La mandola es un instrumento de cuerda pulsada que se toca con un plectro; da origen y pertenece a la familia de la mandolina, aunque es más grande y está afinada una quinta más baja. Consta de cuatro parejas de cuerdas. Las notas de la pareja más aguda hasta la pareja más grave son: la, re, sol, do.[1]

Una mandola

Así pues, tiene respecto a la mandolina la misma relación que viola alta, afinada como la mandola, tiene con respecto al violín, afinado como la mandolina. Esto también significa que las tres cuerdas más agudas de la mandola (la, re, sol) están afinadas como las tres cuerdas más graves de la mandolina en las que se añade una cuerda más grave (un do).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

NotasEditar

  1. Tyler, James & Sparks, Paul: The early mandolin. Oxford University Press, 1992, p. 23.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar