Músculo isquiocavernoso

El músculo isquiocavernoso ([TA]: Musculus ischiocavernosus) es un músculo par y superficial del periné, presente tanto en hombres como en mujeres. Parten del isquion y rodean la base del cuerpo cavernoso en el pene o la porción superior de los labios en la vulva femenina. En el caso de las mujeres cubren la crus del clítoris. Participan en la erección del pene y del clítoris.[1]

Músculo isquiocavernoso
Ischiocavernosus-female.png
Músculos del periné femenino, el isquiocavernoso está resaltado de color rojo.
Ischiocavernosus-male.png
Músculos del periné masculino, con el isquiocavernoso resaltado en color rojo.
Latín [TA]: musculus ischiocarvernosus
TA A09.5.02.004
Origen Tuberosidad isquiática
Arteria Arteria perineal
Nervio Nervio pudendo
Acción apoya al músculo bulboesponjoso
Enlaces externos
Gray pág.428
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

LocalizaciónEditar

Los dos haces del isquiocavernoso nacen de fibras tendinosas y carnosas en la superficie interna de la tuberosidad del isquion. Desde ese punto de partida, las fibras carnosas corren medialmente y hacia adelante hasta terminar en una aponeurosis que rodea el cuerpo cavernoso del pene y, en la mujer, se inserta a los lados y en la cara inferior de la raíz del cuerpo cavernoso del clítoris.

FunciónEditar

El musculus ischiocavernosus flexiona el ano, y —en los hombres— estabiliza el pene erecto, mientras que en las mujeres, tensiona la vagina. La contracción sostenida del músculo isquiocavernoso permite que el desplazamiento de los vasos sanguíneos de las cruras, cercana a la tuberosidad isquiática, lo que facilita la fase de llenado eréctil.[2]​ En otras palabras, la contracción del músculo comprime las cruras, retardando el retorno venoso de sangre del pene, manteniendo el órgano erecto.

Irrigación e inervaciónEditar

En ambos sexos es inervado por la rama profunda y muscular del nervio perineal, el cual es rama del nervio pudendo,[3]​ el cual lleva fibras simpáticas y parasimpáticas.[4]

La irrigación sanguínea es llevada al músculo por una rama interna de la arteria pudenda interna, llamada arteria perineal.

DisfuncionesEditar

Los trastornos de la contractilidad del isquicavernoso y bulbocavernoso guarda relación con la etiología de la disfunción eréctil.[5]

Imágenes adicionalesEditar

ReferenciasEditar

  1. ENRIQUEZ R, Rodrigo, DONOSO P, Patricio, GONZALEZ S, Patricio et al. Eyaculación retrógrada. Rev. chil. obstet. ginecol. [online]. 2004, vol.69, no.5 [citado 14 de diciembre de 2007], p.368-371. Disponible en la World Wide Web: [1]. ISSN 0717-7526.
  2. Osvaldo N. Mazza. «Conceptos básicos sobre anatomía funcional del órgano eréctil del varón». Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Consultado el 14 de diciembre de 2007. «Como muchos investigadores han podido demostrar, al contraerse lleva al límite la dilatación de la albugínea, lo que produce un aumento forzado de la presión sanguínea intracavernosa hasta niveles 10 veces superiores a la presión sistólica de las arterias penianas. Cuando el pene está erecto, además de la alineación de todos sus segmentos, forma un ángulo menor de 90 grados con respecto a la cara anterior de la sínfisis pubiana, de ahí la denominación de erección.» 
  3. CAMACHO, JH. Disfunción eréctil: Abordaje y manejo del paciente. RFM. [online]. dic. 2002, vol.25, no.2 [citado 13 de diciembre de 2007], p.173-188. Disponible en la World Wide Web: [2]. ISSN 0798-0469
  4. CANO GARCIA, Mérida, FIGUEREDO RODRIGUEZ, Pedro y MORAIS DELGADO, Manuel. Papel del reflejo bulbocavernoso en el diagnóstico de la disfunción sexual eréctil. Rev Cubana Invest Bioméd. [online]. jul.-sep. 2001, vol.20, no.3 [citado 13 de diciembre de 2007], p.209-212. Disponible en la World Wide Web: [3]. ISSN 0864-0300.
  5. COLPI G. M.; NEGRI L.; NAPPI R. E.; CHINEA B. Perineal floor efficiency in sexually potent and impotent men. International journal of impotence research. 1999, vol. 11, no3, pp. 153-157. [4] Archivado el 12 de abril de 2008 en la Wayback Machine. ISSN 0955-9930