Macario (película)

película de 1960 dirigida por Roberto Gavaldón

Macario es una película de drama psicológico sobrenatural mexicana de 1960, dirigida por Roberto Gavaldón, a partir de un guion que escribió con Emilio Carballido. La cinta se cimentó en la novela del mismo nombre, escrita por B. Traven.[2][3]​ Está protagonizada por Ignacio López Tarso y Pina Pellicer.

Fue la primera película mexicana en ser nominada a un Premio Óscar, en la categoría a Mejor Película en Lengua Extranjera.[4]​ Además, también fue inscrita en el Festival Internacional de Cine de Cannes de 1960.[5]

Argumento

editar

Un humilde campesino y leñador llamado Macario vive obsesionado con la pobreza que sufre y el miedo a la muerte. Debido a la precaria situación al borde del hambre que él y su familia viven, comienza a añorar poder disfrutar de un banquete sin tener que compartirlo con nadie.

 
Pina Pellicer, en una foto publicitaria para la película.

En su obstinación, decide dejar de comer hasta encontrar un guajolote que pueda comer solo. Su esposa, preocupada, roba un guajolote, y Macario sale a la soledad del bosque para comérselo a escondidas de sus hijos. En el bosque, conoce consecutivamente a tres enigmáticas personalidades. El primero es el diablo en forma de rico terrateniente, quien primero le ofrece sus botas con espuelas de plata, pero Macario le dice que no tiene caballo, y luego le ofrece las monedas de oro de sus pantalones, pero Macario lo rechaza diciendo que le cortarían las manos por ladrón; en otro intento, le ofrece el bosque, pero Macario le dice que el bosque no le pertenece a él, sino a Dios y que, además, teniendo el bosque, no dejaría de ser pobre, porque tendría que seguir cortando leña. Tampoco lo comparte con el segundo personaje que aparece, Dios, en forma de anciano humilde; Macario sostiene que Él puede poseer lo que quiera, ya que todo lo posee y lo que quiere es un gesto, y, mientras Macario con vergüenza reconoce que no tiene ganas de compartir su guajolote ni siquiera con Dios, desaparece, antes de que Macario se arrepienta de su decisión.

Finalmente, se presenta la muerte, en forma de campesino indígena, a imitación de Macario, que le dice que hace miles de años que él no comió, y Macario accede a invitarle (no con miedo, sino por entendimiento), ya que Macario se da cuenta de que, ante su ineludible designio, nadie escapa, y también confiesa que lo invitó porque, mientras comía, retrasaría la muerte del propio Macario. Como muestra de agradecimiento, la muerte le concede su amistad y le da a Macario agua milagrosa que curará cualquier enfermedad, con la condición de que Macario tenga que ver a la muerte a los pies de los enfermos. Pero, si lo ve a la cabeza de la cama del paciente, nada ni nadie podrá salvarlo, porque ese ser ya era de la muerte.

Macario regresa a casa y encuentra a su hijo frío por caer al pozo. Macario prueba el agua con su hijo y, a partir de allí, se le conoce como un sanador milagroso, incluso dejando al médico y al enterrador del lugar sin clientes. Aunque en un principio no quiso cobrar, la gente empezó a ofrecerle comida y dinero, que luego compartió con los demás pobres, y su fama comenzó a extenderse por toda la región, hasta llegar a oídos de la inquisición. Las autoridades eclesiásticas ordenan su captura, para juzgarlo por brujería.

Para saber si Macario realmente tiene poderes mágicos, lo ponen a prueba, donde entre varios presos tendrá que decir quién vive y quién no. Entre estos condenados, ponen al verdugo del reino, un hombre fuerte y musculoso, y un condenado a muerte, esperando que Macario se equivoque. Para sorpresa de todos, Macario le dice que el único que morirá es el verdugo. Cuando la gente empieza a burlarse de él, llega un mensajero con una carta donde perdona la vida del condenado, y cuando se acercan al verdugo para pedirle que se levante, es hallado muerto, ya que tenía temor a los magos y la conmoción de ver a Macario le provocó un paro cardíaco. Los religiosos entonces lo condenan por adivinación al tormento y a la hoguera.

 
Grutas de Cacahuamilpa, fotografiadas en 2004. Este fue el lugar utilizado para filmar la «gruta de la muerte».

