Abrir menú principal

Manifestación del 1 de octubre de 1975

La manifestación del 1 de octubre de 1975 fue la última aparición pública con vida del entonces jefe del Estado español, Francisco Franco. La convocatoria, estimada en unas 700.000 personas por el Gobierno y en 1.000.000[1]​ por RTVE, se realizó en la Plaza de Oriente de Madrid como muestra de apoyo al Gobierno, que pasaba una época difícil debido a las críticas recibidas por varios países (incluyendo el retiro de varias representaciones diplomáticas), provocadas por la decisión del Gobierno de autorizar al Tribunal de Orden Público la ejecución de la sentencia a muerte a terroristas de la banda ETA involucrados en el asesinato del presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, en 1973.

DescripciónEditar

Durante el discurso, el jefe del Estado se encontraba acompañado de su esposa, Carmen Polo, y de su sucesor a título de rey, el entonces Príncipe de España, Juan Carlos Borbón, y su esposa Sofía Glücksburg, entre otros. En su discurso, el jefe del Estado volvió a mencionar la conspiración judeomasónica, sosteniendo la existencia de una «conspiración masónico-izquierdista de la clase política, en contubernio con la subversión terrorista-comunista en lo social», que conspiraba contra España.

El público presente enarbolaba banderas españolas y pancartas con consignas favorables al Gobierno y a España, así como ofensas para otros países, especialmente contra Suecia, cuyo primer ministro, Olof Palme, era conocido por sus duras críticas y actuaciones contra España. En cierto momento, la multitud empezó a corear: «Al paredón, al paredón». Terminada la protesta, un grupo de manifestantes muy exaltados se concentró ante la embajada de Portugal en Madrid para protestar por la invasión que sufrió la embajada española en Lisboa días antes. Pero la presencia policial impidió cualquier hecho violento contra la legación portuguesa.

Hay fuentes que sostienen que la exposición de Franco, quien deseaba dar un último discurso al pueblo español, a la fría mañana otoñal de ese día fue uno de los factores que agravaron su salud y provocarían, cincuenta días más tarde, su fallecimiento.

Este mismo día, 1 de octubre de 1975, nace oficialmente la organización armada GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), que opuso férrea resistencia contra Falange Española, el partido que ocupaba el Gobierno en ese momento.

ReferenciasEditar

Véase tambiénEditar