Malestream es un neologismo en inglés que describe la situación en la que la investigación científica se centra en una perspectiva masculina y asume que sus conclusiones pueden generalizarse a toda la población, independientemente de su sexo o género.[1]​ Desarrollado originalmente como una crítica al sesgo masculino de la sociología, el término se ha aplicado desde entonces a la geografía,[2]​ la antropología[3]​ y la psicología.[4]

El término fue utilizado por primera vez por Mary O'Brien, en su libro de 1981 The Politics of Reproduction (Política de la reproducción).[5]​ El título implica un juego de palabras con el término en inglés mainstream (corriente principal) y consiste en un detournement del concepto, aplicado a la producción de conocimiento en ciencias sociales. Se trata de una aplicación concreta de la «epistemología de la ignorancia» propuesta por Karl Popper.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Ken Browne | Sociology for AS and A2 AQA | Glossary». www.polity.co.uk. Consultado el 19 de mayo de 2017. 
  2. Crang, M., 2003. Malestream geography: gender patterns among UK geography faculty. Environment and Planning A, 35(10), pp.1711-1716.
  3. Drezgić, R., 2000. Life History and Feminist Ethnography. Sociologija, 42(4), pp.647-666.
  4. Wine, J.D., 2007. Gynocentric values and feminist psychology. Resources for Feminist Research, 32(1/2), p.23.
  5. O'Brien, Mary (1981). The politics of reproduction (en inglés). Routledge & Kegan Paul. ISBN 9780710008107. Consultado el 19 de mayo de 2017.