Ante esto, la esposa del virrey suplica a Macario, preso en espera de ejecución, que vea a su hijo enfermo. Cuando lo llevan con el niño, él pide estar a solas con él y se entera de que la muerte ha decidido llevárselo; por mucho que Macario le suplica que no lo haga, ya que de la vida del infante depende su destino, la muerte le dice que no hay alternativa. Temeroso por su vida al saber que no podrá hacer nada para salvar al hijo del virrey, decide salir huyendo por una ventana. Escapándose e intentando esconderse en el bosque, se encuentra nuevamente con el diablo y con Dios. Ambos le recuerdan que debió haber compartido el guajolote con ellos: el diablo le recrimina que, si lo hubiera elegido, no le hubiera pasado nada, y lo invita nuevamente a ir con él, pero rechaza su oferta; Dios, en cambio, le advierte que su propia muerte está cerca y que debe reflexionar sobre sus acciones. Cuando busca refugio en una caverna, esta resulta ser la «gruta de la muerte», quien le da la bienvenida al lugar. Ahí, Macario le pide ayuda, y esta lo lleva al sitio de la humanidad, un lugar al que le menciona que ningún otro hombre ha visto más que él. Dicho espacio se encuentra repleto de velas, las cuales representan la vida de cada ser humano. La muerte le explica que si la flama de una vela es pequeña, significa que la persona a la que le pertenece está a punto de morir. Tras esto, le muestra la del hijo del virrey, misma que apaga con sus manos y le menciona que este ha muerto. Preocupado por lo sucedido, Macario le pide que le enseñe su vela; cuando la muerte la revisa, esta también tiene una pequeña flama a punto de apagarse.

Desesperado al saber que va a morir, Macario toma su vela y sale corriendo de la gruta mientras la muerte le recuerda que ya no tiene escapatoria y grita varias veces su nombre. Al hacer esto, su voz y sus gritos cambian a los de la esposa de Macario, quien, en búsqueda de este último, se adentra en el bosque en compañía de algunos de sus conocidos. Ella les dice que él nunca regresaba tarde a su casa, ya que siempre lo hacía a la puesta del sol, y le da más extrañeza sabiendo que justo ese día le había dado el guajolote que tanto quería. Cuando logran encontrarlo inconsciente, su esposa cree que está durmiendo e intenta despertarlo, pero al tocarlo y percatarse que ya no respira, se da cuenta de que ha muerto. Ella toma su mano y comienza a despedirse, finalizando diciéndole que hará que sus hijos sean como él, hombres buenos. Su esposa voltea hacia atrás y se da cuenta de que el guajolote que le dio ni siquiera se lo pudo terminar, dando a entender que posiblemente todo lo sucedido había sido solo un sueño, y Macario había muerto mientras dormía.

Reparto

editar
Actores principales de la película
Pina Pellicer (en 1961) e Ignacio López Tarso (en 2015).

Sin acreditar

editar

Estreno

editar

Macario se proyecto por primera vez en mayo de 1960, durante el Festival Internacional de Cine de Cannes de ese año,[8]​ y el 9 de junio fue lanzada en México.[9]

Recepción

editar

Taquilla

editar

Fue una de las películas mexicanas más exitosas en su año de lanzamiento, recaudando $80,000 en sus primeras cinco semanas siendo proyectada en el Teatro Alameda de la Ciudad de México.[1]

Crítica

editar

En la página de reseñas Rotten Tomatoes, la película tiene un índice de aprobación del 100% basado en 5 reseñas, con una calificación promedio de 9.0/10.[10]

Macario ocupa el lugar 59 en la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano, publicada en julio de 1994 por la revista Somos.[11]

Premios

editar
Premio Fecha de ceremonia Categoría Nominados Resultado Ref(s)
Festival Internacional de Cine de San Francisco 1960 Mejor actor Ignacio López Tarso Ganador [8]
33.ª edición de los Premios Óscar 17 de abril de 1961 Mejor película extranjera Macario Nominada [12]
Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos 26 de enero de 1963 Mejor película hispanoamericana Macario Ganadora [13]

Referencias

editar
  1. a b «2 Native Films Score At Mex City Boxoffice». Variety (en inglés): 10. 10 de agosto de 1960. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  2. «Novelas de B. Traven llevadas al cine». btraven.com. Archivado desde el original el 18 de febrero de 2020. Consultado el 4 de septiembre de 2023. 
  3. Paz, Rafael (19 de octubre de 2020). «La muerte, misterio ineludible: 60 años de Macario». Gaceta UNAM. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  4. «LACMA AND THE ACADEMY CO-PRESENT A MAJOR U.S. EXHIBITION HIGHLIGHTING THE PROLIFIC CAREER OF MEXICAN CINEMATOGRAPHER GABRIEL FIGUEROA». Oscars (en inglés). 29 de agosto de 2013. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  5. «Festival de Cannes: Macario». festival-cannes.com (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2022. 
  6. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa ab ac ad ae af «Macario - reparto». Cine.com. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  7. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y «Reparto: Macario (1960)». La Vanguardia. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  8. a b «Macario, la película que puso a México en los principales festivales internacionales de cine». Gobierno de México. 9 de mayo de 2023. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  9. «El estreno de “Macario”, el «poema cinematográfico» de México». El Universal - Sala plus. 11 de junio de 2023. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  10. «Macario». Rotten Tomatoes (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2022. 
  11. «Las 100 mejores películas del cine mexicano». Archivado desde el original el 8 de febrero de 2010. Consultado el 23 de enero de 2009. 
  12. «THE 33RD ACADEMY AWARDS (1961)». Oscars (en inglés). 17 de abril de 1961. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2023. Consultado el 6 de septiembre de 2023. 
  13. «Premios del CEC a la producción española de 1962». CEC. Archivado desde el original el 9 de febrero de 2018. Consultado el 17 de junio de 2018. 

Enlaces externos

editar