Luisa Cristina de Saboya-Carignano

Luisa Cristina de Saboya (París, Francia, 1 de agosto de 1627 - 7 de julio de 1689) fue una princesa de la Casa de Saboya por nacimiento. Fue la madre de Luis Guillermo de Baden-Baden, el famoso comandante en jefe del Ejército Imperial.

Luisa Cristina de Saboya-Carignano
Louise Christine de Savoie-Carignan.jpg
Información personal
Nombre en francés Louise-Christine de Savoie-Carignan Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 1 de agosto de 1627 Ver y modificar los datos en Wikidata
París (Reino de Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 7 de julio de 1689 o 8 de julio de 1689 Ver y modificar los datos en Wikidata
París (Reino de Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia Casa de Saboya y Casa de Zähringen Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Tomás Francisco de Saboya-Carignano Ver y modificar los datos en Wikidata
Maria de Borbó-Condé Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Fernando Maximiliano de Baden-Baden Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos Luis Guillermo de Baden-Baden Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Gobernante Ver y modificar los datos en Wikidata

Primeros años de vidaEditar

Luisa Cristina nació en el Palacio de Soissons en París, en el que había nadido también su madre, María de Borbón-Soissons, condesa de Soissons, nieta de Luis I de Borbón-Condé, tío de Enrique IV de Francia. Su padre era Tomás Francisco de Saboya-Carignano, el hijo menor del Carlos Manuel I de Saboya y su esposa la infanta Catalina Micaela de Austria.

Matrimonio e hijoEditar

Se casó con el Margrave Fernando Maximiliano de Baden-Baden (1625-1669) el 15 de marzo de 1653 en la Iglesia de San Eustaquio de París.[1]​ La iglesia estaba cerca del Palacio de Soissons. El contrato matrimonial se firmó el mismo día y aún se conserva en el parisiense Instituto de Francia. Este matrimonio fue negociado por nada menos que el famoso cardenal Mazarino y el Embajador del Margrave de Baden-Baden, Monsieur Krebs. Su marido era el príncipe heredero de Baden-Baden, esto significaba que él era el heredero de su padre Guillermo I de Baden-Baden.

Los matrimonios entre los nobles alemanes y de Saboya eran comunes en una época en que muchos nobles de Saboya vivían en los Estados alemanes, en particular la propia Baden, debido a los cargos oficiales en el país.

El matrimonio no fue bien avenido. Cristina Luisa se negó a salir de la refinada corte francesa y seguir a su marido a Baden-Baden. Luisa Cristina dio a luz a un hijo el 8 de abril de 1655 llamado Luis Guillermo de Baden-Baden, cuyo padrino fue el rey Luis XIV de Francia.

Fernando Maximiliano secuestró luego a su hijo en París y lo llevó a Baden-Baden. Fernando ordenó a un hombre saboyano llamado Carlos Mauricio de Lassolaye, que tenía acceso a la residencia de Soissons, de que sacara a escondidas de París a su hijo de tres meses para ser criado en Baden-Baden. Como consecuencia Luis Guillermo no fue criado por su madre, sino por la segunda esposa de su abuelo, María Magdalena de Oettingen-Baldern.

Cuando quedó claro que Luisa Cristina no saldría de París, algunos dijeron que debido a la influencia de su madre, Luisa Cristina y su marido decidieron separarse y dejar que su hijo se criara en Baden-Baden.

Murió en París a los 61 años.

Entre sus descendientes figuran el actual pretendiente francés Enrique de Orleans, Juan Cristóbal Bonaparte, Duarte Pío de Braganza y su primo lejano Luis de Orleans-Braganza. También es una antepasada de los gobernantes Juan Carlos I de España, Enrique de Luxemburgo y Felipe de Bélgica.

ReferenciasEditar

  1. Fuente: página 154 de Jean-Fred Tourtchine, El Reino de Italia, Volumen I.

BibliografíaEditar

  • Jean-Fred Tourtchine, Le Royaume d’Italie volume I, collection Les Manuscrits du Cèdre. Dictionnaire historique et généalogique, CEDRE (Cercle d'études des dynasties royales européennes), 218 pages, décembre 1992, ISSN 0993-3964: voir pages 154 et 155 pour la Princesse Louise de Savoie-Carignan