Abrir menú principal

Manuel Fernando Bonilla

heroe peruano de la Guerra del Pacífico

Manuel Fernando Bonilla Elhart (Callao, 1868 - Lima, 15 de enero de 1881) fue un niño héroe peruano de la Guerra del Pacífico. Murió despedazado por efectos de la explosión de una granada, durante la batalla de Miraflores.

Manuel Fernando Bonilla
Estatua del niño heroe Manuel Bonilla.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Manuel Fernando Bonilla Elhart Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 1868 Ver y modificar los datos en Wikidata
Callao (Perú) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 15 de enero de 1881 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lima (Perú) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Peruana Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Seudónimo Niño Héroe Manuel Bonilla Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Manuel Fernando Bonilla pertenecía a un hogar de medianos recursos. En 1879, cuando estudiaba en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, estalló la guerra del Pacífico. Derrotados los ejércitos peruanos en el Sur, los chilenos abrieron la campaña de Lima. La capital peruana se preparó entonces para la defensa. Se formaron dos líneas defensivas en las afueras de Lima: una entre Chorrillos y San Juan, y otra en Miraflores. Profesores y alumnos guadalupanos mayores de dieciséis años se alistaron en la reserva, y siguiendo este ejemplo, Bonilla, que aún no cumplía los trece años de edad, pidió ser también admitido. Al principio fue rechazado por su corta edad, pero tanta fue su insistencia que al fin lo admitieron en el Batallón N° 6, conformado por 280 combatientes que bajo el mando del coronel Narciso de la Colina (un civil uniformado que era abogado, ex diplomático y constructor de ferrocarriles en Tarapacá) tenía como misión la defensa del Reducto N° 3 emplazado en la chacra "La Palma". Este era uno de los siete reductos que conformaban la segunda línea defensiva situada en Miraflores. A Bonilla se le encomendó proveer de municiones a los soldados, aunque su deseo ardiente era estar en la línea de fuego.

Batalla de MirafloresEditar

La primera línea defensiva sucumbió en la batalla de San Juan y Chorrillos, librada el 13 de enero de 1881. La batalla de Miraflores, la última de la heroica defensa de la capital peruana, se libró el 15 de enero. Apoyado por los cañones de su marina, las tropas chilenas concentraron su ataque sobre los tres primeros reductos. El coronel Narciso De la Colina se subió sobre el parapeto de su reducto (el Nº 3) levantando los brazos para animar a sus soldados, pero un disparo le alcanzó y cayó muerto. Bonilla quedó impactado, pero se sobrepuso y corrió para tomar el fusil de un caído, con el que avanzó hacia el enemigo, con extremado valor y audacia. Fue herido pero continuo avanzando, hasta que la explosión de una granada Schapnell le alcanzó y destrozó completamente su cuerpo.

La batalla de Miraflores fue una de las más sangrientas, encarnizadas y tenaces de la guerra, a pesar de haberse enfrentado fuerzas muy desiguales: El Bando Peruano, escasamente equipado e integrado por civiles recién entrenados, defendió la Ciudad de Lima con una valentía memorable frente al numeroso ejército chileno, con experiencia en las campañas del sur y que contaba con el apoyo de su artillería naval lo cual fue decisivo.

Actualmente y en memoria al Niño Héroe, se construyó en el Distrito de Miraflores (Lima) el Complejo Deportivo Niño Héroe Manuel Bonilla.

ReferenciasEditar

Bibliografía