Abrir menú principal

Mafalda González de Lara (¿?-1244), hija de Gonzalo Pérez de Lara, tercer señor de Molina y Mesa, y de su esposa, Sancha Gómez de la Casa de Traba, bisnieta de Fernando Pérez de Traba[1]​ se convirtió en la IV señora del señorío a la muerte de su padre.Fue esposa del infante Alfonso de Molina, hijo de Alfonso IX de León.

BiografíaEditar

Hija de Gonzalo Pérez de Lara, tercer señor de Molina y Mesa, y de su esposa, Sancha Gómez, miembro de la casa de Traba, contrajo matrimonio en el año 1223 con el infante de León, y posteriormente infante de Castilla Alfonso de Molina, hijo de Alfonso IX de León, rey de León, y de Berenguela de Castilla, padres ambos también de Fernando III de Castilla el Santo.[2]

En 1222 Fernando III que se hallaba enemistado con Gonzalo Pérez de Lara, señor de Molina, a causa de los desmanes cometidos por este y por su apoyo a Alfonso IX, selló con este último un pacto, conocido como la "Concordia de Zafra", en el año 1223, en cuya negociación tomó parte activa la reina Berenguela de Castilla. El propósito de Gonzalo Pérez de Lara al cometer tales desmanes, devastando incluso algunas villas cercanas a Medinaceli, era conseguir el levantamiento de los nobles castellanos contra Fernando III y apoyar a su padre Alfonso IX de León.

 
Fotografía de la ciudad de Molina de Aragón, dominada por su fortaleza, cabeza del Real Señorío de Molina.

Ante tales acciones, el rey Fernando, que no veía con buenos ojos la excesiva autonomía de la que disfrutaban los señores de Molina de Aragón, pertenecientes a la familia Lara, una de las dos más poderosas del reino junto con la familia Haro, puso cerco a la fortaleza de Zafra, donde se había ocultado el conde Gonzalo y su séquito y familiares. Asediado el castillo, Gonzalo hubo de rendirse y aceptar las condiciones que se le imponían. La primera de ellas era que su hijo, Gonzalo Pérez de Lara "el Desheredado" no recibiría los dominios de su padre en herencia y el señorío de Molina pasaría a ser propiedad a la muerte de Gonzalo de su hija Mafalda, que contraería matrimonio con el infante Alfonso de Molina,[3]​ con lo que se conseguiría que la Corona pudiese tener un mayor control en los asuntos del polémico señorío molinés. La Concordia de Zafra fue el prólogo de la futura anexión del señorío de Molina por el Reino de Castilla.

Al contraer matrimonio en el año 1222 con Mafalda González de Lara, señora de Molina, y una vez fallecido el padre de su esposa, el conde Gonzalo Pérez de Lara, en el año 1239, el infante Alfonso pasó a llamarse señor de Molina y a ser conocido como Alfonso de Molina, gobernando de hecho el señorío durante el resto de sus días; al principio en colaboración con su esposa, pero una vez fallecida esta lo hizo solo, tal como estipulaban los acuerdos matrimoniales firmados con su esposa, en los que se recogía que el Real Señorío de Molina pasaría a Alfonso de Molina y sus sucesores. Durante el gobierno del infante Alfonso y de su esposa se amplió el Fuero de Molina en el año 1240, por estar desfasado en algunos aspectos, algo que volvió a realizarse en 1272 por su hija Blanca Alfonso de Molina que heredó el señorío a la muerte de su padre en 1272.[4]​ He aquí la descripción que de Blanca Alfonso de Molina realizó el historiador molinés Claro Abanades López: «Era de una belleza no común, valerosa, enérgica, amable, de alma grande y corazón magnánimo, cuidadosa del bienestar de sus súbditos y pendiente en el gobierno de su estado».

SepulturaEditar

Mafalda, igual que su madre, recibió sepultura bajo las baldosas de la iglesia del monasterio de Santa María de Buenafuente del Sistal, en la provincia de Guadalajara. En el año 1765 fueron exhumados los restos de ambas y colocados en una caja. Posteriormente desaparecieron, hasta que en la pasada década fueron recuperados de nuevo los cadáveres de ambas señoras, y colocadas en una caja que se introdujo en un pequeño nicho ubicado en el muro lateral izquierdo del templo, junto a la puerta de entrada.

Matrimonio y descendenciaEditar

Fruto de su matrimonio con el infante Alfonso de Molina, hijo de Alfonso IX de León y de la reina Berenguela de Castilla, padres también de Fernando III , nacieron dos hijos:

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Herrera Casado, Antonio (2000). Molina de Aragón: veinte siglos de historia. Volumen 33 de Tierra de Guadalajara. Guadalajara: AACHE Ediciones. ISBN 8495179423. 
  • Loaysa, Jofré de; García Martínez, Antonio (1982). Academia Alfonso X el Sabio, Colección Biblioteca Murciana de bolsillo Nº 27, ed. Crónicas de los Reyes de Castilla Fernando III, Alfonso X, Sancho IV y Fernando IV (1248-1305). latín y castellano (2ª edición). Murcia. ISBN 84-00-05017-7.