Maite Figueroa

personaje de La que se avecina

Maite Figueroa Espinosa es un personaje ficticio de la serie La que se avecina. Está interpretado por la actriz Eva Isanta.

Maite Figueroa
Primera aparición Mirador de Montepinar[1]
Creador(es) Alberto Caballero
Laura Caballero
Interpretado por Eva Isanta
Episodios 130
Temporada(s) 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9,10 y 11
Información
Nombre original Maite Figueroa Espinosa
Alias La Cuqui
La pija de extrarradio
Maitechu
Putón
Sexo Femenino
Nacimiento 8 de mayo de 1971 (48 años)
Aliados Raquel Villanueva
Judith Becker
Lola Trujillo
Nines Chacón
Patu
Bruno Quiroga
Enemigos Goya Gutiérrez, Raquel Villanueva (anteriormente), Yolanda Morcillo y Menchu Carrascosa
Familia Román Figueroa (padre)✝
Begoña Espinosa (madre)
Justiniana Latorre (suegra)✝
Ramón Rivas (suegro)
Cónyuge Amador Rivas (2000 - 2009; 2012 - ¿?)
Pareja(s) Víctor (2009)
Hijos Carlota Rivas
Fernando Rivas
Rodrigo Rivas
Amador Jr.
Religión Budismo
Nacionalidad EspañaFlag of Spain.svg España

Concepción y diseñoEditar

Maite es representada como una mujer frívola y superficial cuya mayor obsesión es aparentar dinero y éxito en la vida, es decir, el ejemplo de snobismo. Maite adora cualquier tipo de objeto de lujo y es adicta a las compras (en la serie se dice que posee un trastorno obsesivo-compulsivo a la hora de comprar). Maite mantiene esta actitud incluso después de ser arruinarse e ir a la cárcel y que todos los vecinos estén enterados de su situación.

Respecto al ámbito sentimental, Maite ha vivido un más que convulso matrimonio con Amador Rivas, con el que mantiene una continua relación de amor-odio. Por una parte, Maite odia su personalidad de gañán, su obsesión con las mujeres y su irresponsabilidad, pero por otra, debido a que ya no se siente una mujer atractiva, percibe que Amador es el único hombre al que atrae. Tras su divorcio, e influenciada por su amiga Patu, Maite trata de mantener un estilo de vida de mujer independiente y liberal, pero fracasa, pues aún sigue buscando al hombre de su vida.

HistoriaEditar

Antes de la serieEditar

Amador y Maite se conocieron durante su juventud. Ambos tuvieron tres hijos juntos: Carlota, Rodrigo y Fernando. Debido a que ella era de una familia adinerada (su padre era coronel), Maite mantenía una actitud muy snob, al igual que su marido Amador.

Primera temporadaEditar

Amador, Maite y sus hijos se instalan en el 2ºA de Mirador de Montepinar. Maite y Amador mantienen una actitud típicamente snob: presumen constantemente de su dinero, de que sus hijos acuden a un colegio bilingüe, etc. Sin embargo, su matrimonio aparentemente perfecto tiene un problema imprevisto cuando Maite se acuesta con su vecino Sergio Arias (Adrià Collado), actor de la telenovela favorita de Maite. Ambos lo repiten una segunda vez y Maite queda embarazada.

Carcomida por la angustia y la culpabilidad, Maite no sabe si contarle la verdad a Amador, pero ante la posibilidad de que éste la deje, finalmente decide no decírselo. Los vecinos pronto se enterarán de ello y Amador será el único que permanezca ignorante ante este hecho. Maite no se llevaba bien con su vecina Goya (Beatriz Carvajal), con la que se agarraba de los pelos en varias ocasiones.

Segunda temporadaEditar

Maite prosigue con su embarazo. Cierto día, debido a la vecina Goya Gutiérrez (Beatriz Carvajal), con la que mantenía una profunda animadversión, Amador se entera por la televisión de la infidelidad de su esposa y de que el hijo que espera no es suyo. Tras enterarse, Amador abandona el domicilio conyugal y se establece con su vecino y amigo Leonardo Romaní (Luis Miguel Seguí), en el 1ºA. En un principio, Maite le suplicó a su marido que regresara, pero debido a la influencia de su amiga Patu, Maite probará la vida de soltera y ya no estará tan segura de regresar con Amador. Éste regresará de nuevo a casa pero con la intención de hacerle la vida imposible a Maite, lo que hace que su reconciliación cada vez parezca más lejana.

Maite da finalmente a luz a un niño al que pondrá en un principio el nombre de Alejandro, sin embargo, Amador está decidido a demostrarle a su todavía mujer que es un hombre maduro y responsable, y decide reconocer al bebé. Maite y Amador deciden volver juntos y el bebé recibe el nombre de «Amador».

La situación económica de la familia Rivas-Figueroa sufrirá un duro revés cuando Amador es despedido de su trabajo tras tomarse su baja por paternidad. Debido a que el sueldo de Maite es el único que llega a casa, ambos tendrán problemas económicos que les llevarán incluso a pedir prestado dinero a alguno de sus vecinos o a robar la comida de su vecina Goya, lo que no ayudará precisamente a la convivencia vecinal.

Tercera temporadaEditar

En el primer episodio de la temporada, Maite le dice a Amador que quiere divorciarse de él, aunque convivirán juntos hasta que puedan vender el piso. Sin embargo, ante los vecinos, ambos fingirán que su matrimonio sigue siendo igual de idílico que al principio.

Como forma de intentar arreglar su matrimonio, Amador planea comprarles el Bajo A a Izaskun Sagastume (Mariví Bilbao) y María Teresa Valverde (Gemma Cuervo), aunque carece del dinero necesario. Con ayuda de Leo, Amador compra el piso y lo intercambia por el 2ºA, de esa forma, Maite y los niños se mudan a su nuevo bajo con jardín. Sin embargo, esto no supondrá el fin de sus problemas, pues ahora Maite planea redecorar por completo el piso, lo que acarreará unos gastos que obligarán a Amador a buscarse extraños trabajos.

Tras los muchos intentos de reconciliación, Maite y Amador se terminarán divorciando, y éste se marcha de casa. Maite incluso inicia una aventura sentimental con un viejo amigo de Amador, Víctor, que se instalará en el bajo junto a Maite y los niños. La relación no durará mucho y Maite vuelve a quedarse soltera.

Cuarta temporadaEditar

Para la Nochevieja de 2009, Maite invita a cenar a sus padres. Maite quiere fingir con Amador que ambos siguen siendo un matrimonio feliz, pero la cena resultará un desastre debido a que Amador se presentará semidesnudo y completamente borracho. Amador les cuenta que ambos están divorciados y que el hijo que acaba de tener Maite no es suyo. El padre de Maite, coronel retirado, sufre un infarto y tiene que ser llevado al hospital, donde se convertirá en el primer fallecido del año.

Maite se convierte en una auténtica carga para sus amigas y vecinas, Judith Becker (Cristina Castaño) y Raquel Villanueva (Vanessa Romero), las cuales hacen todo lo posible para librarse de ella. Maite se aficiona también a salir de juerga por las noches, buscando cualquier excusa para dejar a sus hijos al cargo de Amador.

Quinta temporadaEditar

Nada más empezar la temporada, Maite y Amador se enfrentan por la custodia de sus hijos. Maite acusa a Amador de no pasarle una pensión alimenticia y de no encargarse de sus hijos, a lo que éste le recrimina que se quedara embarazada de otro hombre. Finalmente la juez dictamina una custodia compartida alternándose los progenitores en el domicilio conyugal. Amador se queda durante tres meses en el bajo con los niños, por lo que Maite se traslada a vivir con Raquel y Nines al 1ºA. Maite tendrá que lidiar entonces con la llegada de Justiniana Latorre, más conocida como «Justi», la madre de Amador, que ha llegado a Mirador de Montepinar para meter en vereda a su hijo y para conseguir que Amador y Maite vuelvan juntos.

Sexta temporadaEditar

A comienzos de la sexta temporada, Maite se casa de nuevo con Amador, y aparentemente tiene más dinero que antes, pero acabó yendo a la cárcel por estafa a la empresa en la que trabajaba desde que la ascendieron a jefa de compras. Para sacar a Maite de la cárcel, Amador intentó robar las joyas de su madre (la de Maite) para venderlas y pagar la fianza de su mujer (60.000 euros), pero la cosa no salió bien, aunque finalmente fue la madre de Maite la que la pagó sacando a su hija de prisión. Nada más salir de la cárcel, el matrimonio Rivas-Figueroa tendrá que afrontar un nuevo problema: Al no pagar la hipoteca, entraron en una "cuenta atrás" para pagar lo que debían, o el bajo A sería subastado. Durante este tiempo, Amador logró encontrar algunos trabajos extraños (por muy poco tiempo) mientras que Maite trabajó únicamente de asistenta por horas (fue despedida por culpa de Amador). Poco después, el matrimonio recibió una visita inesperada de Sergio Arias, el "Doctor Ventura", que regresó al no tener más dinero tras ser estafado, así como pasar algo de tiempo con Ojos de Pollo (su hijo biológico). Cuando Sergio se quedó temporalmente en el bajo A, Maite intenta cambiar a Amador por él, pero la relación se vio truncada por Raquel Villanueva, que era la pareja real de Sergio, a espaldas de Maite. Al enterarse de esto, el bajo A ya había sido subastado, teniendo que vivir la familia de okupas hasta que por un plan de Antonio Recio con el banco, lograron expulsarles del hogar subastado. Sin embargo okuparon con ayuda de los vecinos el 2°A, piso de Izaskun, propietaria octogenaria que desapareció misteriosamente.

ReferenciasEditar

  1. Mitele (22 de abril de 2007). «Mirador de Montepinar». Archivado desde el original el 21 de septiembre de 2012. Consultado el 27 de julio de 2013.