que anulaba aquel que derogaba la Pragmática Sanción de 1830.[3]

Diez años después de lo hechos y según confidencia de María Cristina de Borbón a su hija Isabel, fue la infanta Luisa Carlota quien presionó a Fernando VII en su agonía para que firmase la anulación del decreto derogatorio, ante la falta de interés del rey agonizante y la indecisión de su esposa.[4][5][nota 1]

La historiografía actual considera apócrifa la anécdota que establece que, en los Sucesos de La Granja, la infanta rompió y arrojó al fuego el decreto derogatorio de la Pragmática Sanción. Al ver que Tadeo Calomarde, ministro de Justicia, intentaba recuperar el documento, la infanta le propinó dos bofetadas. Con gran cortesía, el ministro replicó: «Señora, manos blancas no ofenden».[6]

Pasado el incidente, el rey se recuperó y dio plenos poderes a su esposa, que poco después sería regente del reino. Durante este periodo la infanta gozó de gran ascendiente entre el rey y su hermana la reina.

Cuando su hermana se convirtió en reina gobernadora la amistad entre las dos se fue deteriorando hasta terminar en total rivalidad. Fue exiliada a Francia y desde allí patrocinaba libelos publicados en Madrid contra María Cristina, criticándola por su matrimonio con Fernando Muñoz. Volvió a España en 1842, residiendo en Madrid junto con su marido y parte de sus hijos en un palacio de la calle de la Luna hasta su muerte el 29 de enero de 1844.[7]

La infanta fue una mujer ambiciosa que deseaba posicionar a uno de sus hijos en el trono español. No obstante, su temprana muerte a los 39 años le impidió presenciar el matrimonio de su primogénito, Francisco de Asís de Borbón, con su sobrina, la reina Isabel II de España. Su marido volvió a contraer matrimonio en 1852. Fue enterrada en el Panteón de Infantes del Monasterio de El Escorial. En enero de 1851, sus restos fueron trasladados a un monumento funerario en la primera cámara sepulcral, obra de Diego Gómez de la Fuente, encargado por su hijo el rey consorte Francisco de Asís.[8]

Matrimonios y descendenciaEditar

Fruto de su matrimonio con Francisco de Paula de Borbón tuvo los siguientes hijos:

En los inicios de la década de 1840, María Amalia de Nápoles y Sicilia, consorte de Luis Felipe I de Francia trató del matrimonio de una de sus hijas mayores con el príncipe Maximiliano Eugenio I de Furstenberg (29 de marzo de 1822-27 de julio de 1873).[9]

Distinciones honoríficasEditar

AncestrosEditar

ReferenciasEditar

NotasEditar

  1. En la carta dirigida a su hija, la que fuera regente de España decía literalmente:
    Viendo, en fin, que yo no tendría nunca el triste valor que procuraba inspirarme, me trató de alma débil y pusilánime, y, acercándose ella misma al lecho del dolor, se dirigió al moribundo y le presentó el papel que era menester que firmase. Tu padre, entonces, dirigiendo hacia ella una mirada suplicante, en que apenas se percibía la última chispa de vida, le dijo con voz apagada: «Déjame morir». Pero tu tía Carlota, asiéndole la mano y llevando la pluma que ella había colocado, le gritó: «Se trata de morir bien; se trata de firmar». Mira tú, hija mía, a qué precio te ha hecho Reina tu tía Carlota.[4]

IndividualesEditar

  1. Pineda y Cevallos Escalera, Antonio (1881). Casamientos régios de la Casa de Borbón; 1701-1879. Madrid Impr. de E. de la Riva. p. 196. Consultado el 30 de julio de 2019. 
  2. Moral Roncal, 2021, p. 128.
  3. «Real decreto anulando el decreto que derogaba la pragmática sanción de 29 de Marzo de 1830, decretada á petición de las Cortes de 1789, para restablecer la sucesión regular en la corona de España.». Gaceta de Madrid. 1 de enero de 1833. 
  4. a b Pi y Margall, Francisco; Pi y Arsuaga, Francisco (1902). Miguel Seguí, ed. Historia de España en el siglo XIX. Tomo III. Barcelona. p. 197. 
  5. Pi y Margall y Pi y Arsuaga, 1902, p. 197.
  6. Moral Roncal, 2021, pp. 128-129.
  7. Moral Roncal, 2021, p. 136.
  8. «Sepulcro regio construido últimamente en el Real Monasterio del Escorial». La Ilustración (14). 5 de abril de 1851. p. 1. 
  9. Francia, Luis Felipe I de (1848). «Documentos varios. XIV. Nota escrita por la reina de Francia, y relativa a un proyecto de enlace entre una de las hijas del infante don Francisco y un príncipe alemán.». Memorias y correspondencia secreta de Luis Felipe y otros soberanos: relativas entre otras cuestiones a las de los casamientos españoles, la alianza anglo-francesa, el carlismo, las sociedades secretas, etc. Madrid: Imprenta de la Biblioteca del Siglo. pp. 203-204. Consultado el 24 de octubre de 2021. 
  10. Kalendario manual y guía de forasteros en Madrid. Imprenta Real. 1837. Consultado el 9 de mayo de 2018. 
  11. «Sternkreuz-Orden». Hof- und Staatshandbuch des österreichischen Kaiserthumes: 18. 1844. 

BibliografíaEditar

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar