El Majao es un plato típico de Bolivia, principalmente preparado en los departamentos del Beni y Santa Cruz. Este plato está preparado a base de arroz con charque (carne deshidratada), huevos y plátanos fritos.

Majau de PatoEditar

En Bolivia, “Majau” significa “golpeado” o “majado“, cosa que se hace con las carnes antes de hacer el majau en un tacú o mortero de madera.

Es un plato tradicional del Oriente, que data de la época de la conquista de los españoles en Bolivia. El majadito tiene similitudes con las paellas españolas.

IngredientesEditar

(Para 6 personas).

  • 6 tazas de agua.
  • 2 tazas de arroz.
  • 1/2 taza cebolla picada fina.
  • 1/2 taza tomate pelado y picado fino.
  • 1 cucharilla de sal.
  • 1/2 taza de aceite.
  • 4 semillas de urucú (achiote) remojadas en 1/2 taza de agua.

Para acompañar:

  • 1/2 plátano de cocinar frito, por persona.
  • 2 tajadas de yuca cocida y frita, por persona.
  • 1 huevo frito, por persona.

PreparaciónEditar

En una olla grande colocar el agua con un poco de sal, la cebolla y el pimentón. Agregar el pato cortado en trozos pequeños. Dejar cocer hasta que la carne quede suave para luego martajarla y desmenuzarla. Separar una porción de la misma agua donde hirvió la carne de pato. Al resto, echar el arroz y sal a gusto. Dejar cocer a fuego moderado por 25 minutos hasta que esté bien cocido, cuidando que no se seque.

En otro recipiente, colocar la medida de aceite y dejar que se caliente a fuego medio. Luego, agregar la carne de pato desmenuzada y freírla hasta que adquiera un color dorado. Añadir el tomate y el urucú colado.

Si la mezcla está seca, entonces es recomendable agregar un poco del agua o caldo reciclado anteriormente. Remover y dejar cocer a fuego moderado por unos cinco minutos.

Después de ese tiempo, poner la carne de pato machacada y frita. Remover nuevamente para que se adhiera a la preparación. Finalmente agregar esta mezcla a la olla del arroz. Remover todos los ingredientes y verificar que el majau de pato no ha quedado seco. Si fuese así, añadir un poco más de caldo y mezclar suavemente. Servir caliente y colocar encima de cada porción un huevo frito. A los costados, poner lonjas de plátano frito y, si gusta, unas yucas también fritas.